Dolor de ojo

El dolor en los ojos puede ser descrito como:

  • Palpitante
  • Ardor
  • Punzada intensa dentro o fuera del ojo
  • Sensación de un cuerpo extraño


Dependiendo de donde se presenta el malestar, el dolor en los ojos se puede clasificar en dos categorías:

  1. Dolor ocular (que se produce en la superficie del ojo)
  2. Dolor orbital (que se produce dentro del ojo)

El dolor ocular es bastante frecuente, pero raramente es el síntoma de una enfermedad grave.
Se puede sentir dolor en los ojos, incluso cuando están cerrados.

 

Causas del dolor en los ojos

El malestar o el dolor pueden estar causados por un problema en el ojo o en las estructuras circundantes, incluyendo:

  • Córnea: la membrana transparente en la parte frontal del ojo en donde se concentra la luz que le llega al ojo
  • Esclerótica (o esclera): la parte blanca exterior de la pared del ojo
  • Conjuntiva: la capa muy delgada que recubre la esclerótica
  • Iris: la parte coloreada del ojo con la pupila en el centro
  • Órbita: ósea la cavidad en la que se encuentra el ojo y los músculos de los ojos
  • Músculos extraoculares: los músculos que periten que el ojo gire
  • Nervios: los que llevan la información visual desde los ojos hasta el cerebro

 

Dolor ocular externo o superficial

Irritación por las lentes de contacto
Las personas que usan lentes de contacto durante la noche o no las desinfectan adecuadamente son más susceptibles al dolor ocular causado por irritación o infección.


Úlcera corneal (infección)
La úlcera de la córnea (o queratitis ulcerativa o ulcerosa) puede causar un dolor ocular muy fuerte. Una infección corneal ocurre cuando las bacterias entran a través de una incisión en la córnea.
Al utilizar lentes de contacto desechables desgastadas es más fácil desarrollar úlceras de la córnea.
Entre los síntomas encontramos:

  • Dolor en los ojos
  • Enrojecimiento
  • Lagrimeo
  • Sensación de cuerpo extraño
  • Fotofobia (hipersensibilidad a la luz)
  • Visión borrosa

Una úlcera corneal puede convertirse en una enfermedad grave.
Algunas bacterias pueden ser extremadamente agresivas y si la córnea se perfora pueden causar una endoftalmitis o una infección dentro del ojo.
El tratamiento se basa en colirios con antibiótico que deben aplicarse con frecuencia (a veces cada 1/2 hora).

Blefaritis
La blefaritis es una inflamación o infección del párpado que causa irritación o dolor.

Conjuntivitis
La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva causada por alergias o infecciones (virales o bacterianas). Los vasos sanguíneos de la conjuntiva se hinchan, y la parte normalmente blanca del ojo se vuelve roja.
Otros síntomas de la conjuntivitis pueden ser:

  • Picor
  • Secreciones

Este trastorno es una de las causas más frecuentes del dolor en los ojos de los niños.

Cuerpos extraños
Se produce cuando se queda algo en el ojo:

  • Un poco de suciedad
  • Residuos vegetales
  • Cuando hay viento puede entrar arena
  • Un fragmento de una de las lentes de contacto

Los cuerpos extraños por lo general son irritantes, hay que lavarse los ojos con agua. Si no se eliminan, los cuerpos extraños pueden causar abrasiones en la córnea.
La abrasión corneal es la causa más común del dolor nocturno en los ojos.
También puede haber una sensación de algo que raspa el ojo al abrir los párpados por la mañana.


Orzuelo
El orzuelo es una infección o inflamación de los bordes de los párpados a nivel de los folículos de las pestañas y las glándulas sebáceas.
Por lo general, un orzuelo es una zona muy localizada y dolorosa, similar a un grano en un párpado.

Escleritis
La escleritis es una enfermedad poco común que afecta a la inflamación de la pared del ojo (esclerótica).
A menudo está relacionada con problemas de salud graves como las enfermedades autoinmunes o vasculares (artritis reumatoide, lupus, poliarteritis nodosa).
La parte blanca del ojo puede llegar a estar:

  • Roja
  • Hinchada
  • Adolorida

 

Dolor orbital o interno

Las causas del dolor orbital o profundo son:

Infección corneal (también llamada queratitis): la córnea inflamada o infectada puede estar causada por herpes zoster, por haberse dejado las lentes de contacto durante la noche o por una limpieza inadecuada de las lentes.

Glaucoma
El glaucoma es un problema ocular que generalmente no causa síntomas al principio.
Sin embargo, en caso de glaucoma de ángulo agudo, la presión dentro del ojo aumenta de repente.
Los síntomas son:

Estos síntomas indican una emergencia, necesitan un tratamiento inmediato para prevenir la ceguera.

uveitis anterior

Iritis e iridociclitis
La iritis y la iridociclitis (o uveítis anterior) es una inflamación del iris o del cuerpo ciliar del ojo, es una enfermedad rara.
Puede estar causada por trauma, infección o enfermedades autoinmunes.
Los síntomas incluyen:

  • Dolor
  • Ojos rojos
  • Sensibilidad a la luz
  • Manchas flotantes en el campo visual (moscas volantes)
  • Disminución de la visión

Neuritis óptica
La neuritis óptica es una inflamación del nervio óptico (el nervio que conecta la parte posterior del globo ocular al cerebro).
Los síntomas de la neuritis óptica incluyen:

  • Un dolor fuerte en los ojos al moverlos
  • Visión descolorida
  • Pérdida de la visión

La causa puede ser una enfermedad autoinmune, una infección viral o bacteriana.

 

Diagnóstico del dolor en los ojos

El médico puede diagnosticar algunas enfermedades del ojo comunes  tales como la conjuntivitis.

En caso de cualquier causa potencialmente grave de dolor en los ojos, el médico consulta al oculista.
Los oftalmólogos tienen varios instrumentos para diagnosticar el dolor en los ojos, todos se usan generalmente en el ambulatorio:

  • Un examen con lámpara de hendidura que utiliza una luz brillante para examinar los ojos para observar las estructuras del ojo.
  • Examen de fondo de ojo: Dilatación de la pupila con gotas para permitir que el médico vea profundamente en el ojo.
  • Tonómetro: un instrumento que mide la presión y que puede detectar la presión alta en el ojo por el glaucoma.

 

Dolor ocular junto con otros síntomas

Dependiendo del problema que presenta cada persona, puede haber otros síntomas que acompañan el dolor en los ojos, como:

 

Remedios caseros para el dolor en los ojos

Por lo general, los remedios caseros consisten en la hidratación del ojo con el agua.
Cuando entra un cuerpo extraño o químico en el ojo, es importante lavarse el ojo con agua del grifo tibia o con un colirio.

Un método eficaz para eliminar el cuerpo extraño es:

  • Llenar un recipiente con agua
  • Sumerjir la cara en el agua
  • Abrir y cierrar los ojos

De esta manera, si hay algo dentro del ojo puede salirse de manera segura, en caso contrario no intente extraer un cuerpo extraño del ojo, hay que acudir a profesionales de la medicina.

 

Tratamiento para el dolor ocular

El tratamiento varía en función de la enfermedad de los ojos.

Conjuntivitis: La forma infecciosa se trata con colirios con antibióticos o ungüentos si los síntomas son graves o persisten durante más de dos semanas.
La conjuntivitis alérgica se trata con antihistamínicos y colirios contra la alergia.

Abrasiones corneales y ulceraciones: Para el dolor hay colirios y medicamentos anti-inflamatorios, pero si se sospecha una infección el médico puede prescribir gotas oftálmicas o ungüento con antibiótico.
Es necesario vendar los ojos durante por lo menos dos o tres días consecutivos para favorecer la recuperación de la córnea.

Cuerpo extraño en el ojo: hay varias técnicas para eliminar cuerpos extraños:

  1. Irrigación con lavado del ojo,
  2. Eliminación con un hisopo de algodón,
  3. Eliminación con una pequeña aguja o taladro oftalmológico

Blefaritis: El médico enseña como limpiar los bordes de los párpados añadiendo un champú delicado en un tejido suave, se realiza dos veces al día para eliminar el exceso de aceite.

Orzuelo o chalazión: el tratamiento para estas formaciones consiste en poner compresas calientes en los ojos durante 15-20 minutos, cuatro veces al día.
Se puede aplicar una pomada antibiótica.
Si el Chalazión no desaparece después de tres o cuatro semanas, el oftalmólogo puede drenarlo quirúrgicamente.


Glaucoma: El glaucoma tiene muchas opciones de tratamiento dependiendo del tipo, de la gravedad y de la duración del ataque.
El glaucoma puede ser una emergencia médica, con el riesgo de daños permanentes en los ojos que ocurren dentro de unas pocas horas, si no se trata.
El tratamiento médico se inicia con medicamentos para reducir el líquido en los ojos, por ejemplo,

  • Beta-bloqueantes
  • Colirio o las gotas de corticoides para reducir la inflamación
  • Gotas de un medicamento constrictor de la pupila (Brimonidina)

Otros fármacos pueden administrarse por vía intravenosa o en forma de tabletas.
Si estos tratamientos fallan para reducir la presión intraocular del ojo, se puede considerar la cirugía.

Iritis: Esta enfermedad puede ser tratada con colirios que causan la dilatación de las pupilas y con colirios de esteroides tópicos.
En casos severos de iritis, el médico puede prescribir esteroides por vía oral.

Neuritis óptica: la pérdida gradual de la visión y el dolor al mover los ojos son signos de una enfermedad que debe ser diagnosticada por el oftalmólogo y el neurólogo.

 

¿Qué pasa si no se cura el dolor en los ojos?

En la mayoría de los casos el dolor en los ojos desaparece por sí solo o con los remedios naturales.
Las enfermedades que causan dolor en los ojos raramente causan daños permanentes en el ojo, pero es una posibilidad.
Por ejemplo, el dolor y los síntomas causados por el glaucoma son el signo de un problema inminente.
Si no se diagnostica y si no se trata a tiempo, el glaucoma puede causar problemas de visión e incluso ceguera total.

Dolor de ojo ultima modifica: 2017-03-27T12:51:16+00:00 da Fisioterapia Rubiera