Pruebas para el hombro doloroso

¿Cuáles son las pruebas para el hombro doloroso?

Para determinar la causa del dolor en el hombro sirve un profesional con experiencia que entienda de dónde vienen los síntomas y que conozca las pruebas para cada enfermedad.

Un examen adecuado del hombro evalúa:

  • La fuerza,
  • Los movimientos
  • La función de la articulación del hombro.

Las pruebas clínicas de evaluación permiten al médico a hacer el diagnóstico, pero podría prescribir un examen instrumental como la resonancia magnética (RMN) para tener la confirmación.

Pruebas para el Síndrome de pinzamiento de hombro o Impingement subacromial

Pruebas, Neer, pinzamiento, hombro
Prueba de neer

Prueba de Neer

El signo de Neer se nota cuando el tendón del supraespinoso del paciente está aplastados bajo el arco coracoacromial.

La prueba se realiza levantando el brazo con el hombro girado en el interior. La escápula debe ser estable durante la maniobra para impedir el movimiento escapultoracico. El dolor con esta maniobra es el signo de pinzamiento subacromial.

 

Maniobra de Yocum

Esta prueba se realiza con el paciente y el examinador de pie.
La posición del paciente: la mano del brazo que tiene que ser evaluado debe estar apoyada en el hombro opuesto.
La prueba de Yocum consta en empujar el codo hacia arriba contra la resistencia del examinador.
Si el paciente siente dolor significa que la prueba es positiva, entonces puede indicar un impingement subacromial.

 

 

Prueba, Hawkins, supraespinoso, hombro
Prueba de Hawkins

Prueba de Hawkins

La prueba Hawkins se realiza con frecuencia para la evaluación del pinzamiento.
El examinador tiene que tener:

  • El brazo del paciente cerca del codo con una mano,
  • La muñeca del paciente con la otra mano.

La prueba de Hawkins se realiza levantando el brazo del paciente hacia adelante a 90 grados, mientras se gira internamente el hombro .

El dolor con esta maniobra hace sospechar que hay un pinzamiento subacromial.
Un estudio demostró que la prueba de Hawkins es más sensible que la de Neer para el pinzamiento del hombro.

Pruebas para el manguito rotador

Entre las pruebas ortopédicas para evaluar el manguito rotador se encuentran:

Prueba de caída del brazo
Una ruptura del manguito de los rotadores se puede evaluar con esta prueba.La prueba de caída del brazo se realiza levantando lentamente el brazo del paciente con el codo extendido, la mano llega a la altura del hombro.
Si el brazo cae, significa que el paciente tiene una lesión del manguito de los rotadores, especialmente del supraespinoso.
El paciente puede ser capaz de bajar el brazo lentamente hasta 90 grados (porque este movimiento lo realiza en su mayoría el músculo deltoides), pero no será capaz de resistir más abajo.

 

Maniobra de Jobe

Esta es la prueba más utilizada para ver si el paciente tiene una lesión o una tendinitis del tendón supraespinoso.

  • Posición del paciente: de pie, con el brazo con un ángulo de 90 ° de abducción y 30 ° de anteposición. El pulgar apunta hacia abajo.
  • Posición del examinador: de pie al lado del paciente que agarra la muñeca del paciente.
  • Realización de la prueba: el médico empuja hacia abajo mientras el paciente resiste a la presión.

La prueba es positiva si el paciente siente dolor o no puede resistir.

 Pruebas para la articulación acromioclavicular 

Cross arm Test

Los pacientes con disfunciones de la articulación acromioclavicular a menudo tienen dolor en el hombro.

El  cross-arm test ayuda a aislar la articulación acromioclavicular.

El paciente levanta el brazo en cuestión a 90 grados.
El examinador realiza una aducción del brazo que empuja el acromion contra el extremo distal de la clavícula.

El dolor en el área de la articulación acromioclavicular indica que la prueba es positiva.

Se verifica en caso de:

  1. Artritis acromioclavicular,
  2. Diastasis acromioclavicular,
  3. Lesión de un ligamento entre los dos h

 

Prueba para la inestabilidad del hombro

Las pruebas descritas en esta sección son útiles para la evaluación de la estabilidad de la articulación glenohumeral.

La extremidad sana debe ser examinada para hacer una comparación con la dolorosa.

 

prueba, aprehensión, hombro, inestabilidad, salida
Prueba de aprehensión

Prueba de aprehensión

La prueba de aprehensión anterior se realiza con el paciente boca arriba o sentado y el brazo en posición neutra a 90 grados de abducción.

  • El examinador tiene el brazo del paciente con una mano,
  • La otra mano mantiene la muñeca del paciente.

El especialista estabiliza el húmero y gira externamente el brazo. El dolor o la aprehensión por una sensación de inminente subluxación o luxación indica inestabilidad glenohumeral anterior.

 

Prueba de aprehensión posterior

La inestabilidad posterior del hombro puede ser evaluada mediante una simple prueba con el paciente boca arriba o sentado que tiene el brazo a 90 grados de abducción y el codo a 90 grados de flexión.

El especialista debe empujar posteriormente la cabeza del húmero.

El dolor o la sensación de brazo que sale indica inestabilidad posterior.

 

Test del surco

El paciente y el examinador están de pie.

Con el brazo del paciente en posición neutra, el especialista agarra la muñeca y tira el brazo hacia abajo observando si se forma un surco o depresión en la parte del hombro bajo el acromion.

La presencia de un surco inferior indica la inestabilidad glenohumeral inferior. El especialista debería acordar que muchos pacientes sin síntomas, especialmente los adolescentes, normalmente tienen un cierto grado de inestabilidad.

 

Prueba de recolocación

La prueba de recolocación se realiza inmediatamente después de un resultado positivo en la prueba de aprehensión.

Posición del paciente: la misma de la prueba de aprensión; el paciente debe estar boca arriba con el brazo en abducción y con una flexión de 90°, el codo está doblado en ángulo.

En esta posición el paciente siente dolor.
El especialista aplica una fuerza posterior en la cabeza del húmero.

Una disminución del dolor o de la aprehensión sugiere inestabilidad glenohumeral anterior.

 

 

Pruebas para el musculo bíceps del hombro

Prueba de Yergason

La prueba de Yergason se utiliza para evaluar el tendón del bíceps.

Posición del paciente: de pie, con el brazo relajado y el codo contra el tórax.
En esta prueba, el codo del paciente inicialmente se flexiona a 90 grados con el pulgar hacia arriba.

El paciente debe doblar el codo y realizar la supinación del antebrazo (girar el pulgar hacia el exterior), mientras que el especialista sostiene la muñeca y ejerce una fuerza opuesta.

Si se siente dolor en la parte anterior del hombro con esta maniobra:

  • Si no se percibe la contracción del tendón significa que el paciente sufre de una tendinitis del bíceps o tiene una lesión del labrum glenoideo.
  • Si la maniobra provoca un salto del tendón fuera del surco bicipital, lo que indica un desgarro o la híper laxitud de ligamentos humeral.

 

Palm up test o maniobra de Gilchrist

 

palm up, prueba, Bíceps, Gilchrist
Palm up test o maniobra de Gilchrist

Palm up test

El palm up test se utiliza para evaluar el tendón de la cabeza larga del bíceps.

El codo del paciente está extendido, el antebrazo en posición supina (palma de la mano hacia arriba) y el brazo hacia adelante a la altura del hombro.

El paciente debe empujar hacia arriba  y el especialista empuja hacia abajo el miembro superior a nivel de la muñeca.

Prueba para el labrum glenoideo

Fulcrum test

Las lesiones del labrum glenoideo se evalúan con el paciente en posición supina (boca arriba).
El paciente debe mantener el hombro en el borde exterior de la cama.
El especialista debe mantener una mano detrás del hombro, mientras la otra sobre la muñeca.
El médico tiene que abducir el hombro hasta 90°, de esa posición gira el brazo hacia afuera mientras empuja la cabeza del húmero hacia delante.
Mientras mueve el brazo, el especialista puede sentir crujidos en el hombro o sentir que duele, en este caso la prueba es positiva.

 

Test de O’brien

Posición del paciente: sentado en una posición relajada o de pie.
El brazo se encuentra en flexión a 90 °, 10 grados de aducción y rotación interna completa (pulgar hacia abajo).
El examinador empuja el brazo hacia abajo mientras el paciente resiste empujando hacia arriba.
La prueba tiene que ser repetida, pero con el brazo en una posición neutral (con el pulgar hacia arriba).

Interpretación de los resultados:
La prueba se considera positiva si hay dolor o una contracción cuando el brazo está en rotación interna, pero no cuando el brazo está en la posición neutra.
Un dolor a nivel de la articulación acromioclavicular indica que hay un trastorno de la articulación.
Si el paciente tiene un dolor profundo en el hombro, la prueba es positiva para una lesión del labrum glenoideo.
En caso de un problema en la articulación acromioclavicular, el paciente tiene dolor en ambas posiciones del test.

 

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.