Bypass coronario

 

La intervención de injerto de bypass coronario es una intervención quirúrgica que se efectúa para tratar una cardiopatía isquémica.

Esta patología causa un estrechamiento de las arterias coronarias o sea de los vasos que llevan el oxígeno y las sustancias nutritivas al musculo cardíaco.
Las coronariopatías isquémicas están causadas por una acumulación de placas ateroescleróticas al interior de las paredes de los vasos sanguíneos.

El depósito de grasa causa el estrechamiento del diámetro interior de la arteria y limita el flujo de sangre para el músculo cardíaco.
A menudo son por lo menos dos las coronarias obstruidas, el cirujano puede efectuar incluso un triplo o cuádruplo bypass.
El tronco coronario común es la primera parte de las coronarias. Si hay placas que obstruyen el pasaje del oxígeno en este vaso sanguíneo la situación es particularmente grave.
Hay pequeños vasos colaterales coronarios que tienen la función de bypass natural, de hecho, conectan las arterias coronarias y en caso de necesidad se hinchan y permiten la circulación de la sangre.

 

¿Cuándo hay que operar?

La intervención de bypass se efectúa para tratar una obstrucción o un estrechamiento de una o más coronaria, restableciendo el flujo de sangre adecuado para el corazón.
Los síntomas de la enfermedad incluyen:

  • Dolor en el pecho
  • Cansancio
  • Palpitaciones
  • Arritmia
  • Falta de aliento

La enfermedad coronaria no produce síntomas premonitorios, sin embargo, el dolor sigue hasta que la obstrucción de la arteria empieza a causar los primeros trastornos.
Si el flujo de la sangre al músculo cardiaco sigue disminuyendo se puede verificar un infarto de miocardio. Hay que restablecer la circulación rápidamente, de lo contrario, una parte del músculo cardíaco muere.

 

¿Cuáles arterias se utilizan como injertos coronarios?

El cirujano decide que vaso sanguíneo utilizar según la posición del problema, la cantidad de tejido afectado y el tamaño de las arterias coronarias del paciente.

Arterias mamarias interiores: estos vasos sanguíneos son los injertos más utilizados porque permiten resultados mejores en el largo plazo.
Durante la operación, las arterias mamarias se cosen a la coronaria debajo de la zona obstruida.
Este vaso sanguíneo se encuentra en el tórax y está accesible a través de una incisión primaria durante la operación quirúrgica.

Vena safena: se remueve la vena safena de la pierna y se utiliza para conectar la aorta con la arteria coronaria obstruida. La remoción de la vena safena es poco invasiva, no deja cicatrices visibles y permite una recuperación rápida.

Arteria radial: en la parte inferior del brazo hay dos arterias, la arteria cubital y la radial. La mayoría de las personas tienen un flujo hemático adecuado al brazo por la arteria cubital y no hay efectos secundarios si se remueve la arteria radial y se utiliza como injerto.
Atentos exámenes antes y durante la intervención indican si se puede utilizar la arteria radial. Si el paciente tiene patologías como el síndrome de Raynaud, el síndrome del túnel carpiano, etc., es probable que esta arteria no sea adecuada para intervención. La incisión del vaso sanguino en el antebrazo empieza a 2 centímetros del codo y acaba a 1 centímetro de la muñeca.
Después de este tipo de bypass, el médico prescribe un medicamento calcio antagonista que hay que tomar durante seis meses después de la operación. El principio activo ayuda a mantener abierta la arteria radial. Algunos pacientes, después de la operación, perciben un entumecimiento en la muñeca.
Se utilizan menos como injertos la arteria gastro-epiploica del estómago y la arteria epigástrica inferior de la pared abdominal.

 

                                   ¿Cómo se efectúa la intervención quirúrgica?

 

La intervención de bypass coronario – el procedimiento con el corazón parado (on pump)

  1. Se para el corazón para permitir al médico de seguir el procedimiento: la sutura de los injertos en las pequeñas arterias coronarias es una maniobra delicada. Un aparato específico para las intervenciones de bypass cardiopulmonar bombea la sangre.
  2. La sangre está desviada en el aparato y el corazón se para con la inyección de una solución fría.
  3. El médico conecta una extremidad de la vena con una pequeña abertura creada en la aorta y luego conecta la otra extremidad a un pequeño agujero hecho en la arteria coronaria justo debajo de la obstrucción. Cuando se utiliza la arteria mamaria interior, se hace un solo agujero en el que se une la arteria después de la obstrucción.
  4. Es posible tener más de un bypass según el número de bloqueos arteriales presentes y según la localización.
  5. Cuando acaba la intervención de bypass, la sangre que circula a través del aparato vuelve en el corazón y se quitan los tubos del aparato. El médico vuelve a poner en marcha el corazón.
  6. El médico puede insertar un estimulador y unos hilos temporáneos en el corazón. Estos cables están conectados con un marcapasos (estimulador cardíaco) que envía descargas eléctricas al corazón durante los primeros latidos post-cirugía.

 

Bypass coronario
Coronary Artery Bypass Grafting.Medical poster

Intervención de bypass coronario – el procedimiento con el corazón que late (off pump)

  1. Se crea una incisión en el pecho, se estabiliza la zona alrededor de la arteria afectada con un aparato particular.
  2. Las demás partes del corazón siguen funcionando y el corazón bombea la sangre al cuerpo.
  3. El médico efectúa el injerto de la vena haciendo un corte en la abertura de la aorta y otro en la otra extremidad, en la arteria coronaria (o con la arteria mamaria interior) justo debajo de la obstrucción.
  4. Se pueden hacer más bypass según el número de obstrucciones presentes y dependiendo de donde se localizan.
  5. Antes de cerrar el tórax, el médico examina los injertos y verifica su correcto funcionamiento.

La conclusión del procedimiento en los dos métodos

  1. El médico pone en su sitio el esternón y lo sutura junto con los otros componentes.
  2. El médico recose la piel arriba del esternón
  3. El cirujano inserta los tubos de drenaje para que se saque la sangre. Esta instalación está conectada con un aparato de aspiración que no permite el estancamiento de los fluidos en el corazón.
  4. Luego se pone un tubo en el estómago a través de la boca o de la nariz para aspirar los líquidos gástricos
  5. Finalmente se protege la herida con un vendaje estéril o una medicación.

La técnica mini-invasiva
La cirugía mini-invasiva de bypass coronario es una opción en la que se utiliza la arteria mamaria interna de izquierda.
Otras técnicas de cirugía mini-invasiva son: la técnica endoscópica en laparoscopia o la intervención quirúrgica con al auxilio del robot.
Las ventajas de la cirugía mini-invasiva son que las cicatrices son más pequeñas y la incisión es más corta (sólo 12 cm en cambio di 18 cm de la cirugía tradicional). Los beneficios son una reducción del riesgo de infección, sangrado escaso, reducción del dolor, disminución de la hospitalización (3-5 días).
El equipo quirúrgico compara las ventajas y las desventajas de la cirugía mini-invasiva con respecto a la cirugía tradicional.

 

¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones?

El porcentaje de sobrevivencia a corto plazo es óptimo, de hecho, la mortalidad post- intervención es de casi el 1%.
Entre las complicaciones se encuentran:

  1. Hemorragia interior
  2. Infección
  3. Ictus
  4. Infarto de miocardio
  5. Fibrilación auricular
  6. Insuficiencia renal
  7. Insuficiencia respiratoria
  8. Muerte

 

¿Bypass coronario o angioplastia?

La angioplastia es una intervención mini-invasiva que permite restablecer el flujo sanguíneo en una arteria obstruida.
El cardiólogo inserta un catéter en una vena del brazo o de la ingle y desde allí llega a la obstrucción.
Cuando llega a la coronaria afectada, se hincha un globo que causa la ampliación de la arteria, luego se inserte un stent (red metálica con forma de cilindro) para mantener la abertura.
Con respecto al bypass, la angioplastia coronaria es menos peligrosa porque no se necesita una incisión en el tórax del paciente.

Sin embargo, la duración del stent es menor respecto al bypass coronario (raramente supera los 15 años).
Un estudio publicado por en New England Journal Medicine muestra que los resultados del bypass coronario en pacientes con diabetes son mejores. En el 18,7% de los casos, los individuos con diabetes que se han sometido a una intervención de bypass coronario han tenido un ictus, un infarto o se han muerto en los sucesivos 5 años, con respecto al 26,6% de los diabéticos que se han sometido a angioplastia.

¿Cuánto dura la intervención?
La operación quirúrgica dura de 3 a 5 horas según en número de arterias obstruidas.

 

Después de la operación y tiempos de recuperación 

Después de un injerto de bypass coronario la hospitalización es de casi 7 días. Durante este periodo el médico puede monitorear la recuperación. Una sensación de molestia o de aturdimiento postoperatoria es normal pero el médico suministra antiinflamatorios para aliviar el dolor. El médico interviene si el dolor aumento o en el caso de sangrado excesivo.
La recuperación después de una intervención de este tipo necesita de mucho tiempo, pero cada paciente mejora con velocidad distinta.
El individuo debería poder:

  1. Sentarse en una silla después de un día
  2. Andar después de tres días
  3. Subir/ balar las escaleras después de cinco o seis días.

La convalecencia dura entre 6 y 12 semanas desde la operación. El pronóstico es más largo si el paciente tiene complicaciones durante o después de la cirugía.
La esperanza de vida depende de distintos factores entre los cuales:

  1. Las complicaciones postoperatorias
  2. El cuadro clínico del paciente
  3. La edad
  4. Las condiciones del corazón

En casa
Para aliviar el dolor se aconseja seguir tomando los analgésicos en casa durante un par de semanas y de ponerse ropa ancha y cómoda.
Durante las primeras 3/6 semanas el paciente se siente muy cansado porque el cuerpo utiliza mucha energía en el proceso de curación.
Se aconseja llamar al médico en caso de fiebre alta.
Después de seis semanas se debería lograr a hacer las actividades de la vida diaria, después de tres meses de la intervención la persona debería haberse recuperado del todo.

La actividad
El equipo médico aconseja las actividades que hay que hacer y las que hay que evitar.
En los días después de la vuelta a casa se pueden hacer las siguientes actividades:

  • Dar paseos breves
  • Cocinar
  • Jugar con las cartas y con juegos de mesa
  • Levantar objetos ligeros

Después de casi seis semanas se puede aumentar la actividad física, por ejemplo:

  1. Conducir el coche
  2. Transportar objetos más pesantes
  3. Limpiar el piso
  4. Tener relaciones sexuales

Cuando acaba la recuperación, si el paciente no padece otros trastornos puede volver a las actividades que hacía antes de la intervención y puede volver a hacer deporte. Las personas ancianas podrían necesitar rehabilitación, sobre todo en el caso de complicaciones que obligan el paciente a quedarse en la cama por lo menos una semana.

 

Efectos secundarios de la cirugía

Después del alta hospitalaria podrían verificarse unos efectos secundarios debidos a la operación como:

  1. Pérdida de apetito
  2. Estreñimiento
  3. Hinchazón o hormigueo de donde se ha sacado el injerto
  4. Dolores musculares
  5. Dolor de espalda
  6. Cansancio
  7. Dificultades para dormir
  8. Cambios de humor