Anestesia dental, raquidea, local o general

¿Qué es la anestesia?

La anestesia es la suministración de un medicamento para prevenir la sensación de dolor durante una intervención quirúrgica u otro procedimiento invasivo que puede ser doloroso (como por ejemplo cuando se colocan puntos de sutura o cuando se quita una verruga).
La anestesia elimina la sensación de presión, de calor y de dolor durante una intervención quirúrgica y además interrumpe la actividad muscular.
Las personas que deben someterse a una intervención quirúrgica pueden angustiarse con solo pensar que deben permanecer inconscientes o perder la sensibilidad temporalmente.


El medicamento anestésico puede suministrarse por medio de una inyección o inhalando un gas y un vapor.
La anestesia afecta el sistema nervioso de varias maneras bloqueando los impulsos y por lo tanto también el dolor.

anestesia, médico, inhalación, gas, nervio, adormecer
Anestesia
beerkoff/bigstockphoto.com

Hoy en día, en los hospitales y en los centros de cirugía, existen profesionales altamente cualificados (anestesiólogos) que disponen de una gama amplia de medicamentos seguros y modernos. Además, utilizan tecnología avanzada para monitorear en todo momento al paciente. El anestesiólogo es un médico especializado en la suministración y en el manejo de los anestésicos, es decir, medicamentos que adormecen una zona específica del cuerpo y que ayudan a que el paciente se duerma.

Además de suministrar los medicamentos, el anestesiólogo debe:

  • Monitorear los parámetros vitales del paciente (respiración, frecuencia cardíaca y ritmo, temperatura corporal, presión sanguínea y niveles de oxígeno en la sangre) durante la intervención quirúrgica.
  • Solucionar los problemas que puedan presentarse durante la intervención quirúrgica
  • Mantener bajo control cualquier tipo de dolor que se presente después de la intervención quirúrgica
  • Hacer todo lo posible para que el paciente esté a gusto antes, durante y después de la intervención.

 

¿Existen varios tipos diferentes de anestesia?

 Existen tres tipos principales de anestesia: local, regional, general.

Anestesia local: el medicamento anestésico se inyecta en el tejido para adormecer solamente una zona específica de cuerpo, antes de realizar la intervención, por ejemplo en la mano, en el pie o en un diente. Se trata de una inyección que generalmente no es dolorosa.

Anestesia espinal o regional: el anestesiólogo realiza la anestesia a través de una inyección que se coloca cerca de un grupo de nervios para adormecer la zona del cuerpo en la que se realizará la intervención quirúrgica. El paciente permanece despierto, pero se le puede suministrar un medicamento para que se relaje, por ejemplo un sedante.
Existen varios tipos de anestesia regional. Los tipos más comunes son la anestesia espinal (lumbar), la anestesia epidural y la anestesia raquídea que se realizan con mucha precisión en algunos puntos específicos de al espalda.
A menudo, se prefiere este tipo de anestesia para una intervención en la próstata, para el parto cesáreo y para las intervenciones ortopédicas como por ejemplo la de los meniscos.

Anestesia general o total: el paciente está inconsciente, no tiene conciencia ni ninguna otra sensación.
Existen varios medicamentos para realizar la anestesia general. Algunos son gases o vapores que el paciente debe inhalar por medio de una máscara, mientras que otros medicamentos se introducen en el organismo directamente por vía intravenosa.
Durante la anestesia, el especialista debe monitorear y tener al paciente bajo control.
Puede introducirse un tubo en la boca del paciente o directamente en la tráquea del paciente para permitirle respirar, gracias a una ventilación adecuada, durante todo la duración de la intervención quirúrgica.
La duración y la dosis de la anestesia se calculan con precisión y se mantienen bajo control constantemente. Al final de la intervención, la anestesia invierte el procedimiento y el paciente recupera la consciencia y vuelve a estar en alerta en la habitación de recuperación.

El tipo de anestesia y la cantidad de la anestesia se calcula de manera personalizada, a la medida del paciente. Estas cantidades dependen de varios factores como por ejemplo la edad, el peso, el tipo de intervención y la zona del cuerpo en la que se realizará, eventuales alergias que pueda tener el paciente y su situación clínica actual.

 

¿La anestesia es segura?

En los últimos decenios ha habido muchos progresos en lo que se refiere a la seguridad del paciente y por lo tanto, los riesgos de la anestesia son muy bajos.
En los últimos 25 años, los decesos asociados a la anestesia han disminuido de dos muertes cada 10.000 anestésicos suministrados a una muerte cada 250.000 anestésicos aproximadamente.
Algunas enfermedades como las enfermedades cardíacas, la hipertensión arterial y la obesidad, pueden aumentar los riesgos de la anestesia.
Sin embargo, los anestesiólogos se aseguran de que incluso los pacientes que están muy enfermos puedan someterse a una intervención quirúrgica segura.
La anestesia general o regional también puede utilizarse en las mujeres embarazadas, pero si la mujer está embarazada debe comunicárselo al médico.

 

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia?

Todas las intervenciones, así como todos los tipos de anestesia, conllevan riesgos que dependen de varios factores como por ejemplo el tipo de intervención quirúrgica y la condición clínica del paciente. Afortunadamente, las situaciones adversas son muy raras. El anestesiólogo toma todas las precauciones necesarias para impedir que ocurran problemas para la salud.
Hay que hablar con el anestesiólogo acerca de los riesgos eventuales que conlleva la anestesia.

 

¿Qué tipo de formación tiene un anestesiólogo?

Los anestesiólogos deben graduarse de la Facultad de Medicina y después deben realizar cuatro años de especialización (formación avanzada) en anestesiología. Además, algunos anestesiólogos deciden realizar un posgrado u otra especialización que dura un año para especializarse en una rama específica, como por ejemplo en el manejo del dolor, la anestesia cardíaca, pediátrica, neurológica, obstétrica, etc, etc, etc.
Para realizar intervenciones quirúrgicas en los dientes, la anestesia que se utiliza es la anestesia local y la suministra directamente el odontólogo.

 

¿Antes de una intervención, hay que seguir tomando los medicamentos que se toman regularmente?

Es muy importante que el paciente le comunique al médico los medicamentos que está tomando antes de la intervención quirúrgica para que el médico pueda decidir si puede continuar tomándolos o si debe dejarlos. Algunos de los medicamentos más comunes que utilizan los pacientes son: Aspirina y Plavix, que son medicamentos que se utilizan para impedir la coagulación de la sangre.
Estos medicamentos se utilizan en el tratamiento para los pacientes que padecen algunas enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos.

Aspirina y Plavix pueden causar un sangrado más abundante cuando el paciente se hiere o cuando se somete a una intervención quirúrgica. Si la persona está tomando uno de estos medicamentos debe comunicárselo al médico antes de la intervención para saber si puede continuar haciéndolo o no. Para decidir si el paciente debe suspender el uso de la Aspirina y el Plavix, el médico debe tener en consideración la importancia de estos medicamentos para la situación clínica del paciente, pero también los posibles riesgos que puede causar un sangrado abundante durante la intervención.

Los medicamentos diuréticos se prescriben frecuentemente para el tratamiento de la presión sanguínea alta. Este tipo de medicamentos puede causar cambios en los niveles de los electrolitos, como por ejemplo el potasio. Si el paciente toma medicamentos diuréticos, el anestesiólogo puede optar por realizarle al paciente algunos exámenes de sangre antes de la intervención quirúrgica.
Generalmente, los pacientes con diabetes se someten a un tratamiento a base de inyecciones o pastillas de insulina. El anestesiólogo puede disminuir la dosis de insulina de la mañana o suspender la pastilla antes de la intervención quirúrgica.
El paciente siempre debe acudir al anestesiólogo o al médico para comunicarles los medicamentos que está tomando, antes de cualquier intervención quirúrgica.

 

¿Por qué hay que tener el estómago vacío antes de la intervención?

Es muy importante que el paciente tenga el estómago vacío antes de cualquier intervención quirúrgica o de cualquier procedimiento médico que implique el uso de anestesia.
Cuando se suministra la anestesia, los reflejos se relajan.
Esto favorece que el contenido del estómago se devuelva por el esófago hasta llegar a la boca, pero también puede llegar hasta la tráquea o a los pulmones. El estómago contiene ácidos, por lo tanto, el contenido gástrico que llega hasta los pulmones puede provocar una pulmonía grave, que se conoce como neumonía por aspiración.

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de sedación?

La sedación permite que los pacientes permanezcan tranquilos durante ciertos procedimientos médicos o quirúrgicos.
La sedación puede aliviar el dolor y reduce la ansiedad que provocan algunos tratamientos o exámenes diagnósticos.
Con una sedación leve o moderada, los pacientes permanecen despiertos y responden a las instrucciones de manera adecuada.
Sin embargo, con la sedación más profunda, los pacientes generalmente se duermen y al despertarse no recuerdan nada de que lo que ha ocurrido.
Una dosis alta de un sedante puede frenar la respiración, por lo tanto, a menudo, se le coloca al paciente una máscara de oxígeno para mejorar la respiración.

 

¿Qué es una transfusión de sangre?

Una transfusión de sangre es un tratamiento médico muy importante que puede salvar la vida de las personas. Cuando una persona ha perdido mucha sangre durante una intervención quirúrgica o en un accidente, se realiza una transfusión de plasma para remplazar la sangre que el paciente ha perdido.
Este líquido es esencial para el corazón y para la circulación. Sin embargo, no contiene plaquetas ni proteínas que son sustancias necesarias para transportar el oxígeno a los tejidos, para cerrar las heridas y para combatir las infecciones. Solamente las transfusiones de sangre pueden proporcionar estos elementos.

¿Quiénes necesitan de una transfusión de sangre?
Las personas que pierden mucha sangre durante una intervención quirúrgica o después de un accidente, pueden necesitar una transfusión de sangre.
Especialmente, las personas que tienen un recuento hemático (valor) bajo y las personas con enfermedades cardíacas, problemas de circulación y otras enfermedades graves tienen una mayor probabilidad de necesitar una transfusión de sangre.

¿Los anestesiólogos efectúan la transfusión de sangre?
Los anestesiólogos efectúan alrededor de la mitad de las transfusiones de sangre en los Estados Unidos y son expertos en realizar una valoración de los riesgos y los beneficios durante una transfusión.
Los anestesiólogos están comprometidos con utilizar de manera responsable la sangre a disposición.

¿De qué manera puede prevenirse la realización de una intervención quirúrgica en el lado equivocado? Una intervención en el lado equivocado no es común, Los anestesiólogos saben muy bien que incluso un solo caso de este tipo de error es demasiado.
Lo que el paciente puede hacer para prevenir que se cometa este error es cerciorarse de que el formulario de consentimiento esté rellenado correctamente y que incluya la zona en la que se va a realizar la intervención.

 

¿Qué es un bloqueo espinal o la anestesia regional?

Un bloqueo espinal se utiliza frecuentemente para ayudar a los pacientes a someterse a procedimientos dolorosos.
La anestesia regional se refiere a la introducción de una aguja pequeña en las vainas que contienen el líquido cefalorraquídeo. La anestesia local paraliza temporalmente la mitad inferior de cuerpo.

¿Qué es la epidural?
La epidural se utiliza frecuentemente para aliviar el dolor después de una intervención quirúrgica y durante el parto. La epidural consiste en introducir una aguja pequeña en la espalda. Después se coloca un tubo pequeño (catéter) cerca de los nervios que salen de la médula espinal.
Se inyectan algunos medicamentos a través del catéter y de esta manera se paraliza temporalmente una región específica del cuerpo. A menudo, la epidural se confunde con la anestesia espinal.
Cuando se realiza la anestesia espinal, el anestesiólogo introduce una aguja pequeña en la parte posterior. La punta de esta aguja llega hasta donde se encuentra el líquido que rodea la médula espinal.

En la epidural, la punta de la aguja permanece fuera del saco dural, en espacio en el que lo nervios salen de la médula espinal.
El procedimiento es bastante fastidioso, pero no es doloroso.
La anestesia epidural es la que se efectúa para el parto.

anestesia-epidural-local-general

¿Cuáles son los efectos secundarios del bloqueo espinal o de la epidural?

Los efectos secundarios del bloqueo espinal son: dolor de espalda, dolor de cabeza o dificultad al orinar.
Otros efectos secundarios menos comunes son:
Sangrado o infecciones en el punto en el que se ha realizado la inyección y, en pocas ocasiones, lesión en los nervios.

¿Qué es la manipulación bajo anestesia?
Algunos pacientes que han estado inmobilzados por mucho tiempo y que padecen capsulitis adhesiva tienen una movilidad limitada.
La manipulación bajo anestesia es un procedimiento médico en el que se efectúa la anestesia para que el paciente pueda mover la extremidad sin sentir dolor ni rigidez.

 

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia?

Hoy en día, la anestesia es muy segura. Ocasionalmente, la anestesia puede causar algunas complicaciones (como por ejemplo arritmia cardíaca, problemas respiratorios, reacciones alérgicas a los medicamentos e incluso la muerte).
Los riesgos dependen del tipo de procedimiento, de la condición del paciente y del tipo de anestesia que se utiliza.
Es importante que el paciente hable con el médico, con el cirujano o con el anestesiólogo para que le proporcionen toda la información necesaria.

Generalmente, la mayoría de las complicaciones se pueden prevenir simplemente proporcionándole al anestesiólogo toda la información necesaria antes de la intervención:

  • La condición clínica pasada y actual del paciente (que incluye las enfermedades recientes, como la gripe y otras enfermedades como roncar de noche o depresión)
  • Todos los medicamentos (con o sin prescripción médica), los suplementos y los remedios del herbolario que utiliza el paciente.
  • Eventuales alergias, especialmente las alergias alimentarias, alergias a los medicamentos o al látex.
  • Si la persona fuma, bebe alcohol o si hace uso de drogas.
  • Eventuales reacciones a la anestesia que ha tenido el paciente o cualquier miembro de su familia.

Para garantizar la máxima seguridad durante la intervención quirúrgica o durante el procedimiento médico, es extremadamente importante que el paciente responda honesta y detalladamente a todas las preguntas que le realiza el anestesiólogo. Incluso la información que puede parecer inútil para el paciente, puede ser fundamental para saber cómo reacciona a la anestesia.

Es muy importante respetar las recomendaciones del médico acerca de las cosas que no debe hacer el paciente antes de la intervención.
Es probable que el médico le comunique al paciente que no debe comer o beber (generalmente no hay que beber o comer nada después de la medianoche del día anterior a la intervención) y puede ser necesario que el paciente suspenda ciertos medicamentos o suplementos a base de hierbas por algún tiempo antes de la intervención quirúrgica.

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.