Cefalea en racimos

etiqueta. cefalea en racimos

 

La cefalea en racimos es un dolor de cabeza de tipo primario caracterizado por fuertes ataques de dolor en un lado de la cabeza, entre la frente y la nuca.

 

¿Cuáles son las causas de la cefalea en racimos?

 

La causa es incierta, puede ser que algunas partes del cerebro comienzan a funcionar mal por una razón desconocida. El hipotálamo es un área situada en la base del cerebro responsable del reloj biológico del cuerpo y puede ser la fuente del dolor de cabeza.

Las resonancia magnéticas realizadas en pacientes durante un ataque de cefalea en racimos muestran una actividad anormal en el hipotálamo.

 

 

Las características del dolor de cabeza en racimos son:

  • hay un familiaridad en el desarrollo de este problema, esto sugiere que puede haber un componente genético;
  • puede ser provocado por los cambios en el horario de sueño;
  • puede ser causado por los medicamentos (por ejemplo la nitroglicerina utilizada para las enfermedades del corazón).
  • Si una persona sufre con frecuencia de dolor de cabeza, el tabaquismo, el alcohol y ciertos alimentos (por ejemplo el chocolate) pueden ser causas potenciales de dolor de cabeza.

 

 

 

 

Síntomas

La cefalea en racimos puede durar semanas o meses intercalados con períodos de meses o años sin dolor.

Durante el período en que se produce, el dolor es punzante y se siente una vez o dos veces al día, pero algunos pacientes pueden sentirlo más de dos veces al día.

Cada episodio de dolor dura de 30 a 90 minutos.

Los ataques tienden a ocurrir aproximadamente a la misma hora cada día y, a menudo despiertan al paciente por la noche de un sueño profundo.

El dolor es insoportable: por lo general afecta sólo el ojo y la zona circundante, pero puede extenderse a toda la cara, a la cabeza y a la columna cervical.

El ojo afectado puede llegar a ser rojo, hinchado y puede lagrimear.

La nariz del lado afectado puede gotear y estar congestionada.

A diferencia de los pacientes con migraña, los con cefalea en racimos tienden a ser inquietos.

A menudo caminan adelante y atrás, golpean la pared con la cabeza, y pueden recurrir a medidas desesperadas.

La cefalea en racimos es más común en los hombres que en las mujeres.

 

Diagnóstico

 

Para hacer el diagnóstico de cefalea en racimos hay que comprobar la anamnesis del paciente. Por lo general, la descripción del dolor y la frecuencia es suficiente.

Si el paciente se encuentra en medio de un ataque, está en una situación crítica a causa del dolor y puede tener el ojo y la nariz que gotean como se ha descrito anteriormente.

Si el paciente es visitado por el médico cuando el dolor no está presente, el examen físico es normal y el diagnóstico depende solamente de la anamnesis.

 

 

 

 

Tratamiento

 

La cefalea en racimos puede ser muy difícil de tratar, hay que intentar diferentes alternativas para encontrar el tipo de tratamiento más eficaz . Debido a que el dolor de cabeza se repite cada día, hay dos requisitos en el tratamiento: el dolor causado por el primer episodio tendría que ser controlado, y los dolores de cabeza posteriores se tendrían que prevenir.

 

Las opciones de tratamiento inicial consisten en:

  • La inhalación de altas concentraciones de oxígeno (aunque esto no funcionará si el dolor de cabeza está bien establecido).
  • La inyección de fármacos triptanos, por ejemplo sumatriptán (Aurobindo), zolmitriptán (Zomig) y rizatriptán (Maxalt y Apotex) que se utilizan comúnmente también para los tratamientos de la migraña.
  • La infiltración de lidocaína, un anestésico local directamente en la fosa nasal;
  • Una punción de dihidroergotamina (DHE 45, Migranal) causa vasoconstricción ;
  • Se puede administrar la cafeína.

 

 

La prevención de la próxima cefalea en racimos se puede hacer con:

  • Los antagonistas del calcio (como Verapamilo, Diltiazem, Nifedipina, Nicardipina),
  • Prednisona (Prednisona Alonga),
  • Fármacos antidepresivos,
  • Litio (carbonato de litio)
  • Fenobarbital, ácido valproico y el topiramato (utilizado a menudo para controlar la epilepsia)

 

 

 

 

Prevención de la cefalea en racimos

 

Los episodios de cefalea en racimos pueden ocurrir a años de distancia, y no se puede prever el dolor de cabeza antes de un nuevo episodio, ningún medicamento diario puede garantizarlo.

Cambiar el estilo de vida puede ayudar a minimizar el riesgo de una exacerbación de cefalea en racimos.

Dejar de fumar y reducir al mínimo el alcohol puede prevenir episodios futuros.