Dolor lumbar o lumbalgia

El dolor lumbar o lumbalgia está en la zona inferior del raquis, puede tratarse de una inflamación de la columna vertebral, pero también de una molestia muscular, ligamentaria, discal etcétera.

Cuántas veces ocurre de ser visitados por un médico que sólo mira la resonancia magnética y dice: los síntomas son causados por la hernia discal, o el dolor es provocado por la artrosis; mientras el problema del paciente no tiene nada a que ver con estas molestias.


Esta premisa es necesaria porque el dolor de espalda puede tener muchas causas, algunas fácilmente documentables con un examen instrumental, pero en la mayor parte de los casos el sujeto presenta dolores aspecificos no identificables a través del diagnóstico por imágenes, TAC, Radiografía, etcétera)

protrusión-ejercicio-mckenzie-dolor de espalda-dolor lumbar spine-mal-inflamación-hernia de discos
Ejercicio mckenzie por lumbalgia de tipo mecánico

El dolor puede ser bilateral o sólo sobre un lado, el tipo de molestia se clasifica como lancinante, sordo, profundo, superficial, localizado, constante o intermitente.


Generalmente es acompañado por tensión muscular, rigidez y limitación de los movimientos.
En la mayor parte de los casos el lumbalgia es inespecífica o los exámenes de diagnóstico por imágenes y las pruebas ortopédicas no identifican una causa.
Los pacientes de todas las edades pueden haber la inflamación de la espinosa dorsal.
La historia clínica y una esmerada visita médica tendrán que excluir todos los posibles dolores de origen visceral.
La mayor parte de los pacientes que van al médico y al fisioterapeuta también padecen de cervicalgia, dorsalgia ou raquialgia difusa, si el dolor también es en las piernas podría tratarse de lumbociática.
El dolor de espalda lumbar puede ser agudo o crónico, la diferencia es que en la fase aguda el dolor desaparece en el arco de treinta días, si el dolor cronifica, continua más allá de los treinta días, sin saber por cuanto tiempo.


El lumbago es un episodio de lumbalgia agudo caracterizado por un dolor muy intenso o insoportable. El sujeto golpeado queda inclinado hacia adelante inmóvil porque cada movimiento que prueba a hacer es extremadamente doloroso.
De aquel momento permanecer sentado o acostado mal esperando una mejoría que no llegará antes de 24 horas.

No se puede tratar de enderezar la espalda con aquel dolor porque se puede perjudicar otras estructuras además de reagudizar el dolor y la inflamación.

El lumbago es un tipo de lumbalgia mucho más doloroso y caracterizado por una importante rigidez.
Algunos pacientes duermen cómodamente sobre la cadera dolorida, derecha o izquierda, otros logran sólo descansar boca arriba.
Para indicar las vértebras lumbares se escribe “L” seguido por el número que indica la posición de la vértebra a partir de la parte superior, por ejemplo L2 es la segunda vértebra partiendo del cráneo hacia los pies.
Es importante distinguir las vértebras porque algunas alteraciones anatómicas como la hernia discale y la espondilolistesis golpean principalmente el nivel L5-S1, en medida menor L4-L5.
La hernia y la protrusión discal causan más dolor por la mañana, al despertar, porque durante la noche el disco absorbe el líquido que ha perdido durante el día, la consecuencia es que la columna tiene un mayor volumen.
El disco más grande comprime más sobre los nervios y hace mal.
Una fractura lumbar ocurre en la gran mayoría de los casos en la vértebra L1, menos a menudo sobre L2 y raramente a los niveles inferiores.

 

vértebra-nervio-columna-vertebral-lumbar-sacro-dolor-inflamación-articolazione-disco
Columna lumbar

Las causas del dolor de espalda

La primera cosa que hacer es excluir las patologías viscerales porque el dolor lumbar se puede irradiar desde los órganos y visceras abdominales, por ejemplo el útero, endometriosis, fibromas uterinos, los riñones etcétera
Si la molestia es causada por el aparato músculo esquelético se puede tratar como un dolor de espalda de competencia del fisiatra o del ortopédico.
Muchos pacientes entran en ambulatorio diciendo que tienen la lumbalgia porque tienen una hernia discal o porque las vértebras son pisadas, pero sólo en un pequeñísimo porcentaje de casos éste es verdadero.
Las causas del dolor lumbar inespecifico puede ser diferente: la lumbalgia de esfuerzo es provocada por un trabajo demasiado pesado con frecuentes levantamientos de objetos.


Entre los factores predisponentes hay:

  • Ipotrofia de los músculos abdominales y paravertebrales junto con una pésima forma física,
  • Posturas incorrectas,
  • Actividad deportiva a nivel agonístico demasiado dura, 
  • Vida demasiado sedentaria.

A veces los especialistas creen que la depresión o un trabajo insatisfactorio y repetitivo pueden causar el dolor de espalda porque han notado que estadísticamente es así.
Se padece a menudo de lumbalgia en embarazo porque el cuerpo sufre modificaciones interiores a causa del aumento del peso: la rotación anterior de la pelvis y el aumento de la lordosis lumbar.
Los ligamentos y los demás tejidos blandos se vuelven más elásticos, a estas alteraciones del cuerpo se suma la sub-luxación del hueso sacro con respecto a los huesos iliacos de la pelvis que provoca el clásico dolor lumbo-sacral de las embarazadas.
Antes del ciclo menstrual, a menudo las mujeres padecen de dolores menstruales al bajo vientre, a la espalda, al seno y a los glúteos.
Otra causa de dolor de espalda puede ser un malo calzado, los zapatos demasiado duros o bajos y un malo apoyo del pie pueden sobrecargar ciertos músculos con respecto a otros y causar una molestia a la derecha o a la izquierda.
El paciente sente el dolor que origna de la planta del pie cuando está de pie, mientras de sentado tiene alivio.

La lumbalgia en los niños puede ser causada por una dismetria (diferencia de altura en los miembros inferiores) que obligan a una postura torcida o a la escoliosis, esta condición también puede causar los síntomas a los adultos.
Hay causas viscerales por el dolor de espalda como la endometriosis, reumatológicas como la espondilitis anquilosante y la artritis reumatoide, las fracturas vertebrales, espondilolistesis, artrosis (espondilosis), infecciones y un tumor en la zona lumbar, por ejemplo un neurinoma o un tumor al riñón.
Es necesaria una visita médica que excluya todas las patologías que no conciernen al ortopédico o el fisiatra, antes de comenzar una terapia.

Causas de dolor durante los movimientos
En los adultos y sobre todo en los ancianos la espondiloartrosis y la formación de osteofitos pueden llevar a la inflamación de las articulaciones intervertebrales y por lo tanto dar dolor.

En mi experiencia es aconsejable probar a curar el dolor de espalda de tipo mecánico como una molestia articular o muscular, en efecto en la casi totalidad de los pacientes que se presentan en la clinica, ésta es la causa.
Durante el movimiento, si una vértebra no se muove de manera rectilínea con respecto a la otra, el resbalón provoca roce y dolor.

Muchos pacientes tienen dolor cuando se levantan de la silla, este a menudo es causado por un bloque articular a nivel del hueso sacro.
En consecuencia a traumas, microtraumas repetidos o sobrecargas musculares, es posible que se forman adherencias entre las fajas de tejido conectivo en el punto de mayor tensión de los músculos que ejecutan un determinado movimiento.
Estos puentes de colágeno se forman entrampando una terminación nerviosa, por lo tanto también provocan dolor durante los movimientos y en ciertos casos cuando están parados además de la pérdida de fuerza y a la limitación funcional.



Bloqueo repentino de la espalda

Las causas del lumbago son movimientos bruscos o un esfuerzo físico, por ejemplo recoger un objeto pesado del suelo (por ej. una maceta), que se realizan con la flexion de la espalda y no de las rodillas.
Si la flexión provoca una contracción muscular demasiado fuerte de los músculos lumbares, la reacción del cuerpo es una contractura exagerada de la musculatura que conecta una vértebra a otra.

En este caso ocurre un bloqueo de la última vértebra lumbar L5 con respecto del hueso sacro.
Las situaciones que pueden causar esta molestia son: levantar objetos del suelo sin doblar las rodillas, accidentes, traumas o esfuerzos excesivos.
Si el dolor es matutino la causa puede ser el colchón en que se duerme que se hunde.

Un paciente que toma frío o un golpe de aire no desarrolla una lumbalgia como a menudo se piensa, aunque puede entumecer la musculatura y complicar un problema que ya existió.
La falta de elasticidad de la musculatura es un elemento que predispone a sufrir de lumbago.
La fuerte contractura de los músculos de la espalda es un mecanismo de defensa, se puede comparar a una tortícolis, pero a menudo es bilateral.



Dolor lumbar por la noche

Generalmente, el dolor lumbar nocturno que no deja dormir es causado de:

  • Molestias de los órganos viscerales como el hígado o el colon, por ejemplo el colon irritable. En este caso el dolor es lateral (lado derecho o izquierdo).
  • Una hernia grande que comprime sobre el nervio ciático, El paciente sente sobre todo dolor cuando se dobla hacia adelante.
  • Trabajos pesados durante el día.

 

¿Cuáles síntomas pueden ocurrer junto al dolor lumbar?

El paciente puede sentir:

  • Ardor,
  • Rigidez muscular,
  • Necesidad de moverse y cambiar posición,
  • Fiebre leve en caso de enfermedades reumáticas como la fibromialgia o la espondilitis anquilosante,
  • En caso de lumbociática también puede tener dolor a lo largo de la pierna, pérdida de fuerza y de sensibilidad, hormigueo a los pies.


Diagnóstico de la lumbalgia

El médico siempre busca una lesione, discopatía, rotura ligamentosa o tendinosa, escoliosis, infecciones, inflamaciones etcétera.
¿Si el médico no encuentra ningunos cosa dice? En la mayoría de los casos prescribe un antiinflamatorio o envía al neurólogo-psiquiatra etcétera, también cuando el paciente no tiene molestias que originan de la mente.

Lumbalgia significa sencillamente dolor en la columna lumbar, por lo tanto el diagnóstico diferencial sirve para identificar el tipo de dolor: inflamatorio, mecánico, muscular, etcétera

Un minucioso examen médico es la primera cosa que hacer y es insustituible de cualquier examen instrumental.
El médico tiene que ver la zona dolorida, ejecutar las pruebas de rutina y valorar el dolor a la palpación para decidir si es necesaria una investigación más profundizada porque sospeca de las patologías e quiere confirmar con la radiografía o la RMN.
Las pruebas de movimiento mostran si la espalda está bloqueada o si los movimientos están libres.

La primera cosa que hacer es preguntarle al paciente si tiene dolor por la noche o si también padece de dolor de barriga, náusea y vómito.
En el caso en que no logre dormir por el dolor es posible que la causa sea una molestia a un órgano, también puede tratarse de un tumor (por ejemplo el tumor a la vejiga).

Los exámenes más útiles en caso de dolor de espalda músculo-esquelético son:

  • Resonancia magnética nuclear para evidenciar eventuales hernias discales;
  • Radiografía evidencia los huesos y el espacio entre ellos, la artrosis y las fracturas;
  • Análisis de la sangre y de las orinas por la presencia de una eventual neoplasia, el morbo de paget o las patologías reumáticas;
  • Centellografía ósea en busca de eventuales metástasis;
  • Elettromiografia (EMG) para valorar la conductibilidad nerviosa, este examen se ejecuta si el dolor también es a las piernas.

La escoliosis puede ser una causa de artrosis precoz en una parte de la columna, aquella en que se apoya principalmente el peso corpóreo, pero no es dolorosa en si misma.
Algunos músculos son mantenidos en alargamiento porque la columna es inclinada y girada por un lado, por lo tanto el lado opuesto está en estiramento continuo, entonces puede causar dolor muscular.
El lumbago provoca una alteración de la posición en que el paciente se encuentra por el bloqueo vertebral.
El médico visita el sujeto para entender si la causa de la molestia es un movimiento brusco o si es la consecuencia de otras patologías.
Si el paciente sente hormigueo o entumecimiento lumbar, la causa es la irritación de los nervios, por lo tanto hace falta indicar cuál estructura interfiere con la normal actividad nerviosa.


¿Qué hacer? ¿Qual’é la cura más apta?

Las directrices generales indican el control de la postura como la cosa más importante de hacer para prevenir la lumbalgia, además aconsejan de hacer un programa de ejercicios y stretching en gimnasio con regularidad.
Muchos pacientes me preguntan si es justo el fortalecimiento de los músculos abdominales para solucionar el problema, mi consejo es de evitarlos absolutamente hasta que se padece de dolor de espalda, sucesivamente pueden ser insertados en el programa junto a los otros.
Es necesario evitar las recurrencias de lumbalgia que son frecuentes si no se elimina la causa, pero sólo los síntomas.
El paciente debe evitar la inclinación de la espalda manteniendo las piernas extendidas, debe pasar la aspiradora con la espalda recta y debe hacer la cama de rodillas .

Cuando se sienta, es aconsejable tener un rollo lumbar para mantener la lordosis fisiológica .

La terapia más adecuada por la lumbalgia de tipo mecánico-inflamatorio es la combinación entre terapia instrumental (láser CO2, Tecar®) y terapia manual u osteopatía para alinear y desbloquear las vértebras y sacar las tensiones musculares y las fajas.
Hay músculos en los glúteos que pueden causar dolor de espalda, por ejemplo el piramidal y el medio glúteo, por lo tanto es importante disolver las contracturas a este nivel.
La fisiokinesioterapia de alargamiento y relajamiento también es aconsejable para la prevención, mientras que el masaje relaja y quita las contracturas musculares.
Como remedio hogareño, la bolsa de agua caliente puede dar un poquito de alivio, mientras el hielo no es adecuado porque no favorece la curación, pero la ralentiza.
En caso de lumbago la terapia es diferente, por las primeras 48 horas es preferible el descanso en la cama, sucesivamente la terapia consiste en masoterapia y terapias instrumentales por la inflamación, además la gimnasia dulce sirve para eliminar la causa de la molestia.

La terapia farmacológica consiste en fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) o analgésico: aspirina, tachipirina, voltaren etcétera, relajantes musculares como el tiocolchicósido (Muscoril), estos remedios tienen un efecto temporal pero alivia el dolor, el médico puede prescribirlos al paciente si no hay contraindicaciones.

 

Remedias naturales

Entre las curas naturales hay las cremas a base de árnica o los fármacos homeopáticos, pero tienen una acción parecida a las medicinas, es decir son paliativos.
Si la lumbalgia es rebelde o recorrente, hace falta afrontar la molestia de modo estructural para eliminar la causa.
Algunas actividades deportivas como la carrera son dañinas a prescindir del tipo de lumbalgia porque empeoran la inflamación o causan microtraumas repetidos a la columna vertebral.

La natación es un deporte permitido en caso de dolor de espalda, pero sólo si nadar no provoca dolor, mejor el estilo libre y la espalda porque no se esfuerzan los músculos lumbares, vale el mismo discurso por la bicicleta y la bicicleta ergométrica.
La bici en subida a menudo provoca una lumbalgia de tipo muscular.
Entre los ejercicios que hace falta evitar en gimnasio hay el squat, el levantamento terra con barra y el Leg-press.

Las fajas elásticas pueden dar alivio temporal, mientras que la cinta ortopedica para la espalda con barras metálicas es útil en los primeros días de lumbalgia aguda porque el peso del cuerpo se descarga de las costillas a la pelvis.
Los ancianos pueden llevarlo para períodos prolongados si es el único modo para conducir una vida normal, pero los jóvenes deberían utilizarlo por un máximo de 2/3 días.

El pronóstico depende de la edad del sujeto y la molestia de que sufre.
El tiempo de recuperación en caso de contractura muscular es menor de una semana, mientras por una fractura sirven unos 2/3 meses con la terapia apta.

 

Dr. Massimo Defilippo Fisioterapista Tel 0522/260654 Defilippo.massimo@gmail.com
P. IVA 02360680355

http://www.facebook.com/fisioterapiarubierese?ref=hl

http://www.fisioterapiareggio.com

© Scott Maxwell – fotolia.com