Dolor de hombro

El dolor en el hombro puede proceder de la articulación misma o de los tejidos blandos (por ejemplo los tendones del manguito de los rotadores).

El dolor en el hombro generalmente empeora con las actividades o el movimiento del brazo.

Algunas enfermedades y problemas que afectan el pecho o el abdomen, como las enfermedades del corazón, o las de la vesícula biliar, pueden causar también dolor en el hombro. El dolor en el hombro que procede de otra estructura se denomina “dolor referido”. Este tipo de molestia no empeora con el movimiento del hombro.

hombro, dolor, lesión, inflamación
Anatomía del hombro
Alila / bigstockphoto.com

Causas

La causa más frecuente de dolor en el hombro y en el cuello son las lesiones de los tejidos blandos: músculos, tendones y ligamentos.

Esto puede ocurrir después de una lesión de latigazo o una caída.

La espondilosis (artrosis vertebral) de la columna cervical puede pellizcar los nervios del plexo braquial que pueden causar dolor en el cuello y también en el hombro.

Una protuberancia o una hernia de disco en el cuello pueden causar dolor en el cuello que se irradia al brazo (cervicobraquialgia).

Incluso las enfermedades que involucran la médula espinal,corazón, pulmones y algunos órganos abdominales pueden causar dolor referido en el hombro.

 

 

Síntomas y signos de los problemas que implican cuello y hombros

Dolor: El dolor es muy fuerte, pero puede ser descrito como sordo, punzante, pulsante o similar a un ardor o a un calambre.

El dolor puede dar síntomas similares a una tortícolis con la pérdida de la amplitud de movimiento. Es posible tener también dolor de cabeza.

La evaluación de cada síntoma es importante para el médico porque según el tipo se puede entender la causa del problema.

 

 

Debilidad: La debilidad puede ser debida a un dolor severo causado por el movimiento de huesos o músculos.

Los nervios que inervan los músculos, sin embargo, pueden estar irritados o lesionados.

Es importante distinguir la verdadera debilidad (lesiones musculares o nerviosas) de la incapacidad o el miedo de moverse para no experimentar dolor.

Entumecimiento: Si los nervios se pellizcan, aplastan o dañan, no se sienten los objetos normalmente.

Se puede sentir una sensación de ardor, una sensación de hormigueo, la pérdida o una alteración de la sensación como si el brazo fuera “dormido”.

De acuerdo con el nervio irritado, se puede sentir dolor:

  • en el pecho y en la parte anterior del brazo,
  • en la espalda y en la región posterior de la extremidad superior, en este caso el dolor empeora al toser o al respirar profundamente,
  • en la axila y en el interior del brazo.

Frío: Una sensación de frío en la mano o en el brazo sugiere que las arterias, las venas o ambas no dejan que la sangre circule bien. Esto puede significar que no llega suficiente sangre al brazo.

Cambios en el color: un tono de azul o de blanco en la piel del brazo o del hombro es otra señal de que las venas o las arterias pueden estar dañadas.

El enrojecimiento puede indicar una infección o inflamación.

Hinchazón: Esto se puede generalizar a todo el brazo o localizar en las estructuras implicadas (por ejemplo, una fractura del húmero o una bursitis del hombro).

La luxación o una deformidad pueden causar una apariencia hinchada o paradójicamente, un área hundida.

Deformidad: Una deformidad puede estar presente en caso de fractura o luxación. Algunos desgarros de los ligamentos pueden causar una colocación anormal de las estructuras óseas.

 

 

 

Bursitis

Las bolsas son bolsas llenas de líquido sinovial que se encuentran en las articulaciones de todo el cuerpo, incluyendo el hombro.

Actúan como amortiguadores entre los huesos y los tejidos blandos suprayacentes, sirven para reducir la fricción entre los músculos y el hueso durante el movimiento.

A veces, un uso excesivo del hombro provoca inflamación y hinchazón de la bolsa que se encuentra entre el manguito de los rotadores y la parte exterior de la escápula, es decir el acromion.

La consecuencia es un problema conocido como bursitis subacromial.

La inflamación de la bolsa se produce a menudo junto con la tendinitis del manguito de los rotadores.

Muchos tejidos del hombro pueden inflamarse y llegar a ser dolorosos.

Muchas de las actividades diarias, como peinarse o vestirse pueden llegar a ser difíciles.

Entre los remedios naturales, la acupuntura y la homeopatía pueden ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación.

 

 

 

Tendinitis

Un tendón es un cordón fibroso que conecta el músculo al hueso. La mayoría de las tendinitis son el resultado del desgaste del tendón que se produce gradualmente con el tiempo.

Este fenómeno se parece a la suela de un zapato consumido que se adelgaza y se rompe por el uso excesivo.

Los tendones que se inflaman con más frecuencia son el supraespinoso y la cabeza larga del bíceps.

El manguito de los rotadores está compuesto por cuatro músculos que cubren la cabeza del hueso del brazo y lo mantienen unido al hombro. El manguito de los rotadores ayuda a dar estabilidad a la articulación.

Por lo general, la tendinitis es de dos tipos:

Aguda. Los deportistas que lanzan la bola con frecuencia y con fuerza u otras actividades con el brazo por encima de la cabeza pueden causar una tendinitis aguda, por lo general afecta a los jóvenes y a los deportistas.

Los que practican el culturismo en el gimnasio deben prestar atención a realizar los ejercicios correctamente y a no exagerar, de lo contrario, se pueden dañar los músculos y los tendones.

Muchos jóvenes tienden a fortalecer solo los pectorales, los abdominales y los bíceps, pero un exceso de flexiones o levantar peso en el press de banca puede crear desequilibrios musculares entre el pecho y la espalda que influyen negativamente en el hombro.

Dependiendo del problema, hay ciertos ejercicios que se deben evitar, por ejemplo, una persona que sufre del síndrome de pinzamiento no puede hacer las elevaciones laterales.

La natación es un deporte que sobrecarga mucho el hombro, es fácil que los nadadores tengan la tendinitis de la cabeza larga del bíceps.

Crónica. Las enfermedades degenerativas como la artritis o algunos trabajos repetitivos pueden causar una tendinitis crónica o tendinosis con el paso del tiempo. En este caso, los más afectados son los ancianos.

Los síntomas son el dolor en la parte anterior o exterior del hombro que se puede extender hasta la mitad del brazo, rara vez se produce una limitación de movimiento o hinchazón articular.

El tratamiento principal es: descanso y fisioterapia (terapia con láser y ultrasonido), en raras ocasiones se necesita una cirugía.

 

 

 

 

Kinesio, tape, hombro, bíceps, dolor, inflamación, contractura
Kinesiotape del bíceps en el hombro derecho

 

Kinesiotape para contractura del bíceps braquial y tendinitis de la cabeza larga del bíceps

Acción: decontracturante, de drenaje y antiinflamatoria. Forma: Una banda en ” Y ”. Longitud: desde unos pocos centímetros por debajo del codo hasta el acromion. Aplicar la cinta sin tensión extendiendo el brazo posteriormente.

 

La tendinitis calcificada es un problema que provoca el depósito de calcio dentro de un tendón, ocurre más frecuentemente en los tendones del manguito los de rotadores.

El tratamiento de la tendinitis calcificada depende de la gravedad de los síntomas, generalmente se resuelve con la fisioterapia, los medicamentos e las inyecciones de cortisona, pero en algunos casos se necesita una cirugía para extirpar la calcificación.

 

Roturas de los tendones

 

La rotura o laceración de los tendones puede ser causada por un trauma repentino o por alteraciones degenerativas y graduales de los tendones debidas a la edad y al uso excesivo.

Estos desgarros pueden ser parciales o totales y pueden romper el tendón en dos partes. En la mayoría de los casos de lesiones completas, las dos piezas de tendón son tiradas por el músculo y tienden a alejarse.

La lesión del supraespinoso y del bíceps se encuentran entre las más frecuentes.

Los síntomas son: dolor durante el movimiento, durante la noche y limitación de los movimientos, especialmente la rotación interna.

El tratamiento conservador incluye fisioterapia, medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos e inyecciones de cortisona.

En el caso de que el tratamiento médico no fuera suficiente, después de seis meses desde el principio del dolor se puede realizar una cirugía.
 

Síndrome subacromial o de pinzamiento

El pinzamiento del hombro se produce cuando la parte superior y exterior de la escápula (acromion) ejerce presión sobre los tejidos blandos subyacentes durante la elevación del brazo del cuerpo. El médico a menudo utiliza el término periartritis para indicar este problema.

Al levantar el brazo, el acromion frota contra los tendones del manguito de los rotadores y la bolsa subacromial.

Esto puede causar una bursitis y una tendinitis, por lo tanto dolor y limitación del movimiento del hombro.

Con el tiempo, una fricción importante puede causar también la rotura del manguito de los rotadores.

Los nadadores suelen presentar problemas en el hombro, en particular, el síndrome subacromial a causa de la sobrecarga de la articulación del hombro.

 

 

Luxación

 

Luxación del hombro significa que el hueso del brazo se ha separado de la cavidad en la que se inserta (la cavidad glenoidea de la escápula) y los tejidos de soporte se estiran o desgarran.

La luxación del hombro por lo general se produce después de una caída sobre el brazo. Se requieren 12-16 semanas para recuperarse después de haber colocado el brazo en su posición.

El hombro es la articulación que se disloca más fácilmente porque la cabeza del húmero, que tiene la forma de una bola, está apoyada a un trozo de hueso ligeramente cóncavo. Esto hace el brazo extremadamente móvil y capaz de moverse en muchas direcciones, pero no da mucha estabilidad.

En casi todos los casos de luxación de hombro, el hueso del brazo sale delante del hombro.

Los signos de la luxación son evidentes porque:

 

  • el hombro parece cuadrado en lugar de redondo
  • se puede ver un bulto o una hinchazón bajo la piel (la parte superior del hueso del brazo) delante del hombro.
  • no se puede mover el brazo y el dolor es muy fuerte.

El ortopedista debe colocar el brazo en su lugar tan pronto como sea posible, luego la extremidad debe estar inmovilizada durante 3 semanas.

 

Al final hay que realizar la fisioterapia y la rehabilitación para recuperar el movimiento y la fuerza del hombro.

 

Inestabilidad

La inestabilidad del hombro ocurre cuando la cabeza del húmero es empujada fuera del hombro. Esto puede ocurrir a causa de un trauma repentino o de un movimiento violento.

Las luxaciones de hombro pueden ser parciales, con la cabeza del húmero sólo parcialmente separada de la escápula.

La luxación parcial se llama subluxación, en este caso no es necesario que el ortopedista la coloque en su lugar.

 

Luxación significa que el húmero sale completamente de la cavidad glenoidea de la escápula.

Después de la primera vez, los ligamentos, los tendones y los músculos alrededor del hombro se vuelven laxos o desgarrados, desde entonces es probable que se experimenten nuevas luxaciones.

La inestabilidad crónica del hombro se produce cuando los músculos y los ligamentos no son capaces de mantener el brazo contra la escápula de manera suficiente y el hombro se desliza fuera de su sitio repetidamente.

Las luxaciones recurrentes pueden ser parciales o completas, causan dolor e inestabilidad cuando se levanta el brazo o se aleja del cuerpo.

Los episodios repetidos de subluxaciones o luxaciones conducen a un mayor riesgo de desarrollar la artrosis de la articulación.

El labrum glenoideo es un anillo de cartílago fibroso que rodea la cavidad glenoidea de la escápula, es un estabilizador estático en el que se insertan la cápsula y algunos ligamentos.

La lesión de Bankart es la separación de la parte anterior e inferior del labrum.

Síntomas

Los síntomas de inestabilidad crónica del hombro son:

  • Dolor causado por el accidente
  • Luxaciones recurrentes
  • Una sensación persistente de brazo desatado que se desliza dentro y fuera del hombro, o simplemente se siente “colgado”

Tratamiento

Inicialmente, el tratamiento para la inestabilidad crónica del hombro no es la cirugía.

Si esta opción no alivia el dolor y la inestabilidad, la cirugía puede ser necesaria.

El médico desarrolla un plan de tratamiento para aliviar los síntomas.

A menudo se requieren varios meses de tratamiento antes de que el hombro vuelva bastante estable.

Es necesario hacer algunos cambios del estilo de vida para evitar actividades que empeoren los síntomas.

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina y el ibuprofeno reducen el dolor y la hinchazón.

El fortalecimiento de los músculos del hombro y los ejercicios para el control del hombro pueden aumentar la estabilidad. El fisioterapeuta establece un programa de ejercicios que se deben realizar en casa o en el gimnasio para el hombro.

tape, Kinesio, inestabilidad,hombro, luxación, sale, húmero

 

 

Kinesiotape, inestabilidad de hombro
Kinesiotape para inestabilidad de hombro

Kinesiotape para inestabilidad de hombro

Acción: estabilizadora. Forma: Una banda en ” Y ”. Longitud: Por debajo del deltoides hasta el acromion. Aplicar tanto la cola anterior que la posterior con una tensión discreta (25-50% de la longitud) , manteniendo el hombro en posición neutra.

Cirugía

La cirugía es a menudo necesaria para reparar los ligamentos desgarrados o alargados a fin de mantener la articulación del hombro en su lugar.

Las lesiones de Bankart se pueden reparar quirúrgicamente. Se insertan suturas y “anclajes” de plástico para volver a conectar el labrum glenoideo al hueso.

Artroscopia. Tejidos blandos del hombro pueden ser reparados utilizando pequeñas herramientas y pequeñas incisiones. Este es un procedimiento que se puede realizar de forma ambulatoria.

La artroscopia es la cirugía mínimamente invasiva. El cirujano ve el interior del hombro a través de una pequeña cámara y realiza la operación con herramientas especiales largas y delgadas.

 

Cirugía a cielo abierto

Algunos pacientes podrían necesitar cirugía a cielo abierto.

El cirujano debe realizar una incisión más grande en el hombro para reparar los tejidos dañados.

Rehabilitación. Después de la cirugía, el hombro debe estar inmovilizado temporalmente con una férula.

Cuando se quita la férula, se debe comenzar un programa de ejercicios de rehabilitación para los ligamentos.

Esto mejora la amplitud de movimiento del hombro y previene la formación de cicatrices cuando los ligamentos se curan.

Los ejercicios para fortalecer el hombro se introducen gradualmente en el programa de rehabilitación.

El objetivo que se debe alcanzar es una vuelta a todas las actividades que se realizaban anteriormente.

 

 

La lesión del labrum glenoideo

El desgarro del labrum glenoideo puede ocurrir de diferentes maneras y el tipo de tratamiento depende del daño que se ha producido.

La lesión SLAP es un tipo de desgarro del labrum glenoideo. La causa más frecuente es una caída sobre la mano extendida.

 

El tejido blando del labrum puede estar aplastado entre el labrum y el húmero. Cuando esto ocurre, el labrum se puede romper. Si la lesión del labrum glenoideo se expande, puede convertirse en un trozo de tejido que se mueve dentro y fuera de la articulación, atrapado entre la cabeza humeral y la cavidad glenoidea de la escápula.

El trozo puede causar dolor al mover el hombro.

Varios tendones y ligamentos se insertan en el labrum y ayudan a mantener la estabilidad del hombro.

Si el labrum se rompe, el hombro se hace a menudo mucho menos estable y puede dislocarse más fácilmente.

Síntomas

Los síntomas de un desgarro del labrum glenoideo del hombro son:

  • Dolor durante las actividades de la vida diaria
  • Bloques o crujidos durante el movimiento
  • Dolor nocturno
  • Sensación de inestabilidad del hombro
  • Reducción de la amplitud de movimiento
  • Pérdida de fuerza

Tratamiento

El médico puede prescribir los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y el descanso para aliviar los síntomas.

Los ejercicios de rehabilitación para fortalecer los músculos del manguito de los rotadores son útiles.

Si estos remedios no son suficientes, el médico puede recomendar la cirugía artroscópica.

Durante la cirugía artroscópica, el médico examina el labrum y el tendón del bíceps.

Si la lesión se limita al labrum glenoideo y no implica los tendones, el hombro es todavía estable.

El cirujano extrae el trozo roto y corrige otros posibles problemas asociados.

Si la lesión se extiende al tendón del bíceps o si éste se ha desprendido, el hombro es inestable.

El cirujano debe reparar y volver a conectar el tendón usando clavos reabsorbibles, alambres de Kirschner o puntos de sutura.

Las lesiones en la parte inferior de la cavidad glenoidea causan inestabilidad de hombro.

Rehabilitación

Después de la cirugía, es necesario mantener el hombro en una férula ortopédica durante 3-4 semanas. El médico prescribe también ejercicios suaves para recuperar la amplitud de movimiento respetando el umbral del dolor (es decir, no duelen).

Cuando se quita la férula, se deben realizar ejercicios de movimiento y flexibilidad para fortalecer gradualmente el bíceps y los otros músculos del hombro, en particular el manguito de los rotadores.

Por lo general, los atletas pueden empezar haciendo ejercicios específicos para el regreso a la actividad deportiva 6 semanas después de la cirugía, también los tiempos de curación completas son de 3-4 meses.

 

 

Diástasis de la articulación acromioclavicular (AC)

 

 

 

 

diástasis, luxación, acromioclavicular, acromion, clavícula, hombro
Diástasis acromioclavicular

La separación de la clavícula del acromion se llama también diástasis acromionclavicular.

Por lo general, este problema es causado por una caída sobre el hombro, pero es muy diferente de una luxación de hombro.

El trauma lesiona los ligamentos que rodean y estabilizan la articulación entre la clavícula y la escápula.

La diástasis de hombro es una lesión que se produce en el cruce entre la clavícula y la escápula. Por lo general, es una lesión de los tejidos blandos o de los ligamentos, pero también puede ocurrir una fractura.

En las separaciones más graves, incluso el ligamento coracoclavicular (entre la clavícula y la apófisis coracoides de la escápula) se ha desgarrado.

Una diástasis leve implica un estiramiento del ligamento acromionclavicular que no causa el desplazamiento de la clavícula y la radiografía es normal.

Una lesión más grave causa también la lesión del ligamento coracoclavicular, en este caso la clavícula va fuera de alineación y se desplaza de su posición anatómica.

La diástasis de hombro más grave implica la ruptura completa de los ligamentos y provoca un desplazamiento bien visible de la clavícula.

 

El tratamiento no quirúrgico se realiza mediante la inmovilización del hombro con una férula, las compresas de hielo y los medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor.

La mayoría de los pacientes regresan a la función casi completa del hombro después de esta lesión, aunque queda una deformidad significativa.

Algunas personas sienten todavía dolor a nivel de la articulación AC , aunque hay sólo una ligera deformidad.

La molestia puede deberse a:

  • al contacto incorrecto entre los huesos cuando la articulación está en movimiento
  • a la artritis
  • a las lesiones de una pieza de disco de cartílago que se encuentra entre los extremos de los huesos de la articulación.

 

A menudo merece la pena esperar antes de realizar una cirugía.

La cirugía se puede tener en cuenta si el dolor persiste o si la deformidad es grave. El ortopedista puede recomendar el corte de la parte final de la clavícula de manera que no frote contra el acromion.

Si hay una deformidad significativa, es útil la reconstrucción de los ligamentos que se insertan en la parte inferior de la clavícula. Este tipo de cirugía funciona bien incluso si el tiempo de recuperación es de algunos meses.

Independientemente de si el tratamiento es conservador o quirúrgico, el hombro necesita la rehabilitación para recuperar el movimiento, la fuerza y la flexibilidad.

 

 

Artritis

El dolor de hombro también puede ser causado por la artritis.

Hay muchos tipos de artritis, la más común es la artrosis , también conocida como enfermedad degenerativa por “desgaste”.

Los síntomas son: hinchazón, dolor y rigidez, por lo general empiezan después de los 50 años.

La artrosis se desarrolla lentamente y causa un empeoramiento con el tiempo.

La artrosis puede estar relacionada con el deporte, con las lesiones y con el desgaste crónico.

Otros tipos de artritis se relacionan con la ruptura del manguito de los rotadores, infecciones o enfermedades de la cápsula articular.

A menudo, las personas evitan los movimientos de hombro en un intento de reducir el dolor de artritis. Esto conduce a un cierre o endurecimiento de las partes blandas de la articulación, provocando una limitación dolorosa del movimiento.

 

Fracturas

 

Las fracturas son huesos rotos. Las fracturas de hombro afectan la clavícula, el húmero (hueso del brazo) y rara vez la escápula.

Las fracturas de hombro en pacientes de mayor edad son a menudo la consecuencia de una caída.

Los pacientes más jóvenes se pueden fracturar el hombro con una lesión de alta energía, como por ejemplo un accidente de coche o un trauma deportivo violento.

Las fracturas causan dolor (empeora con la humedad), hinchazón y un gran hematoma en el hombro y en el pecho del sujeto.

La fractura de la clavícula es causada generalmente por una caída sobre una mano extendida.

La rotura de la escápula es generalmente causada por un impacto directo.

 

Capsulitis adhesiva

 

La capsulitis adhesiva o hombro congelado se presenta generalmente entre los 40 y los 65, la artrosis se produce más tarde después de los 60 años.

El hombro congelado o “frozen shoulder” es más común en las personas con diabetes y puede ocurrir también después de una inmovilización prolongada.

La cápsula articular del hombro se retrae y se espesa causando dolor y limitación del movimiento.

La diferencia en comparación con los otros problemas del hombro es que el bloque del movimiento es brusco, como si se encontrara un obstáculo duro.

El tratamiento prevé movilización pasiva, inyecciones de cortisona y si estos remedios no fueran suficientes se puede recurrir a la movilización bajo anestesia.

Otro posible tratamiento natural es la osteopatía, es decir, una terapia manual que actúa sobre la causa del problema para permitir la curación del cuerpo.

 

Enfermedades orgánicas

 

Los ataques al corazón: aunque el problema es el corazón, los ataques al corazón pueden causar dolor “referido” en el hombro izquierdo o en el cuello.

 

Cáncer del vértice pulmonar

El cáncer del vértice pulmonar puede causar dolor severo en el hombro, el paciente puede no tener otros síntomas, pero cuando llega a la clínica mantiene el brazo doloroso con el sano porque duele mucho.

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.