Rehabilitación para la luxación de hombro

Rehabilitación para la luxación de hombro

Auto tratamiento
Rehabilitación después de la luxación de hombro, recuperación del movimiento.
Si no está disponible una venda, hay que crearla atando una lona o una toalla en forma de círculo.

Una almohada colocada entre el brazo y el abdomen puede ayudar a apoyar el hombro dislocado.
Es mejor ir al médico con el estómago vacío, hay que evitar comer antes de ir a urgencias.

fisioterapia, rehabilitación, fractura, húmero, hombro, dolor, movimiento, recuperación

Rehabilitación

Medicamentos
El tratamiento es diferente en función de las otras enfermedades o lesiones presentes:

Hay que realizar la reducción, es decir, el médico debe intentar algunas maniobras suaves para colocar el hombro en su lugar.
Dependiendo de la intensidad del dolor y de la hinchazón, es posible que se necesite un relajante muscular o un sedante, rara vez se inyecta un anestésico general antes de colocar el brazo en su posición .
Cuando los huesos del hombro están en su lugar, el dolor debería mejorar casi inmediatamente.

Cirugía, si los músculos son débiles o los ligamentos son laxos, puede quedar una inestabilidad de hombro y pueden ocurrir luxaciones recurrentes a pesar de un programa adecuado de rehabilitación y fortalecimiento.
En este caso podría ser necesaria la cirugía.
Es raro tener que someterse a una cirugía porque los nervios o los vasos sanguíneos han sido dañados durante la luxación.


Inmovilización, el médico puede inmovilizar el hombro con una férula especial o un vendaje de “Desault” durante un período de tiempo que va desde unos pocos días hasta tres semanas. El tiempo durante el cual se lleva la férula o el vendaje depende de la gravedad de la luxación y de si la férula se coloca inmediatamente después del trauma.

El médico puede recetar un analgésico o un relajante muscular para calmar el dolor mientras el hombro se recupera.
Después de quitar la férula de hombro o el vendaje, se empieza un programa de rehabilitación gradual para restaurar la amplitud de movimiento, la estabilidad articular del hombro y la fuerza de los músculos del manguito de los rotadores.
Si se sufre una luxación de hombro sencilla sin daños a los nervios , o a los tejidos adyacentes, la articulación del hombro puede volver como antes. Hay que evitar reanudar la actividad física demasiado rápido después de la lesión, ya que se corre el riesgo de una nueva luxación.

 

Seguimiento (control clínico) para la luxación de hombro

El paciente debería realizar una visita al ortopedista para una revisión dentro de pocos días del trauma.
El médico puede cambiar los medicamentos para aliviar el dolor, además debe comprobar si la posición de la articulación se ha mantenido.
El especialista debe volver a examinar las lesiones de las otra estructuras dañadas por el trauma.
Después de un periodo de inmovilización (por lo general un par de semanas), lentamente y gradualmente, el fisioterapeuta realiza un ciclo de sesiones de movilización pasiva para aumentar la amplitud de movimiento (ROM) del hombro.
Esto ayuda a preservar el movimiento natural y disminuir el riesgo de luxación recurrente.
Cuando se obtiene un buen progreso en el rango de movimiento, hay que empezar un programa de ejercicios de fortalecimiento para ayudar al paciente a volver a la normal vida diaria.

 

Cambiar el estilo de vida para la luxación de hombro

 Si se intentan estos remedios, se promueve la curación y se alivian los síntomas:

  • Mantener el hombro en descanso. No repetir la acción que ha causado la luxación de hombro y tratar de evitar los movimientos dolorosos. Se debe limitar el levantamiento de pesas y las actividades que requieren un trabajo por encima de la cabeza, hasta la recuperación del hombro.
  • Hay que aplicar el hielo. Mantener el hielo en el hombro ayuda a reducir la inflamación y el dolor. Aplicar una compresa fría durante 15-20 minutos a la vez, por la mañana, por la tarde y por la noche durante los primeros 2 días. Después aproximadamente dos o tres días, cuando el dolor y la inflamación han mejorado, las compresas calientes ayudan a relajar los músculos contraídos y dolientes.
  • Los analgésicos sin receta como la aspirina, el ibuprofeno (Neobrufen), naproxeno (Aleve) o paracetamol (Efferalgan y otros) pueden ayudar a aliviar el dolor. Seguir las indicaciones y dejar de tomar los medicamentos cuando el dolor disminuye.
  • Hay que recuperar el rango de movimiento del hombro. Después de uno o dos días, hay que realizar algunos ejercicios suaves, como indicado por el médico o fisioterapeuta, para ayudar a mantener la amplitud de movimiento del hombro. La total inactividad provoca una severa rigidez articular y atrofia muscular (debilidad).
Fortalecimiento , hombro, depresores, húmero, dorsal, redondo, banda elástica

Ejercicio de fortalecimiento del músculos del hombro con la banda elástica

Una vez que la luxación se cura y se recupera el movimiento del hombro, seguir con el programa de ejercicios. Es fundamental continuar con el fortalecimiento diario de los músculos del hombro que sirve para prevenir una recidiva de luxación.
Los músculos que estabilizan el húmero en la cavidad glenoidea humeral son los del manguito de los rotadores: supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular.
El fortalecimiento debe centrarse en estos músculos, pero no descuidar los estabilizadores verticales, es decir, bíceps, tríceps y deltoides.
Se recomiendan ejercicios de rotación interna y externa del hombro con bandas elásticas, además de flexiones y extensiones del brazo extendido con pesas o una tobillera.
El médico o el fisioterapeuta pueden ayudar a planear un programa adecuado de ejercicios que se deben realizar con regularidad.

 

Resultados después del tratamiento para la luxación de hombro

Seguir los consejos del médico es esencial para la prevención de las recidivas y para conseguir la curación completa de los tejidos dañados. Incluso con el mejor tratamiento, sin embargo, se puede experimentar una nueva luxación. Alrededor del 90% de las personas menores de 20 años que sufren una luxación de hombro experimentan una segunda luxación.
Después de los 40 años, sólo aproximadamente en el 15% el hombro vuelve a salir.
Si la luxación se produce una segunda vez en el mismo hombro, especialmente con traumas leves, el paciente debería ser evaluado por la posibilidad de daños a los ligamentos.
Si este es el caso, el paciente puede necesitar una cirugía para hacer que la articulación sea más estable.

 

Prevención para la luxación de hombro

Para ayudar a prevenir una luxación de hombro se recomienda:

  • Tomar precauciones para evitar caídas.
  • Usar ropa de protección al realizar deportes de contacto.
  • Realizar un programa de ejercicios regulares para mantener la fuerza de los músculos del hombro.
  • Una vez que se sufre una luxación de hombro, una persona está predispuesta a la recidiva. Para evitar la repetición de la misma lesión, hacer ejercicios específicos de fortalecimiento y estabilidad que indica el fisioterapeuta.