Placas en las amígdalas

 

 

Las manchas blancas en las amígdalas pueden originarse por diferentes causas. Cuando aparecen junto con la inflamación de las amígdalas, indican la presencia de material purulento.

Tenemos dos amígdalas en el cuerpo humano, situadas en estructuras en forma de bolsillo.
Las cavidades de las amígdalas son la zona donde se desarrollan los cálculos.
En el interior de las amígdalas pueden acumularse los siguientes elementos:

  • Bacterias,
  • Restos de alimentos,
  • Moco.

niño, médico
Estas sustancias pueden endurecerse hasta el punto de calcificarse y parecer a piedras blancas.
Por lo general, los cálculos amigdalinos se producen en personas que sufren de amigdalitis crónica o inflamación frecuente de las amígdalas.
Entre las consecuencias de las placas en las amígdalas, se encuentran:

 

Causas de placas en las amígdalas

» Cálculos amigdalinos
También conocidos como tonsilolitos, los cálculos amigdalinos son estructuras calcificadas que se desarrollan en las amígdalas, situadas en la parte posterior de la garganta.
Las criptas de las amígdalas se llenan de material blanco calcificado formado de moco, bacterias, células muertas y restos de alimentos.

Las amígdalas contienen células que combaten la infección, destruyendo los microbios dañinos que atacan a los tejidos.
Sin embargo, con el tiempo, estos residuos atrapados en las amígdalas se pueden solidificar e infectar. La consecuencia es la formación de cálculos amigdalinos.
Las personas que sufren de cálculos pueden experimentar dolor de oído y mal aliento.
Tratamiento: si los cálculos amigdalinos no provocan molestias, no se requiere tratamiento. Sin embargo, en caso de cálculos más grandes, la única opción es la extirpación quirúrgica.

» Amigdalitis
Por lo general, la inflamación de las amígdalas (amigdalitis) se caracteriza por fiebre y dificultad para tragar los alimentos.
Un examen cuidadoso de las amígdalas puede detectar la presencia de manchas blancas o amarillas persistentes acompañadas de material purulento.
La presencia de pus en las amígdalas es síntoma de una infección viral o bacteriana. Esta enfermedad puede provocar otros síntomas, tales como tortícolis, fiebre y dolor de cabeza.
Tratamiento: si el origen es una infección bacteriana, tomar antibióticos es la base del tratamiento.
Cuando los niños sufren de episodios frecuentes de amigdalitis, el médico suele recomendar la realización de una intervención quirúrgica (amigdalectomía) que consiste en la eliminación de las amígdalas.

» Dolor de garganta
El término dolor de garganta alude a una infección bacteriana de la garganta que puede producir el desarrollo de manchas blancas en las amígdalas.
Esta enfermedad puede provocar dolor de garganta intenso, especialmente durante la deglución. También se puede experimentar molestia y una sensación de raspado en la garganta. Además de la hipertrofia de las amígdalas, otros síntomas incluyen el engrosamiento de los ganglios linfáticos y fiebre superior a 38° centígrados.

  • Tratamiento: el tratamiento para el dolor de garganta incluye el suministro de antibióticos.

» Candidiasis bucal (Estomatitis candidósica)
El muguet (una infección fúngica de la boca) puede ser responsable de la aparición de manchas blancas en las amígdalas. Con frecuencia, el hongo que afecta a la pared interior de la boca, provocando esta infección, se denomina levadura o Candida Albicans.
Estos microorganismos viven normalmente en la boca y el intestino sin provocar daños, hasta que su número sobrepase cierto límite.
La candidiasis bucal producida por el crecimiento excesivo de la levadura, se caracteriza por la formación de lesiones blancas visibles en el interior de las mejillas y la lengua. En la mayoría de los casos estos residuos de color crema también aparecen en las amígdalas y el paladar.
Si bien en este caso puede que no haya hinchazón de las amígdalas, el paciente no está en condiciones para sentir el sabor natural de los alimentos.

Las personas que siguen un tratamiento con fármacos de quimioterapia o tienen un sistema inmunitario debilitado debido a la mala nutrición, están predispuestos a padecer candidiasis. Los problemas de salud, como por ejemplo la diabetes o el SIDA, aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad.

  • Tratamiento: se recomienda el consumo de yogur natural casero y medicamentos antifúngicos recomendados por el médico.

» Mononucleosis
Se trata de una infección viral y contagiosa que provoca fiebre, dolor de cabeza y cansancio persistente. Las personas afectadas por mononucleosis lamentan un dolor de garganta intenso, hinchazón de las amígdalas y presencia de material purulento. Los ganglios linfáticos situados en el cuello también se presentan hinchados. En cualquier parte del cuerpo puede aparecer una erupción cutánea.

  • Tratamiento: la mononucleosis desaparece por sí sola. Sin embargo, tras el brote inicial, puede producirse otra infección bacteriana. En este caso, el médico suele recetar antibióticos.

» Difteria
Se trata de una grave infección respiratoria que afecta principalmente a la garganta y la nariz. La difteria se caracteriza por fiebre, hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello, falta de aliento y dificultad para tragar.
El examen de la garganta muestra una membrana gruesa de color gris-blanco (o incluso negro) que recubre la faringe y amígdalas. En algunos casos, hay grandes manchas de color gris o blanco que cubren las amígdalas hinchadas. Los niños, especialmente menores de 5 años, están predispuestos a contraer esta infección.

  • Tratamiento: la vacunación es la mejor manera de prevenir la difteria. El tratamiento consiste en el suministro de antitoxina por vía intravenosa. También se pueden tomar antibióticos, como por ejemplo la penicilina.

» Angina de Plaut-Vincent
Se trata de una infección bacteriana caracterizada por la formación de úlceras en las amígdalas, la faringe y la cavidad oral.
La proliferación de fusobacterias y espiroquetas en la garganta es responsable de la angina de Plaut-Vincent.
Al principio se forman úlceras en las encías.
Cuando la infección se propaga, empiezan a formarse ulceras en las amígdalas.
Las úlceras tienden a sangrar con facilidad.
Además de la presencia de úlceras, se pueden observar manchas blancas en las amígdalas.

  • Tratamiento: los antibióticos son la primera opción para el tratamiento de la angina de Plaut-Vincent. Entre los diferentes tipos de antibióticos disponibles, los más eficaces son los del grupo de la penicilina.

» Faringitis
Se trata de una infección quee afecta a la faringe, es decir la parte de la garganta que empieza en las amígdalas y termina en la laringe. La mayoría de los casos de faringitis se caracteriza por la inflamación de ambas amígdalas y de la faringe.
La inflamación de las amígdalas se manifiesta con la formación de material purulento en forma de manchas blancas.
La faringitis puede ser viral, bacteriana o fúngica. En la mayoría de los casos tiene su origen en virus que provocan fiebre, escalofríos, dolor de garganta y dificultad para tragar.

  • Tratamiento: el médico suele recomendar la realización de análisis de sangre para comprobar si la infección tiene su origen en la bacteria Estreptococo. Si los resultados confirman la presencia de esta bacteria, los antibióticos serán esenciales en el tratamiento. La enfermedad desaparece al cabo de una o dos semanas, sin ningún tratamiento médico.

 

Manchas blancas en las amígdalas

Las causas principales son los alimentos, el moco y las bacterias que se depositan en las criptas.
Se cree que en algunos casos pueden tener su origen en el dolor de garganta.
En este caso se recomienda consultar al médico de familia para la prescripción de un antibiótico, como por ejemplo Augmentine (Amoxicilina) o Kofron (Claritromicina).
En este caso las placas de las amígdalas son malolientes.
Incluso una mala higiene oral puede provocar la formación de placas.
Algunos creen que entre las causas de las placas en las amígdalas se encuentren una dieta inadecuada, la falta de ejercicio físico y el sobrepeso, pero esto es poco probable.
Entre los demás factores desencadenantes encontramos el hábito de fumar cigarrillos sin filtro.

 

Síntomas de placas en las amígdalas

  1. Dolor en las amígdalas;
  2. Irritación de la garganta debida a la sensación de tener un cuerpo extraño en ella;
  3. Amígdalas enrojecidas, hinchadas y doloridas que dificultan la deglución;
  4. Tos persistente, dolor de garganta y fiebre;
  5. Mal aliento;
  6. Fastidio.

 

Placas en las amigdalasTratamiento y remedios naturales para las placas en las amígdalas

Los cálculos amigdalinos desaparecen por sí solos si el paciente goza de buena salud.
En muchos casos, la tos dispersa algunas de estas manchas blancas en las amígdalas.
Algunas personas aplastan o se rascan estos cálculos con los dedos. Este método es eficaz, pero no se recomienda, ya que la falta de higiene y la suciedad de las uñas infecta la garganta.
Se pueden eliminar los cálculos mediante el uso de un bastoncillo de algodón. Se aconseja empaparlo de agua para evitar que los hilos de algodón se peguen a la garganta.
Este remedio solo funciona en caso de cálculos que están a punto de desaparecer por sí solos.
Uno de los remedios caseros para eliminar las placas consiste en hacer gárgaras con agua oxigenada, jugo de limón o agua y bicarbonato de sodio.
El propóleo es muy útil para la salud de la garganta, ya que es un antibiótico natural. Se aconseja aplicar unas pocas gotas de tintura en las amígdalas.
Algunos médicos recomiendan hacer gárgaras con coca cola para eliminar las placas.
La bacteria denominada Streptococcus pyogenes es responsable de la amigdalitis. Además de las manchas blancas en las amígdalas, también se pueden experimentar:

  1. Dolor de estómago
  2. Dolor de cabeza
  3. Tortícolis
  4. Hinchazón de los ganglios linfáticos
  5. Dolor de garganta
  6. Disminución de voz
  7. Fiebre
  8. Dificultad para tragar

 

Prevención de cálculos amigdalinos o tonsilolitos

✔ Por lo general, el cepillado no es suficiente para eliminar la placa que se deposita en los dientes. Para la eliminación completa, se requiere el uso del hilo dental de forma diaria o en intervalos regulares.

✔ Hacer gárgaras cuatro veces al día puede ser de utilidad para eliminar las bacterias de la boca y evitar el mal aliento. Utilizar un enjuague bucal sin alcohol o simplemente hacer gárgaras con agua salada puede ser muy útil.

✔ El uso de pasta de dientes y enjuague bucal contribuyen a prevenir la reaparición de los cálculos.

✔ Beber mucha agua previene los cálculos, ya que mantiene la boca húmeda y elimina los restos de alimentos atrapados en la boca.

✔ Evitar las bebidas alcohólicas. En primer lugar, porque no son buenas para la salud en general. En segundo lugar, porque provocan un exceso de sequedad en la boca, lo que puede dar lugar a mal aliento o empeorar los cálculos.

✔ Fumar es perjudicial para la salud, ya que puede aumentar las probabilidades de desarrollar enfermedades en la cavidad oral. Por lo tanto, se recomienda dejar de fumar para evitar peligros y mantener un aliento fresco.

✔ Los productos lácteos aceleran la formación de cálculos amigdalinos, ya que tienen un contenido elevado de calcio y favorecen la producción de moco. El calcio y el moco son dos de los componentes principales de los cálculos.

 

¿Cuánto tardan en desaparecer las placas en las amígdalas?

La duración de las placas depende de su causa. Por ejemplo, en caso de infección viral o bacteriana se requieren 5 días, mientras que la amigdalitis crónica puede prolongarse más de un mes.
Los síntomas de la mononucleosis son intermitentes, pero se prolongan durante aproximadamente un mes, que es el período necesario para eliminar la infección.
La reaparición de placas en las amígdalas puede tener su origen en infecciones bacterianas o virales. En este caso el sistema inmunitario está debilitado debido al estrés u otras enfermedades.