Dolor de rodilla

El dolor de rodilla (o gonalgia) es una enfermedad extremadamente común en todas las edades y puede estar causada por varios factores.

Es muy importante realizar una valoración con precisión para detectar la causa de los síntomas y así optar por el tratamiento más adecuado.

El dolor de rodilla puede estar causado por una lesión, como por ejemplo la rotura de un ligamento o de una parte del cartílago.

Existen enfermedades como artritis, gota y ciertas infecciones que pueden provocar gonalgia.

Generalmente, el dolor de rodilla no desaparece gracias a los remedios naturales. La fisioterapia y las rodilleras pueden ayudar a aliviar el dolor.

Dolor, rodilla, hinchazón, limitaciones, rigidez, ruido, crujido, movimiento, doblar

Causas

 

El dolor de rodilla puede estar causado por lesiones, problemas mecánicos, artritis, inflamaciones y otras enfermedades.

Una lesión en la rodilla puede afectar a los ligamentos, los tendones, los sacos (o bolsas) llenos de líquido alrededor de la rodilla, los huesos y el cartílago.

 

 

 

 

Dolor provocado por un traumatismo

 

Bursitis de rodilla

 

Algunas lesiones en la parte anterior de la rodilla pueden causar una inflamación de las bolsas serosas, es decir, pequeños sacos llenos de líquido que favorecen el movimiento de los tendones y de los ligamentos de la parte externa de la articulación de la rodilla.

Los movimientos repetitivos de la rodilla o mantener la rodilla en la misma posición durante mucho tiempo pueden provocar una acumulación de líquido en la articulación. Esto se conoce como bursitis o “rodilla de la lavandera”.

 

Enfermedad de Hoffa

 

La grasa de Hoffa es una estructura de la rodilla formada por tejido adiposo que se encuentra debajo de la rótula, justo detrás del tendón rotuliano.

En esta posición, amortigua los posibles impactos en la parte anterior de la rodilla.

La grasa de Hoffa puede inflamarse en caso de un traumatismo directo en la rótula y puede quedar comprimido (pellizcado) entre los cóndilos femorales y la rótula.

La grasa de Hoffa es una de las estructuras más sensibles de la rodilla y por lo tanto, este síndrome es extremadamente doloroso.

El dolor empeora cuando se extiende (enderezamiento) la articulación de la rodilla.

 

Síntomas

 

Dolor o hinchazón debajo de la rótula

Los pacientes pueden tener una historia de hipertensión de la rodilla (llamado genu recurvatum)

Prueba positiva para Hoffa (el paciente se encuentra acostado bocarriba con las rodillas dobladas, el médico ejerce presión con ambos pulgares en los lados del tendón rotuliano mientras que el paciente extiende la pierna).

Si el paciente siente dolor, es un signo positivo para la inflamación de la grasa de Hoffa.

 

Tratamiento

 

Reposo

Evitar las actividades físicas que empeoran la situación, como por ejemplo correr, pero puede practicarse el ciclismo.

Hielo o crioterapia para reducir el dolor y la inflamación.

Fisioterapia instrumental como la laserterapia o la tecarterapia.

 

El tiempo de recuperación es de dos semanas si se siguen las indicaciones que el médico prescribe.

 

 

 

Rotura del menisco

 

Lesión del menisco que se observa claramente a la izquierda

Etiqueta: lesión, menisco, medial, rodilla, dolor, inflamación

 

El menisco está compuesto por cartílago duro y elástico que funciona como un amortiguador entre la tibia y el fémur.

El menisco puede romperse si ocurre una torsión (rotación) repentina de la rodilla mientras que el peso del cuerpo permanece apoyado sobre el pie.

 

 

Rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

 

La lesión del LCA se refiere a la laceración de uno de los cuatro ligamentos que conectan la tibia con el fémur.

La rotura del ligamento cruzado anterior ocurre con frecuencia en los jugadores de baloncesto, fútbol y de otros deportes que requieren cambiar de dirección de manera repentina.

 

 

 

Luxación de la rótula

 

Es una lesión común, causada por un traumatismo directo o por una extensión violenta de la pierna, como por ejemplo puede ocurrir al jugar tenis o voleibol.

Generalmente la luxación de la rótula afecta a las mujeres, a las personas obesas y a los jinetes.

Signos y síntomas: en caso de este accidente, se observa que la rótula no se encuentra en su lugar normal y la persona tiene dificultades para flexionar o extender la rodilla.

Tratamiento: el médico vuelve a colocar la rótula en su lugar (reducción de la luxación).

Aunque la rótula vuelve a su lugar por sí sola, hay que realizar una radiografía para observar si hay una fractura.

Después de la reducción de la rótula, si no hay fracturas, los médicos comienzan a tratar la lesión inmovilizando la rodilla con una rodillera durante tres semanas para permitir la recuperación de los tejidos blandos alrededor de la rótula. Después, el paciente debe realizar ejercicios de refuerzo para mantener la rótula alineada.

El tiempo que tarda la recuperación es de 30 a 40 días.

 

 

 

Luxación de la rodilla

 

La luxación de la rodilla constituye una verdadera emergencia debido a que pone en peligro el miembro inferior.

Esta lesión no es común y ocurre debido a un traumatismo demasiado fuerte en la rodilla.

La luxación de la rodilla consiste en el desplazamiento de la parte inferior de la pierna respecto al muslo, por lo tanto, la tibia ya no coincide con el fémur.

A menudo se desgarran los ligamentos de la rodilla, aunque también pueden desgarrarse los nervios y las arterias.

 

Si las lesiones en las arterias no son tratadas, la parte inferior de la pierna se queda sin circulación sanguínea.

En este caso, puede ser necesario amputar la pierna.

Las lesiones nerviosas no ponen en peligro la vida de las personas pero provocan pérdida de fuerza y de sensibilidad.

Esta lesión puede estar causada por un accidente automovilístico o por un traumatismo debido a actividades deportivas.

 

Signos y síntomas

Las luxaciones de la rodilla son muy dolorosas y provocan una deformación evidente de la rodilla.

Muchas de estas luxaciones se reducen o se vuelven a alinear anatómicamente por sí solas.

Los pacientes afirman que cuando ocurre una luxación se logra escuchar un ruido sordo.

 

Tratamiento

El médico debe reducir la luxación inmediatamente, es decir, volver a colocar los huesos en su posición anatómica.

Después de la reducción, el paciente permanece bajo observación en el hospital en el que se realizan varias pruebas para cerciorarse de que no haya una lesión en las arterias o en los nervios.

Si hay una rotura de una arteria o de un nervio, hay que realizar una intervención quirúrgica.

 

 

 

 

Trastornos mecánicos

 

Cuerpo extraño

A veces, en caso de una lesión, se despega un pedazo de menisco o del cartílago y queda libre dentro de la articulación.

Esto no necesariamente crea problemas, pero si el cuerpo extraño se encuentra en un lugar en que se afecta al movimiento articular de la rodilla, puede impedir la extensión o la flexión en la última parte del movimiento.

 

El síndrome de la banda iliotibial ocurre cuando el ligamento que une la parte exterior de la pelvis con la tibia se encoge y, por lo tanto, frota con la parte externa del fémur.

Los corredores son los deportistas más afectados por el síndrome de la banda iliotibial.

El dolor se siente en la parte lateral externa de la articulación.

 

Dolor en la cadera o en el pie

En caso de dolor en la cadera o en el pie, generalmente, la persona empieza a cojear para no descargar el peso en las articulaciones en las que se siente el dolor.

Esta alteración en la marcha puede provocar una sobrecarga de peso en la rodilla.

En algunos casos, los problemas de la cadera o de los pies pueden provocar dolor en la rodilla.

 

El síndrome de dolor femorrotuliano es un término genérico que se refiere al dolor que se siente entre la rótula y el fémur, en la parte frontal de la articulación.

El síndrome de dolor femorrotuliano es una enfermedad común en los atletas, especialmente en los jóvenes que tienen la rótula desalineada con respecto a los cóndilos femorales.

Generalmente, la rótula está desplazada hacia el exterior y esto provoca que el cartílago se desgaste más por un lado que por otro.

 

Enfermedad de Osgood-Schlatter

 

tac, rodilla, adolescente, enfermedad, osgood, schlatter
Enfermedad de Osgood-Schlatter

Esta enfermedad es una de las causas del dolor y la hinchazón de la rodilla. La enfermedad afecta a los adolescentes, sobre todo los que corren mucho y los que practican fútbol, baloncesto o voleibol.

La enfermedad de Osgood-Schlatter provoca hinchazón y entumecimiento en la protuberancia ósea que se encuentra bajo la rótula.

 

Osteocondritis disecante

 

La osteocondritis disecante es una enfermedad que consiste en el desprendimiento de un fragmento de cartílago y puede volverse un cuerpo libre dentro de la articulación.

Es una enfermedad que afecta especialmente a los adolescentes.

Los signos y síntomas de la osteocondritis disecante son:

 

Dolor. Es el síntoma más común de la osteocondritis disecante

Bloqueo articular

Debilidad

Reducción de amplitud del movimiento. En algunos casos no se logra extender o flexionar completamente la rodilla.

Hinchazón.

 

Generalmente, los niños se recuperan con el pasar del tiempo, pero en algunos casos es necesaria una intervención quirúrgica.

 

 

Artritis

 

Existen más de 100 tipos diferentes de enfermedades de las articulaciones:

 

Artrosis

 

Es el tipo de artritis más común, se trata de una enfermedad causada por el desgaste y por la laceración de la articulación.

La artrosis ocurre debido a que el cartílago de la rodilla se deteriora con el uso y con la edad.

El dolor nocturno indica que puede haber artrosis, aunque no es la única causa posible.

 

Los síntomas son dolor, limitación de los movimientos e hinchazón.

La humedad empeora esta enfermedad.

 

 

Artritis reumatoide

 

Es la forma de artritis más debilitadora, es una enfermedad autoinmune que puede afectar a cualquier articulación del cuerpo, y por lo tanto, también a la rodilla.

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica, sin embargo, los síntomas y la intensidad de los mismos pueden ser intermitentes.

 

Gota

 

Este tipo de artritis ocurre cuando los cristales de ácido úrico se acumulan en las articulaciones.

Generalmente, la gota afecta al dedo pulgar, pero también puede afectar a la rodilla.

 

Pseudogota

 

A menudo, esta enfermedad se confunde con la gota. La pseudogota está causada por cristales de calcio que se acumulan en el líquido de las articulaciones.

Las rodillas son las articulaciones más afectadas por la pseudogota.

 

Condromalacia rotuliana

 

La condromalacia se refiere a un adelgazamiento del cartílago en la parte posterior de la rótula.

Es una de las causas más comunes del dolor profundo y de la rigidez de la rodilla.

Los síntomas se manifiestan cuando la persona ha permanecido sentada durante mucho tiempo, después de caminar, al subir las escaleras o en bicicleta cuando se pedalea en una cuesta.

El tratamiento a corto plazo incluye medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el diclofenaco (Voltaren®), bolsas con hielo y reposo.

Para el tratamiento a largo plazo se recomienda realizar ejercicios de refuerzo para el cuádriceps, es decir, el músculo de la parte anterior del muslo.

 

 

Infecciones (o artritis infecciosa)

 

La Gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual que puede infectar a la rodilla.

Existen organismos que se encuentran naturalmente en la piel de las personas y pueden provocar una infección, especialmente si el sistema inmunitario está inhabilitado debido a ciertas enfermedades subyacentes o a ciertos medicamentos.

La infección de rodilla provoca hinchazón y dolor en la rodilla.

Las personas que tienen una rodilla infectada pueden presentar fiebre y escalofríos.

En caso de una infección leve, puede que el paciente no tenga fiebre.

Tratamiento

Debe realizarse una valoración detallada de la hinchazón y del dolor de rodilla.

El tratamiento consiste en la terapia antibiótica y eventualmente, incluye la aspiración del líquido articular o el drenaje quirúrgico.

Tiempo de recuperación: los resultados dependen de la etapa en la que se comienza la terapia antibiótica.

La infección de la rodilla puede causar daños permanentes en el cartílago.

 

Artritis séptica

 

A veces, la articulación de la rodilla puede estar infectada y esto provoca hinchazón, dolor y enrojecimiento.

Generalmente no ocurre ningún traumatismo que cause la aparición del dolor. Normalmente, las personas que padecen artritis séptica también presentan fiebre.

 

Enfermedades por sobrecarga

 

Síndrome de la plica medial rotuliana

 

 

plica, síndrome, rodilla, rotuliana
Síndrome de la plica medial rotulada

 

El síndrome de la plica medial rotuliana es una enfermedad causada por restos de tejido fetal en la rodilla.

La plica sinovial es una membrana que divide la rodilla en varios compartimentos durante el desarrollo del feto.

Las dimensiones de estas estructuras disminuyen durante el segundo trimestre del desarrollo fetal.

En los adultos, existen unos tejidos llamados “pliegues sinoviales” o plicas.

En algunas personas, la plica sinovial es más grande y puede inflamarse.

 

¿Qué es el síndrome de la plica de la rodilla?

 

La plica lateral interna de la rodilla se conoce como “plica medial”, y es el tejido sinovial que se inflama más fácilmente.

Cuando la rodilla está doblada, la plica está expuesta a traumatismos directos, además, también puede inflamarse por una sobrecarga.

 

Para realizar el diagnóstico, el médico debe efectuar un examen clínico o una artroscopia de la rodilla.

Puede confundirse con una lesión del menisco o con una tendinitis rotuliana.

La RMN no siempre ayuda a efectuar el diagnóstico de síndrome de la plica.

 

El tratamiento incluye reposo y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Generalmente, estos remedios son suficientes para curar la inflamación.

A veces, puede ser beneficiosa una inyección de cortisona en la rodilla.

 

Si estas medidas no alivian los síntomas, el cirujano puede eliminar la plica.

Este procedimiento quirúrgico se realiza mediante artroscopia.

 

Tendinitis rotuliana

 

La tendinitis de la rodilla es un proceso degenerativo e inflamatorio del tendón rotuliano que une el músculo del cuádriceps con la tibia en la parte anterior del muslo.

Los tendones son bandas de tejido fibroso que unen los músculos con los huesos.

Corredores, esquiadores, ciclistas y otros deportistas que realizan muchos saltos pueden desarrollar una tendinitis muy fácilmente.

 

 

 

Neoplasias

 

Osteosarcoma

El osteosarcoma es un tumor maligno del hueso. Se trata del sarcoma del hueso más común.

El progreso científico de los últimos 25 años, ha permitido una mejoría considerable en los resultados.

El progreso en el ámbito de la cirugía también ha permitido una mejoría en la calidad de vida de los niños y los jóvenes con osteosarcoma.

 

¿Quiénes padecen osteosarcoma?

La mayoría de los pacientes que padecen osteosarcoma son personas de entre 10 y 25 años de edad.

Por esta razón, los científicos consideran que existe una relación entre la enfermedad y la etapa de crecimiento de los huesos de los adolescentes. Esta enfermedad es casi dos veces más frecuente en los hombres respecto a las mujeres.

En los niños y en los adolescentes, el 80 % de estos tumores se producen cerca de la rodilla, en la punta del fémur o de la tibia.

 

 

Signos y síntomas

Generalmente, el osteosarcoma se produce en los huesos largos. Los síntomas son: dolor y, en algunos casos, hinchazón o calor.

A menudo esta formación se observa solamente después de que el niño o el adolescente tenga un accidente.

Es importante saber que el accidente no es la causa el tumor, sino lo que hace que el médico lo descubra.

La amplitud del movimiento de la articulación puede reducirse.

 

Los estadios del sarcoma

La subdivisión en estadios se refiere a la manera en la cual los médicos clasifican el cáncer.

Para realizar una valoración hay que considerar el lugar en el que se encuentra el sarcoma, hay que saber si se ha difundido a los linfonodos o a otras partes del cuerpo, hay que conocer las dimensiones, la velocidad de crecimiento y otros factores.

 

El osteosarcoma se diagnostica por medio de una biopsia.

La enfermedad se difunde (metastatiza) en otras partes del cuerpo, especialmente a los pulmones, y por lo tanto, el médico puede ordenar una radiografía o una tac del tórax antes de comenzar el tratamiento.

El tratamiento más utilizado es una cirugía. Generalmente, el cirujano elimina el tumor junto con una parte de los tejidos alrededor de este para eliminar la formación maligna. Después, el cirujano reconstruye el miembro introduciendo una prótesis, injertos óseos y a través de otras técnicas.

Antes de someterse a alguna intervención, se recomienda escuchar la opinión de un oncólogo ortopédico y, si es necesario, una segunda opinión.

 

Factores de riesgo del dolor de rodilla

 

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedades de la rodilla, entre los cuales se encuentran:

 

  • El exceso de peso. Las personas obesas o con sobrepeso aumentan la carga sobre la articulación, incluso durante las actividades diarias, como por ejemplo caminar o subir y bajar las escaleras. La sobrecarga aumenta el riesgo de artrosis debido a que acelera el desgaste del cartílago.
  • Varismo marcado de la rodilla izquierda

 

Etiqueta: varismo, rodilla, radiografía, derecha, izquierda, dolor, artrosis

 

  • Trastornos mecánicos. Algunas anomalías estructurales como por ejemplo tener una pierna más corta que la otra, tener las rodillas desalineadas (varismo o valgo) y el pie plano favorecen los problemas de rodilla.
  • Falta de flexibilidad o de fuerza muscular. La falta de fuerza y de flexibilidad son algunas de las causas principales del dolor de rodilla. Los músculos acortados o débiles proporcionan un apoyo menor debido a que no absorben de manera adecuada la tensión que se ejerce sobre la articulación.
  • Algunos deportes provocan más tensión sobre las rodillas. Las personas que practican esquí alpino con botas de esquí corren el riesgo de caídas y esguinces, los saltos que se realizan en el baloncesto y en el voleibol causan traumatismos en la articulación. Además, los esfuerzos de la rodilla reiterados al trotar aumentan el riesgo de accidentes.
  • Lesiones previas. Una lesión de rodilla que ha ocurrido en el pasado (por ejemplo un esguince) aumenta la probabilidad de trastornos nuevos.

 

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.