Gestosis preeclampsia y eclampsia

foto: ginecóloga, doctora, preeclampsia, gestosis

 

¿Qué es la gestosis?

La gestosis (o preeclampsia) es una enfermedad que se produce durante el embarazo cuando la presión arterial es demasiado alta (hipertensión) y cuando en la orina hay restos de proteínas (proteinuria).

Si la gestosis no se detecta y gestiona adecuadamente puede causar consecuencias o complicaciones como la eclampsia (uno de cada 200 casos) que causa a la mujer crisis epilépticas y el coma.

A veces la eclampsia puede ser mortal.

En el pasado,la gestosis gravídica era llamada toxemia del embarazo.

Los estudios sobre la incidencia de la gestosis muestran que generalmente ocurre entre el 2% y el 6% de las mujeres en el primer embarazo.

La gestosis se produce después de la vigésima semana (especialmente en el tercer trimestre, es decir, el séptimo, octavo y noveno mes) hasta la semana siguiente al nacimiento.

Algunos informes hablan de casos de gestosis que ocurrieron también 4 o 6 semanas después del final del embarazo, aunque en la mayoría de los casos ocurre dentro de las 48 horas posteriores al nacimiento.

En el 90% de los casos se produce durante la trigésimo cuarta semana (último mes), y en el 5% de los casos después del parto.

La gestosis y la eclampsia son más comunes en las mujeres en el primer embarazo, pero también las adolescentes y las mujeres mayores de 40 años tienen un alto riesgo.

 

 

¿Cuáles son las causas de la gestosis?

Las causas de la gestosis no están bien definidas, algunos expertos creen que es causada por una malformación de la placenta porque los vasos sanguíneos que llevan la sangre a la placenta tienen defectos.

¿La placenta puede influir en la presión arterial?

La sangre de la madre, el oxígeno y los nutrientes llegan al bebé a través de la placenta, mientras que los productos de desecho viajan en sentido contrario.

Cuando el niño crece, aumenta también el nivel de sangre que fluye a través de la placenta.

En el caso de la gestosis, la cantidad de sangre que fluye a través de la placenta es inadecuada, quizás porque la placenta misma no se ha desarrollado correctamente.

La placenta podría no ser lo suficientemente desarrollada porque al principio del embarazo algunos vasos sanguíneos de la placenta se deben transformar en arterias, pero si eso no ocurre, la placenta no se desarrolla como debería y el bebé no recibe bastante nutrientes.

Si no funciona correctamente, el exceso de sangre que tendría que fluir a través de la placenta causa presión alta, piernas hinchadas y problemas en los riñones.

La mujer no puede eliminar las sustancias de desecho lo suficientemente rápido y se acumulan en la sangre, mientras que algunas proteínas que deberían estar presentes en la sangre se excretan en la orina.

Se descubrió una sobreabundancia de un gen relacionado con el sistema inmune en las mujeres que han sufrido gestosis durante el embarazo.

Según una investigación de la Universidad de California, las mujeres embarazadas expuestas a la contaminación tienen un porcentaje más alto de sufrir gestosis, en comparación con las mujeres de la misma edad que viven en un entorno no contaminado.

Alto nivel del enzima CYP2J2: según las investigaciones del Centro Max Delbrück en Berlín, Alemania, publicadas por la revista Circulation (noviembre de 2012), se ha descubierto que cuando los niveles de la enzima CYP2J2 son inusualmente altos en las células de la placenta, la mujer sufre gestosis. De hecho, a través de experimentos con animales se ha encontrado que cuando se inhibe la enzima, los síntomas de la preeclampsia disminuyen. La enzima desempeña un papel importante en la regulación de la presión arterial, en el crecimiento vascular y en los procesos inflamatorios.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para la preeclampsia?

Primer embarazo – las probabilidades de gestosis en el primer embarazo son mayores que en el segundo, tercero o los siguientes.

Distancia entre los embarazos – si el segundo embarazo se produce al menos 10 años después del primero, el riesgo aumenta.

Antecedentes familiares – una mujer que tiene una madre o hermana que ha sufrido preeclampsia tiene una mayor probabilidad de sufrir gestosis.

Gestosis anterior- una mujer que en el primer embarazo sufrió preeclampsia, tiene una alta posibilidad de que esta situación se reproduzca.

Edad-las mujeres con más de 40 años y las adolescentes son más propensas a la gestosis que otras mujeres.

Algunas enfermedades – las mujeres con diabetes, hipertensión, migraña y problemas en los riñones tienen muchas probabilidades.

Obesidad – la probabilidad de gestosis en las mujeres obesas es muy alta.

Embarazos múltiples – en caso de embarazos múltiples, las probabilidades aumentan.

 

¿Cómo se manifiesta? Los síntomas de la gestosis

No hay síntomas específicos que relacionan la hipertensión con la gestosis, a menudo la única manera de detectar la preeclampsia es el control de la presión arterial y un análisis de orina.

Por lo general, los síntomas de los problemas hipertensivos causados por la gestosis son

  • Dolores de cabeza severos
  • Visiones, visión borrosa
  • Dolor de espalda
  • Vómito
  • Manos y pies hinchados
  • Hinchazón repentina de la cara

 

Sin embargo es posible sufrir gestosis, pero sin síntomas. Cuando se presentan los síntomas, se aconseja consultar al ginecólogo o el hospital inmediatamente.

 

Complicaciones y riesgos para el feto

Los peligros para el feto son:

  • Nacimiento prematuro,
  • Retraso del crecimiento,

 

 

Pruebas y diagnóstico de la preeclampsia

La gestosis se diagnostica cuando se sufre de presión alta y cuando:

  • Hay proteínas en la orina
  • Bajo recuento de plaquetas
  • Insuficiencia hepática
  • Problemas en los riñones
  • Líquido en los pulmones (edema pulmonar)
  • Cefalea
  • Pérdida de la visión

 

En el pasado, la gestosis se diagnosticaba sólo si las mujeres sufrían de presión alta o si había proteínas en la orina, sin embargo, hoy en día los expertos saben que es posible sufrir gestosis incluso si las proteínas no están presentes en la orina.

La situación es anormal si durante el embarazo los valores de la presión arterial son superiores a 140/90.

Si la presión es alta, no es seguro que la mujer sufra gestosis, pero se aconseja seguir vigilando la situación.

Si cuatro horas después del primer control, la presión es siempre alta, el médico puede confirmar la gestosis.

 

El médico puede solicitar otros controles:

Análisis de sangre – para comprobar si los riñones y el hígado funcionan correctamente y si la sangre se coagula perfectamente.

Análisis de orina – para comprobar el nivel de la creatinina, una sustancia química que está siempre presente en la orina, se utiliza para diagnosticar la gestosis.

Ecografía fetal – para monitorear el progreso del niño

fotos: Embarazo, niño, gestosis, eclampsia

 

¿Qué hacer? Tratamiento de la gestosis y de la eclampsia

No siempre es posible llevar el embarazo a término, de hecho, la única manera de tratar la gestosis es el parto.

El médico decide la fecha del parto sobre la base de los controles y del tamaño del niño.

Si el niño está suficientemente desarrollado, normalmente después de la trigésima séptima semana, el médico puede decidir inducir el parto o realizar una cesárea.

De lo contrario, la gestosis debe ser controlada hasta el momento en que se puede inducir el parto.

Si la gestosis es leve, el médico puede prescribir:

  • El reposo completo (absoluto) en casa o en el hospital, se aconseja descansar en el lado izquierdo
  • Un control estricto de la frecuencia cardíaca fetal
  • Medicamentos para controlar la hipertensión
  • Análisis de sangre y de orina
  • Inyecciones de cortisona para ayudar los pulmones del bebé a desarrollarse más rápidamente.

Entre otros tratamientos encontramos:

  • El magnesio se puede inyectar en las venas para evitar las convulsiones,
  • Medicamentos antidepresivos para controlar la presión arterial;
  • Control de la orina;
  • Cuando la gestosis es grave, el médico puede requerir un parto inmediato, incluso si la fecha de parto no está próxima.
  • Después del parto los síntomas de la gestosis tendrían que desaparecer en 1-6 semanas.

 

Remedios naturales y prevención de la gestosis

Los investigadores siguen estudiando una manera de prevenir la gestosis, pero hasta ahora no encontraron tratamientos eficaces.

 

¿Qué comer? Dieta y nutrición

La alimentación tendría que contener menos sal (sodio).

El ajo, el pescado y el aceite no reducen la probabilidad de tener preeclampsia.

Los alimentos ricos en vitaminas C y E no son útiles para la curación y la investigación sobre la vitamina D está todavía en curso. En algunos casos se puede reducir el riesgo de gestosis comiendo alimentos ricos en calcio.

No hay que tomar medicamentos, suplementos o vitaminas sin consultar antes al médico.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.