Ritmo cardíaco normal en adultos y niños

El ritmo cardíaco normal indica la frecuencia de latidos que el corazón debería realizar por minuto.

 

Frecuencia cardíaca normal en adultos y niños

La frecuencia cardíaca de 60-100 LPM se considera normal, pero existen algunas excepciones.

Un atleta bien entrenado puede tener una frecuencia cardíaca de 40 LPM y un recién nacido puede llegar aproximadamente a las 180-190 LPM.
Un nivel de pulsaciones bajo puede considerarse aceptable si son indicadores de resistencia cardiovascular y de funcionamiento correcto del corazón.

doctora, cardiólogoUna frecuencia inferior al nivel normal puede ser motivo de preocupación.
Cuando la frecuencia es más baja de lo normal se define bradicardia, mientras que si el latido cardíaco es acelerado se denomina taquicardia.

 

Variaciones de la frecuencia cardíaca por minuto

En un individuo sano, la frecuencia cardíaca no siempre es constante, sino que cambia dependiendo de la actividad y del nivel de estrés.

Según el cuadro de frecuencia cardíaca ideal, el ritmo cardíaco normal en adultos en reposo se sitúa entre 60 y 100 LPM (latidos por minuto).
El nivel puede descender a 40 LPM cuando la persona está durmiendo.
Algunos atletas bien entrenados pueden tener menos de 60 latidos por minuto porque el músculo cardíaco es más fuerte y bombea una mayor cantidad de sangre.
Si la frecuencia cardíaca es más alta esto indica que el corazón tiene que trabajar mucho más.

El ritmo cardíaco puede llegar hasta 150-200 LPM en situación de esfuerzo.
Los médicos recomiendan medir la frecuencia con regularidad para revisar el estado de salud.
Si se realizan ejercicios regulares y adecuados es posible aumentar el rendimiento del corazón, y por tanto la frecuencia cardíaca.
El ritmo cardíaco también varía en función del sexo.
El ritmo cardíaco de las mujeres mayores de 13 años es superior al de los varones de la misma edad.
Por lo general, las personas con sobrepeso y sedentarias tienen una frecuencia cardíaca más alta de lo normal.
Entre los factores que influyen en la frecuencia cardíaca se encuentran:

  1. Tabaquismo
  2. Algunas enfermedades
  3. Fiebre
  4. Cansancio
  5. Embarazo
  6. Estado de ánimo
  7. Peso corporal
  8. Edad
  9. Medicamentos
  10. Actividad física

 

¿Cómo debe ser el ritmo cardíaco normal?

Las actividades desarrolladas por una persona pueden alterar el ritmo cardíaco en un corto período de tiempo.
La frecuencia puede descender a 40 LPM cuando la persona duerme y puede subir a 150-200 LPM cuando la persona:

  • Se desplaza
  • Practicar un deporte muy exigente

Ritmo cardíaco óptimo en adultos:

  • Hombres: 68-75 LPM
  • Mujeres: 72-80 LPM

 

Tabla del ritmo cardíaco normal en función de la edad

Edad Frecuencia cardíaca media
Recién nacido 70-190
Hasta 1 año 80-160
De 1 a 2 años 80-130
2-6 años 75-120
7-9 años 70-110
más de 10 años 60-100
Deportista 40-60

Fuente: medicalnewstoday

 

Frecuencia cardíaca fetal

El corazón del feto empieza a latir a los 22 días desde la concepción, es decir durante la quinta semana de gestación.

Según un estudio científico publicado en PUBMED (What is the normal fetal heart rate?), la frecuencia cardíaca fetal normal está entre 120 y 160 lpm.
Los latidos por minuto empiezan entre 90 y 110, pero van aumentando hasta llegar al pico máximo alrededor de 140 y 170 lpm, en bebés hombres y mujeres.

 

Ritmo cardíaco normal en los ancianos

La frecuencia cardíaca normal en las personas mayores de 65 años es la misma que en los demás adultos.
Los ancianos tienen una probabilidad mayor de sufrir:

  1. Bradicardia (frecuencia cardíaca por debajo de 60 latidos por minutos)
  2. Taquicardia (frecuencia cardíaca por encima de 100 latidos por minuto)

El ritmo cardíaco lento en los ancianos no siempre es peligroso, pero si es demasiado lento puede provocar síntomas e muerte súbita.
La taquicardia puede estar causada por algunas enfermedades (por ejemplo la anemia), pero también por bebidas (té y café) y fármacos (como la epinefrina).

 

Ritmo cardíaco normal durante el embarazo

Durante el embarazo, ocurren cambios importantes en el sistema cardiovascular de las mujeres.
Al cabo de 8 semanas, el gasto cardíaco aumenta del 2% respecto a los niveles normales de una mujer no embarazada.
Se produce:

  1. Vasodilatación periférica
  2. Dilatación del corazón
  3. Aumento de la frecuencia cardíaca de la mujer embarazada (10-20 latidos más por minuto)

La presión arterial disminuye durante el primer y segundo trimestre de embarazo, pero en el tercer trimestre vuelve a la normalidad.

Fuente: Physiological changes in pregnancy

 

¿Cuál es la frecuencia cardíaca normal en reposo?

El corazón de un adulto normal late 60-100 veces por minuto en reposo.
La frecuencia cardíaca en reposo aumenta con la edad.
La frecuencia cardíaca baja en los adultos sanos es un indicador de resistencia cardíaca y de un corazón eficiente.
En un atleta bien entrenado, la frecuencia cardíaca puede ser de 40 a 60 latidos por minuto. Los valores normales de la frecuencia cardíaca en los niños (6-15 años) en reposo se encuentra entre 70 y 100 latidos por minuto.

La frecuencia cardíaca en reposo se debe medir por la mañana, justo después de levantarse.
Se puede sentir el pulso radial en la muñeca o el pulso carotídeo en el cuello. A continuación, se muestran algunos pasos sencillos y sugerencias para asegurar la correcta medición de la frecuencia cardíaca en reposo.

 

¿Cómo se debe medir la frecuencia cardíaca?

Lo único que se necesita para medir el la frecuencia cardíaca es un reloj.

Cuando el corazón bombea la sangre a las arterias hay zonas específicas del cuerpo en las que los vasos sanguíneos se encuentran cerca de la superficie de la piel y es posible percibir el pulso.
Esto permite medir la frecuencia cardíaca fácilmente.
Las zonas en las que se siente el pulso son:

  1. Muñeca – se percibe la arteria radial
  2. Cuello – la arteria carótida (muy cerca de la nuez de Adán)
  3. Parte delantera del codo
  4. Ingle
  5. Tobillo
  6. Detrás de la rodilla, la arteria poplítea en la parte posterior de la pierna
  7. Sienes

Se puede percibir una sensación de latido violento en las sienes cuando se experimentan emociones fuertes.

Pulso radial

  • Situar las puntas de los dedos índice y corazón en la muñeca opuesta, en el lado del pulgar
  • Cuando se empiece a sentir el ritmo, contar el número de latidos durante 10 segundos
  • Multiplicar este valor por seis para obtener el número de latidos por minuto

Pulso carotídeo

  • Situar la punta de los dedos índice y corazón a cada lado del cuello, justo por debajo del ángulo de la mandíbula
  • Apretar suavemente para tomar el pulso y registrar el número de latidos durante 10 segundos
  • Multiplicar el valor por seis para obtener el número de latidos por minuto

El médico puede auscultar el ritmo cardíaco del paciente mediante el estetoscopio, por el que oye dos sonidos.

  1. El primero lo produce el cierre de las válvulas mitral y tricúspide, situadas entre la aurícula y el ventrículo.
  2. El segundo sonido lo produce el cierre de la válvula entre el ventrículo izquierdo y la aorta y el cierre de la válvula entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar.

 

Bradicardia y taquicardia

La frecuencia cardíaca por encima o por debajo del intervalo de 60-100 latidos por minuto en reposo se considera arritmia cardíaca.
Entre los síntomas que puede provocar se encuentran:

Puede ser la consecuencia de:

  • Envejecimiento
  • Desequilibrio electrolítico
  • Alcohol
  • Hipertensión
  • Trastornos cardíacos

Las enfermedades que pueden provocar arritmia son:

  1. Pericarditis
  2. Hipertensión
  3. Hipertiroidismo
  4. Insuficiencia cardíaca
  5. Infarto

El ritmo cardíaco lento (inferior a 60 LPM) se denomina bradicardia y se requiere tratamiento si se padecen sus síntomas. Por el contrario, una frecuencia cardíaca superior a 100 LPM en reposo es excesivamente rápida y se denomina taquicardia.

En caso de ritmo cardíaco acelerado debido a una enfermedad, puede que el corazón no consiga bombear la sangre de manera eficaz provocando una falta de oxígeno en el organismo.
La taquicardia puede estar caracterizada por los siguientes síntomas:

  1. Palpitaciones
  2. Falta de aliento
  3. Dolor en el pecho
  4. Desmayo (síncope)

En ese caso se requiere una intervención médica urgente.

Entre las causas de bradicardia patológica se encuentran:

  1. Infarto de miocardio
  2. Cardiopatía congénita
  3. Miocarditis
  4. Complicaciones de una intervención quirúrgica
  5. Hipotiroidismo
  6. Desequilibrio en los electrolitos de la sangre
  7. Apnea del sueño
  8. Enfermedades inflamatorias (por ejemplo, la fiebre reumática)
  9. Fármacos (por ejemplo, antiarrítmicos o medicamentos para la tensión)

Si el paciente percibe latidos cardíacos en las orejas, la causa puede ser la presión alta.

 

Clasificación de la frecuencia cardíaca

Frecuencia cardíaca máxima: la frecuencia cardíaca máxima (FC máx) se refiere al número máximo de latidos que el corazón puede realizar en un minuto.
Este dato sirve durante o inmediatamente después del ejercicio físico.
La FC máx ayuda a alcanzar el mejor estado de salud del corazón trabajando a la intensidad adecuada.

La manera más sencilla de calcular la FC máx es la siguiente operación: 220 – la edad.
Por lo tanto, si la persona tiene 30 años, la frecuencia cardíaca máxima es de 190.

Frecuencia cardíaca en reposo: se trata de la frecuencia cardíaca calculada cuando no se efectúa ninguna una actividad física. Este dato muestra la salud del corazón y los niveles de entrenamiento.
Un valor bajo de ritmo cardíaco significa que el músculo cardíaco está bien, salvo en algunos casos patológicos.

Frecuencia cardíaca de recuperación: el ritmo cardíaco es máximo durante el ejercicio físico o cualquier actividad intensa.
Sin embargo, tras completar una competición o entrenamiento, el ritmo cardíaco desciende hasta alcanzar su nivel normal en reposo.
La frecuencia cardíaca de recuperación es el valor que alcanza el ritmo cardíaco dos minutos después de terminar de hacer ejercicio.

Por ejemplo, si tras correr durante 15 minutos la FC máx es de 130, 2 minutos después de terminar este valor desciende a 92.
Por lo tanto, la frecuencia cardíaca de recuperación es 130-92=38. Esto sirve para establecer la salud del corazón, pues si el ritmo vuelve rápidamente al valor normal es una buena señal.