Prurito en el glande

Por lo general, el prurito en el glande o en los órganos genitales externos se produce por las mismas razones que provocan el prurito en el resto del cuerpo.
En algunos casos, el prurito en el pene es simplemente un problema de mala higiene.
Se produce especialmente en los hombres no circuncidados.
Es importante lavar con cuidado el pene retrayendo el prepucio para una correcta higiene prepucial.
Algunas enfermedades de la piel, tales como la psoriasis, suelen provocar comezón en el pene.

La psoriasis en el pene puede provocar dolor, prurito en la zona de los genitales masculinos y manchas blancas en el glande.
Este trastorno se puede agravar con las relaciones sexuales.
El eczema es otra enfermedad de la piel que puede afectar al pene.

La dermatitis atópica puede provocar dolor, prurito y secreción de líquido por las lesiones cutáneas abiertas.
Algunos hombres han observado que el uso del condón disminuye la frecuencia y gravedad de las erupciones cutáneas.

El prurito en la zona de los genitales masculinos puede tener origen en una erupción cutánea producida por una enfermedad inflamatoria de la piel, hongos, piojos o una infección viral.
La infección viral y la infestación de piojos se transmiten por vía sexual, mientras que las demás enfermedades de la piel no tienen origen en relaciones sexuales.
De todas formas, cualquiera que sea la causa del prurito en el pene, se recomienda consultar a un médico en lugar de utilizar cremas para la piel sin receta médica.

Causas del prurito en la zona púbica

Piojos púbicos o ladillas. Los piojos son pequeños parásitos que se pegan al vello púbico de los seres humanos.
Las ladillas suelen propagarse a través del contacto sexual con una persona infectada.
Los síntomas principales son prurito en la zona púbica, manchas de sangre y pequeños puntitos negros (las heces de los piojos) en la ropa interior.
La foliculitis afecta a la zona púbica y suele provocar más dolor que picazón.
El molusco contagioso es una infección viral que provoca la formación de pequeños puntitos o manchas de color rojo en el glande.
Esta infección de transmisión sexual (ITS) a veces puede aparecer en el cuerpo del pene.

Causas de prurito en el cuerpo del pene

Herpes genital: se trata de una infección de transmisión sexual originada por el virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1) o de tipo 2 (VHS-2).
Se puede contraer esta infección mediante una relación sexual vaginal u oral.
El herpes genital puede provocar la formación de ampollas.
El liquen nitidus provoca la formación de pequeñas pápulas en el cuerpo del pene que pueden ocasionar prurito y leve dolor. No es una enfermedad de transmisión sexual.

Causas del prurito en el glande y prepucio

Con frecuencia, el herpes genital afecta al glande y prepucio provocando la formación de ampollas que al romperse dan lugar a úlceras muy dolorosas.
La candidiasis en el pene es una infección fúngica que puede considerarse el primer síntoma de diabetes mellitus en los hombres.
Suele producirse tras un tratamiento antibiótico de larga duración.

La cándida provoca:

  1. Picazón en la zona íntima,
  2. Ardor en el glande,
  3. Dolor durante las relaciones sexuales,
  4. Dolor después de orinar,
  5. Descamación,
  6. Erupción cutánea.

Las verrugas genitales (o condilomas) son una enfermedad de transmisión sexual que tiene origen en una infección viral por el virus del papiloma humano.
Las verrugas suelen aparecer en el glande y prepucio y pueden ir acompañadas por secreciones pruriginosas.
Las verrugas también pueden aparecer en el eje del pene y en la zona púbica.
En la fase inicial, aparecen pequeños puntos blancos en el glande.

Otras enfermedades que pueden provocar prurito y que no se transmiten sexualmente son:

  1. Líquen plano,
  2. Psoriasis
  3. Dermatitis seborreica.

La falta de higiene íntima puede originar la acumulación de material blanquecino alrededor de la corona del glande, provocando picor.

Otras enfermedades de la piel

Los siguientes trastornos pueden afectar a diferentes partes de los genitales masculinos.

Sarna: se trata de una infestación de la piel por el ácaro Sarcoptes scabiei.
Se transmite por contacto directo piel con la piel y suele originarse en lugares muy concurridos tales como hospitales, escuelas y residencias de ancianos.
Esta enfermedad se caracteriza por prurito intenso en las zonas infectadas de la piel, como por ejemplo glúteos, escroto y pene.
El resto del cuerpo también puede verse afectado de la misma manera, especialmente los dedos, ombligo y axilas.

Dermatitis de contacto: este trastorno tiene origen en el contacto directo con una sustancia irritante o un alérgeno.
Entre las causas de la dermatitis encontramos:

  1. Jabones medicinales,
  2. Gel de baño,
  3. Productos de goma.

 

Alergia

La alergia a perfumes o colorantes presentes en jabones, lociones o detergentes es una de las causas más frecuentes del prurito en el pene, enrojecimiento, hinchazón y sequedad.
Aunque es difícil identificar el producto que provoca los síntomas, cuando esto ocurre, es decir, cuando se identifica y se elimina esta sustancia, el prurito desaparece por sí solo.
Se aconseja evitar el uso de condones de látex.
En realidad, la reacción alérgica en el glande provoca incomodidad más que prurito, especialmente cuando afecta al escroto.


La dermatitis de contacto (debido al uso del condón) puede ocasionar una erupción cutánea pruriginosa en el glande. La erupción puede propagarse al eje del pene, a la piel del escroto y a la ingle.
La dermatitis de contacto también puede afectar a la región vulvar en la pareja femenina.
De la misma manera, el uso de espermicida por la pareja femenina puede provocar la dermatitis de contacto en la pareja masculina.
Es importante tener bajo control el jabón y el gel de baño.
La balanitis puede tener origen en la alergia a perfumes, jabones y detergentes.
No utilizar nunca el desinfectante para la higiene personal, ya que puede ser muy irritante.

¿Cómo tratar la balanitis?
Evitar el uso de jabones con perfume. Un tratamiento alternativo consiste en utilizar una crema acuosa disponible en farmacia para lavar el cuerpo (aplicar una pequeña cantidad y luego enjuagar).
Poner dos puñados de bicarbonato de sodio en la bañera, sin otros aditivos (gel de baño, aceite de baño o desinfectante).
Pedir a su pareja que acuda al médico o al departamento de medicina genitourinaria para averiguar si sufre una infección por cándida o muguet (especialmente si la balanitis se produce tras una relación sexual).

 

prurito-en-el-glande¿Cómo tratar el prurito en el glande y prepucio?

A continuación, se muestran algunos consejos para evitar el prurito en la zona genital masculina:

  • Lavar el pene con cuidado, incluyendo la zona bajo el prepucio en los hombres no circuncidados.
  • Mantener la zona seca, ya que la humedad en la zona genital puede provocar una infección.
  • El uso de polvo de almidón de maíz durante el verano es de utilidad para absorber la humedad.

A continuación, se muestran algunos consejos para evitar el prurito en la zona genital de hombres y mujeres:

  • Usar ropa interior y externa no apretada y de fibra natural.
  • Cambiar la ropa interior al menos cada 24 horas.
  • Mantener la zona genital seca y limpia.
  • Utilizar un jabón neutro y enjuagar bien.
  • Usar un detergente suave y sin perfume para lavar la ropa interior.
  • Secar bien el cuerpo después de bañarse o nadar.
  • Evitar el uso de ropa mojada durante mucho tiempo.
  • Evitar relaciones sexuales sin protección, especialmente si se sospecha que la pareja tiene una infección.

 

Remedios naturales para el prurito en el glande

Algunos cambios en el estilo de vida pueden prevenir o aliviar el prurito en el pene.
Añadir un poco de bicarbonato de sodio o harina de avena en la bañera es de utilidad para reducir el prurito.
Si ninguno de los métodos mencionados anteriormente es eficaz, se recomienda consultar a un médico para descartar la presencia de enfermedades más graves, tales como la diabetes o enfermedades de transmisión sexual.
El médico suele recetar cremas con hidrocortisona para aliviar el prurito en el pene.