Dolor de cadera al correr y en reposo

Foto: dolor, cadera, ingle, glúteo

 

El dolor en la articulación de la cadera puede tener origen en diferentes factores, incluyendo:

  • Artrosis
  • Artritis reumatoide
  • Necrosis avascular de la cabeza femoral
  • Cáncer de hueso
  • Accidentes deportivos
  • Bursitis
  • Tendinitis
  • Esguince y estiramiento
  • Luxación
  • Fractura
  • Contusión
  • Lesión del labio acetabular

 

Dolor de cadera por la mañana

Si el dolor aparece por la mañana y disminuye lentamente a lo largo del día, se trata de una inflamación tal como la artrosis de cadera, artritis séptica, gota o espondilitis anquilosante. Por lo general, los trastornos inflamatorios se tratan mediante fármacos antinflamatorios y cambios en la actividad física.

Artrosis

La artrosis es la enfermedad articular más común. Afecta a las personas mayores de 50 años y concierne las articulaciones portantes como la cadera.

Esta enfermedad se caracteriza por un dolor profundo que puede afectar a la parte anterior e interna del muslo.

La artrosis provoca rigidez y reducción del movimiento, síntomas que empeoran por la mañana. Por lo general, los medicamentos antinflamatorios, junto con la gimnasia dulce, alivian el malestar.

La artrosis es una enfermedad crónica.

Algunos casos requieren una intervención quirúrgica de reemplazo de cadera para mantener un estilo de vida activo.

Artritis séptica

La artritis séptica o infecciosa puede afectar a cualquier persona de cualquier edad y tiene origen en una infección bacteriana de la articulación de la cadera.

Existen muchas causas, incluyendo la enfermedad de Lyme, la gonorrea y la infección por estafilococos.

El dolor provocado por la artritis séptica es más intenso por la mañana, y puede provocar el bloqueo de la cadera.

Entre los demás síntomas, se encuentran el calor y enrojecimiento en la zona alrededor de la articulación, hinchazón, fiebre y escalofríos.

El tratamiento consiste en antibióticos y, en algunos casos, una intervención quirúrgica.

Gota

La gota es una inflamación de las articulaciones originada por la acumulación de ácido úrico. Es un tipo de artritis y puede afectar a cualquier articulación. Por lo general, la gota se presenta con episodios agudos, especialmente por la mañana.

La gota puede tener origen en el abuso de alcohol, obesidad, diabetes, hipertensión o una dieta rica en proteínas, especialmente salmón y carne.

Espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria clasificada como artritis.

Alrededor de un tercio de las personas con espondilitis anquilosante presentan síntomas en la cadera, muslos e ingle.

Además del dolor matutino, la espondilitis anquilosante provoca rigidez y dolor que se propaga hacia abajo y afecta a toda la pierna.

Estos síntomas se alivian mediante el ejercicio.

 

Causas del dolor de cadera al correr

Las causas benignas más comunes del dolor de cadera durante la carrera son: la bursitis trocantérea, el síndrome de la banda iliotibial y el síndrome del piriforme.

Las causas más graves son: fractura por estrés, inflamación de los nervios de la columna vertebral lumbar (especialmente el ciático y el crural), lesión del labio acetabular y artrosis de cadera.

 

Foto: nervios, dolor, cadera, ciático, carrera, sentado, caminar, mañana.

 

Hernia de disco o protrusión discal: un nervio que pasa por delante o detrás de la cadera puede comprimirse a nivel de la columna vertebral.

Bursitis trocantérea: se trata de la inflamación de la bolsa serosa que se encuentra en la parte externa de la cadera y sirve para reducir la fricción entre los tendones y el hueso femoral.

Síndrome de la banda iliotibial: es la inflamación de la banda fibrosa que se encuentra a lo largo de la parte externa del muslo, cerca de la cadera. La banda iliotibial comienza en la cadera y termina en la rodilla.

Este síndrome afecta sobre todo a los corredores y ciclistas.

Síndrome del músculo piriforme: se trata de un trastorno del músculo piriforme que se encuentra en la parte posterior de la cadera y su acción es la rotación externa de la articulación. El tendón del piriforme puede comprimir el nervio ciático, provocando un dolor similar a la ciática, con hormigueo en la pierna y dolor ardiente (escozor).

El síndrome del piriforme suele producirse en la parte izquierda, debido a que el cuerpo no es simétrico y este músculo está más tenso en el lado izquierdo del cuerpo.

En raras ocasiones, este trastorno afecta a la parte derecha. Esto suele producirse en pacientes cuya cadera está rotada hacia dentro.

Fractura por estrés: se trata de microfracturas frecuentes de la cabeza del fémur.

Este tipo de fractura es muy frecuente entre los atletas, especialmente los corredores, ya que corren muchos kilómetros.

Los síntomas son: dolor, hinchazón, limitación del movimiento y cojera.

Desgarro del labio acetabular: el labio acetabular es una estructura de cartílago que rodea el acetábulo de la pelvis.

Una lesión del labio acetabular provoca dolor en la cadera. El tratamiento consiste en la operación quirúrgica.

La artrosis es una enfermedad degenerativa que se desarrolla con el tiempo.

Provoca el desgaste de cartílago que se encuentra entre los huesos y la consecuencia es la fricción entre los huesos durante el movimiento. Las personas que sufren esta enfermedad experimentan dolor intenso durante o después correr.

Otras causas del dolor de cadera después de correr son: diferencia de longitud de las piernas, hiperpronación del tobillo (cuando el pie se gira hacia dentro), esfuerzos excesivos (un entrenamiento excesivo sin preparación física adecuada).

 

Posibles causas de dolor de cadera en posición sentada

Existen diferentes enfermedades que provocan dolor de cadera en posición sentada.

Artrosis de cadera o coxartrosis, este trastorno tiene origen en la desintegración del cartílago en la articulación.

Suele producirse a medida que envejecemos. Esta enfermedad requiere un tratamiento temprano para detener su empeoramiento.

Por lo general, se experimenta dolor en la ingle y la cara interna del muslo durante las actividades diarias tales como caminar y sentarse.

Bursitis trocantérea, puede ser el resultado de un accidente deportivo y consiste en la inflamación de la bolsa, es decir un saco lleno de líquido que tiene la función de reducir la fricción de los tendones durante el movimiento.

Por lo general, las bolsas son sensibles al tacto, por lo que es muy probable que al sentarnos ejercemos presión sobre una bolsa inflamada.

Osteonecrosis, se trata de una patología poco frecuente. Un flujo sanguíneo pobre puede provocar la osteonecrosis.

Cuando el flujo de sangre a los huesos no es suficiente, el tejido muere y el primer síntoma es el dolor.

Dependiendo de la posición sentada, puede producirse una reducción del flujo sanguíneo que aumenta el fastidio.

Lumbociatalgia, provoca dolor crónico y sensación de ardor.

La ciatalgia se produce cuando algo interfiere con el nervio ciático a lo largo de la parte posterior de la pierna.

El dolor afecta a la zona lumbar de la cadera, detrás de la rodilla, la pantorrilla y el pie.

Durante el embarazo es fácil sufrir una ciatalgia, ya que el útero puede provocar una compresión y la inflamación del nervio ciático.

En posición sentada, puede que este nervio se comprima o estire.

Síndrome del piriforme, si el trastorno solo tiene origen en la retracción y engrosamiento del músculo, puede provocar un dolor que se extiende hasta la rodilla y en la parte posterior del muslo.

Si el piriforme oprime el nervio ciático, el dolor se propaga a lo largo de la parte posterior de la pierna hasta el pie.

En este caso, los síntomas son los mismos que los de la lumbociatalgia.

El tratamiento más adecuado es la osteopatía o un masaje con ultrasonidos.

 

Dolor después de caminar

Causas:

Artrosis: La artrosis es una de las causas más frecuentes de los trastornos de cadera.

Esta patología se produce cuando el cartílago que protege los huesos de la cadera se desgasta, ocasionando la fricción de los huesos entre ellos.

Las inflamaciones articulares tales como la artrosis y artritis reumatoide se asocian a menudo con el dolor de cadera en las personas mayores.

En caso de artritis grave, el dolor también persiste cuando nos acostamos o dejamos de caminar.

A veces, empeora al permanecer en la misma posición durante mucho tiempo.

Tendinitis: los tendones son cordones fibrosos que conectan los huesos a los músculos.

La inflamación de los tendones se denomina tendinitis y puede tener origen en el uso excesivo o en un trauma.

La tendinitis de los músculos rotadores internos (glúteo medio y menor) y de los abductores (por ejemplo, el tensor de la fascia lata) puede provocar dolor en la parte lateral de la cadera.

Luxación de cadera, debido a un trastorno del desarrollo, la articulación de la cadera puede desarrollarse de forma anómala, como si estuviera dislocada o fuera de su posición.

Esta patología se conoce como displasia congénita. Puede ser indolora durante la infancia. Por lo general, provoca la artritis y, por lo tanto, el dolor en la cadera.

 

Foto:

Fractura, cadera, fémur, dolor, apoyo, cuello, cabeza

 

Fractura ósea de la cadera: la ruptura de un hueso de la cadera puede tener origen en un accidente o caída.

Es común en las personas mayores que sufren de osteoporosis, es decir, el debilitamiento y adelgazamiento del hueso, lo que lo predispone a la fractura.

La fractura del fémur provoca dolor repentino en la cadera y puede originarse en un trauma o una enfermedad (tal como un tumor óseo o una metástasis).

El dolor de cadera debido a una fractura es muy intenso y requiere una intervención médica inmediata.

Osteonecrosis: la necrosis de la cabeza femoral es una condición en la que el flujo sanguíneo en los huesos no es suficiente, lo que provoca la muerte del tejido óseo.

La necrosis ósea puede tener origen en el uso prolongado de fármacos esteroideos, lesiones, luxación de cadera, etc.

El síntoma principal en caso de necrosis de la cabeza del fémur es el dolor intenso en la cadera al caminar.

Clic de cadera, se trata de un síndrome caracterizado por un clic audible que se produce alrededor de la articulación.

Se puede clasificar en extra o intra-articular, en relación a la posición de origen.

El clic de cadera provoca dolor al caminar, que suele disminuir con el reposo.

 

Fatiga muscular: el músculo y los tendones alrededor de la cadera y la pelvis se pueden tender debido a la presión excesiva.

Los deportivos tienen un riesgo mayor de desarrollar una contracción muscular o un estiramiento.

Es importante hacer una buena preparación deportiva, ya que es más fácil sufrir un accidente cuando los músculos no están preparados.

Sin embargo, este trastorno no se limita a los atletas, y también puede producirse durante las actividades diarias.

La contractura muscular puede provocar fastidio al caminar.

Entre los remedios naturales existen el árnica y el harpagofito.

 

¿Cuáles son las causas de dolor de cadera en posición de reposo y durante la noche?

Colchón

Un colchón inadecuado puede provocar dolor en la cadera.

El fastidio se experimenta especialmente cuando se duerme sobre el lado afectado.

Un colchón demasiado duro o blando puede ocasionar dolor.

Si la columna vertebral y los costados no están bien sujetos, pueden tenderse y doler.

Con frecuencia, al cambiar posición, el dolor desaparece.

Se recomienda intentar dormir en la cama de otra persona para ver si el dolor de cadera disminuye. A pesar de lo que se publicita, no existe un colchón que se adapte a todos tipos de espalda.

Artrosis: se trata de una condición que consiste en el desgaste de la cadera y puede afectar tanto a hombres como mujeres.

Si la articulación se inflama, durante las últimas etapas el dolor puede empeorar por la noche.

El tratamiento tiene el objetivo de reducir la inflamación.

El medico suele recetar ejercicios de estiramiento, fármacos antinflamatorios y fisioterapia.

En los casos más graves, se puede recurrir a la intervención de reemplazo de cadera.

Músculos acortados: alrededor de la cadera y de la espalda, algunos músculos retraídos pueden ejercer presión sobre la cadera, como por ejemplo el cuádriceps.

Durante la noche, ciertas posiciones ponen en tensión los músculos provocando dolor en la articulación.

Problemas intestinales: los trastornos intestinales pueden provocar dolor de cadera.

 

Dolor de cadera en los niños

Los niños que sufren dolor de cadera o muslo no se deben ignorar.

Si el dolor persiste y el niño cojea, puede tratarse de un trastorno de la epífisis femoral, una condición en la que el núcleo de crecimiento óseo de la cabeza femoral se mueve fuera de su posición.

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes es la necrosis avascular de la cabeza femoral en los niños.

Entre las enfermedades de la infancia, se encuentran la artritis reumatoide juvenil y la enfermedad de Still.

Si el niño tiene fiebre, puede que sufra de artritis séptica o de una infección de la articulación de la cadera.

La cadera infectada puede tener origen vírica o bacteriana.

Los síntomas son: fiebre, dolor, cojera y, a veces, rechazo a caminar.

Las infecciones virales son la causa más frecuente de sinovitis en los bebés. Esta enfermedad desaparece sin tratamiento.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.