Absceso dental

Rate this post
Un absceso dental es una infección de boca, mandíbula, rostro o garganta resultante de una infección del diente o una caries.
Cuando la caries no ha recibido el cuidado apropiado (no se trata), llega hasta la pulpa dental.
El nervio o el vaso sanguíneo al centro del diente se infectan y mueren.

Las bacterias se propagan más allá de la parte final del diente y crean un absceso.
También puede producirse en un diente de leche de los niños o en un diente reconstruido y encapsulado después del tratamiento de desvitalización.

El absceso dental no es contagioso.
Puede afectar a cualquier diente: caninos, incisivos, premolares y molares.

 

Dientes, pasta de dientes, cepillo de dientesTipos de absceso dental

  • Un “absceso periapical” se origina en la pulpa dental.
    Esto ocurre especialmente en los niños.
  • Un “absceso periodontal” comienza en el hueso que sostiene los dientes y los tejidos. Esto es frecuente en los adultos.

 

Causas del absceso dental

La causa principal es una complicación de una caries.
También puede originarse a partir de un traumatismo en el diente que causa una fractura (el diente se rompe) del que entran las bacterias.
El absceso también puede ser debido a la desvitalización de un diente.

Los factores de riesgo del absceso son:

 

Síntomas de un absceso dental

El síntoma principal de un absceso dental es el dolor de muelas, que a menudo se describe como agudo, grave y palpitante.
Otros síntomas de un absceso dental incluyen un bulto en la encía que se parece a un grano en el lado de la mejilla o la lengua.

  • Dolor al masticar los alimentos.
  • Mal sabor en la boca.
  • Los dientes son sensibles a los alimentos calientes o fríos.
  • La mandíbula superior o inferior se hincha.
  • Mal aliento.
  • Sensación de malestar.
  • Enrojecimiento e inflamación de las encías.
  • Fiebre.
  • Ganglios linfáticos del cuello agrandados.
  • Plaga abierta con pérdidas en el lado de la encía afectada.
  • El diente afectado se vuelve de color rosa o gris.
  • Pus o sangre de color amarillento que salen de la zona inflamada.

Los síntomas del absceso de la muela del juicio son idénticos a los de los otros dientes. Se observan especialmente en las muelas del juicio que salen parcialmente.
Sensación de un diente que se despega de la cavidad y no puede cerrar los dientes correctamente.
Si la infección alcanza una etapa avanzada, la persona también puede sufrir de síntomas sistémicos como fiebre, escalofríos, náuseas y dificultad para dormir.

 

ganglios-linfáticos-del-cuello-hinchadosPosibles complicaciones del absceso dental

Al ignorar los síntomas de un absceso del diente, el absceso sin tratar puede empeorar y provocar complicaciones.
Con un tratamiento rápido y eficaz, se puede tratar fácilmente la infección y salvar el diente.

A continuación hay las complicaciones relacionadas con el absceso dental:

  • Pérdida del diente afectado,
  • Sepsis o septicemia (puede causar la muerte),
  • Infección que se propaga en los tejidos blandos, causando una celulitis infecciosa.
  • Infección que se propaga al hueso de la mandíbula.

 

Diagnóstico del absceso dental

Si después de apretar o masticar con el diente, el dolor local empeora, se puede sospechar de un absceso dental.
Se utiliza la radiografía para detectar los pequeños abscesos dentales que están presentes en la parte más profunda del diente. El dentista realiza un examen físico para determinar si el absceso es drenable.
En caso de vómitos, fiebre, escalofríos, diarrea y nauseas, significa que la infección ha progresado hasta un grado tal que todo es posible que todo el cuerpo se enferme.

 

¿Qué hacer? El tratamiento para el absceso dental

¿Cuándo se necita el antibiótico?
Es aconsejable utilizar los remedios caseros hasta que funcionan; sin embargo, cuando resultan ineficaces es el turno de los antibióticos.
Los expertos de los dientes prefieren no prescribir estos fármacos para tratar el absceso, ya que el paciente puede desarrollar una resistencia a los antibióticos.

Esto significa que la administración de antibacterianos para las infecciones frecuentes, aunque son molestas, pueden reducir la eficacia.
Puede ser que no funcionen como se esperaba cuando se administran para enfermedades graves y dolorosas.

Así que hay que saber que los antibióticos son necesarios sólo cuando la inmunidad no es demasiado fuerte y la infección se ha extendido, causando inflamación de los contornos de la cara y región cervical.

Amoxicilina
La amoxicilina (Augumentina) se utiliza para tratar y prevenir las infecciones que pueden deberse a las bacterias.
No mata las bacterias, pero evita que se multipliquen y destruyan las paredes celulares.
Está disponible en forma de comprimidos, capsulas, tabletas masticables y en polvo.

Posibles efectos secundarios

  • Diarrea,
  • Vómito,
  • Picor,
  • Dolor abdominal.

La amoxicilina puede tomarse durante la lactancia.
Durante el embarazo hay que hablar con el médico antes de tomar medicamentos que podrían dañar al bebé, pero éste no ha mostrado daños en los estudios preliminares.

Penicilina
La penicilina se utiliza con éxito para tratar los abscesos dentales. Sin embargo, es posible que las enzimas bacterianas presentes en el diente puedan destruir la penicilina antes de que actúe.
Para resolver este problema a veces se utiliza la penicilina en combinación con inhibidores de beta-lactamasa, que ayudan a proteger la penicilina.
La penicilina actúa bloqueando las paredes bacterianas que se han formado, así que aplasta los microbios.

Posibles efectos secundarios

Metronidazol
Se utiliza para el tratamiento de las infecciones causadas por bacterias sensibles, como las bacterias anaerobias.
Bloquea algunas funciones de las bacterias que causan la infección dentro de las células y provocan la muerte de las bacterias.
Está disponibles en forma de comprimidos, cápsulas e inyecciones.

Posibles efectos secundarios

 

Absceso dental, diente, cariesCómo curar un diente con un absceso

Cuando se va al dentista para un severo dolor de dientes, él realiza un examen físico golpeando suavemente el diente.
A continuación, se hace una radiografía para comprobar la gravedad de la infección.
El primer paso del tratamiento es la eliminación de la infección con la ayuda de medicamentos orales.
Se prescriben antibióticos para destruir las bacterias que causan la infección.
El médico también puede prescribir medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para aliviar el dolor y la inflamación de las encías.
Cuando el dolor y la inflamación se alivian, no hay que dejar de tomar antibióticos.
Hay que seguir con la dosis de antibióticos de acuerdo con las instrucciones del médico, aunque los signos de la infección desaparecen.

El dentista puede realizar otros tratamientos para curar el absceso dental.
Uno de estos procedimientos es el drenaje del pus que se ha acumulado en el diente con el absceso.
Por esto se realiza una incisión quirúrgica sobre el absceso para librar el pus.
Si hay una infección grave, los médicos extraen el diente infectado y extraen el pus.
En consecuencia, se pierde el diente. Un absceso que se forma en la raíz del diente puede reducir la estabilidad del diente y debe ser tratado con la desvitalización.
El objetivo principal de este tratamiento es eliminar la pulpa infectada y reconstruir el diente.
Durante este tratamiento, los dentistas hacen pequeños agujeros con el taladro en la parte interior del diente infectado y eliminan los tejidos muertos de la pulpa dental.
A continuación, se limpia y sella la cámara pulpar y los conductos radiculares.
Finalmente se cubre el diente con una corona de porcelana o de oro.
Así el diente reconstruido puede resistir para toda la vida.

 

Cómo curar un absceso dental en casa

En realidad los remedios caseros para un absceso de un diente no resuelven el problema.
Sin embargo, se pueden controlar los síntomas temporalmente hasta la cita con el dentista.
Algunas opciones para el tratamiento casero de un absceso dental son las siguientes:

Hielo: compresas frías pueden reducir la inflamación y prevenir el empeoramiento de la hinchazón, pero no actúan sobre la infección.
Algunas personas me preguntan si es mejor el calor o el frío, en este caso el frío en el corto plazo puede reducir la inflamación y el dolor, pero no es un tratamiento.
En caso de infección el cuerpo reacciona aumentando la temperatura (fiebre), por lo que no puede mantener el frío durante todo el día, ya que se puede obstaculizar la defensa del cuerpo.

Agua salina: esta es un tratamiento de fecha para los abscesos dentales.
Ponga la mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio y un limón exprimido en vaso de agua tibia y utilice este líquido para hacer gárgaras 2 o 3 veces al día.
Esta es una solución antiséptica que mata las bacterias en la boca y controla la infección.
Si el diente absceso se rompe, se debe continuar con este tratamiento con agua salada, ya que garantiza una curación más rápida de los tejidos.

Enjuague bucal con carbonato de potasio: cuando el dolor muelas es insoportable, se puede preparar en casa como un enjuague bucal de carbonato de potasio y utilizar esta mezcla para reducir el dolor.
Disuelva un cuarto de cucharadita de carbonato de potasio en medio vaso de agua.
Enjuague su boca con esta solución durante 3-4 veces al día y el dolor pasa dentro de unas pocas horas.

Semillas de sésamo: semillas de sésamo tienen excelentes cualidades para aliviar el dolor y pueden dar alivio del dolor de muelas. Añada 4 cucharadas de semillas de sésamo en una taza de agua que debe hervir durante 5 minutos. Deje enfriar.
Sumerja un algodón en este líquido y frote el tampón alrededor de los dientes sensibles durante varias veces al día.

 

¿Cuál es el pronóstico del absceso dental?

Si el absceso no se trata hay peligros graves e incluso puede causar la muerte.
Con los antibióticos y la intervención del dentista se eliminan las bacterias y el pus, por tanto el paciente puede curarse.

Absceso de un diente después de la extracción de las muelas del juicio.
Después de la extracción de un diente del juicio, el absceso dental es una complicación poco frecuente. Sin embargo, se puede evitar completamente esta situación siguiendo las instrucciones del médico sobre el tratamiento y tomando algunas precauciones.

Las muelas del juicio son molares que suelen aparecer después de los 16 años y antes de los 25. Generalmente, un individuo promedio tiene 4 muelas del juicio, dos en la mandíbula superior y dos en la mandíbula inferior.
Sin embargo, ha habido casos en los que algunas personas han afirmado que tenían menos de 4 o incluso ninguna muela del juicio.
Como una muela del juicio aparece más tarde que los otros dientes, puede quedarse bloqueado por los dientes vecinos, una enfermedad conocida como muela del juicio impactada.

Esto puede causar:

  • Entumecimiento,
  • Dolor,
  • Cara hinchada,
  • Lesiones en los dientes y en las raíces adyacentes,
  • Caries,
  • Formación de quistes,
  • Otros problemas dentales.

Para evitar todas estas complicaciones, los dentistas y los cirujanos orales aconsejan la extracción.

 

Complicaciones después de la extracción de las muelas del juicio

La extracción de las muelas del juicio es un procedimiento difícil que conlleva algunos riesgos y complicaciones. Son relativamente frecuentes:

Estas complicaciones se pueden reducir en un día o dos después de la extracción.
Sin embargo, otras complicaciones (tales como alveolitis seca, fragmentación de la raíz, abscesos, etc.) son más graves y requieren intervención médica inmediata.

 

Consejos para evitar un absceso después de la extracción del diente del juicio

A continuación figuran algunos consejos que pueden ayudar a evitar un absceso dental:

  • Completar el ciclo de antibióticos prescritos por el dentista.
  • No tocar el área después de la extracción ya que puede causar una infección.
    Ni siquiera mover la lengua sobre la zona operada.
  • Enjuagar la boca con agua salada tibia o un enjuague bucal (si prescrito por el dentista) cada dos horas y también después de comer algo.
  • Evitar totalmente de fumar y beber alcohol, por lo menos durante un mes después de la cirugía.
  • Mantener una higiene oral adecuada; lavarse los dientes dos veces al día para que ninguna partícula de comida se deposite entre los dientes.
Absceso dental ultima modifica: 2016-12-06T12:39:55+00:00 da Fisioterapia Rubiera