Ciclo menstrual

Rate this post
Ciclo menstrual es la definición que se emplea para describir la secuencia de eventos que tienen lugar cada mes en el cuerpo de una mujer con objeto de prepararse para el embarazo.

El primer día de menstruación se considera el inicio del ciclo menstrual.
Como media, el ciclo menstrual dura 28 días, igual que el ciclo lunar, pero su duración puede variar de 21 a 35 días aproximadamente.

Las fases del ciclo menstrual se activan debido al aumento y disminución de sustancias químicas del cuerpo llamadas hormonas.

La glándula pituitaria en el cerebro y los ovarios del aparato reproductor femenino producen y liberan hormonas durante algunas fases del ciclo menstrual.
Las hormonas provocan una respuesta específica del os órganos del aparato reproductor.

 

¿Cuánto dura el ciclo menstrual? ¿Cuándo empieza?

Durante la primera parte del ciclo menstrual, los niveles de estrógenos (hormonas femeninas) empiezan a aumentar. Éstos son fundamentales para mantener la buena salud de la mujer ya que, por ejemplo, evitan la pérdida de densidad ósea (osteoporosis).
Además, gracias a los estrógenos, la mucosa interna del útero (endometrio) crece y se vuelve más espesa, formándose otras dos capas: la esponjosa intermedia y la superficial.
El endometrio es el lugar donde se nutrirá el embrión en caso de embarazo.
Mientras la pared interna del útero crece, en uno de los ovarios empieza a madurar un óvulo.
En torno al día 14 de un ciclo menstrual medio de 28 días, el ovario libera el óvulo. Este fenómeno se conoce como ovulación.
Después, el óvulo se desplaza a través de la trompa de Falopio hasta llegar al útero. Los niveles hormonales aumentan y preparan la mucosa uterina para el embarazo. Una mujer tiene más probabilidades de quedarse embarazada si tiene relaciones sexuales durante los 3 días antes de que comience la ovulación o el mismo día de ovulación.
Se debe tener en cuenta que las mujeres que tienen un ciclo menstrual más largo de la media pueden ovular antes o después del día 14.
Una mujer se queda embarazada si el espermatozoide del hombre fecunda el óvulo y éste se adhiere a la pared uterina.
Existen varios métodos para calcular los días de ovulación, dado que durante esta fase aparecen síntomas como el aumento de la temperatura basal y de la producción de moco cervical.
Es difícil calcular los días con precisión, ya que algunas mujeres tienen un ciclo menstrual adelantado o corto (inferior a 28 días), o bien retrasado (superior a 28 días).
Si no se produce la fecundación, el óvulo se deshace y desaparece. Por consiguiente, los niveles hormonales disminuyen y el cuerpo expulsa la mucosa del útero durante la menstruación.
Las fases que constituyen el ciclo menstrual son las siguientes:

Fase menstrual
Generalmente, dura desde el día 1 hasta el día 5 del ciclo menstrual. En esta fase, el tejido superficial del útero (endometrio) se deshace y el cuerpo lo expulsa a través de la vagina si no se produce el embarazo.
La mayoría de las mujeres sangra durante 3-5 días, si bien no es extraño que el sangrado dure entre 2 y 7 días. Las pérdidas de sangre son más abundantes durante los dos primeros días y más leves durante los dos últimos días.

De forma estadística, se puede observar que las mujeres que comen poco y que son muy delgadas tienen una fase menstrual más breve, que dura 3 días aproximadamente. Asimismo, la menstruación puede aparecer cada dos meses.
Por otra parte, las mujeres que comen mucho y que son más robustas tienen una fase menstrual que dura más tiempo, de 6 a 8 días. El tipo de alimentación influye en la duración y en la cantidad de la menstruación, y al parecer, el consumo de carne también aumenta el sangrado.

Fase folicular
Generalmente, esta fase va desde el día 6 hasta el día 14. Durante este período, aumentan los niveles hormonales de estrógenos y esto hace que el revestimiento del útero (endometrio) crezca y se vuelva más espeso.
Además, otra hormona, llamada folículo estimulante, provoca el crecimiento y el desarrollo de folículos dentro de los ovarios.
Entre el día 10 y el día 14, de todos los folículos en desarrollo, solo uno forma un óvulo maduro.
Por lo general, esta fase es la menos sintomática: la mujer no experimenta ni dolor, ni hinchazón ni cambios de humor repentinos.

Ovulación
Esta fase empieza aproximadamente el día 14 de un ciclo menstrual de 28 días, si bien puede comenzar antes. El aumento repentino de los niveles de otra hormona, la hormona luteinizante, provoca que el ovario libere el óvulo. Este momento se conoce como ovulación.

¿Se puede percibir la ovulación?
Generalmente, la ovulación tiene lugar el día 14 del ciclo menstrual. Sin embargo, el momento preciso puede variar de una mujer a otra. Algunas mujeres saben que están ovulando porque experimentan un leve dolor en la parte inferior del abdomen y otras perciben un leve sangrado a mediados del ciclo menstrual.
El flujo vaginal cambia durante la ovulación. Cambia tanto la cantidad como la consistencia, que se vuelve más líquida debido a las alteraciones hormonales. Ésta es una de las características que comprueban las mujeres que desean quedarse embarazadas para saber si están ovulando. La prueba del moco cervical permite conocer el momento ideal para tener relaciones sexuales.
Las mujeres que no experimentan estos cambios pueden saber si están ovulando a través de la temperatura basal del cuerpo, que aumenta 0,5°C durante la ovulación.
Para determinar la temperatura basal de manera correcta, se debe tomar cada mañana a la misma hora antes de levantarse de la cama.
Si la temperatura se toma en diferentes partes del cuerpo como la boca, la axila, la oreja o el recto puede mostrar ligeras variaciones en el resultado. Por esta razón, es importante tomar siempre la temperatura en el mismo lugar.
El aumento de la temperatura puede deberse a varios motivos, por lo que éste no debe ser el único método para detectar la ovulación y calcular los días fértiles.

También puede darse el caso de un ciclo menstrual sin ovulación, un fenómeno que se conoce como ciclo anovular y que puede ser muy normal.

Fase lútea
Esta fase va desde el día 15 hasta el día 28.

Cuando el ovario libera el óvulo, éste empieza a desplazarse a través de las trompas de Falopio hasta llegar al útero. Los niveles de progesterona aumentan para ayudar a la mucosa a prepararse para el embarazo. Si el óvulo fecundado por el espermatozoide se adhiere a la pared uterina, la mujer se queda embarazada.
Si, por el contrario, no se produce el embarazo, los niveles de estrógenos y progesterona disminuyen y el cuerpo expulsa durante la menstruación el revestimiento del útero que se había espesado.
A menudo, la última parte de esta fase va acompañada de síntomas molestos y para algunas mujeres se trata de un período muy difícil si padecen el síndrome premenstrual.

En Estados Unidos, la media de edad de la primera menstruación (menarquia) es de 12 años.
Las mujeres llegan a la menarquia cada vez más jóvenes. Se desconoce la causa de esta pubertad precoz, aunque algunas teorías incluyen factores ambientales, una dieta rica en grasas y estrés.
Actualmente, la mayoría de las mujeres del mundo occidental tiene su primera menstruación a los 10 años de edad.

¿Qué pasa si a los 16 años no he tenido la primera menstruación?
Si a los 16 años de edad aún no ha aparecido la primera menstruación, se recomienda acudir a un médico para asegurarse de que no sea un problema grave.

 

¿Qué es el síndrome premenstrual (SPM)?

El síndrome premenstrual es un conjunto de síntomas asociados al ciclo menstrual. Los síntomas del SPM comienzan a aparecer 1 o 2 semanas antes de la menstruación.
Generalmente, los síntomas desaparecen cuando comienza la menstruación. El síndrome premenstrual puede afectar de diversas maneras a la menstruación de mujeres de todas las edades. Para algunas mujeres, el SPM es simplemente una molestia que aparece cada mes, mientras que para otras puede ser más grave, hasta el punto de provocar muchos problemas durante las actividades cotidianas. El síndrome premenstrual desaparece cuando termina la menstruación, cuando la mujer se queda embarazada o cuando llega a la menopausia.

Algunas mujeres se sienten tristes o se irritan fácilmente durante los días o la semana antes de que empiece la menstruación. Otras mujeres se enojan o lloran con mayor facilidad que antes. Algunas mujeres tienen antojo de comer ciertos alimentos. Este tipo de cambios emocionales puede ser consecuencia del síndrome premenstrual.

Generalmente, el síndrome premenstrual desaparece cuando empieza la menstruación, pero puede regresar cada mes. Una alimentación saludable, dormir lo suficiente y realizar ejercicio físico regularmente pueden aliviar algunos de los síntomas del SPM.

 

¿Cuánta sangre se pierde durante la menstruación?

¿Cuáles son los síntomas del SPM?

Generalmente, el síndrome premenstrual incluye síntomas físicos y emocionales, como por ejemplo:

Los síntomas cambian de una mujer a otra.

Los síntomas relacionados con el comportamiento incluyen:

  • Agresividad
  • Alejamiento de familiares y amigos

Entre los síntomas emocionales y cognitivos se encuentran:

  • Depresión, tristeza, desesperación
  • Rabia, nerviosismo
  • Angustia
  • Cambios de humor repentinos
  • Disminución de la atención, dificultad de concentración

Si la mujer está embarazada, pueden aparecer algunos síntomas similares y otros muy diferentes, la única manera para saber si se trata o no de SPM es realizar una prueba de embarazo.

Como media, durante la menstruación se pierde una cantidad de sangre inferior a una taza. Aunque las mujeres se quejen por el sangrado abundante, lo cierto es que la mayoría pierde cada mes una cantidad de sangre que va desde unas cucharillas hasta una taza. Es importante que este punto quede claro, ya que muchas veces no es necesario utilizar un tampón superplus.

¿Cada cuánto se debe cambiar el tampón y/o la compresa?
La compresa debe cambiarse antes de que esté completamente impregnada de sangre. Cada mujer decide por sí misma cuándo cambiarla, en función de su propia comodidad. En cualquier caso, la compresa debe cambiarse por lo menos cada 4-8 horas. Es importante asegurarse de utilizar un tampón o compresa que absorba el mínimo necesario en función del flujo de cada mujer.
Por ejemplo, se recomienda utilizar tampones de tamaño junior durante los días en los que el flujo es menos abundante.
El empleo de un tampón super absorbente durante los días en los que el flujo es más leve puede aumentar el riesgo de síndrome del shock tóxico (SST).
El SST no es frecuente, pero puede ser mortal. Se debe a algunas bacterias que producen toxinas. Si el cuerpo no logra combatir las toxinas, el sistema inmunitario reacciona provocando los síntomas del SST.
Las mujeres jóvenes tienen una probabilidad más alta de padecer SST. El uso de tampones en lugar de compresas aumenta el riesgo de desarrollar SST.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha establecido las siguientes recomendaciones para evitar problemas con el uso de tampones:

  • Seguir las instrucciones que se encuentran en el paquete para introducir el tampón.
  • Utilizar un tampón que absorba la menor cantidad de sangre posible, dependiendo del flujo de cada mujer.
  • Cambiar el tampón cada 4-8 horas.
  • Pensar en utilizar compresas en lugar de tampones.
  • Conocer las señales de alerta del SST.
  • No utilizar tampones durante el sangrado intermenstrual.

Falsos mitos acerca de la menstruación

  • El ciclo menstrual de todas las mujeres dura y debe durar 28 días.
  • Todas las mujeres deben sangrar cada mes.
  • Todas las mujeres ovulan durante cada uno de los ciclos menstruales.
  • Si hay pérdidas de sangre significa que la mujer no está embarazada.
  • Una mujer no puede ovular o quedarse embarazada mientras está menstruando.

Estos cinco puntos son falsos mitos, porque cada mujer es diferente.

Es cierto que el ciclo de la mayoría de mujeres dura 28 días, pero una mujer con buena salud puede tener un retraso y ser algo normal. Algunas mujeres solo tienen 3-4 ciclos menstruales al año, especialmente si se acercan a la menopausia.

Un ciclo menstrual irregular también es muy común durante la adolescencia, en ocasiones son muy seguidos y otras veces pueden prolongarse. Muchas mujeres requieren entre 2 y 3 años para estabilizar el ciclo menstrual.

Las alteraciones del ciclo menstrual pueden aparecer en mujeres sanas y ser normales, pero también podrían ser el signo de una enfermedad grave. Por ejemplo, un reciente estudio científico ha demostrado que un ciclo menstrual irregular puede predecir la diabetes de tipo 2.

La píldora anticonceptiva puede interrumpir el ciclo, pero cuando la mujer deja de utilizarla, la ovulación vuelve a comenzar. Generalmente, la ovulación vuelve comenzar después de un mes, pero a veces se toma más tiempo.

Otra situación anormal ocurre tras el parto, cuando el ciclo menstrual vuelve a comenzar entre 40 días y algunos meses después del nacimiento del bebé. Estos tiempos de recuperación son normales.

La ovulación empieza entre 14 y 16 días antes de que comience la menstruación (y no 14 días después del inicio de la menstruación).
La duración de la segunda parte del ciclo, que va desde la ovulación hasta la menstruación, suele ser constante, mientras que la primera parte del ciclo cambia de una persona a otra. Ocasionalmente, una mujer puede ovular dos veces al mes, una vez por el ovario derecho y la otra por el izquierdo.

La concepción o fecundación del óvulo solo puede ocurrir tras la ovulación. El óvulo permanece vivo durante aproximadamente 24 horas después de haber sido liberado por el ovario.

El esperma puede permanecer vivo dentro del cuerpo de la mujer durante 3-4 días, aunque en algunos casos puede permanecer hasta 6 días.
Si una pareja tiene relaciones sexuales antes o durante la ovulación, puede que la mujer se quede embarazada, puesto que los espermatozoides siguen vivos en el cuerpo de la mujer cuando se produce la ovulación.
Por lo tanto, una mujer puede quedarse embarazada si mantiene relaciones sexuales entre 7 y 10 días durante la fase central del ciclo menstrual.

Conocer los días más fértiles es un método anticonceptivo mediante el cual la mujer revisa diariamente los parámetros del ciclo menstrual (temperatura basal del cuerpo, pérdidas, humor, etc.) para saber en qué momento empieza la ovulación.

De esta manera, la mujer consigue predecir el momento de la ovulación para impedir o favorecer un posible embarazo. Hay que prepararse adecuadamente y llevar un registro preciso de los datos recogidos.
Algunas mujeres pueden estar embarazadas y seguir teniendo la menstruación.
Asimismo, se han registrado casos de mujeres que se han quedado embarazadas durante la menstruación.

Ciclo menstrual ultima modifica: 2016-11-17T08:50:02+00:00 da Fisioterapia Rubiera