Remedios para la gingivitis

Rate this post
La gingivitis es una enfermedad de las encías debida a una infección bacteriana de los tejidos que rodean los dientes y las encías.
Los azúcares y los almidones en los alimentos reaccionan con ls bacterias en el interior de la boca para formar una película blanda, pegajosa y sin color conocida como placa.

 

Clasificación de la gingivitis

Hay dos tipos de gingivitis:

  • Gingivitis aguda, es una inflamación que se cura en unas pocas semanas, aquí enumeramos algunos tipos.
    La gingivitis herpética puede producirse junto con la estomatitis, pueden ser causadas por el herpes zoster virus.
    La gingivitis ulcerosa puede causar la estomatitis.
  • Gingivitis crónica, es un trastorno que provoca inflamación, dolor e hinchazón en las encías y puede durar años o puede evolucionar en periodontitis (o piorrea).
    La gingivitis hipertrófica es un trastorno crónico que se caracteriza por un engrosamiento de las encías y hemorragias.
    La gingivitis marginal afecta sólo el margen.
    La gingivitis descamativa es causada por lesiones de la piel.
    La gingivitis hormonal transitoria se produce en las mujeres durante el ciclo menstrual o el embarazo.

 

Remedios para la gingivitis, encías inflamadas, hinchadas

Causas de la gingivitis

Las bacterias en la boca forman una sustancia pegajosa y clara en los dientes. Esta sustancia se denomina placa y produce toxinas que rompen los tejidos gingivales.
Si no se elimina la placa ésta causa el sarro, es decir, la placa endurecida.
El sarro provoca la gingivitis que causa inflamación, hemorragia e hinchazón en las encías.
Si no se trata provoca la pérdida del diente, que es una periodontitis en una fase avanzada.
La periodontitis es una enfermedad en la que las encías se separan de los dientes y forman cavidades que se infectan. Esta infección se propaga al hueso provocando la pérdida del diente.

Esta enfermedad se produce a causa de:

  • Mala higiene dental,
  • Tabaquismo y masticación del tabaco,
  • Mala dieta,
  • Altos niveles de estrés,
  • Antecedentes familiares de problemas dentales,
  • Leucemia, la gingivitis puede ser un síntoma de este tumor,
  • Pocas visitas dentales.

En los niños se puede producir la gingivitis infantil especialmente si sufren de diabetes tipo I o por la mala higiene oral.

Encias sanas, gingivitis

También los cambios hormonales pueden ser los responsables de la gingivitis durante el embarazo. Otros factores que pueden contribuir a la gingivitis son una mala alimentación y los efectos secundarios de los fármacos. Los primeros signos de esta enfermedad no son dolorosos, pero col tiempo las encías pueden doler mucho.

La gingivitis bacteriana no es contagiosa con un beso y no es una enfermedad de transmisión sexual.

 

Síntomas de la gingivitis

Las bacterias que crecen en el sarro irritan la encía a la bese de los dientes, provocando una serie de síntomas molestos.
La gingivitis es también conocida como sangrado de las encías.
Por tanto, uno de los signos más evidentes es que las encías comienzan a sangrar con facilidad. Es un síntoma especialmente frecuente durante el cepillado o el uso del hilo dental.
Las encías hinchadas y rojas son otro signo evidente de la gingivitis.
Si las encías están inflamadas gravemente, se vuelven blandas e hinchadas.
En ocasiones, las encías pueden llegar a ser extremadamente dolorosas y sensibles.
Cuando las encías son sanas, entonces son de color rosa pálido y el tejido es compacto. Si son infectas, el color cambia a rojo brillante o rojo violáceo.
Las personas que sufren de gingivitis se enfrentan a otro problema que se llama recesión gingival.
A veces se pueden desarrollar aftas en la superficie de la encía.
Todos los síntomas mencionados anteriormente pueden estar acompañados por la halitosis (mal aliento) o un mala sabor en la boca debido al crecimiento de las bacterias en la cavidad oral.
La gingivitis ulcerosa necrosante es una variante muy grave de esta enfermedad y causa también fiebre, ganglios linfáticos del cuello agrandados y dolor fuerte.

 

¿Cuál es la diferencia entra la gingivitis y la periodontitis?

La periodontitis es la inflamación de los tejidos de soporte del diente: hueso, ligamento periodontal y cemento radicular.
La causa es una infección bacteriana.
En caso de periodontitis siempre se manifiesta también la gingivitis, pero la gingivitis no provoca periodontitis.

 

Gingivitis de embarazo

La gingivitis de embarazo es una enfermedad común de las encías que se manifiesta en muchas mujeres embarazadas.

Síntomas y tratamiento de la gingivitis de embarazo.
Los síntomas que se observan son hinchazón, inflamación e dolor de las encías.
Puede ir acompañada de dolor y fastidio.
Durante el lavado de los dientes puede producirse una hemorragia de las encías.
Si hay sangrado de los tejidos gingivales que no empeora la zona afectada, se recomienda consultar al médico lo antes posible. Las encías afectadas aparecen de color rojo.

La mejor manera de prevenir la gingivitis del embarazo es seguir una buena higiene bucal.
Dado que esta enfermedad se debe a las bacterias presentes en la boca, la higiene oral previene el desarrollo de gingivitis.
No hay duda de que el aumento del nivel de la hormona progesterona puede agravar la enfermedad.
La progesterona aumenta las posibilidades de formación de placa en los tejidos gingivales, volviendo estos tejidos más susceptibles a las bacterias que causan la gingivitis.

La gingivitis de embarazo es inofensiva si se trata a tiempo.
Si se deja sin tratar, hay posibilidades de que se convierta en una enfermedad periodontal.

Los investigadores piensan que hay una relación entre los trastornos gingivales y el parto prematuro.
Según los estudios, las mujeres embarazadas con enfermedades periodontales crónicas tienen más posibilidades de parto prematuro que las mujeres embarazadas con encías sanas.

 

¿Qué hacer? El tratamiento para la gingivitis

El tratamiento de la gingivitis es una combinación de tratamientos recomendados por el dentista y caseros.
Una infección leve de las encías puede ser tratada con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos que pueden aliviar la hinchazón y el dolor a las encías, por ejemplo el ketoprofeno (Fastum) y el ibuprofeno (Algiasdin).
Si la infección no se cura dentro de unos pocos días, el médico puede prescribir los antibióticos.

Visita al dentista
Como se ha mencionado anteriormente, la gingivitis es debida al sarro y la placa en la boca.
Así que lo primero que hay que hacer es eliminar el sarro y la placa viendo un dentista.
El dentista elimina el sarro.
Esta operación podría ser difícil de tratar, dependiendo de la cantidad de sarro acumulado en los dientes y las encías.
Después de esta limpieza puede ser necesario utilizar un enjuague bucal antiséptico, por ejemplo la bencidamina (Tantum Verde).
Este proceso de limpieza se conoce como desincrustación y es el primer paso en el tratamiento de la gingivitis.

Lavarse los dientes
Después de buscar la ayuda profesional de un dentista en la limpieza del sarro, el paso siguiente es el mantenimiento de la higiene bucal en casa.
Los padres siempre insisten en el hecho de que hay que lavarse los dientes dos veces al día para prevenir las enfermedades dentales.
Es importante seguir esta regla y lavarse los dientes al menos dos veces al menos dos veces al día.
Cuando se consigue lavar los dientes después de cada comida o merienda, ya no hay necesidad de preocuparse.
Así que lo importante en el tratamiento de la gingivitis es lavarse los dientes regularmente para evitar la acumulación de sarro.

Hilo dental
No hay que confiar en las publicidades de los cepillos de dientes que afirman que los cepillos son capaces de limpiar a fondo todos los espacios entre los dientes.

El cepillado por sí solo no es suficiente. El hilo dental es la manera correcta de limpiar estas áreas.
El hilo dental se utiliza para eliminar todas las partículas de alimentos que quedan atrapadas entre los dientes.
Una eliminación eficaz de estas partículas asegura que no se produzca la formación de sarro o placa.
Así que el hilo dental después de cepillarse los dientes es el siguiente paso.
Aparte de esto, las visitas del dentista son esenciales para una buena salud dental.

Consejos para la cura dental
Es fácil prevenir la gingivitis siguiendo las instrucciones importantes para la cura dental en casa.
Un cepillado regular y el hilo dental dos veces al día son la solución para curar la gingivitis en casa.
Cepillar a los largo de los márgenes de la encía para eliminar el sarro correctamente.
También se puede usar una pasta de dientes a base de hierbas.
Combine el hilo dental al cepillado para evitar la formación de sarro.
Recuerde que no debe apresurarse en el cepillado y en el uso del hilo dental.
Dedique al menos 5-6 minutos para limpiar sus dientes a fondo.
Utilizar el enjuague bucal es esencial.
Un buen enjuague bucal contiene ingredientes eficaces tales como el mentol que ayudan a eliminar la placa y el sarro.

 

Remedios caseros y prevención

Es posible tratar la gingivitis naturalmente utilizando diferentes aceites naturales como:

Estos aceites ayudan a reducir la hinchazón de las encías.
Los remedios siguientes ayudan a tratar la gingivitis.
Haga gargarismos con agua y sal (mejor el bicarbonato) para aliviar el dolor en las encía hinchadas.
Esto también ayuda a reducir la hinchazón de las encías.
Se puede aplicar el aceite de clavo en las encías afectadas para reducir el dolor.
También masticar un clavo para liberar el jugo es eficaz para reducir la inflamación de las encías.

Mezcle el aceite del árbol del té, aceite de limón y aceite de menta y aplicar esta mezcla en las encías hinchadas para reducir la inflamación.
Mezcle aceites diferentes tales como los de mirra, menta, tomillo y clavo en una taza de agua y use esta mezcla como un enjuague bucal.
Beber una taza de manzanilla fuerte hace maravillas para reducir la inflamación y la hinchazón en las encías.
Haga una mezcla de una cucharadita de aceite de sidra de manzana con medio vado de agua tibia y utilice esta mezcla como enjuague bucal.

 

Encías, remedios, dentista

Cambios en la dieta

Sólo una buena higiene bucal no es suficiente para tratar la gingivitis, una dieta saludable es igualmente importante.
Comer frutas fibrosas como manzanas, zanahorias y peras estimula la circulación sanguínea en las encías.
Esto sirve para mantener la fuerza de las encías.
Además, una dosis constante de vitamina C en la dieta diaria ayuda a mantener las encías sanas.
Limite el consumo de azucares en la dieta, ya que el azúcar es el enemigo
peor de las encías.
Por lo que una dieta saludable no sólo es óptima para la salud, sino que también es responsable de la salud de las encías.
Siga las indicaciones anteriores para mantener su boca sana.

Agua oxigenada
El agua oxigenada tiene propiedades antibacterianas y también se utiliza para blanquear los dientes.

 

Recetas para los remedios naturales

IngredientesInstrucciones
Alfalfa (en polvo)

Diente de león

Equisetum

Mezclar todos los ingredientes hasta obtener una textura suave, como el barro.

Ahora poner esta pasta en la boca haciendo gárgaras por unos momentos.

A continuación, escupir esta pasta y enjuagar a fondo la boca.

Puede repetir esto un par de veces al día para reducir las bacterias y también para ayudar a absorber el calcio de los dientes, el fluoruro de magnesio y de este compuesto.

Agua: 1 vaso

Vodka/brandy: 1 cucharada

Agua caliente: 1 botella

Aceite de árbol del té o aceite de menta: 4 gotas

Mezclar los ingredientes y agitar bien.

Usar esto como cualquier otro enjuague bucal.

Poner la mezcla en la boca, enjuagar y luego escupir todo.

Este enjuague bucal actúa como un remedio eficaz contra el dolor y la hinchazón que puede causar la gingivitis.

Vodka/brandy: 1 cucharada

Agua caliente: 1 botella

Azúcar: una pizca

Esta receta requiere un compuesto que se puede preparar y refrigerar durante varios días.

Tomar agua que hay que mezclar con los aceites.

Añadir una pizca de azúcar a la solución.

Ahora agitar bien y utilizar la mezcla como un enjuague bucal antibacteriano eficaz contra la gingivitis.

¿Cuál es el tiempo de recuperación? El pronóstico

La gingivitis tiene una duración de un período de entre 1 y 6 meses para eliminar completamente este problema. El periodo depende de la gravedad.
Es necesario un buen cuidado de la boca y hay que ir al dentista regularmente para reducir el tiempo de recuperación.

Hay que hablar con el dentista cuando se sufre de gingivitis moderada o intensa.
No hay que dudar, ya que se puede perder uno o dos dientes. Las visitas regulares al dentista mantienen bajo control los problemas dentales.

Remedios para la gingivitis ultima modifica: 2017-01-01T00:13:42+00:00 da Fisioterapia Rubiera