Rotura del frenillo

La rotura del frenillo puede producirse en las encías o en el glande del pene.

Frenillo del pene

El frenillo del pene es una estructura mucocutánea masculina que une el prepucio al glande. Su aspecto difiere considerablemente de persona a persona.
En algunos casos, está formado de una gran cantidad de tejido, mientras que en otros casos es prácticamente inexistente.
El frenillo está en tensión cuando el prepucio se retrae completamente, es decir, cuando el pene está completamente erecto.


Es algo normal y natural, por lo que no hay que preocuparse.
El frenillo está hecho de tejido erógeno, y por esto es muy sensible.
De hecho, su rotura provoca un dolor muy fuerte.
La rotura del frenillo puede producirse a cualquier edad, incluso en personas no vírgenes, por lo que no está vinculada a la primera vez.
El uso del condón no es suficiente para prevenir la ruptura del frenillo.

 

Causas y síntomas de la rotura del frenillo  ruptura-del-frenillo

La rotura del frenillo suele producirse en caso de frenillo corto, especialmente durante la primera relación sexual.
Por lo general, esta lesión se cura por sí sola en unos pocos días.
La rotura del frenillo es la causa principal de sangrado durante las relaciones sexuales vaginales o anales.
La duración del sangrado varía de unos minutos a 20/30 minutos, dependiendo de otras patologías del paciente.

 

¿Cuál es el tratamiento para la rotura del frenillo?

Lo primero que hacer para detener el sangrado es taponar la herida con una gasa estéril o simplemente con el dedo pulgar.
Después de unos minutos el sangrado se detiene.
Un hombre virgen que tiene miedo de romper el frenillo durante la primera penetración debería consultar con su médico y empezar el acto sexual delicadamente.
La herida suele curarse por sí sola sin tratamiento. Lo importante es mantenerla limpia y desinfectada.
La aplicación de una crema o pomada antibiótica, como por ejemplo Celestoderm Gentamicina, puede ser de utilidad para desinfectar y prevenir la infección.

Evitar mantener relaciones sexuales hasta la curación de la herida
Tras la curación de la herida, se puede reanudar la actividad sexual utilizando un lubricante para evitar que el problema se repita.
No se trata de una enfermedad grave y generalmente no requiere tratamiento, a menos que se sienta mucho dolor en la zona afectada.
Aunque es poco probable, la lesión puede volver a aparecer en futuro.
El médico a quien acudir es el andrólogo.

 

¿Qué pasa si el frenillo permanece lesionado?

A veces, la lesión puede que no se cure por completo, provocando la rotura del frenillo en el mismo punto.
En algunos casos, cuando la herida se cura por completo, se puede formar un tejido cicatricial que provoca adherencias dolorosas, especialmente durante la erección.
Tras la cicatrización, o en caso de rotura parcial del frenillo, se puede experimentar fastidio durante las relaciones sexuales.
En este caso puede que sea necesaria la intervención quirúrgica.

Si el pene permanece lesionado, puede que sea necesaria una intervención quirúrgica denominada frenuloplastia, en la que el cirujano extiende en frenillo para garantizar una mayor libertad de movimiento y prevenir otras lesiones y sangrado.
La frenuloplastia consiste en el alargamiento del frenillo. Se realiza bajo anestesia local.
Esta intervención debería mejorar la relación sexual y reducir el riesgo de ruptura.
La frenuloplastia dura aproximadamente 20 minutos y se realiza de forma ambulatoria.
Para tratar este problema no se requiere la circuncisión.
Se aconseja evitar las relaciones sexuales durante seis semanas después de la operación.
Se recomienda cambiar el apósito diariamente en los primeros días después de la intervención.

 

Laceración del frenillo labial superior

Con frecuencia, cuando un niño está aprendiendo a andar en bicicleta, se cae, golpeándose la boca y la cara.
Esta herida sangra mucho asustando a los padres. Sin embargo, no se trata de un problema grave.

Descripción del frenillo en la encía
La membrana entre en labio superior y la encía se denomina frenillo.
Esta membrana puede romperse al golpear contra el labio.
Por lo general, esta lesión se produce en el medio del frenillo y no es grave.
El frenillo no tiene una función precisa, por lo que se aconseja dejar que la lesión desaparezca de forma natural y espontánea.

 

frenillo-bocaTratamiento para la rotura del frenillo en la encía

Una pequeña lesión accidental en el frenillo desaparece por sí sola sin puntos de sutura. Si la lesión es inferior a un centímetro de longitud, se puede ignorar.

Las posibles complicaciones son:

  1. Infección,
  2. Sangrado continuo,
  3. Lesión en las raíces de los dientes,
  4. Fractura del hueso de la mandíbula superior.

Se recomienda consultar al médico si:

  • La lesión es muy grande
  • El sangrado de las encías no se detiene
  • La herida presenta suciedad o residuos
  • Los bordes del tejido no vuelven a su posición original cuando se deja de tirar el labio
  • Hay otras lesiones.

Consultar a un dentista si un diente:

  • Duele,
  • Se mueve,
  • Se ha roto o falta.

 

¿Qué hacer en el caso de rotura del frenillo  en la encía?

Tratamientos inmediatos:

Entre los remedios naturales se encuentra la aplicación de compresas de hielo sobre la zona afectada. Si el sangrado no se detiene, se puede ejercer una ligera presión justo debajo de las narices.

  • Gestión del problema
  • Seguir una dieta blanda durante unos dos días.
  • Evitar alimentos picantes o ácidos.
  • Evitar abrir demasiado la boca para comer alimentos muy grandes, como manzanas enteras o mazorcas de maíz.
  • Los tiempos para la curación completa son de 4 a 7 días.

Se recomienda consultar con un médico en caso de:

  • Mal aliento,
  • Enrojecimiento y rigidez del labio superior,
  • Hinchazón en la zona cerca de la nariz,
  • Fiebre,
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello, bajo el ángulo de la mandíbula.