Anatomía del hombro

Anatomía de los huesos del hombro

El hombro consta de tres huesos, escápula, clavícula y húmero, que unen el brazo con el tórax y permiten efectuar movimientos en todos planos.

Escápula

Se trata de un hueso muy complejo y un punto de origen e inserción de diferentes músculos que mueven y estabilizan el hombro. La escápula es un hueso plano de forma triangular situado en la superficie dorsal del tórax. Se extiende de la segunda a la séptima costilla y presenta una inclinación hacia adelante de 30°.

escápula, glena, espina, margen, ánguloLa escápula está rodeada por 17 músculos que le proporcionan control y estabilización contra la pared torácica (caja torácica). Esta articulación se denomina “escapulotorácica”, aunque técnicamente no es una verdadera articulación.
La escápula presenta una ligera depresión lateral, denominada cavidad glenoidea, en la que se encuentra la cabeza del húmero formando la articulación glenohumeral.

Cara dorsal o posterior
La cara posterior de la escápula mira hacia el exterior. Constituye una zona de inserción para la mayoría de los músculos rotadores del hombro.
Espina – parte más prominente de la escápula posterior. Atraviesa diagonalmente la escápula dividiendo su superficie en dos partes.
Fosa infraespinosa – situada por debajo de la espina y tiene una forma convexa. Es la zona en la que se origina el músculo infraespinoso.
Fosa supraespinosa – situada por encima de la espina de la escápula. Es mucho más pequeña y convexa que la fosa infraespinosa. Es la zona en la que se origina el músculo supraespinoso.
Acromion – proyección de la espina dorsal que se encuentra por encima de la articulación glenohumeral y se articula con la clavícula.

Cara costal o anterior
La cara anterior de la escápula se define “costal” porque es la cara que mira hacia la caja torácica.
Este lado de la escápula es relativamente insignificante, presenta una depresión cóncava en la mayoría de su superficie denominada fosa subescapular.
El músculo subescapular es un músculo rotador que se origina en la cara costal de la escápula.
Desde la superficie superior y lateral de la escápula se origina la apófisis coracoides, una proyección ósea en forma de gancho situada justo debajo de la clavícula.

Clavícula

clavícula, tuberosidad, facetas, acromion, esternón

La clavícula es un hueso en forma de S y es el principal medio de unión entre el brazo y el resto del esqueleto axial, en particular el esternón. La clavícula también es un importante punto de inserción de los músculos.
Se une con la escápula en la parte superior del hombro, donde se articula con el proceso acromial, formando la articulación “acromioclavicular”.

Húmero

húmero, hombro, brazo, tubérculo, cuello, cabeza

El húmero es el hueso del brazo. La cabeza del húmero tiene una forma esférica y se articula con la cavidad glenoidea de la escápula por medio de la articulación del hombro.

Su epífisis proximal (cerca del torso) se compone de cabeza, cuello anatómico, tubérculo mayor y menor. Los tubérculos están separados por el surco intertubercular.
La cabeza tiene una forma semiesférica.
El cuello anatómico parte de la parte inferior de la cabeza, mientras que el tubérculo mayor se encuentra en la parte lateral, más allá del acromion.
El tubérculo mayor está cubierto por el músculo deltoides, que le da una forma redondeada al hombro.
El tubérculo menor está situado en la parte anterior.
El surco entre los dos tubérculos (mayor y menor) alberga el tendón de la cabeza larga del bíceps.

Articulaciones del hombro

El hombro es una articulación con un amplio rango de movimiento que permite una gran variedad de actividades en la vida diaria.
Existen tres articulaciones principales de la cintura escapular:

  • Glenohumeral o escapulohumeral
  • Acromioclavicular
  • Esternoclavicular

Otra articulación muy importante para los movimientos del hombro es la escapulotorácica.

Articulación glenohumeral
La articulación glenohumeral es una articulación esférica que permite buena parte del movimiento de la cintura escapular.
La cabeza del húmero se articula con la cavidad glenoidea de la escápula. La cabeza es mayor que la cavidad, la cual se adhiere completamente a la superficie humeral. La cavidad glenoidea aumenta su superficie de apoyo con la cabeza humeral gracias al rodete glenoideo (o labrum glenoideo), un anillo de fibrocartílago.
Ambas superficies articulares están recubiertas de cartílago para proteger los huesos.

Articulación acromioclavicular
La articulación acromioclavicular une la extremidad lateral de la clavícula con la superficie medial del acromion anterior.
Esta articulación es muy importante en la transmisión de las fuerzas del miembro superior al esqueleto axial.
La movilidad de la articulación acromioarticular es mínima, debido a sus ligamientos de apoyo.
El ligamento acromioclavicular está compuesto de ligamentos superiores e inferiores sólidos y ligamentos anteriores y posteriores más débiles. Este ligamento limita el movimiento de la clavícula sobre el acromion.
El ligamento coracoclavicular consta de dos ligamentos, conoide y trapezoide, e impide el movimiento vertical.

anatomia del hombro

Articulación esternoclavicular
La articulación esternoclavicular se encuentra entre la extremidad esternal de la clavícula, el cartílago de la primera costilla y las partes superiores y laterales del manubrio esternal.
Ésta es la única articulación que une las extremidades superiores del esqueleto axial con el miembro superior a través de la clavícula.
Su función es seguir todos los movimientos del miembro superior.

Articulación escapulotorácica
Esta articulación es esencialmente un punto de inserción de los músculos circundantes. Los principales músculos que controlan la articulación escapulotorácica son:
– Músculo serrato anterior, que fija el ángulo medial (interno) de la escápula contra la pared torácica.
– Trapecio, que produce la rotación y elevación de la escápula levantando el brazo.

Manguito de los rotadores
El manguito de los rotadores es un conjunto de músculos y tendones que rodea la articulación glenohumeral. El músculo se contrae para desplazar los huesos, siendo el tendón es el intermediario entre el músculo y el hueso. Los cuatro músculos del manguito de los rotadores son importantes para los movimientos de rotación del hombro.
Su función más importante es proporcionar estabilidad a la articulación glenohumeral con el fin de evitar la luxación de hombro.
El manguito de los rotadores es importante en muchas actividades rutinarias y su lesión puede provocar un dolor muy intenso. Su inflamación o irritación provoca bursitis y otras enfermedades inflamatorias.
Cuando los tendones del manguito de los rotadores se lesionan, se habla de rotura o lesión (la más frecuente es la rotura del supraespinoso).
En la mayoría de los casos, cuando un paciente tiene dolor de hombro, el origen se encuentra en una tendinitis o una lesión del manguito de los rotadores.

Cápsula del hombro
La cápsula que rodea la articulación glenohumeral tiene una forma esférica y contiene el líquido articular.
Los ligamentos son parte de la cápsula articular y son importantes para mantener la articulación del hombro en posición correcta.
En caso de luxación de hombro, los ligamentos pueden sufrir una laceración. La cápsula dispone de una tensión intraarticular propia, esencial para garantizar una buena funcionalidad.
Si la cápsula reduce esta tensión, se habla de “inestabilidad del hombro”, y si el hombro pierde su movilidad, se habla de “capsulitis adhesiva” u “hombro congelado”.

hombro sano, capsulitis adhesiva

Ligamentos del hombro

Ligamentos glenohumerales
La cápsula articular es un manguito hermético que rodea una articulación.
En el hombro, la cápsula articular también consta de un grupo de ligamentos que unen el húmero con la cavidad glenoidea de la escápula.
Estos ligamentos constituyen la principal fuente de estabilidad para el hombro.
Se trata de los ligamentos glenohumeral superior, medio e inferior, que se originan en la cavidad glenoidea y se insertan en la cara anterior del húmero.
Ayudan a mantener el hombro en su lugar y evitar una luxación.

Ligamento coracoacromial
Este ligamento une la apófisis coracoides con el acromion. El ligamento coracoacromial puede engrosarse y provocar el síndrome de pinzamiento subacromial.

Ligamentos coracoclaviculares
Estos dos ligamentos (conoide y trapezoide) unen la apófisis coracoides de la escápula con la clavícula. Se trata de pequeños ligamentos que desempeñan un papel importante para mantener juntos clavícula y escápula.
Son muy fuertes y pueden soportar un peso enorme.

Ligamento humeral transverso
Fija el tendón de la cabeza larga del bíceps braquial en el foramen entre el tubérculo mayor y menor del húmero.

Rodete glenoideo del hombro
El rodete o labrum glenoideo es una estructura circular de cartílago que rodea la cavidad glenoidea de la articulación del hombrohombro, bolsa, bíceps, deltoides, escápula. El rodete permite a la cavidad glenoidea aumentar su profundidad, proporcionando mayor estabilidad al hombro. Además, es el punto de unión de la cabeza larga del bíceps.
Las lesiones del rodete glenoideo se clasifican en función de su posición, provocando dolor e inestabilidad en la articulación.
Las lesiones más frecuentes están vinculadas a la luxación del hombro (también conocida como lesión de Bankart) y a problemas de la cabeza larga del bíceps.

Bolsa subacromial o subdeltoidea
La bolsa subacromial se sitúa en la cara superior del tendón supraespinoso.
La bolsa amortigua y reduce la fricción durante el movimiento entre el hueso que recubre el acromion y los músculos del manguito de los rotadores subyacentes.
En muchos casos esta bolsa se extiende lateralmente, uniéndose con la bolsa subdeltoidea.

Nervios del hombro

El plexo braquial es el conjunto de nervios que se extienden desde la columna vertebral e inervan todo el brazo, pasando por el hombro y las axilas.
Estos nervios llevan las señales del cerebro a los músculos, permitiendo los movimientos del brazo.
Además, los nervios llevan al cerebro señales de sensibilidad, tales como tacto, dolor y temperatura.

El plexo braquial consta de un gran número de nervios que proporcionan al brazo una buena sensibilidad y habilidad motora.
Los problemas nerviosos en el hombro son muy raros. Sin embargo, los nervios que se ven afectados con más frecuencia son:
– Nervio axilar, que inerva el músculo deltoides y sufre un estiramiento en caso de luxación de hombro.
– Nervio torácico largo, que inerva el músculo serrato anterior. Su lesión provoca la “escápula alada”.
– Nervio supraescapular, que inerva los músculos supraespinoso e infraespinoso.
– Nervio musculocutáneo, que inerva el músculo bíceps braquial.

La plexitis braquial (también conocida como síndrome de Parsonage-Turner) es una enfermedad poco común que se caracteriza por una inflamación del plexo braquial, acompañada de atrofia muscular y debilidad del hombro.

Músculos profundos del hombro

Músculos anteriores del hombro
– El pectoral menor, un pequeño músculo triangular que se encuentra por debajo del músculo pectoral mayor. Tiene origen en la III-IV-V costilla y se inserta en la apófisis coracoides de la escápula. El pectoral menor lleva hacia adelante y abajo la escápula, levantando las costillas durante la inspiración forzada.

musculos del hombro y del pecho
– El músculo subclavio, un pequeño músculo situado debajo del pectoral mayor. Tiene origen en la primera costilla y se inserta en el margen inferior de la clavícula. El músculo subclavio desciende la clavícula y lleva al hombro hacia adelante y hacia abajo. Además, estabiliza la clavícula durante los movimientos de la cintura escapular.

Músculos posteriores del hombro
– El músculo elevador de la escápula, que parte de las apófisis transversas de las vértebras cervicales y se inserta en el ángulo superior de la escápula. Este músculo eleva la escápula.
– Los músculos romboides menor y mayor, que parten de la columna vertebral y se insertan en el borde medial de la escápula. Estos dos músculos trabajan de forma sinérgica, elevando y rotando la escápula.
– El músculo redondo mayor, que parte de la superficie posterior del ángulo inferior de la escápula y se inserta en el labio medial del surco intertubercular del húmero. Este músculo produce la extensión y rotación interna del húmero.

Músculos laterales del hombro
– El músculo serrato anterior, que comienza en la parte anterior de las primeras diez costillas y forma una “hoja” aplanada que pasa alrededor de la pared torácica y se inserta anteriormente en el borde medial de la escápula. El serrato anterior fija la escápula a la pared torácica y abduce y gira externamente la escápula.
– Los cuatro músculos del manguito de los rotadores participan en la elevación lateral del brazo y en la rotación del hombro en diferentes direcciones. Estos músculos aumentan la estabilidad del hombro fijando la cabeza del húmero en la cavidad glenoidea.

  1. El músculo supraespinoso tiene origen en la fosa supraespinosa de la escápula. A través de un tendón, pasa por debajo del acromion y está separado del tejido óseo por una bolsa subacromial. Pasa por encima de la articulación glenohumeral y se inserta en la cara superior del tubérculo mayor. Participa junto con el deltoides en la abducción del brazo, mantiene la cabeza humeral en la cavidad glenoidea e impide que el músculo deltoides empuje el húmero contra el acromion.
  2. El músculo infraespinoso tiene origen en la fosa infraespinosa de la escápula.
    El tendón de este músculo pasa por detrás de la articulación glenohumeral y se inserta en la cara media del tubérculo mayor del húmero (troquiter). El músculo infraespinoso fija el húmero en la cavidad glenoidea y su función es rotar lateralmente el brazo.
  3. El músculo redondo menor comienza en el borde lateral de la superficie posterior de la escápula y se inserta en la cara inferior del tubérculo mayor del húmero. Este músculo, además de mantener la cohesión de las cabezas articulares del hombro, tiene la función de rotador externo del brazo.
  4. El músculo subescapular se origina en la fosa subescapular, en la superficie anterior de la escápula y se inserta en el tubérculo menor del húmero. Es rotador medial del brazo y estabilizador de la articulación glenohumeral.

Músculos superficiales del hombro

Músculos anteriores del hombro
– El pectoral mayor, que mueve y estabiliza la parte anterior del hombro. Presenta dos cabezas articulares: la cabeza clavicular, que parte de la cara mediana de la clavícula y la cabeza esternal, que parte del esternón. Estas dos cabezas musculares no tienen el mismo origen, pero se unen e insertan en el labio lateral del surco intertubercular del húmero. La sinergia de las dos cabezas permite la flexión, abducción y rotación interna del brazo a nivel de la articulación glenohumeral.

Músculos posteriores del hombro
– El músculo trapecio tiene un origen muy amplio, que comprende la mayor parte de las vértebras de la columna vertebral y la parte posterior del cráneo. El trapecio se inserta en la clavícula, en el borde medial del acromion y de la espina de la escápula. Eleva, abduce, rota externamente y desciende la escápula.
– El músculo dorsal ancho, con su gran vientre muscular, se origina de la apófisis espinosa de las seis últimas vértebras torácicas, de la fascia lumbodorsal, de la cresta ilíaca y de las cuatro últimas costillas. Este músculo se inserta en el labio posterior del surco intertubercular (o corredera bicipital) del húmero. El músculo dorsal ancho tiene la función de extensión, abducción y rotación medial del brazo.
Además, desciende el hombro hacia abajo y fija el ángulo inferior de la escápula contra la pared torácica.

El músculo lateral del hombro es:
– El deltoides, que tiene tres orígenes: anterior, central y posterior. La parte anterior se origina en el borde anterior y superior de la clavícula. La parte central se origina en el acromion y la parte posterior se origina en el borde inferior de la cresta de la espina de la escápula. Estas tres porciones se unen y se insertan en la tuberosidad deltoidea del húmero y realizan una acción diferente en el cuerpo.
La parte anterior tiene la función de flexión y rotación interna del brazo, la media es responsable de la abducción del brazo, mientras que la posterior se encarga de la extensión y rotación externa del brazo.

Músculos del hombro y del brazo

músculos, hombro, bíceps, deltoides, tríceps
– El músculo bíceps braquial tiene dos orígenes, uno en la apófisis coracoides de la escápula (porción corta) y otra a nivel del tubérculo supraglenoideo de la escápula (porción larga). Las dos porciones se unen y se insertan en la tuberosidad del radio. El bíceps braquial es el músculo flexor más fuerte del antebrazo y tiene la función de levantar el antebrazo y flexionar el brazo a la altura del hombro.
– El músculo coracobraquial tiene origen en la apófisis coracoides de la escápula y se inserta en la cara medial del húmero, en su tercio superior. Este músculo permite una ligera abducción del brazo y ayuda a estabilizar el húmero.
– El tríceps braquial presenta tres cabezas articulares. La cabeza larga se origina en el tubérculo infraglenoideo de la escápula.
La cabeza lateral se origina en la mitad superior de la cara posterior de la diáfisis humeral.
La cabeza medial tiene origen en la superficie posterior de la mitad inferior del húmero. Las tres cabezas pasan verticalmente hacia el brazo y se insertan en el olecranon del cúbito. El tríceps es el principal extensor del antebrazo. Además, la cabeza larga produce una acción de extensión y abducción del húmero, ya que atraviesa la articulación glenohumeral.