Caída de los dientes de leche

¿Cuándo empieza la caída de los dientes de leche en los niños?

Un par de meses después del nacimiento del bebé, los padres se preguntan cuándo empieza la erupción de los dientes del bebé.

 

¿Cuándo empieza la dentición de los niños?

Es muy difícil hacer una predicción sobre la salida de los dientes de un niño.No hay parámetros que se pueden utilizar para proporcionar una predicción precisa del
tiempo necesario para la dentición de un niño.
Se dice que los niños nacen con un conjunto completo de dientes temporales. Estos dientes están ocultos debajo de las encías, hasta que salgan.


La fase del esfuerzo para la salida
Esta fase empieza entre los 4 y los 7 meses. En los niños con una edad de 4 meses la dentición es rara, pero no imposible. Incluso a la edad de 9 meses la dentición de un niño no es rara.
Hay algunos niños que celebran el primer cumpleaños mostrando una sonrisa sin dientes.
Alrededor de los 6 meses, la mayoría de los niños muestra una sonrisa con un solo diente.
Si un bebé de 9 meses comienza la dentición siempre es bueno consultar a un pediatra.

Caída-de-los-dientes-Caída de los dientes, sonrisa.La fase de finalización
Esta fase se produce cuando el niño tiene alrededor de 15 y 16 meses, edad durante la cual salen los primeros molares e incisivos.
Después de estos, salen los caninos seguidos por los segundos molares y luego por el conjunto completo de dientes. Cuando el niño llega a los 3 años de edad, se puede tomar la fotografía perfecta de la sonrisa de un niño con 20 dientes brillantes.
De hecho, la detención tiene un patrón hereditario.
Por tanto, ambos padres deben averiguar cuando ha salido el primer diente.

 

Modelo de la dentición en los niños

Los dientes del niño- también llamados dientes de leche o temporales – aparecen en un orden fijo.
Las siguientes son las varias fases de transición (a partir del desarrollo de la encías a los dientes blancos nacarados) que es probable observar en el niño:

  • Los primeros dientes en aparecer son los incisivos centrales inferiores (dientes medio-inferiores), que sobresalen entre los 6 y 10 meses de edad.
  • Luego entre los 8 y 10 meses llegan los incisivos superiores. En algunos niños pueden aparecer incluso a los 12 meses.
  • A unos 9-13 meses, se observan los incisivos laterales superiores que aparecen a la izquierda y a la derecha de los incisivos centrales, formando cuatro dientes en la arcada superior.
  • Cuando el niño es alrededor de los 10-16 meses de edad, empiezan a aparecer los incisivos laterales inferiores (en el lado izquierdo y derecho de los incisivos centrales), componiendo una fila de cuatro dientes en el lado inferior.
  • A unos 13-19 meses hay la etapa en la que se observan los dientes superiores y los primeros molares. Son más grandes y aparecen en la parte posterior de la boca del niño.
  • A unos 14-18 meses se observa la aparición de los primeros molares inferiores, que se unen a los molares superiores.
  • La distancia entre los incisivos superiores y los molares es llenada por los caninos (superiores), que salen a unos 16-22 meses de edad.
  • Al igual que los caninos superiores, los caninos inferiores aparecen alrededor de los 17-23 meses, unen los molares e incisivos inferiores.
  • Todo lo que queda en la parte inferior son los segundos molares inferiores, que salen a unos 23-31 meses.
  • Por último, cuando el niño tiene entre 25 y 33 meses aparecen los segundos molares superiores.

A los 3 años, el niño tiene un conjunto completo de 20 dientes temporales.
Pocos años después de llegar a un conjunto completo (cuando el niño está cerca de seis años de edad), los dientes comienzan a caer.
Caen en la misma forma en que llegaron, comenzando con los dientes medio-inferiores.
Los premolares y los del juicio se encuentran sólo entre los definitivos.

 

¿A qué edad los niños comienzan a perder sus dientes de leche?

El número total de los dientes temporales es de 20.
A la edad de seis años, los dientes de leche del niño se aflojan y se caen por sí solos para dejar espacio a los dientes permanentes.
Sin embargo, el tiempo puede ser diferentes y las niñas generalmente pierden los dientes de leche antes que los niños.
Por lo general, alrededor de los 12 o 13 años de edad se cae el último diente temporal.

Los primeros en llegar son los primeros en caer
Los 20 dientes de leche de un niño (que generalmente salen dentro de los 3 años) se caen en el orden en que han aparecido.
Esto significa que los dientes centrales inferiores (incisivos centrales inferiores) suelen ser los primeros en caerse, entorno a la edad de 5 0 6 años.
La pareja de dientes en la parte superior al centro es la siguiente.
Un diente de leche, generalmente, no se suelta hasta que el diente permanente subyacente comienza a empujar para reemplazar el diente temporal.
Algunos niños pierden su primer diente cuando tienen cinco años, otros a los 7.
Generalmente, cuanto más joven sea el niño cuando los dientes aparecen, antes se caen.

Es posible que los niños pierdan un diente de leche demasiado pronto (antes de que el diente permanente esté listo para salir) debido a un traumatismo o una enfermedad dental.
A veces el dentista pediátrico pone un espaciador (un remedio temporal de plástico a medida) donde un diente temporal se ha caído demasiado pronto hasta que el diente permanente sea listo para evitar problemas futuros de espacio.
En caso de pérdida precoz de dientes es decir antes de los 4 años, es necesario consultar un dentista para asegurarse de que no haya una enfermedad subyacente.

También es posible que un niño llegue a los 7 u 8 años sin perder ningún diente de leche.
Generalmente, la no caída no es un problema, pero se recomienda consultar a un dentista para hacer una radiografía y evaluar la situación.
Algunas personas tienen una caída retardada, es decir, perder sus dientes de leche en la edad adulta, entre los 20 y los 25 años.

Dientes permanentes, dentición

 

Síntomas de la caída de los dientes de leche

La pérdida de dientes de leche es generalmente sin dolor, pero si la extremidad de un diente temporal corta las encías del bebé, el dentista puede pedir al niño que mueva el diente con más fuerza.
Al mismo tiempo, en el que los dientes empiezan a aflojarse y se caen, aparecen los molares de los 6 años.
Las encías pueden aparecer hinchadas y algunos niños pueden quejarse porque duelen.
Por lo general, antes de caer el diente se mueve por un período variable.

Cuando el diente se cae, la encía sangra por un tiempo, por tanto se puede taponar con un algodón para detener el sangrado.
Algunos niños pueden experimentar un poco de fiebre.
Para aliviar el malestar pueden ayudar el Ibuprofeno (Apirofeno), el paracetamol (Febrectal) o unos analgésicos tópicos.

Si los dientes de leche se desarrollan de la caries se deben tratar también porque son más frágiles que los permanentes.
Muchas personas piensan que no es necesario ir al dentista porque tienen que caerse, pero una caries puede causar complicaciones en poco tiempo.
Si el dentista lo considera necesario se puede hacer una obturación, tratar el conducto o extirpar el diente en los casos más graves.

Los dientes de leche son esenciales para mantener el espacio necesario para el crecimiento de los permanentes.
Aunque el niño dice que es difícil morder o masticar con los dientes que se mueven o faltan, es importante seguir una dieta saludable.
Si no mastica, intente servir la sopa con verduras, puré de frutas y otros alimentos saludables y suaves.
Asegúrese que siga cepillándose los dientes dos veces al día y ayude al niño con el hilo dental.
En caso de trauma, el diente puede llegar a ser roto o agrietado, o puede encajarse en la encía. En este caso se produce una lesión de los capilares y el alvéolo de los dientes se llena de sangre causando los incisivos ennegrecido.

 

El crecimiento de los dientes definitivos

Después de la caída de los dientes de leche se forman los dientes definitivos que son más grandes, especialmente los primeros que salen.
Generalmente, los dientes definitivos son menos blancos de los dientes de leche y tienen la parte de arriba más pronunciadas porque todavía no se han utilizado para morder y masticar.
A veces, un par de dientes nuevos salen antes de que los viejos se hayan caídos, creando dos filas de dientes blancos nacarados.
Esta es una fase temporal, a veces llamada “dientes de tiburón”.
En esta fase, el cepillado es más importante que nunca.

Es probable que se necesite el seguimiento del proceso hasta que el niño tenga 8 años y hasta entonces sirve una cantidad de pasta dentífrica similar a una goma de borrar.
Algunos médicos recomiendan el uso de una pasta de dientes sin flúor hasta que el niño no pueda escupir, si el agua del grifo contiene suficiente fluoruro.
Sustituir los cepillos de dientes cada dos o tres meses para reducir las bacterias dañinas.
Lleve a su hijo al dentista dos veces al año.
Alrededor de 12 o 13 años, la mayoría de los niños pierden los últimos dientes de leche, al mismo tiempo que aparecen los molares de los 12 años.

 

Los niños que pierden sus dientes en retraso

Si el niño no ha perdido ningún diente cuando llega a los 7 años, hable con el dentista.
Muy probablemente no hay ningún problema, pero el dentista puede recomendar unas radiografías para asegurarse de que todos los dientes estén bajo de las encías.
De hecho, en realidad es una ventaja tener los dientes permanentes en retraso.
Dado que permanecen más tiempo en la mandíbula, los dientes son más duros y más resistentes a la caries.
Esto no tiene importancia para el bebé, se puede sentir como el más pequeño de la clase (algunos maestros fomentan esta ansiedad haciendo una clasificación de cuantos dientes han perdido).
Se puede decir al niño: “todo el mundo es diferente.
Del mismos modo que algunos niños son más altos que otros, algunos niños pierden sus dientes antes o después.
Los dientes salen cuando la boca siente que es el momento adecuado, y si aparecen antes no está bien para la boca”.
Si los dientes de leche no se caen en el orden correcto, o si pasan más de tres meses entre la caída del diente y la erupción del permanente, puede haber un problema.

Algunas posibilidades incluyen:

  • Edentulismo,
  • Hacinamiento de los dientes,
  • Problemas con el mecanismo de la pérdida del diente,
  • El diente subyacente sólo es chueco y no empuja el de arriba.

Estas son todas las situaciones que el ortodoncista busca durante la evaluación de ortodoncia del niño.
El doctor puede decir si todo es normal o si debe autorizar unos procedimientos para la interceptación del problema (es decir, el dentista ayuda a mover las cosas mediante la eliminación de algunos dientes temporales).
Es necesario concertar una cita de ortodoncia para el niño cuando tiene unos siete años, por lo que se consulta un médico especializado en el crecimiento y el desarrollo dental.

 

Caída-de-los-dientes-de-lecheQué hacer en caso de pérdida prematura de un diente de leche

Algunos padres pueden pensar que la atención en los dientes de leche no es tan crucial como la de los dientes de adulto (permanentes), simplemente porque los dientes de leche están obligados a caer de todos modos.

Sin embargo, los dientes temporales son muy importantes.
Permiten que el niño mastique la comida, hable correctamente y mantienen los espacios en el tejido de las encías para los dientes permanentes futuros.
Por ejemplo, cuando se pierde un molar prematuramente (por un accidente o una lesión) los dientes de leche al lado de los dientes que faltan pueden desviar en la cavidad y crear problemas de espacio para el diente permanente que debe salir.

También los dientes de leche cariados necesitan cuidado dental y en algunos casos de un tratamiento especializado en hospital bajo anestesia general.
Si no se tratan, los dientes temporales cariados pueden causar dolor en la boca, abscesos dentales y problemas con los dientes vecinos.

No reemplazar los dientes de leche
No se debe intentar volver a poner un diente de leche deciduo en la cavidad porque:

  • Puede fusionarse con la cavidad, provocando dificultad cuando llega el momento del cambio del diente.
  • Puede dañar el diente permanente debajo de la cavidad.

Salvar un diente permanente que se ha caído
Si un diente permanente se cae, se debe:

  • Encontrar el diente, tocar sólo la corona y asegurarse de que está limpio.
  • Enjuagar el diente en la leche o lavar muy rápidamente con agua natural si la raíz está sucia.
  • Replantar el diente inmediatamente en una cavidad. En teoría, esto debe hacerse dentro de los 15 minutos de la caída del diente. Esto maximiza las posibilidades de una replantación eficaz por parte del dentista. Nota: no se deben replantar los dientes de leche, ya que esto puede provocar daños al diente permanente subyacente.
  • Mantener el diente en posición. Esto se puede hacer con una lámina de aluminio, un protector bucal o los dedos.
  • Si no se puede replantar, mantener el diente húmedo con una inmersión en la leche o poniendo el diente en una cubierta de plástico.
  • Ir inmediatamente al dentista. Si pasa demasiado tiempo, no es posible salvar el diente.

 

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.