Placa y sarro

La placa es un biofilm (biopelícula) suave y sin color formada por las bacterias en la boca.
Las bacterias responsables de la creación de la placa son el Streptococcus mutans y el Streptococcus sobrinus.
La acumulación de placa puede prevenirse con una buena higiene oral (cepillado los dientes regular y utilizo de hilo dental), una dieta saludable baja en azúcar y bebiendo mucho.

Es relativamente fácil eliminar la placa mediante el cepillado y el hilo dental todos los días con la técnica apropiada.
Si la placa no se elimina y se favorece la acumulación, después de unos días se va a endurecer y se forma el sarro.
El sarro se compone de bacterias anaeróbicas endurecidos (fosilizados) cementados con sales de fosfato de calcio, y la saliva.

Dientes, sonrisa, placa

Se une fuertemente con los dientes y forma una cubertura dura, como el cemento con una superficie áspera.
Esta superficie áspera es un medio ideal para la formación de otra placa y sarro. Normalmente se acumula alrededor de la base de los dientes, bajo los bordes de las encías y más abajo en la ranura, el espacio entre dos dientes o las encías.

Cuando se forma el sarro, es demasiado duro y firmemente unido para ser eliminado con un cepillo de dientes.
El tratamiento convencional para la eliminación del sarro es la limpieza dental que se realiza mediante instrumentos afilados especiales.
El sarro tiene un color amarillento, pero puede tener tonos que tienden al gris o blanco.
La placa y el sarro se forman especialmente en las zonas cercanas a las glándulas salivales, entonces los incisivos inferiores o molares superiores.

 

¿Qué efectos tiene el sarro en los dientes y las encías?

Cuando se forma el sarro, puede ser más difícil cepillarse los dientes y utilizar el hilo dental con eficacia.
Los ácidos liberados por las bacterias en la boca causan la preparación para degradar el esmalte de los dientes.
Esto provoca la caries dental que una de las enfermedades más frecuentes en el mundo.
El sarro que se desarrolla por encima del borde gingival puede ser particularmente grave.
Esto porque las bacterias presentes pueden irritar y dañar las encías.
Con el tiempo esta inflamación puede causar una enfermedad gingival progresiva, que puede tener consecuencias graves si no se trata. La forma más leve de la enfermedad de las encías se llama gingivitis.
Esta es la fase inicial de inflamación de la encía debida a la presencia de placa y saro en los dientes.
Generalmente se puede detener y revertir la gingivitis con un cuidadoso cepillado, usos de hilo dental y limpieza dental regular.

Enfermedad de las encías

Si el sarro no se elimina y la gingivitis no se trata, puede convertirse en una forma más grave de la enfermedad periodontal llamada periodontitis, en la que se forman bolsillos entre el interior del diente y la encía.
Estas bolsas se infectan a causa de la placa subgingival.
El sistema inmunológico del cuerpo libera sustancias químicas para combatir las bacterias, que junto con otras sustancias que liberan las bacterias, pueden dañar los huesos y otros tejidos que sostienen los dientes en su lugar.
Eventualmente esto puede conducir a la pérdida del diente y la degradación del hueso.
Además, los estudios han demostrado que las bacterias en las enfermedades gingivales pueden causar enfermedades cardiacas y otras enfermedades.

Los niños pueden desarrollar la placa en las encías incluso si tienen los dientes de leche, por tanto los padres tienen que cepillar bien los dientes a los bebé y los niños de 2-3 años para prevenir la formación de caries y otras enfermedades dentales.
Los niños y adultos que usan el aparato (fijo o removible) tienen más dificultad en la eliminación de la placa y sarro, en algunos casos se puede retirar el aparato fijo temporalmente para una limpieza más profunda.

 

Causas y factores de riesgo del sarro

  • Carbohidratos y azúcar en la boca.
    Esto ocurre cuando se comen y se beben los alimentos refinados (hechos con harina, azúcar, etc.).
  • Mala higiene dental.
    Cuando no se cepillan los dientes o no se utiliza el hilo dental se facilita la acumulación de bacterias entre los dientes.
  • Deshidratación o flujo de saliva escaso.
  • Tabaquismo.
  • Diabetes.

 

Síntomas del sarro

  • Enfermedades gingivales. Puede inflamar e irritar las encías, causar infección de las encías y la recesión gingival.
  • Caries dentales. El sarro crea una base para un mayor crecimiento de placa y sarro, favorece la formación de caries.
  • Halitosis. El sarro huele mal y causa el mal aliento.
  • Las bacterias anaeróbicas que se forman entre los dientes y las encías pueden causar enfermedades cardiovasculares y los bebés prematuros con un bajo peso.
  • Mancha en el esmalte de los dientes.
  • Aspecto antiestético.

Las bacterias y las levaduras (hongos) que provocan la lengua blanca no causan el sarro y la placa.

 Placa, sarro, composición, diente

¿Qué hacer? Tratamiento para el sarro

La mejor manera de prevenir las consecuencias graves del sarro es evitar que se forme.
He aquí como:

Cepillar los dientes regularmente usando la técnica apropiada.
Un rápido cepillado de dientes de 30 segundos por la mañana y por la noche no es suficiente para eliminar la placa dental y prevenir la formación de sarro. Utilice un cepillo de dientes con cerdas suaves que sea bastante pequeño para llegar a todas las zonas de la boca.
Lave también las superficies difíciles de alcanzar detrás de los dientes y en las muelas de atrás.
Los estudios han demostrado que los cepillos de dientes electrónicos o motorizados pueden ser más eficaces que los cepillos manuales para la eliminación de la placa. Independientemente del tipo de cepillo de dientes que utiliza, se necesita la aprobación del dentista, ya que algunos modelos tienen que ser sometidos a controles de calidad y pruebas de seguridad estrictas.

Elegir una pasta de dientes con flúor para reducir el sarro.
Las pastas de dientes que contienen pirofosfatos pueden ayudar a prevenir el endurecimiento de la placa que se convierte en sarro.
Además, el fluoruro ayuda a reparar las lesiones que se producen en el esmalte.
Algunas fórmulas también contienen Triclosán, un antibiótico que combate las bacterias en la placa.

Usar el hilo dental.
No importa cuánto se cepillan los dientes, sólo el uso de hilo dental cotidianamente puede eliminar la placa entre los dientes y prevenir la formación de sarro en estas zonas de difícil acceso.

Controlar la dieta. Las bacterias en la boca proliferan con alimentos azucarados y ácidos.
La exposición a estos alimentos provoca la liberación de ácidos dañinos.
Intente seguir una dieta saludable y limite la cantidad de alimentos azucarados. Cada vez que se come se alimentan las bacterias en la boca. Beba mucha agua durante y después de las comidas puede ayudar a reducir la acumulación de placa.

No fumar. Los estudios muestran que el humo de cigarrillos o masticar tabaco favorece el desarrollo del sarro en los dientes y debajo de las encías.

 

Prevención del sarro

  • Buena higiene dental. Cepillado y uso del hilo dental adecuados.
  • Dieta. Evitar los carbohidratos, especialmente el azúcar y los carbohidratos refinados.
  • Tratar de mantener un ambiente alcalino en la boca. El sarro se forma en un ambiente ácido. Se puede utilizar el bicarbonato de sodio en lugar del enjuague bucal o la pasta de dientes.
  • Limpieza dental. El dentista puede eliminar la placa y el sarro en los dientes y debajo de la línea de las encías.

 

Limpieza dental o ablación dental

Limpieza dental o ablación dental

Para evitar la progresión de los trastornos gingivales, el dentista puede recomendar una limpieza profunda.
Este procedimiento ayuda en la eliminación de bacterias dañinas y destructivas que tienen la capacidad de causar la pérdida del diente.

Hay muchas grietas, espacios interdentales y otras áreas similares en la boca donde no es posible cepillar y limpiar con las cerdas del cepillo de dientes.
Ésta es una de las principales razones por las que es importante ir al dentista cada 6 meses.
Cuando no se mantiene una higiene dental adecuada y se retrasan los exámenes dentales, se pueden tener trastornos gingivales y periodontales.
Para eliminar placa y sarro, el primer paso del periodoncista es recomendar una limpieza dental profunda.
Un peridoncista o un higienista dental efectúan este procedimiento.

¿Por qué es necesaria la limpieza dental profunda?
Como se ha mencionado antes, la razón principal por la que sirve de limpieza dental es que hay placa y sarro pegado profundamente que no se elimina con el cepillado.
Este sarro profundamente pegado provoca síntomas iniciales, como el sangrado de las encías durante el cepillado y las encías hinchadas alrededor del diente.
Si en esta etapa no se limpian los dientes y las encías, puede haber una enfermedad periodontal y otros trastornos como la recesión de las encías.

¿Cómo se realiza la limpieza dental profunda?
La limpieza profunda de la superficie del diente se compone de dos partes: desincrustación y lijado de la raíz.
La desincrustación es la que se efectúa en la superficie visible de la estructura dental, es decir, la estructura de la corona.
Es normal una pequeña pérdida de sangrado durante la limpieza.
El alisamiento de la raíz se lleva a cabo en los casos en que hay una recesión gingival y la superficie de la raíz se queda expuesta en la cavidad oral.
Las superficies de las raíces expuestas causan hipersensibilidad al calor y al frío, por lo que es de suma importancia realizar un lijado adecuado de la raíz.
Esto se debe a que si hay una acumulación de placa y sarro en el espacio entre la raíz interior de las encías y el diente, puede haber un desprendimiento parcial.
La consecuencia es una recesión de la pared interior de las encías y la formación de la bolsa periodontal.
Si una mujer embarazada sufre de bolsas periodontales durante el embarazo es mejor evitar una limpieza profunda de los dientes hasta el segundo trimestre.
Si la mujer sufre de dolor de muelas intenso o fastidio debido a la placa y el sarro, entonces es necesario efectuar inmediatamente la limpieza dental.

 

Remedios naturales y caseros

Bicarbonato de sodio: este es uno de los remedios caseros más antiguos para eliminar la placa de los dientes. Todo lo que hay que hacer es verter un poco de bicarbonato de sodio en un recipiente, mojar el cepillo de dientes, aplicar un poco de polvo en el cepillo que se utiliza para limpiar la placa.
Una alternativa es la adición de un poco de sal junto con el bicarbonato de sodio y utilizar esta mezcla en el cepillado para quitar el sarro. Crear un enjuague bucal es simple, todo lo que se necesita es:

  • Bicarbonato de sodio (medio vaso),
  • Agua (un vaso),
  • Aceite esencial de limón (10 gotas),
  • Gel de aloe vera (una cucharadita),
  • Glicerina vegetal (cuatro cucharaditas).

Guardar la mezcla en una botella para el uso diario.

 

Dieta y alimentación para la placa y el sarro

Manzanas y melones: comer una manzana o cualquier tipo de melón una hora después de la comida ayuda a prevenir la acumulación de placa e inhibe el sangrado de las encías.

Cáscaras de naranja: frotar la cáscara de una naranja en los dientes antes de ir a la cama y no se enjuague la boa después de esta acción porque ayuda los dientes a combatir las bacterias.

Tomates y fresas: la vitamina C es muy buena para los dientes, los tomates y las fresas contienen una gran cantidad de vitamina C. Frote la fruta en los dientes y dejar las piezas de fruta en los dientes durante cinco minutos.
Esto ayuda a ablandar el sarro con una solución de bicarbonato de sodio mezclado con agua tibia.
Otros alimentos recomendados, ya que son ricos en vitamina C son pimientos, bayas, limones, naranjas, limas y papayas.

Comida picante: la comida picante es una forma útil para mantener la boca limpia.
Cuando se come este tipo de comida, las glándulas salivales son estimuladas; si la boca produce una cantidad suficiente de saliva, limpia las encías y los dientes de una manera natural.

Semillas de sésamo: masticar las semillas de sésamo y luego lavar los dientes es uno de los métodos más eficaces para la eliminación del sarro. Ayuda a suavizar la placa y el sarro y finalmente elimina estas sustancias en unos pocos días.

Entre los remedios de la abuela se encuentra el agua oxigenada, se puede verter unas gotas en el cepillo de dientes antes de lavarlos. Ten cuidado de no tragar el agua oxigenada, es necesario enjugarse muy bien después del lavado.

Puede enjuagarse la boca con el vinagre de manzana diluido en agua para reducir el sarro y la placa entre los dientes.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.