Cesárea horizontal y vertical

Foto: Embarazo, vientre, parto

 

 

La cesárea es el nacimiento de un bebé a través de una incisión quirúrgica en el abdomen y en el útero de la madre. Bajo ciertas circunstancias, una cesárea puede ser planificada de antemano, bajo otras se realiza a causa de complicaciones imprevistas.

A diferencia del parto natural, a menudo el marido no puede asistir al nacimiento.

Con independencia de que la  cesárea haya sido planeada o decidida en el último momento, se procede de esta manera:

 

Fase preparatoria

Se administra un medicamento para secar las secreciones de la boca y de las vías respiratorias superiores y para no inhalar el contenido del estómago en caso de vómito, se prefiere también administrar un antiácido para reducir los daños a los pulmones.

La parte inferior del abdomen debe ser lavada y, posiblemente, afeitada.

Se coloca  un catéter en la vejiga para mantenerla vacía y para reducir la probabilidad de lesiones.

Se inserta un gotero en una vena de la mano o del brazo para permitir la administración de líquidos y medicamentos durante la cirugía.

 

Fase operativa

Por lo general se administra la anestesia epidural o espinal, para el parto no sirve una anestesia general.

El abdomen se desinfecta con una solución antiséptica y se cubre con una manta quirúrgica estéril.

Se pone una pantalla delante de la cara del paciente para mantener el área de la operación quirúrgica estéril y para no permitir que el paciente vea la operación.

Cuando la anestesia hace efecto, se hace una incisión a través de la pared abdominal y la del útero. Probablemente el paciente siente una ligera presión en el lugar de la incisión, pero no es un dolor fuerte.

Entre las últimas novedades encontramos la incisión con un tipo especial de láser que puede reducir las complicaciones postoperatorias.

Aunque el obstetra trata de hacer un corte inguinal (un corte horizontal a la altura de la parte inferior del abdomen), en caso de emergencia sirve una incisión cutánea vertical.

Independientemente del tipo de incisión cutánea, la incisión uterina se realiza horizontalmente en el útero, en cambio, se realiza un corte vertical, si es necesario a causa de la posición del bebé o por las condiciones de la placenta.

A continuación, se abre el saco amniótico para eliminar el líquido.

Se extrae manualmente al niño con la ayuda de los fórceps o  de la ventosa obstétrica .

Después de la administración de una anestesia epidural, se puede sentir una ligera presión. Si en cambio se ha administrado una anestesia espinal, probablemente, no se siente nada, salvo una ligera presión si el médico tiene que presionar sobre la parte superior del abdomen para empujar al bebé a través de la incisión.

La nariz y la boca del niño se aspiran y se limpian. Luego se corta el cordón umbilical y se quita  la placenta .

Una enfermera u otros asistentes cogen al niño y se encargan de la limpieza completa.

El asistente que se encarga del  niño lo controla y realiza el test de Apgar (para evaluar la adaptación del recién nacido a la vida extrauterina, es decir, la eficiencia de las funciones vitales primarias).

Se sutura el útero y el abdomen con puntos de sutura absorbibles (que se disuelven por sí mismos).

Dependiendo de las preferencias del médico, la incisión abdominal se cierra con:

  1. Puntos metálicos de acero inoxidable o con alambres no absorbibles que se pueden quitar en cualquier momento después de tres o cuatro días
  2. Suturas absorbibles por debajo de la superficie de la piel que se disuelven por sí mismas.

 

La duración de la cirugía varía de 20 a 45 minutos, dependiendo de la técnica utilizada, y  de las condiciones de la madre.

El método más rápido utiliza la técnica Stark en la que se hace un corte vertical de unos pocos cm por encima del hueso púbico y el trauma para los tejidos es muy reducido.

 

¿Cuáles son los riesgos de la cesárea?

La mayoría de las madres y de los recién nacidos no tiene ningún problema después de la cesárea.

Sin embargo, se trata de una cirugía importante, y hay más riesgos que un parto natural.

Algunos de los posibles riesgos de la cesárea son:

 

 

  • ñ Infección en el área de la incisión o en el útero.
  • ñ Hemorragia grave.
  • ñ Coágulos sanguíneos en las piernas o en los pulmones de la madre.
  • ñ Lesiones en la madre o en el niño.
  • ñ Problemas causados por la anestesia, como náusea, vómito y fuerte dolor de cabeza .
  • ñ Problemas de respiración del bebé si nace antes de la fecha prevista.
  • ñ Las mujeres que realizan  un parto natural no tienen la incisión abdominal que causa dolores en la parte inferior del abdomen y  limita los movimientos en los días / semanas después del nacimiento del bebé.
  • ñ Si la mujer que ha realizado una cesárea queda embarazada otra vez, durante el parto la cicatriz de la cesárea se podría  romper.
  • ñ También existen altas probabilidades de tener problemas con la placenta, como  por ejemplo la placenta previa (la placenta se desplaza anatómicamente delante de la parte de presentación del feto, es decir,  cabeza, hombros y nalgas).

Antes de un parto natural, en caso de complicaciones se puede hacer una cesárea de emergencia.

Los riesgos y  las  consecuencias para la salud del  niño aumentan en caso de parto antes de la 37a / 38a semana.

 

Después de la cirugía

Después de la cirugía, se podría sentir náusea y temblor.

Esto puede ser causado por la anestesia, por los efectos de la contracción del útero o por un descenso de adrenalina.

Estos síntomas por lo general desaparecen rápidamente y pueden ir seguidos de somnolencia. Si el bebé está bien, puede descansar sobre el pecho de la madre y se puede empezar la lactancia materna.

Después del alta hospitalaria, se recomienda un tratamiento postoperatorio adecuado para la incisión y para la salud general de la paciente.

 

Tiempo de recuperación

Hay que repetir los vendajes hasta el cierre de la herida, por lo general después de aproximadamente una semana se quitan los puntos.

La hospitalización es de 3-4 días.

Las pérdidas de sangre continúan durante 30-40 días.

 

 

¿Por qué y cuándo el médico recomienda  una cesárea programada?

Hay pros y  contras de la cesárea.

Por ejemplo, se elige una cesárea programada en caso de:

  • ñ Haber realizado  una cesárea anterior con una incisión uterina vertical  “clásica” (esto es relativamente poco frecuente) o más de una cesárea anterior. Esto aumenta significativamente el riesgo de lesión del útero durante un parto vaginal. Si en cambio la mujer ha tenido solo una cesárea anterior con una incisión uterina horizontal, puede ser una buena candidata para un parto vaginal.
  • ñ Si  se ha realizado algún otro tipo de operación quirúrgica invasiva del útero, como una miomectomía (extirpación quirúrgica de un fibroma uterino).
  • ñ Si está embarazada de más de un niño (para algunos gemelos se ha recomendado un parto vaginal, pero si los gemelos son más de dos se recomienda la cesárea).
  • ñ Si el bebé es muy grande (macrosomía). Esto ocurre si la madre sufre de diabetes mellitus o si ha tenido hijos del mismo tamaño o más pequeños y ha sufrido lesiones graves durante el parto vaginal.
  • ñ Si el bebé está de nalgas (el feto en el cuello uterino con la parte inferior, pies o nalgas, orientada hacia el exterior) o en posición transversal (de lado).
  • ñ En algunos casos, (por ejemplo en un embarazo múltiple) en los que el primer hijo tiene la cabeza hacia abajo y el segundo niño está de nalgas, se puede realizar un parto vaginal.
  • ñ Si la paciente tiene la placenta previa (cuando la placenta desciende hacia la porción inferior del útero y cubre el cuello uterino).
  • ñ Si hay obstáculos (como un fibroma grande) que no permiten el parto y causan riesgos de muerte para la madre y  para el bebé.
  • ñ Si el niño tiene una malformación o una anomalía por las que un parto vaginal sería arriesgado, como  por ejemplo algunos casos de malformación del sistema nervioso periférico.
  • ñ Si la madre tiene el virus  VIH o herpes y si los análisis de sangre realizados al final del embarazo muestran una alta carga viral.

 

A veces, una cesárea puede ser voluntaria, es decir, la mujer elige libremente esta cirugía porque crea que tiene ventajas.

 

¿Cómo perder la grasa del vientre después de la cesárea?

Después de la cesárea puede quedar un poco de grasa o piel alrededor del abdomen inferior. En el primer caso, es posible volver como antes con el ejercicio físico y una dieta saludable; en el segundo caso la mujer puede decidir realizar una cirugía.

Dieta para perder grasa del vientre después de una cesárea

Después del parto, el cuerpo pasa a través de un proceso de recuperación. La lactancia materna provoca una carga adicional sobre el mismo. Por lo tanto, no sirve seguir una dieta libre de grasas porque el cuerpo necesita todos los nutrientes. Se debe controlar la cantidad de calorías  de la alimentación para adelgazar.

Etiquetas: Cesárea, operación

Ejercicios para perder la grasa del vientre

La mejor manera de perder la grasa del vientre después de la cesárea es el ejercicio físico.

El mejor ejercicio para quemar las grasas es andar porque se mueve todo el cuerpo.

Se recomiendan también algunos ejercicios aeróbicos, como el ciclismo, la natación , el baile, etc.

 

Ejercicios para los abdominales después de una cesárea

Los ejercicios para los abdominales son excelentes para tonificar el vientre y  sentirse a gusto en la playa.

Hay que esperar  quitar los puntos de sutura.

 

Crunches

Los Crunches  son entre los mejores ejercicios para los abdominales que se pueden hacer para adelgazar y tonificar. Empezar a hacer los ejercicios de forma gradual.

Cómo se realizan:

Acostarse boca arriba sobre una alfombrilla para el fitness y doblar las rodillas colocando las plantas de los pies en el suelo.

Doblar los brazos y los codos y mantener las manos debajo de las orejas (no debajo de la cabeza).

Inspirar profundamente cuando se contraen los músculos abdominales.

Exhalar mientras se levanta la cabeza del suelo.

Llevar el pecho hacia las rodillas y levantar los hombros del suelo.

Mantener esta posición durante un máximo de 3 segundos y luego regresar a la posición inicial.

Hacer este ejercicio 5-8 veces. No exagerar si el movimiento causa dolor de espalda o dolor de barriga y contactar con su médico para obtener más información.

Aumentar gradualmente el nivel de dificultad de los ejercicios.

 

¿Después de cuánto tiempo del parto se puede tener una relación sexual?

Tanto después de un parto vaginal como después de una cesárea , el cuerpo necesita tiempo para sanar. Muchos recomiendan esperar de cuatro a seis semanas antes de tener relaciones sexuales. Esto permite que el cuello uterino y los desgarros sanen, además permite que las  pérdidas de sangre postparto se detengan.

 

 

 

¿Después de cuánto tiempo se puede quedar embarazada?

Por lo general, es recomendable esperar un año antes de quedar embarazada, para permitir que la cicatriz se cure lo mejor posible, sobre todo si al final del nuevo embarazo  se desea realizar un parto vaginal.

Se tiene que esperar al menos seis meses antes de intentar concebir de nuevo.

En la mayoría de las cesáreas, el corte se hace en el vientre y  en el útero, a lo largo de la parte superior del vello púbico (corte inguinal), que se cicatriza  por lo general tres meses después del nacimiento del niño.

Si el corte se realiza a la izquierda, la recuperación es más lenta, pero causa menos problemas con el tiempo.

Algunas madres se preocupan por la lactancia materna, pero la leche materna se produce igualmente con la cesárea o con el parto natural.

En general, la producción de leche ocurre dentro de los tres días siguientes al parto .

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.