Llagas bucales y en la lengua

 

Las llagas presentes en la boca pueden aparecer de varias formas.

La estomatitis aftosa se trata de un tipo específico de úlcera en la boca que causa mucho dolor.
Esta enfermedad puede afectar a individuos de diferentes edades, desde los niños hasta los adultos.
Las áreas afectadas son los labios, el interior de las mejillas y la lengua.

En algunos casos se puede extender también a las partes superiores de la garganta.

Estomatitis aftosa o Estomatitis herpética

La estomatitis herpética (o herpes labial) es una enfermedad de la cavidad oral que se desarrolla cuando la mucosa de la boca se infecta y se desarrollan las vesículas.
Es consecuencia del herpesvirus, que es el mismo de la varicela.
Estas vesículas pueden romperse y causar un dolor local muy fuerte.
La estomatitis aftosa aparece por factores distintos a los de la infección viral.

Tipos de llagas bucales

La clasificación de estas llagas en la boca se basa en la intensidad y la dimensión de las lesiones.

Úlcera menor
Esta llaga es muy común y tiene un tamaño entre 3 y 10 mm.
Se requieren más o menos dos semanas para que sane.

Úlcera mayor (enfermedad de Sutton)
Afecta a las mejillas, la lengua y los labios, sobre todo en niños que han alcanzado la pubertad.
Presenta un tamaño mayor de 10 mm y bordes irregulares.
Estas lesiones suelen dejar cicatrices después de la curación.

Úlcera herpetiforme
Se trata de un grave tipo de úlcera que se desarrolla en grupo y afecta generalmente a las mujeres mayores de 18 años. Causa un dolor muy fuerte.

 

Causas de las llagas en la boca

Aunque las razones concretas por las que se forma una llaga no están claras, los investigadores creen que la combinación de varios factores contribuye a su formación.

Los posibles factores desencadenantes de las aftas son:

  1. Un leve trauma en la boca causado por una cirugía dental, un cepillado muy fuerte, las lesiones deportivas, una dieta que incluya alimentos picantes y ácidos (vinagre y limón) o una mordedura en las mejillas;
  2. Las pastas de dientes y los enjuagues bucales que contienen laurilsulfato sódico;
  3. Las alergias alimentarias, especialmente al chocolate, al café, a las fresas, a los huevos, a las nueces, al queso y a los alimentos excesivamente ácidos, como la piña.
  4. Una dieta pobre en vitaminas (por ejemplo la B3 o B12), zinc, folato (ácido fólico) o hierro;
  5. Una reacción alérgica a ciertas bacterias en la boca;
  6. Helicobacter pylori, las mismas bacterias que causan úlcera en el estómago;
  7. Los cambios hormonales durante el ciclo menstrual;
  8. El estrés emocional;
  9. Las sustancias presentes en los fármacos para la quimioterapia.

 

Las llagas también pueden aparecer a causa de ciertas enfermedades, como:

  1. La celiaquía, una grave enfermedad intestinal causada por la intolerancia al gluten, que es una proteína que se encuentra en la mayoría de cereales;
  2. Las enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa;
  3. El síndrome de Behçet, una enfermedad rara que provoca inflamación en todo el cuerpo, incluso en la boca;
  4. Un sistema inmunológico deficiente que ataca a las células sanas en la boca en lugar de a los agentes patógenos, como virus y bacterias.
  5. VIH/SIDA, que suprime el sistema inmunológico;
  6. A diferencia del herpes labial, las llagas no aparecen por infección de herpesvirus.

 

¿Cuáles son los síntomas de las llagas bucales?

Las úlceras aftosas son llagas dolorosas en la boca, las mejillas, los labios, la lengua, las encías y el paladar.
Los síntomas más frecuentes de las llagas son:

  1. Ardor u hormigueo en la boca hasta 24 horas antes de la aparición de la llaga
  2. Úlceras de color blanco, gris o amarillo con borde rojo
  3. Posible dolor de garganta si las aftas se encuentran en esta zona
  4. Llagas dolorosas en la boca
  5. Dificultad para hablar, comer o deglutir.

Algunos síntomas menos frecuentes que también pueden indicar una infección subyacente más grave son:

  1. Fiebre
  2. Inflamación de ganglios linfáticos
  3. Hinchazón de la lengua

Es necesario consultar al médico si las llagas:

  1. Son más grandes de lo normal;
  2. Se han propagado;
  3. Duran más de tres semanas;
  4. Causan fuerte dolor a pesar de tomar analgésicos sin receta médica;
  5. Causan dificultades para beber lo suficiente para mantenerse hidratados;
  6. Van acompañadas de fiebre.

¿Las aftas son lo mismo que las vesículas por herpes labial?Llagas bucales y en la lengua
No, las aftas son diferentes a las ampollas de herpes labial.
Las úlceras aftosas se producen dentro de la boca y no son contagiosas.
Las vesículas por herpes son infecciones causadas por el virus del herpes simple y se producen principalmente en los labios o en el exterior de la boca y son infecciosas.

¿Cómo podemos saber si una llaga bucal es un afta o una úlcera causada por herpes?
El herpes labial se desarrolla generalmente en el exterior de la boca, alrededor de los labios, la barbilla o la nariz.
Las llagas son diferentes: se desarrollan solo dentro de la boca.

Diagnóstico diferencial de la estomatitis aftosa
Otras enfermedades pueden causar úlceras en la boca, como por ejemplo las úlceras gástricas y orofaríngeas.
El médico deberá efectuar un diagnóstico diferencial para excluir la posibilidad de que los síntomas referidos por un paciente sean efecto de dichos trastornos.

 

Cura para las llagas en la boca y en la lengua

Fármacos
Si la úlcera es dolorosa, el médico puede prescribir un tratamiento con medicamentos para aliviar los síntomas.
Hay que tener cuidado durante el embarazo y la lactancia, ya que estos fármacos están contraindicados.

Enjuague bucal antimicrobiano
El enjuague bucal antimicrobiano ayuda a eliminar las bacterias, virus u hongos que suelen causar una infección de la boca si no se lleva a cabo un correcto cepillado de dientes.
El gluconato de clorhexidina es el enjuague bucal más recetado.
Generalmente se debe utilizar dos veces al día.

Corticoides
Los corticoides son fármacos que reducen la inflamación.
Los fármacos para úlceras bucales contienen una baja dosis de cortisona para que la herida sea menos dolorosa.
Lo mejor es empezar el tratamiento en cuanto aparezca una llaga en la boca.
La hidrocortisona es el corticoide más recetado.

Analgésicos
Si las llagas son muy dolorosas, el médico puede recetar un analgésico aplicable directamente sobre la úlcera.
Por lo general, el médico receta bencidamina (Tantum Verde), pero no en forma de enjuague bucal o spray.

La bencidamina no se debe tomar durante más de siete días seguidos.
El médico también puede recetar antiinflamatorios en forma de pastillas, como por ejemplo ibuprofeno.

 

llagas/ aftas en la boca, afta, llaga, lengua, labiosRemedios naturales de la abuela para las llagas bucales

Para aliviar el dolor y acelerar la curación:

  • Enjuagar la boca. Utilizar agua salada, bicarbonato de sodio (disolver 1 cucharadita de soda en 1/2 taza de agua caliente) o una mezcla de 1 cucharadita de difenhidramina (Benadryl líquido) y 1 cucharadita de Maalox. Enjuagar y escupir el líquido.
  • Aplicar una pequeña cantidad de leche de magnesia sobre la llaga un par de veces al día.
  • Cubrir las llagas con una pasta de bicarbonato de sodio y una pequeña cantidad de agua, lo suficiente para crear una pasta.
  • Probar fármacos sin receta médica que contengan benzocaína como anestésico.
  • Aplicar hielo sobre la llaga y dejar que se derrita sobre las lesiones.
  • Lavarse cuidadosamente los dientes con un cepillo suave y una pasta dental que no haga espuma, como Biotène o Rembrandt.
  • Utilizar un enjuague bucal de sello de oro (Hydrastis canadienses). En una taza de agua caliente poner un cuarto de cucharadita de sal y media cucharadita de polvo de sello de oro (no se disuelve completamente).
  • Tomar un suplemento de vitaminas del complejo B-100 todos los días.
  • Aplicar tintura de propóleo, disponible en farmacias. El propóleo es el cemento producido por las abejas para construir sus colmenas. Tiene buenas propiedades antisépticas y curativas.
  • Utilizar regaliz desglicirrizado (DGL), un extracto de regaliz con propiedades curativas para las mucosas que se puede adquirir en las tiendas de alimentos biológicos en forma de polvo o pastillas. Hacer una pasta de esta sustancia con la saliva y aplicarla en la zona dolorida.
  • Tomar el polvo de olmo mezclado con una pasta de agua; alternativamente, chupar una pastilla de olmo disponible en tiendas de alimentación o en farmacias.
    Aplicar polvo de alumbre directamente sobre la úlcera.
    Este producto se encuentra en la sección de especias de los supermercados.
    Aunque al principio pique durante unos minutos, luego favorece una cura rápida.
  • Los probióticos son productos que ayudan a integrar las bacterias buenas en el tracto digestivo y pueden ser útiles en caso de llagas.
  • Para minimizar el malestar de las llagas es aconsejable evitar los alimentos ácidos y picantes, así como los alimentos abrasivos (por ejemplo las nueces, que pueden ser irritantes).

Tratamientos naturales para las llagas bucalesafta, lengua, aftas, llaga, llagas

Aloe vera
Enjuague bucal: Enjuagar la boca varias veces al día con un poco de jugo de aloe vera.
Aplicar el gel de aloe vera o el jugo directamente sobre la herida (obtenido del interior de una hoja de áloe).
Utilizar 2 cucharadas de gel de aloe vera tres veces al día.

Miel y cúrcuma: mezclar 1 cucharadita de miel con 1/4 de una cucharadita de cúrcuma y aplicar sobre la herida.

Enjuague bucal con aceite del árbol del té: preparar un enjuague bucal añadiendo 10 gotas de aceite del árbol del té en 1/3 de taza de agua.

Mantener el enjuague bucal en la boca durante unos 30 segundos y luego escupir.
El aceite del árbol del té actúa como un enjuague bucal antiséptico y contribuye a prevenir las infecciones secundarias y a curar la herida.
Es posible preparar un enjuague bucal con agua salada disolviendo media cucharadita de sal en una taza de agua.
Mantener el enjuague bucal en la boca durante unos 30 segundos y luego escupir.

Homeopatía
Entre los remedios homeopáticos, los más indicados son:

  1. Bórax
  2. Mercurius solubilis
  3. Nitricum acidum
  4. Sulfuricum acidum

 

¿Cuánto duran las llagas? Pronóstico

La estomatitis aftosa recurrente o Herpes dura poco tiempo.
Una correcta intervención del médico asegura un buen pronóstico incluso para las úlceras mayores.
La enfermedad no es crónica si no está causada por una patología inflamatoria del intestino o por el síndrome de Behçet.
Las úlceras pequeñas se curan en unos 10-14 días, mientras que las úlceras herpetiformes pueden necesitar incluso un mes para sanar.

 

Prevención de las llagas bucales

Para prevenir las llagas se deben evitar los alimentos abrasivos, ácidos o picantes que pueden causar dolor o mayor irritación.
Los frutos secos como las nueces y el azúcar artificial (presente en los dulces) pueden favorecer la reaparición de llagas.