Angioplastia coronaria

Rate this post
La angioplastia coronaria es una intervención quirúrgica que se efectúa para ensanchar las arterias que se han estrechado debido a la acumulación de placas ateroscleróticas.

La arteriosclerosis es una enfermedad que ocasiona rigidez en las arterias y la formación de placas en las paredes arteriosas. Suele afectar a personas ancianas.
Los problemas aparecen cuando el flujo sanguíneo se reduce por culpa del estrechamiento de las arterias.
Así, la obstrucción de las coronarias (arterias que llevan la sangre oxigenada al corazón) provoca dolor de pecho (angina), entre otros síntomas.

Angioplastia coronaria

El tratamiento para la arteriosclerosis coronaria grave también prevé la operación de angioplastia coronaria.

Para el diagnóstico de la arteriosclerosis, el médico solicita una angiografía coronaria. Esta prueba es la visualización radiológica de una arteria en la que se inyecta un medio de contraste.

En caso de cardiopatía isquémica estable, la angioplastia es electiva porque se puede programar sin urgencia.

 

Diferencias entre bypass y angioplastia

A la hora de elegir el procedimiento, se deben considerar varios aspectos.

Preguntas para el médico:

  1. ¿Existe una solución sin cirugía?
  2. El paciente siempre debe preguntarle al médico si existen otros tratamientos para resolver el problema.
  3. ¿Cuáles son las probabilidades de supervivencia de ambas intervenciones?
  4. A largo plazo, ¿qué procedimiento permite una mejor calidad de vida?
  5. ¿Cuál es la duración de la hospitalización? ¿Al cabo de cuánto tiempo se puede volver a trabajar?
  6. ¿Cuáles son las complicaciones a corto y largo plazo?
  7. ¿Qué tipo de actividades se deben evitar?
  8. ¿Se debe seguir una dieta específica para evitar más bloqueos?
  9. ¿Los medicamentos deben tomarse para siempre?
  10. ¿Qué acciones urgentes se deben realizar en caso de dolor repentino en el punto de la operación?
  11. El paciente debe preguntarle al médico si tiene experiencia suficiente en este tipo de cirugía y cuál es su porcentaje de éxito

Las indicaciones para ambas intervenciones pueden ser las mismas pero el tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad, de la historia clínica y del estado global de salud de la persona. En general, se puede afirmar que la angioplastia es una solución rápida pero no de larga duración, mientras que el bypass es un método más completo que ofrece resultados duraderos.

El motivo por el que la angioplastia es uno de los tratamientos más comunes para la enfermedad coronaria es su ventaja respecto a la cirugía de bypass coronario.
Por ejemplo, el tiemplo de recuperación después de la angioplastia es breve porque no es invasiva como el bypass. Los riesgos y contraindicaciones de la angioplastia son pocos. De hecho, casi todo el mundo puede someterse a esta operación.

 

Angioplastia coronaria transluminal percutánea

La angioplastia coronaria transluminal percutánea (PTCA) es una cirugía mini-invasiva que se efectúa para dilatar las arterias coronarias ocluidas, es decir las arterias que llevan la sangre al músculo cardíaco.
Estos vasos sanguíneos pueden endurecerse o estrecharse debido a la acumulación de placas en las paredes arteriosas. Esto conlleva una reducción del flujo sanguíneo al músculo cardíaco que puede provocar dolor torácico, un ataque cardíaco o un infarto.

El objetivo de esta cirugía es permitir que la sangre fluya libremente. Se denomina percutánea porque se accede a la arteria a través de la piel y angioplastia coronaria transluminal porque se inserta un catéter hinchable en el lumen de una arteria coronaria para restablecer el flujo sanguíneo.

 

¿Cómo se efectúa la PTCA?

La angioplastia coronaria se efectúa con anestesia local. Durante la intervención, se inserta en la arteria un tubo fino y flexible a través de una incisión en la ingle, en la muñeca o en el brazo.
Para conducir el catéter hasta la arteria coronaria en cuestión, el médico inyecta un colorante y efectúa varias radiografías. Cuando el catéter está en su sitio, un hilo fino baja hasta la arteria coronaria afectada llevando un pequeño globo hasta la zona obstruida.
A continuación, se hincha el globo para dilatar la arteria y empujar las acumulaciones de grasa contra la pared de las arterias con el fin de que la sangre pueda circular libremente al retirar el globo.

stent, globo, coronariaEl globo se hincha varias veces para ensanchar la pared interior de la arteria. Este procedimiento se efectúa en todos los puntos obstruidos.

Se puede efectuar la angioplastia mediante el láser de excímeros, que envía un haz de energía para disolver la placa arteriosclerótica.

 

¿Cuánto dura la intervención de angioplastia?

Generalmente, la angioplastia coronaria dura entre 30 minutos y dos horas.
La hospitalización suele ser corta y el paciente vuelve a casa el mismo día de la operación o el día después.
Después de la intervención se deben evitar levantamientos de peso, hacer deporte o conducir durante una semana.

 

Riesgos y complicaciones de la intervención de angioplastia

Si se dispone de una tecnología avanzada y de un cardiólogo experto, la probabilidad de muerte durante la intervención es muy reducida (inferior al 1%).
Aproximadamente en 2/3 de los casos de cada 1000 se requiere una intervención de bypass urgente.

Aunque la PTCA es una operación muy segura, hay algunas complicaciones posibles.
Entre los riesgos se encuentran la reacción al líquido de contraste, un exceso de sangrado en la zona operada, el estrechamiento de las paredes arteriosas, coágulos de sangre y cierre de la arteria tratada.

Las complicaciones de esta intervención son:

  1. Infección o hemorragia en el punto donde se introduce el catéter,
  2. Reacción alérgica al líquido de contraste,
  3. Arritmia cardíaca o disritmia,
  4. Dolor de pecho.

En caso de ruptura de la arteria coronaria, el paciente debe someterse a una intervención a corazón abierto.

Otras complicaciones raras y graves son:

  1. Perforación de la arteria,
  2. Ictus,
  3. Infarto,
  4. Problemas renales.

Los pacientes con problemas de coagulación de la sangre presentan mayor riesgo de complicaciones con respecto a los demás. Al mismo tiempo, las personas que padecen enfermedades renales o diabetes necesitan mayores cuidados para evitar el empeoramiento de las funciones renales.
Si la angioplastia no tiene éxito, se puede repetir. La probabilidad de padecer una recidiva es mayor en personas con arteriosclerosis crónica (de larga duración).

 

¿Qué es la operación de angioplastia con stent?

Los stent son mallas finas de hilos de metal (acero inoxidable) que son muy rígidas y sirven para mantener las arterias abiertas. La intervención quirúrgica meidante stent es una tecnología avanzada que sirve para prolongar la vida de muchos pacientes.angiografía coronaria, examen

La angiografía se efectúa introduciendo un hilo guía muy fino en la arteria femoral a la altura del muslo y desde allí se lleva hacia la arteria coronaria.
A continuación, se inserta un catéter siguiendo el hilo guía y se inyecta un colorante opaco para los rayos X. Esta sustancia se difunde en la arteria a través del flujo sanguíneo.
Gracias a la radiografía se obtiene una imagen detallada y se identifica el bloqueo.
Después se retira el catéter, pero el hilo guía se mantiene en su posición.
El cardiólogo vuelve a introducir el catéter con el globo pegado en la punta y lo conduce hasta el punto en el que se encuentra la obstrucción con el fin de restablecer el ancho normal de la arteria.

Cuando el catéter alcanza la posición del bloqueo arterial, el globo se hincha y se el stent expande.
De esta manera, se puede colocar firmemente el stent en el punto de oclusión de la arteria.
El cardiólogo puede aconsejar un tipo de stent que libera un medicamento para evitar el crecimiento de la pared arterial (stent liberador de fármacos).

 

¿Cuánto dura el stent cardíaco?

No existe una duración determinada del stent. Depende de cómo reacciona el cuerpo a su presencia, de la alimentación, de la historia médica y del estilo de vida.
A veces puede durar incluso 15 años y después se puede remplazar por uno nuevo.

 

Tras la angioplastia, convalecencia y tiempo de recuperación

En el hospital
En la mayoría de los casos, el tiempo de recuperación después de una angioplastia es de aproximadamente uno o dos días, por lo que que la persona recibe el alta el mismo día de la operación o el día después.
Para prevenir la hemorragia, se coloca una venda sobre el punto de introducción del catéter y el cardiólogo recomienda al paciente que mantenga brazos y piernas rectos.

Además, los médicos pueden recetar medicamentos para evitar la formación de coágulos de sangre. Por lo general, el paciente vuelve a andar al cabo de 12-24 horas.
El médico puede darle el alta al paciente si estima que se está recuperando bien de la operación.
Al recibir el alta, el paciente también recibe instrucciones específicas que debe cumplir en casa para una curación rápida.

En la casa
Si la persona se ha sometido a una angioplastia simple, el tiempo de recuperación es de aproximadamente una semana y luego puede volver a llevar una vida normal.

Sin embargo, si la persona se ha sometido a la cirugía como consecuencia de un ataque de corazón, el período de recuperación puede prolongarse algunos días más.
Durante la recuperación, el paciente debe acudir al médico de forma regular para efectuar revisiones.
En caso de fiebre, se debe consultar al cardiólogo para excluir una infección.

Después de la intervención, el paciente tendrá un hematoma en la pierna donde se ha insertado el catéter.
El paciente debe controlar que la zona permanezca bien protegida y seca para evitar infecciones.
Si hay signos de infección se debe consultar al médico lo antes posible.
Debido a un elevado riesgo de coágulos, se recomienda evitar los viajes en avión durante las dos semanas después de la intervención. Asimismo, se recomienda dejar de fumar para siempre.

El médico puede aconsejar un programa de rehabilitación cardíaca específicamente diseñado para facilitar la recuperación de los pacientes. Este programa ayuda a los pacientes a modificar su estilo de vida cotidiano con el fin de reducir el riesgo de problemas cardíacos.

Un estudio publicado por la revista American Heart Association ha demostrado que la posibilidad de supervivencia mejora un 47% cuando el paciente sigue el programa de rehabilitación.

En caso de arteriosclerosis, es importante modificar la alimentación para reducir el colesterol en la sangre.
Se aconseja evitar quesos y carne y consumir en su lugar legumbres y pescado.

Angioplastia coronaria ultima modifica: 2016-08-31T22:06:30+00:00 da Fisioterapia Rubiera