Pie plano

El pie plano se produce cuando el arco del pie se aplana. Se trata de una afección muy común.
Esta malformación es lo contrario del pie cavo, en el que el arco del pie es muy pronunciado, por lo que el pie deja una huella anómala en la que solo se ven el talón y la parte delantera.

Los pies planos se producen cuando los arcos plantares no se desarrollan durante la infancia.
En otros casos, se producen tras un accidente o debido al desgaste y a la edad.
Por lo general, este trastorno es bilateral, aunque a veces un pie es más plano que el otro.

 

Clasificación del pie plano

Existen 4 grados de clasificación del pie plano.
1° grado, la huella plantar muestra la parte central y externa, y una pequeña parte del borde interno
2° grado, la huella plantar muestra que el pie apoya discretamente en la parte interna, aunque no completamente
3° grado, el borde interno apoya totalmente al suelo
4° grado, es la situación más grave, en la que el pie se apoya especialmente en el lado interno del pie.

 

Origen del pie plano

Niños
Los bebés tienen una bóveda plantar poco rígida.
Con frecuencia, los niños sufren de pie plano, una condición caracterizada por la pronación del antepié (rota hacia adentro) y el desplazamiento del talón hacia afuera (valgo).
El pie laxo infantil se debe a la laxitud de los tejidos blandos del pie, es decir, los ligamentos son muy largos y no dan estabilidad a los huesos.
Este tipo de deformidad es reversible con un plantar ortopédico y la fisioquinesiterapia.
La mayoría de los niños desarrollan un arco plantar normal a los 10 años.
El desarrollo anormal del pie se debe a:

  • Problemas neurológicos (parálisis cerebral infantil, poliomielitis),
  • Anomalías óseas o ligamentosas (fusión de los huesos tarsales, hueso navicular accesorio),

Un pequeño porcentaje de pie plano “benigno” no desaparece con el crecimiento.

Adultos
Pie plano congénito:
El desarrollo anormal del arco se debe a la laxitud ligamentosa.
Alrededor del 20% de los adultos tienen un pie plano. La mayoría de ellos presenta un pie plano flexible sin síntomas.
anatomia de la pierna

A continuación, se presentan las causas del pie plano:

  • Disfunción o espasmo del músculo tibial posterior (causa común),
  • Ruptura del ligamento calcáneo-navicular (raro),
  • Ruptura del músculo o del tendón del tibial anterior (raro),
  • Pie neuropático (diabetes, poliomielitis y otras neuropatías),
  • Degeneración de las articulaciones del pie y tobillo.
  • Artropatía inflamatoria (artritis reumatoide),
  • Artrosis,
  • Fractura,
  • Anomalías óseas: deformidad en rotación, deformación de la tibia, fusión de los huesos tarsales, pie equino.

Otros factores:

  • Calzados: zapatos que limitan el movimiento de los dedos del pie, tacones altos. Caminar descalzo en la hierba, arena o grava puede ser de utilidad.
  • La contractura de un músculo de la pantorrilla estira el tendón de Aquiles. Esto puede provocar un pie plano o dolor.
  • Obesidad
  • Síndrome de Marfan,
  • Síndrome de Ehlers-Danlos,
  • Síndrome de Down,
  • En algunos casos, puede ser hereditario.

Otros factores que provocan la pronación del pie y de la cadera, son la debilidad de los abductores y la rodilla valga.

 

Síntomas del pie plano

Dependiendo del origen del pie plano, el paciente puede experimentar diferentes síntomas:

  • Dolor en el pie y tobillo (a lo largo del tendón del músculo tibial posterior),
  • Hinchazón de tobillos.
  • El dolor empeora con el movimiento y al correr,
  • Dificultad para caminar o permanecer de pie por mucho tiempo.

El calcáneo se puede desplazar, presionando sobre el peroné (hueso externo del tobillo). Esto provoca dolor en la parte exterior del tobillo.
La artritis en el talón provoca el mismo dolor.
Los pacientes con lesiones anteriores o artritis del pie pueden presentar protuberancias óseas dolorosas. El espolón óseo puede ser muy grande e irritar los nervios. Los nervios irritados provocan entumecimiento y hormigueo en la parte superior del pie y en los dedos.

El dolor afecta a:

 

Pie normal, pie plano

¿Cómo reconocer el pie plano? El diagnóstico

El médico a quien acudir es el ortopédico.

La prueba para diagnosticar los pies planos consiste en:

  1. Mojar la planta del pie.
  2. Ponerse de pie sobre un material en que se puede dejar una huella (cemento, arena).
  3. Observar las huellas. Si las huellas de la parte inferior del pie están completas, el pie es plano.

Muchos niños tienen los pies planos.
Al levantarse de pie, los pies aparecen planos.
Pero, al levantarse de puntillas, se nota un ligero arco.
Este tipo de deformidad se denomina pie plano funcional o flexible.
Este problema suele desaparecer con la edad.

Una radiografía puede diagnosticar el pie plano midiendo el ángulo de Costa-Bertani. Este ángulo se obtiene de dos líneas:

  1. Se une la base del dedo gordo con la punta inferior/anterior del hueso astrágalo.
  2. Se une el astrágalo con el punto más inferior y anterior del calcáneo.

El ángulo normal es de 125°. Si es mayor significa que el pie es plano.

 

Complicaciones y consecuencias del pie plano

Pie plano congénito
Los expertos creen que el pie plano congénito no provoca problemas al pie. Sin embargo, algunos médicos creen que el exceso de pronación del pie (que suele acompañar al pie plano) provoca dolor y problemas al pie, tales como:

La deformidad del pie puede provocar:

Otros tipos de pies planos
El pie plano puede agravarse en caso de colapso del metatarso.
Un pie plano flexible puede llegar a ser rígido y doloroso. Esto puede provocar problemas tales como la incapacidad para caminar. El médico puede realizar una intervención quirúrgica.

Las siguientes afecciones requieren un tratamiento, de lo contrario se produce una rápida y progresiva pérdida del arco:

  • Neuropatía,
  • Disfunción tibial posterior,
  • Parálisis cerebral.

 

Tratamiento y remedios naturales para el pie plano

Tratamiento no quirúrgico
Cuando se presentan los síntomas del pie plano flexible, el cirujano recomienda un tratamiento no quirúrgico, tales como:

  • Modificar las actividades Evitar las actividades que provocan dolor y descansar los pies después de permanecer de pie por mucho tiempo.
  • Pérdida de peso. Se recomienda bajar de peso en caso de sobrepeso.
  • Ortesis. El cirujano recomienda el uso de un plantar ortopédico. Los plantares son personalizados y actúan como soporte para el arco plantar.
  • Medicamentos. Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) alivian el dolor y la inflamación.
  • Fisioterapia. Los ultrasonidos y otras terapias físicas son de utilidad para proporcionar un alivio temporal.
  • Modificar los zapatos. Usar zapatos con un realce bajo el arco plantar es muy útil.

 

Ejercicios de rehabilitación para los pies planos

Los pies planos son un problema que afecta especialmente a los niños que llevan zapatos.
El deporte más efectivo y sencillo es caminar descalzo sobre un terreno irregular.

Se pueden realizar los siguientes ejercicios de gimnasia correctiva:

ejercicio, pies planos, levantamiento, objetos

Pick up
Se colocan pequeños objetos en el suelo (piedras, bolitas de plástico, de algodón, etc.), se recogen con los pies y se ponen en una cesta.

Caminar de puntillas
Caminar de puntillas y, a continuación, caminar en los talones. Este ejercicio es muy útil.

Curl up

Este ejercicio empieza con el paciente acostado en la cama. El objetivo es doblar los dedos de los pies. Luego, relajar la musculatura y repetir. Realizar este movimiento muchas veces.

Pie en abanico
Estirar los pies y abrir los dedos como un abanico.
Mantener esta posición durante unos segundos y luego relajar la musculatura.
Este ejercicio permite el estiramiento de los tobillos, las pantorrillas, los pies y los talones.

Puntas en el escalón
Ponerse de pie, apoyado en un escalón o taburete lo suficientemente sólido para soportar el peso. Apoyar la planta del pie en el escalón con las puntas del pie más allá de la superficie del taburete. El ejercicio consiste en estirar y doblar los dedos de los pies.

Escoger y lanzar
Poner algunos objetos en el suelo y poco a poco recogerlos con los pies. Luego, tirarlos lo más lejos posible.

Balada en movimiento
El ejercicio se realiza al lado de la pared para tener un buen apoyo. Levantar una pierna y, a continuación, levantar el talón del suelo, de manera que solo los dedos de un pie tocan el suelo. Mantener esta posición algunos segundos y luego apoyar ambas piernas.

 

Zapatos ortopédicos para los pies planos

No todos zapatos son apropiados.

Es necesario comprar zapatos específicos. Los calzados tienen un espesor que ayuda a estabilizar el pie y mejorar la marcha. Este tipo de zapato es muy útil para controlar el movimiento y reducir la presión sobre el pie. Los calzados para pies planos tienen un realce bajo el talón que, al caminar, ayuda a apoyar el peso correctamente. Además, los calzados ortopédicos tienen una plantilla que sostiene el arco plantar.
En comercio se encuentra disponible una gran variedad de zapatos ortopédicos según la gravedad de la condición.

Recordamos que el dolor se reduce con el uso de zapatos adecuados.
Evitar los zapatos con una plantilla blanda.
Se debe comprobar el interior del zapato para ver si está presente el realce para el arco plantar, para el talón y la plantilla.

 

¿Cuándo efectuar una intervención quirúrgica para el pie plano?

Se puede operar cuando el dolor no se reduce con los tratamientos no quirúrgicos.
La intervención consiste en la inserción de un tornillo en el estrágalo o calcáneo.
La intervención dura unos 20 minutos y se lleva a cabo con anestesia local.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.