Infarto de miocardio

El infarto de miocardio también conocido como ataque de corazón o infarto miocárdico agudo, es una cardiopatía que se debe a la interrupción del flujo de sangre a una parte del corazón.

Puede causar un daño irreversible y la muerte de las células en aquella zona del corazón.
Los ataques de corazón son una de las principales causas de muerte en los hombres y en las mujeres de todo el mundo.

Aunque existen muchas y diferentes causas de infarto miocárdico, una de las principales es la oclusión parcial o total de las arterias coronarias.
Esto se verifica principalmente a causa de la ruptura de una placa ateroesclerótica.

infarto-del-miocardio

La placa ateroesclerótica puede ser consumida por la acción de enzimas llamados metaloproteinasas. Estas enzimas causan el afinamiento de la placa, pero el espesor puede seguir siendo bastante grande como para obstruir el vaso. Esto causa alteraciones en el flujo sanguíneo de las arterias coronarias dirigido a las células musculares cardíacas.

Si la cantidad de sangre que llega al corazón disminuye durante un período bastante largo, eso desencadena un proceso que se llama cascada isquémica. Eso causa la muerte de células musculares cardíacas por hipoxia (falta de oxígeno).

El tejido cardíaco dañado conduce los impulsos más despacio con respecto a lo normal. Esta diferencia en la velocidad de conducción de los impulsos puede desencadenar una arritmia que en algunas personas representa la causa de la muerte. La arritmia más grave es la fibrilación ventricular: un ritmo cardíaco muy rápido e irregular que representa la causa principal de paro cardíaco repentino.
Otra arritmia peligrosa es la taquicardia ventricular: suele provocar una frecuencia cardíaca rápida que impide al corazón de bombear la sangre de manera eficiente a las distintas partes del cuerpo. Esto puede causar la diminución del rendimiento cardíaco y la bajada peligrosa de la tensión sanguina que puede aumentar más la isquemia coronaria y la extensión del infarto.
El infarto repentino o muerte improvisa es más frecuente en las mujeres, en cambio, los varones pueden percibir síntomas de alarma incluso una semana antes. El infarto de miocardio suele afectar a personas mayores de 40 años, pero puede verificarse también en la edad juvenil si la persona tiene varios factores de riesgo. La mortalidad es elevada, se estima que casi el 8% de las muertes totales estén causadas por infarto agudo de miocardio.
Los eventos que preceden el infarto de miocardio causan el daño o la muerte del músculo cardíaco.

 Tipos de infarto

Según la posición de la placa

  1. Infarto anterior: la obstrucción se localiza en la arteria coronaria izquierda e influye negativamente en la circulación sanguínea al ventrículo inferior (cámara izquierda del corazón). Se considera el tipo más grave del infarto cardíaco y la zona afectada se encuentra en la parte anterior del músculo cardíaco.
  2. Infarto posterior o inferior: es menos grave con respecto al tipo anterior. La obstrucción está situada en una de las dos ramas de la arteria coronaria derecha. El tejido muscular cardíaco en el lado posterior está afectado. El infarto del ventrículo derecho se verifica en el 40% de los casos de infarto inferior.
  3. Infarto lateral: está causado por la oclusión se la arteria circunfleja lateral.

Según la extensión de la placa

  1. Pacientes sin la subida del segmento ST persistente. Se abrevia con IMSEST, la interrupción de la circulación sanguínea en el corazón se verifica temporáneamente a causa de la obstrucción parcial de las arterias. El daño celular es mínimo. Para el diagnóstico se buscan las enzimas cardíacas en la sangre, pero no se efectúa el electrocardiograma ECG.
  2. Pacientes con persistente subida del segmento ST: se abrevia con IMCEST, la obstrucción de la coronaria que está presente por un período de tiempo prolongado. Una parte importante del músculo cardíaco muere por la falta de sustancias nutritivas y de oxígeno que transporta la sangre. Este es un tipo grave de ataque de corazón que se puede diagnosticar con la ECG y las enzimas cardíacas en la sangre.

Según la gravedad del daño celular

  1. Infarto miocárdico masivo transmural es una forma grave de infarto. La necrosis de las células cardiacas se identifica en todas las tres capas musculares del corazón: el endocardio (más interior), miocardio (capa intermedia) y epicardio (más exterior).
  2. Infarto miocárdico masivo no-transmural: este tipo de infarto está caracterizado por la muerte de las células que se encuentran en la superficie interna del músculo cardíaco. Es menos grave del infarto transmural.
  3. Infarto miliar: está localizado en pequeñas zonas independientes.

Además, se pueden verificar otros dos tipos de infarto: con onda Q y sin onda Q.
Éstos se clasifican según los resultados del electrocardiograma. El tipo con onda Q revela la obstrucción de la arteria coronaria per un período de tiempo más largo, se notan unas ondas Q profundas en el gráfico de la ECG.
Por otra parte, el infarto no con onda Q significa obstrucción parcial de la arteria coronaria durante un largo período o el bloqueo completo durante un período breve. No hay una distinción marcada en el resultado de la ECG.

Causas del infarto miocárdico

Algunas causas de la angina estable IMSEST pueden ser:

  1. Alimentación pobre en nutrientes
  2. Tabaquismo
  3. Bajos niveles de oxígeno en la sangre
  4. Ritmo cardíaco acelerado
  5. Hipertiroidismo
  6. Tensión sanguínea baja
  7. Inquietud o ansia
  8. Anemias
  9. Falta de ejercicio físico
  10. Edad

Factores de riesgo del infarto miocárdico

  1. Historia familiar de ataque de corazón
  2. Estrés
  3. Tabaquismo
  4. Alcoholismo crónico
  5. Falta de ejercicio físico
  6. Presión sanguínea alta (o hipertensión)
  7. Obesidad
  8. Trabajo nocturno (las personas que trabajan los turnos nocturnos tienen mayor probabilidad de tener un infarto de miocardio)
  9. Dieta rica en colesterol
  10. Diabetes

Si el paciente no conoce los síntomas iniciales, el riesgo de dañar el músculo cardíaco parcialmente o completamente aumenta.

 

Síntomas del infarto miocárdico

Los síntomas son distintos de persona a persona.

Además, se ha observado que los síntomas en las mujeres son muy distintos con respecto al hombre. El cuadro clínico del paciente puede incluir los siguientes síntomas común:

  1. Dolor en pecho: se puede percibir molestia, constricción, prensión, plenitud o punzadas en el centro del pecho que duran más de pocos minutos.
  2. Dolor en la pared superior del cuerpo: se puede verificar un dolor o un malestar que se expande a hombro, brazo, espalda, cuello, dientes o mandíbula. Alternativamente, se podría padecer un dolor en la parte superior del cuerpo sin molestia en el pecho.
  3. Dolor de estómago: el dolor puede expandirse hacia abajo en la barriga y se puede padecer ardor de estómago.
  4. Ansia: se puede percibir un sentido de agobio o de depresión, como un ataque de pánico sin razón aparente.
  5. Sudoración: improvisamente se puede sudar frío.
  6. Náuseas y vómito: se puede tener dolor al estómago o náuseas.
  7. Elevación de los encimas GOT en el hígado que se verifica en las 8 horas y permanece unos días.

Sin embargo, las mujeres presentan síntomas distintos con respecto a los hombres. Además del dolor o de la molestia, se pueden tener incluso los siguientes síntomas:

  1. Dolor dorsal, en el cuello, en la mandíbula, en el hombro o en el abdomen
  2. Falta de aliento
  3. Náuseas o vómito
  4. Dolor abdominal
  5. Sudoración
  6. Vértigos o mareos
  7. Cansancio insólito o inexplicable.

El infarto de miocardio silente es distinto del clásico sólo porque no causa dolor en el pecho y sensación de constricción, pero hay otros síntomas (por ejemplo, la sudoración, náuseas, dolor en la mandíbula etc.)

 

Consecuencias y riesgos del infarto de miocardio

Entre las complicaciones del infarto miocárdico se encuentran:

  1. Fibrilación ventricular
  2. Taquicardia
  3. Falta de aliento
  4. Cansancio
  5. Debilidad
  6. Piernas y tobillos hinchados
  7. Aneurisma ventricular
  8. Arritmias ventriculares

En los primeros seis meses después de un infarto no se pueden efectuar tratamientos de odontología.

 

angiografía coronaria, normalDiagnóstico de infarto de miocardio

Un ataque de corazón leve se puede distinguir de la angina estable sólo analizando el trazado del electrocardiograma (ECG).
Si el gráfico de la ECG está constituido por una región de subida del tramo ST, al paciente se diagnostica un ataque de corazón típico.
Si el gráfico no presente la subida del tramo ST, se diagnostica un leve ataque de corazón. Alternativamente, para diagnosticar el ataque de corazón cardíaco leve se pueden hacer exámenes de sangre. Si en los exámenes de laboratorio se detecta la presencia en la sangre de marcadores (proteínas) llamadas troponinas y creatina quinasas MB (CK-MB), significa que el paciente ha padecido un ataque de corazón.
Algunas pruebas no invasivas incluyen el electrocardiograma, la ecografía, la medicina nuclear, el angiograma o la radiografía de las arterias coronarias.

 

¿Qué hacer? El tratamiento para el infarto de miocardio

En la fase aguda, el tratamiento sirve para restablecer el flujo hemático lo antes posible. Las opciones de tratamiento varían según la gravedad del daño en el tejido muscular cardíaco. Los pacientes que han tenido un ataque cardíaco leve no deberían necesitar una intervención quirúrgica para restablecer la normal circulación.

Tratamiento farmacológico
La aspirina es un medicamento anticoagulante plaquetario. Interfiere con la acción de las plaquetas, las células de la sangre que forman coágulos. Los medicamentos antitrombóticos como la aspirina reducen sustancialmente el tamaño del coágulo de sangre, promueven el normal flujo sanguíneo al corazón. El tratamiento a base de aspirina por un período de tiempo establecido reduce al mínimo la probabilidad de infarto en futuro.

Trombolíticos e  fibrinolítico
Cuando se trata de disgregar o de disolver los coágulos de sangre, se pueden administrar los fibrinolíticos como la Anistreplasa. Estos medicamentos rompen el coágulo y remueven eficazmente la obstrucción de las arterias. Los trombolíticos tienen el objetivo de desbloquear las arterias y de prevenir la formación de nuevos coágulos.

Beta-bloqueantes
Los beta-bloqueantes como el acebutolol se utilizan frecuentemente en el tratamiento para la hipertensión arteriosa. Con la disminución de la tensión sanguínea, el corazón requiere menos sangre y oxígeno para funcionar eficazmente. Aumenta la capacidad del corazón de relajarse, útil para el bienestar general.

Vasodilatadores
Como sugiere el nombre, los vasodilatadores están formulados para dilatar los vasos sanguíneo y mejorar la circulación sanguínea al corazón.
Al aumentar del flujo sanguíneo, aumenta incluso el aporte de oxígeno al corazón.
Estos cambios positivos en el flujo sanguíneo son útiles para mejorar la condición del corazón y reducir los posibles daos.

Estatinas
Para reducir los niveles de colesterol de sangre, los médicos prescriben las estatinas. Estos medicamentos bajan el colesterol malo.

 

Operación quirúrgica para el infarto de miocardio y primeros auxilios

Un grave ataque de corazón requiere la intervención quirúrgica porque los medicamentos no pueden expandir las arterias obstruidas. Aquí abajo se encuentran los procedimientos quirúrgicos:

fotolia_34049386_subscription_xxl

Angioplastia coronaria
Este procedimiento implica el uso de un tubo largo y fino (catéter) para desbloquear la arteria. Antes de empezar la intervención quirúrgica los médicos deben localizar la obstrucción. Esto se efectúa con el angiograma (radiografía que proporciona las imágenes de lo que pasa al interior de las arterias).
Cuando se detecta la posición de la obstrucción, se introduce el catéter a través de una arteria de la pierna. Luego se empuja el catéter hasta llegar al punto en que se forma el coágulo de sangre.
Sucesivamente, se expande el globo pegado al catéter que ayuda a remover la obstrucción. Durante este procedimiento, se puede posicionar uno stent de red metálica en la zona del bloqueo. La malla de la red impide el estrechamiento de aquella parte de la arteria reduciendo las probabilidades de problemas cardíacos en futuro.

Bypass coronario
En este procedimiento quirúrgico, el recorrido de la circulación de la sangre está desviado para evitar el bloqueo. Este resultado se obtiene conectando una arteria desde el pecho a la coronaria arriba o debajo del área obstruida. Esto permite que el bloqueo no influya en el flujo sanguíneo y permite la correcta circulación sanguínea hacia y desde el corazón.

 

Rehabilitación cardíaca y prevención del infarto de miocardio

Es importante efectuar la rehabilitación cardíaca después de un infarto para favorecer la vuelta a las actividades cotidianas.
En el primer episodio después de un infarto hay que evitar el deporte, mientras, en cuanto el médico lo permita, se aconseja practicar una actividad deportiva leve, por ejemplo, se puede andar, nadar o ir en bici.