Prolapso de la válvula mitral

El prolapso de le válvula mitral indica que un extremo valvular se mueve hacia la aurícula izquierda (hacia arriba) mientras el ventrículo izquierdo se contrae (sístole).
El corazón está compuesto por cuatro cámaras y cada vez que late, la sangre se mueve.

El lado izquierdo del corazón está constituido por un ventrículo y una aurícula y entre las dos partes se encuentra una válvula conocida como válvula mitral o bicúspide.


La válvula mitral está constituida por dos extremos y actúa de barrera contra el reflujo de sangre.
La función principal de esta válvula es la de abrir y de cerrar el pasaje a la sangre oxigenada.

La válvula se cierra cuando el ventrículo se contrae y se abre cundo el ventrículo se relaja. De esta manera, se previene la vuelta atrás de la sangre del ventrículo a la aurícula de izquierda. Una muy pequeña cantidad de reflujo es fisiológica o normal, pero si supera ciertos niveles puede causar síntomas graves.
Los extremos de la válvula están unidos con la parte interior del ventrículo por unas estructuras tendinosas llamadas cuerdas. En el prolapso de la válvula mitral se encuentran las siguientes alteraciones:

  1. Los extremos de la válvula son más largos y gruesos de lo normal,
  2. El anillo exterior está dilatado,
  3. Las cuerdas tendinosas son más largas.

Este trastorno se define científicamente como degeneración mixomatosa.
En este proceso se da la alteración de la composición interna valvular y la consecuencia es la hinchazón y el engrosamiento de los extremos de la válvula, el extremo más alterado suele ser el posterior.

A causa de esta ampliación, cuando la válvula se debería cerrar, los extremos se doblan hacia atrás y tienen un prolapso en la aurícula (se mueven hacia la parte opuesta).
Una pequeña cantidad de sangre puede volver del ventrículo a la aurícula.
Una muy pequeña cantidad de pérdida de sangre no supone un problema serio, el corazón funciona bien igualmente pero, si la cantidad aumenta, puede ocasionar complicaciones.

Cuando el prolapso mitral está justo dentro de los limites se define billowing, en esta fase el reflujo de sangre es mínimo o ausente.
La mayoría de las veces el paciente no es consciente de tener este trastorno. Con el pasar del tiempo, algunas cuerdas se pueden estirar excesivamente y si se despedazan hasta la ruptura completa, esta condición se conoce como flail.
Esta es la fase peor del prolapso porque un extremo de la válvula se dobla hacia atrás y el reflujo de sangre se hace peligroso.

 

Causas de prolapso de la válvula mitral

prolasso-valvola-mitrale-750x534

La causa principal es la degeneración mixomatosa que causa el espesamiento de la válvula.
Todas las causas principales están mencionadas aquí abajo.
La mayoría de los médicos opinan que el prolapso mitral es congénito (presente desde el nacimiento) y que es un trastorno hereditario (genético), de hecho, se encuentra en casi el 7% de los niños.
Este trastorno afecta entre al 4% y el 10% de la población global.

El prolapso de la válvula mitral se puede dar junto con otros trastornos genéticos como el síndrome de Marfan (enfermedad del tejido conectivo), el síndrome de Ehlers-Danlos, la osteogénesis imperfecta, etc.
Los especialistas no saben bien cuál es la causa de esta anomalía, pero las estadísticas muestran que las mujeres padecen mucho más a menudo de prolapso mitral respecto a los hombres.
Las mujeres están afectadas principalmente entre los 20 y los 40 años. Las personas que padecen prolapso mitral suelen ser altas, delgadas, con brazos y piernas largas, además padecen cifosis y escoliosis.

Estas características son típicas del síndrome de Marfan. Este síndrome causa manos y extremidades más largas de lo normal.
Las personas que padecen el síndrome de Marfan tienen articulaciones excesivamente flexibles y un aneurisma de la aorta abdominal.
Otra causa conectada con el prolapso mitral es un trastorno del sistema nervioso autónomo, o sea, del sistema que controla las funciones vitales como la respiración.
En términos médicos se habla de distonía.

 

Síntomas de prolapso de la válvula mitral

En muchos casos esta enfermedad es asintomática (sin síntomas).
El paciente puede padecer:

  1. Cansancio
  2. Vértigos o mareos
  3. Ansiedad, estrés y depresión
  4. Dolor en el pecho
  5. Falta de aliento
  6. Edema pulmonar
  7. Ritmo cardíaco acelerado
  8. Arritmia o ritmo cardíaco irregular, por ejemplo, en extrasístole o la fibrilación auricular

El prolapso mitral no puede causar un infarto cardíaco, pero en raros casos hay un riesgo de muerte súbita.

 

Diagnóstico de prolapso de la válvula mitral

El médico sospecha prolapso de la válvula mitral después del examen objetivo que incluye la auscultación del corazón con el estetoscopio.
El médico puede escuchar un silbido conocido como soplo en el corazón.
El movimiento anormal de la válvula mitral puede causar un sonido distinto o llamado “clic”.
Si el paciente tiene insuficiencia mitral, el médico puede escuchar el ruido del corazón causado por el reflujo de la sangre.

Para diagnosticar el prolapso de la válvula mitral sirve un ecocardiograma, o sea una ecografía del corazón.
El médico puede controlar el movimiento anormal de la válvula en una pantalla y de esta manera puede evaluar el grado del prolapso.
El reflujo mitral se ve incluso con un ecocardiograma.

 

prolasso-della-valvola-mitrale-400x399Tratamiento para el prolapso de la válvula mitral

En la mayoría de los casos de prolapso mitral no es necesario ningún tratamiento porque no hay síntomas y la enfermedad no es tan grave como para someterse a tratamientos médicos.
Todo depende de la gravedad de los síntomas y de las complicaciones como reflujo de sangre y la arritmia.

Muchas personas no necesitan frecuentes revisiones médicas.
Sólo las personas con complicaciones significativas tienen que hacer revisiones regulares.
Los médicos tienen que prevenir la arritmia, la endocarditis y otras complicaciones que pueden surgir en los casos más graves.
El tratamiento para el prolapso de la válvula mitral prevé el tratamiento farmacológico, quirúrgico o ambos.
Si el paciente tiene prolapso leve y no hay síntomas, puede seguir con sus actividades cotidianas normales y puede practicar su deporte favorito, por ejemplo: culturismo, correr o la natación.
En el caso de grave prolapso con la ruptura de las cuerdas, hay que evitar las actividades deportivas y no se pueden tomar medicamentos contra la disfunción eréctil como Viagra y Cialis.

 

Tratamiento farmacológico para el prolapso de la válvula mitral

Los medicamentos para tratar el prolapso mitral sirven para reducir el dolor torácico, el reflujo o la arritmia
El médico puede prescribir:

  1. Vasodilatadores: ayudan a dilatar los vasos sanguíneos y a reducir la carga de trabajo en el corazón
  2. Beta-bloqueantes: sirven para tratar la arritmia y reducir el ritmo cardíaco acelerado (taquicardia)
  3. Anticoagulantes: ayudan a prevenir los coágulos de sangre que pueden surgir cuando una persona padece fibrilación auricular
  4. Diuréticos: se toman para reducir el líquido en exceso en los pulmones

 

Intervención quirúrgica para el prolapso de la válvula mitral

La operación quirúrgica se efectúa para reparar o sustituir la válvula mitral.

Reparación de la válvula mitral los médicos mantienen la válvula original en el cuerpo e implantan unas modificadas para impedir la salida de la sangre. El médico puede hacer una anuloplastia mitral para redimensionar el anillo exterior de la válvula y remover el tejido en exceso.

Sustitución de la válvula mitral la sustitución de la válvula se efectúa cuando no se puede arreglar.
En estos casos, la válvula original se sustituye con una válvula artificial.
La válvula artificial puede ser mecánica o compuesta por tejido.
La válvula mecánica tiene una vida larga, pero hay que tomar anticoagulantes para evitar la formación de coágulos que pueden causar ictus.
La sustitución con una válvula de tejido permite evitar la toma de medicamentos anticoagulantes, sin embargo, tiene que ser cambiada después de un tiempo.

Los médicos prescriben los antibióticos a los pacientes antes de la intervención en el dentista u otras intervenciones quirúrgicas para prevenir la endocarditis.
Sin embargo, la American Heart Association ha descubierto que, en la mayoría de los casos de prolapso mitral, no es necesaria una profilaxis con antibióticos.

Las mujeres embarazadas con prolapso mitral no tienen el riesgo de sufrir complicaciones, sin embargo, los médicos pueden administrar antibióticos en el caso de infección que puede afectar la válvula mitral.
Los pacientes con prolapso de la válvula mitral no tienen que seguir una alimentación especial, pero se aconseja beber mucho líquido y limitar el consumo de cafeína y alcohol.
El tabaquismo no causa el prolapso mitral, pero se aconseja dejar de fumar para mejorar la salud del corazón.