Dolores de ovarios

Rate this post
Existen varias afecciones y enfermedades que pueden provocar dolor en los ovarios, desde los quistes hasta los tumores.
Los ovarios son dos órganos que se encuentran en la parte inferior del abdomen.

Esto significa que en caso de dolor de ovarios, el malestar se encuentra localizado probablemente en la parte baja del abdomen, debajo del ombligo y a la altura de la pelvis.

Dependiendo de la causa de dolor, éste puede aparecer durante la fase de ovulación, al final del ciclo menstrual y, de forma más ocasional, al inicio del ciclo.
El dolor de ovarios en caso de que haya un retraso en la menstruación no implica que la mujer esté embarazada, ya que existen muchas otras causas.

Quistes ováricos y síndrome del ovario poliquístico
Si los folículos del interior de los ovarios no liberan el óvulo pueden llenarse de líquido.
Generalmente, los quistes ováricos desaparecen por sí solos después de algunas menstruaciones, aunque a veces es necesaria una intervención quirúrgica para eliminarlos.
En respuesta a las hormonas, las mujeres con síndrome de ovario poliquístico desarrollan todos los meses unos sacos llenos de líquido en los ovarios.
Estos quistes pueden romperse y sangrar provocando un intenso dolor de ovarios. trompas de falopio,ovariosEs necesario someterse a revisiones periódicas para detectar los quistes ováricos, ya que podrían ser un peligro para la salud. El médico puede recomendar un tratamiento hormonal o una intervención quirúrgica.

Endometriosis
La endometriosis se produce cuando las células del revestimiento uterino salen de la cavidad del útero.
Estos cuerpos extraños pueden adherirse a las trompas de Falopio, a las vías gastrointestinales inferiores y a los ovarios.
Las células del endometrio que se desplazan por el cuerpo siguen reaccionando a la progesterona, por lo que provocan sangrado durante la menstruación.
A menudo, la endometriosis provoca estreñimiento, dolor de ovarios y dolor de espalda.
El médico debe decidir cuál es el tratamiento más adecuado, ya sea un tratamiento hormonal o una intervención quirúrgica.

Cáncer de ovarios
Dado que la mayoría de mujeres no manifiesta síntomas durante las fases iniciales, el cáncer ovárico es una enfermedad muy difícil de diagnosticar.
Generalmente, en las fases sucesivas de la enfermedad se percibe un fuerte dolor en los ovarios. También puede aparecer dolor lumbar.
Los síntomas para reconocer un carcinoma ovárico son: micción frecuente y urgente, hinchazón, estreñimiento, pérdida del apetito o sensación de estómago lleno.
El médico examina el flujo menstrual, los síntomas que acompañan a la menstruación y la frecuencia con la que se presentan para determinar el estado de salud de la paciente.
Si el dolor ovárico es persistente y no desaparece después de un par de días, se debe acudir al médico.
Las opciones de tratamiento para el cáncer de ovarios son la quimioterapia, la radioterapia y la intervención quirúrgica.
extirpación de los ovarios

Enfermedad pélvica inflamatoria
La enfermedad pélvica inflamatoria o EIP es una infección que se desarrolla en las trompas de Falopio, los ovarios o el útero.
Generalmente, se debe a una enfermedad de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia.
La EIP provoca dificultad al orinar, sangrado menstrual irregular, secreciones vaginales que a menudo tienen mal olor, dolor durante las relaciones sexuales, fiebre, cansancio, diarrea y vómito.
Se puede efectuar un examen pélvico para examinar las pérdidas y detectar si existen coágulos. También se llevan a cabo análisis de sangre y de orina para detectar las bacterias que originan la infección.
En algunos casos, el médico puede realizar una ecografía para ver si los órganos reproductores están inflamados o si hay un absceso. En este caso, puede que sea necesaria una laparoscopia para confirmar las sospechas.
A continuación, el médico prescribe antibióticos que ayudan a eliminar las bacterias que provocan la infección. A menudo, la pareja sexual de la paciente también debe tomarse los antibióticos.

Síndrome del ovario remanente
Este síndrome ocurre cuando se realiza una intervención quirúrgica para extirpar los ovarios o el útero, pero una parte del ovario permanece dentro de la paciente de forma accidental.
Estos residuos favorecen el desarrollo de los quistes, que a su vez provocan dificultad al orinar y dolor durante las relaciones sexuales. Puede realizarse una resonancia magnética o un TAC para obtener una imagen clara de la parte de ovario que se ha quedado dentro del cuerpo. Gracias a esta imagen, el médico puede realizar una laparotomía o una laparoscopia para extirpar el tejido restante.

 

Dolores, ovarios, embarazo, ovulación, menstruaciónDolores durante la fase menstrual

La hinchazón abdominal, el dolor de cabeza y las náuseas son síntomas menstruales bastante comunes y generalmente desaparecen cuando termina la menstruación.

Sin embargo, el dolor agudo en la parte baja del vientre, cerca de la pelvis, puede ser un síntoma de otras enfermedades.
El síndrome premenstrual puede empezar en la fase postovulatoria, es decir, pocos días después de la ovulación.
Si se interrumpe la píldora anticonceptiva, los dolores menstruales pueden volver a aparecer.
La Buscapina es uno de los medicamentos empleados para los dolores menstruales, que permite reducir los espasmos abdominales.
Son pocos los remedios naturales que alivian el dolor de ovarios durante la fase menstrual. Se puede, por ejemplo, colocar una bolsa de agua caliente sobre el abdomen, No se debe aplicar hielo.

 

Dolor de ovarios durante el embarazo

Cuando una mujer se queda embarazada, algunas molestias son inevitables, pero existen otros dolores por los que se debe acudir al médico. En algunos casos, el dolor aparece en las primeras semanas de embarazo, aunque a veces puede aparecer un poco más tarde. En algunas mujeres, las molestias empiezan al inicio del embarazo y persisten durante toda la gestación.
Los síntomas que se presentan al inicio del embarazo son los mismos del síndrome premenstrual, por lo que el dolor de ovarios no significa necesariamente que la mujer esté embarazada.
En caso de dolor de ovarios, de abdomen y en la zona pélvica o vaginal es necesario acudir al médico, sin importar el mes de embarazo en el que se encuentre la mujer, sobre todo si el dolor aparece durante el primer trimestre.
Esto puede ser síntoma de un problema grave como:

El dolor de ovarios puede aparecer una sola vez o transformarse en un problema crónico.

 

Dolor de ovarios tras un transfer

Transfer es la abreviación de “fecundación in vitro y transferencia embrionaria”, es decir la fecundación artificial.
A muchas mujeres les preocupa el dolor que pueden experimentar tras este procedimiento médico.
El dolor de ovarios no significa que se ha perdido al bebé, por lo que si el dolor no es muy fuerte no hay de qué preocuparse.

 

Dolor de ovarios tras un legrado

Si se experimenta un fuerte dolor después de haberse sometido a un legrado es necesario acudir al médico, ya que podría ser la consecuencia de una inflamación o de una infección.

Dolor por un implante
Cuando el óvulo se implanta en el útero puede provocar dolor de ovarios y flujo vaginal de color marrón.

 

Dolor de ovarios durante las relaciones sexuales

La dispaurenia es el dolor que se experimenta en la pelvis durante o después de las relaciones sexuales. No se sabe con certeza la frecuencia de este dolor, ya que muchas de las mujeres que lo padecen no acuden al médico.
Sin embargo, según algunas encuestas realizadas a mujeres para conocer los síntomas, aproximadamente un 30-40 % padece estos dolores. Esto suele ocurrir al inicio de la vida sexual o cerca de la menopausia.

 

Dolor de ovarios durante la ovulación dolor, ovulación, bebé, embarazo

Todos los meses, durante la ovulación, los ovarios liberan un óvulo para que sea fecundado. Los estrógenos y la progesterona se producen para espesar la mucosa del útero y que pueda sostener el embrión.
Cuando el ovario libera el óvulo, se puede experimentar dolor en el ovario derecho o izquierdo.
Sentir este tipo de molestias durante la ovulación es completamente normal y no supone ningún peligro.
Sin embargo, a veces puede ser un síntoma de enfermedades graves como la endometriosis.
El dolor durante la ovulación también se conoce como dolor intermenstrual.

 

Síntomas asociados con el dolor durante la ovulación

Dolor en la parte baja del vientre, cerca de la cadera.
Generalmente, el dolor aparece dos semanas antes de la menstruación. Se percibe una molestia en el lado derecho o izquierdo, dependiendo del ovario que libera el óvulo.
Puede que el dolor pase del lado derecho al izquierdo en las menstruaciones futuras o que aparezca siempre en el mismo lado.
La intensidad del dolor es diferente en cada persona, se puede sentir una fuerte sensación de presión, una molestia, un pinchazo, un dolor agudo o cólicos.
El dolor puede durar desde algunos minutos hasta 48 horas.

 

Posibles causas del dolor durante la ovulación

No se conoce con certeza la causa del dolor durante la ovulación, pero según algunas teorías podría tener su origen en:

  • Aparición de un folículo – las hormonas estimulan la producción de aproximadamente 20 folículos en los ovarios.
    Cada folículo contiene un óvulo inmaduro, pero generalmente solo uno de los folículos logra madurar. En este caso, el dolor durante la ovulación puede deberse al crecimiento del folículo dentro de la membrana del ovario.
  • Ruptura de un folículo – cuando el óvulo madura, el folículo estalla.
    Esto puede provocar un leve sangrado. La sangre o el líquido que sale del folículo puede irritar el peritoneo (revestimiento del abdomen) y provocar dolor.
    Si se sospecha un embarazo es necesario realizar un test de embarazo.

 

¿Qué hacer para el dolor de ovarios?

Hay que acudir al médico para cerciorarse de que el dolor no esté originado por una enfermedad subyacente.
Entre las recomendaciones que ayudan a aliviar el dolor benigno durante la ovulación se encuentran:

  • Relajarse.
  • Si el dolor es fuerte, descansar tumbada en la cama en la medida de lo posible.
  • Emplear medicamentos analgésicos.
  • Aplicar calor en la parte baja del abdomen puede ser beneficioso.
  • Aplicar bolsas de agua caliente o tomar baños de agua caliente.
  • Utilizar medicamentos antiinflamatorios.
  • Se debe consultar con el médico o el farmacéutico para saber cuál es el medicamento más adecuado.
  • La píldora y otros anticonceptivos pueden prevenir el dolor durante la ovulación, ya que interrumpen la ovulación. Se debe hablar con el médico sobre esta opción.
  • Se debe acudir al médico si el dolor de la ovulación se prolonga durante más de tres días o si aparecen otros síntomas como el sangrado abundante. Es importante comprender si se trata de dolor de ovarios o de otros órganos, como por ejemplo el intestino.

Planificación del embarazo
Si una pareja tiene relaciones sexuales en los días anteriores, durante o después de la ovulación de la mujer, las probabilidades de embarazo son elevadas. Algunas mujeres planifican el embarazo en base a los dolores de la ovulación. Sin embargo, no se recomienda basarse en los dolores de la ovulación para evitar un embarazo.
Es necesario utilizar otros métodos anticonceptivos.

Diagnóstico diferencial del dolor de ovarios
Durante el primer embarazo de una mujer, puede ser difícil determinar si se trata de dolor de ovarios o de otro órgano cercano.
En caso de duda, hay que acudir al médico. Sin embargo, el dolor de ovarios puede deberse a otras afecciones, como por ejemplo:

  • Cálculos renales,
  • Infecciones o enfermedades de la vesícula biliar,
  • Estreñimiento,
  • Infecciones de la vejiga o de las vías urinarias (como la cistitis),
  • Quistes ováricos,
  • Infecciones bacterianas en los alrededores,
  • Apendicitis – la inflamación del apéndice puede confundirse con el dolor de la ovulación.

Es muy fácil confundir el dolor de ovarios o de los órganos reproductores con el dolor de la zona pélvica o abdominal.
Esto ocurre porque los óganos están situados en la misma zona del abdomen.
Muchas mujeres padecen quistes ováricos que aparecen y desaparecen constantemente durante la edad fértil. Si la mujer desea quedarse embarazada y tiene quistes ováricos o dolor de ovarios, debe acudir a un médico antes de quedarse embarazada para examinar el problema con detalle. Los quistes podrían ser cancerosos, por lo que el embarazo no es una buena idea en caso de quistes ováricos.
El dolor ovárico va casi siempre acompañado de fiebre.

El médico puede recomendar comer poco y con mayor frecuencia.
Algunas mujeres que tienen relaciones sexuales durante el embarazo pueden experimentar dolor de ovarios. En este caso, el médico puede recomendar la interrupción de las relaciones sexuales hasta que se detecte la causa del dolor.
Se recomienda consultar con un médico, ya el embarazo suele afectar a los órganos de la zona pélvica y abdominal provocando dolor.

Dolores de ovarios ultima modifica: 2016-11-15T22:35:27+00:00 da Fisioterapia Rubiera