Dermatitis de contacto

 

La dermatitis de contacto es un tipo de eczema que puede provocar piel roja, escamosa y picor, y a veces también escozor y comezón.
Esta enfermedad da lugar a piel seca, agrietada y a la formación de ampollas.
La dermatitis de contacto aparece unas horas después del contacto con el material responsable y permanece durante varios días si la piel no está en contacto con el alérgeno.

En los casos más graves, la dermatitis de contacto alérgica puede provocar una eczematización generalizada.
Por lo general, la ingestión de un alérgeno es inofensiva, pero puede originar el síndrome del babuino (o síndrome de Baboon) o la dermatitis de contacto sistémica generalizada.
La dermatitis de contacto se distingue de la urticaria de contacto, en la que aparece la erupción unos minutos después de la exposición y desaparece a los pocos minutos u horas.
La reacción alérgica al látex es el ejemplo más conocido de urticaria alérgica de contacto.
La erupción cutánea provocada por la dermatitis puede infectarse si la persona se rasca a menudo causando lesiones en la piel.

 

Tipos de dermatitis

Hay dos formas de dermatitis de contacto.
La dermatitis de contacto irritante se produce en la zona donde se ha aplicado la sustancia química tóxica o nociva para la piel.
La dermatitis de contacto alérgica es una erupción cutánea pruriginosa que solo se produce en las personas que han desarrollado una sensibilidad alérgica a una sustancia química concreta.
Estas sustancias no son necesariamente irritantes o tóxicas y pueden inducir una respuesta inmune de la piel en la zona donde se produce el contacto directo.
La dermatitis solo se produce si ya se ha tenido un contacto con esta sustancia previamente. De esta manera, el sistema inmunitario reacciona a esta sustancia ante una nueva exposición.

 

¿Cómo se manifiesta la dermatitis de contacto alérgica?

Generalmente la dermatitis se limita a la zona de contacto con el alérgeno, aunque en los casos más graves puede extenderse más allá de estos límites o puede llegar a ser generalizada.
A veces, el alérgeno llega a otras partes del cuerpo, por ejemplo párpados y genitales, a través de los dedos.
Entre los ejemplos típicos de dermatitis de contacto alérgica se encuentran:

  1. Eczema en la muñeca bajo la correa del reloj, provocado por la alergia de contacto al níquel.
  2. Eczema en las piernas al retirar el vendaje del tobillo, debido a la alergia de contacto a la resina adhesiva.
  3. Dermatitis en la mano provocada por sustancias químicas utilizadas en la producción de guantes de látex.
  4. Dermatitis en la parte externa de la oreja, debida a los pendientes.
  5. Manchas rojas en la cara y picor, a causa de la alergia de contacto a la Metilisotiazolinona, un conservante presente en los productos para el pelo y en las toallitas húmedas.

 

Causas de la dermatitis de contacto

La dermatitis irritante es el tipo más frecuente.
Tiene su origen en el contacto con ácidos, materiales alcalinos como jabones y detergentes, suavizantes, solventes u otros productos químicos.
Por lo general, la reacción se presenta como una quemadura leve.
Otras sustancias irritantes pueden ser:

  1. Cemento;
  2. Tintes para el cabello;
  3. El contacto con los pañales mojados puede irritar los glúteos de niños y bebés;
  4. Pesticidas o herbicidas;
  5. Guantes de látex;
  6. Algunos detergentes como el cloro o los productos para la limpieza de la piel también pueden provocar una irritación en el glande;
  7. El champú e incluso el agua pueden provocar dermatitis en el cuero cabelludo.

La dermatitis de contacto alérgica tiene su origen en la exposición a una sustancia o material ante el cual la persona experimenta una reacción de alergia o hipersensibilidad.
La dermatitis de contacto no es contagiosa.

Los alérgenos más comunes son:

  1. Adhesivos, incluyendo los utilizados para las pestañas postizas o pelucas;
  2. Antibióticos como la neomicina aplicada sobre la superficie de la piel;
  3. Balsamo del Perú (utilizado en muchos productos personales y cosméticos, así como en muchos alimentos y bebidas);
  4. Tejidos y ropa de vestir, por ejemplo el dicromato de potasio que se encuentra en la piel o en el cuero;
  5. Fragancias en los perfumes, cosméticos, jabones y cremas hidratantes;
  6. El sudor, por ejemplo la zona íntima puede desarrollar una erupción cutánea, especialmente con calzoncillos o braguitas de tejido sintético;
  7. El esmalte de uñas, los tintes para el cabello y los productos para la permanente;
  8. El níquel u otros metales (contenidos en joyas, correas, cremalleras metálicas, ganchos del sujetador, botones, cuchillos de bolsillo, recipientes para barra de labios y polveras);
  9. Hiedra venenosa y otras plantas;
  10. Hierba Cipres y hierba del césped;
  11. Látex de higo;
  12. Guantes de goma o látex;
  13. Algunos zapatos.

No es posible experimentar una reacción alérgica a una sustancia la primera vez que se entra en contacto con ella, sino que es necesaria una exposición regular.
Algunos productos provocan una reacción cutánea fotoalérgica, es decir, solo con la exposición al sol.
Entre éstos se encuentran la espuma de afeitar, las cremas solares, las pomadas con sulfamidas, algunos perfumes, el aceite de la cáscara de limón y los productos con alquitrán y carbón.
Algunos alérgenos dispersos en el aire como la ambrosia o el insecticida en spray también pueden provocar dermatitis de contacto.

 

Diagnóstico y pruebas para la dermatitis de contacto

El diagnóstico se basa principalmente en el aspecto de la piel y en la historia de exposición a una sustancia irritante o a un alérgeno.
Las pruebas epicutáneas (o prueba del parche) pueden determinar qué alérgeno provoca la reacción.
Las pruebas epicutáneas se utilizan para algunos pacientes con recurrencia de dermatitis de contacto crónica.
Se requieren tres visitas al consultorio médico realizadas por un profesional sanitario con experiencia y habilidad, para interpretar correctamente los resultados.

  1. En la primera visita, se aplican pequeños trozos de material compuesto de posibles alérgenos sobre la piel de la espalda y se retiran 48 horas después para ver la reacción (segunda visita).
  2. Aproximadamente 2 días después se realiza una tercera visita para ver si hay una reacción retardada.
  3. Si se experimenta una reacción tras haber testado una sustancia en una zona reducida de la piel, se debe retirar el material.

Existen otras pruebas que permiten descartar otras causas posibles, entre ellas la biopsia o el cultivo de lesiones cutáneas.
Para un diagnóstico diferencial se deben considerar la dermatitis atópica y la dermatitis seborreica.

 

Dermatitis de contactoTratamiento para la dermatitis de contacto y fármacos

Los síntomas de la dermatitis de contacto se pueden tratar eficazmente siguiendo el tratamiento adecuado.
8 de cada 10 personas experimentan al menos una mejoría parcial de los síntomas después del tratamiento.
Existen diversas maneras para tratar la dermatitis de contacto, entre las que se encuentran:

  1. Evitar la causa,
  2. Cremas,
  3. Cortisona tópica (para síntomas graves),
  4. Corticosteroides orales (para síntomas graves y extendidos).

El tratamiento para la dermatitis de contacto consiste en:

  1. Evitar los irritantes o alérgenos. Para evitarlos, se debe identificar qué causa los síntomas y evitar la exposición a esta sustancia.
    Es posible que se necesiten de dos a cuatro semanas para reducir la reacción de la piel.
  2. Empleo de fármacos por vía oral. En los casos más graves, el médico puede recetar corticosteroides orales para reducir la inflamación o recomendar antihistamínicos para aliviar el picor intenso.
  3. Aplicación de cremas para el picor o compresas húmedas.
    En los casos leves o moderados se pueden utilizar remedios caseros, tales como cremas sin receta médica que contienen hidrocortisona o ropa mojada. De esta manera, es posible aliviar la piel enrojecida y el picor.
    Si las cremas con cortisona sin receta médica no alivian los síntomas, el médico puede recetar una crema de alta resistencia.

 

¿Qué crema emplear para la dermatitis de contacto?

Existen varias cremas. Puede que sea necesario probar varias para ver la que funciona mejor.
También se puede probar una combinación de varias cremas con receta, como por ejemplo:

  1. Un aceite para la piel muy seca,
  2. Una crema o loción para la piel ligeramente seca,
  3. Una crema para la cara, los labios y las manos,
  4. Una pomada distinta para los brazos, las piernas y el tronco,
  5. Una loción para utilizarla en lugar del jabón.

La diferencia entre lociones, cremas y pomadas se encuentra en la cantidad de aceite que contienen. La pomada tiene el porcentaje de aceite más elevado, por lo que puede resultar bastante grasa. Sin embargo, es la más eficaz para hidratar la piel.
Las lociones contienen menos aceite, y por lo tanto no son grasas, pero pueden ser menos eficaces. Las cremas se encuentran en un nivel intermedio.

 

Remedios naturales para la dermatitis de contactomanos, dermatitis, contacto.

Con objeto de reducir el picor y calmar la inflamación de la piel, es posible probar estas estrategias:

  1. Aplicar una crema anti-picor o una loción de calamina (óxido de zinc + hierro) sobre la zona afectada.
    Asimismo, una crema sin receta médica que contenga al menos un 1% de hidrocortisona puede aliviar temporalmente el picor.
  2. Tomar un antihistamínico sin receta o natural.
    Un antihistamínico oral sin receta médica como la difenhidramina (Normostop u otros) puede ser de utilidad en caso de picor grave.
  3. Aplicar compresas frías y húmedas. Humedecer ropa blanca y suave y aplicarla sobre la zona afectada para calmar la inflamación de la piel.
  4. No rascar la zona cutánea afectada por dermatitis en la medida de lo posible. Cortarse las uñas y usar guantes de algodón blanco por la noche.
    Si el paciente no puede evitar rascarse la zona que causa picor, debe cubrirse con una venda.
  5. Tomar un baño fresco y cómodo. Verter en la bañera bicarbonato de sodio o harina de avena coloidal, cubriendo el fondo de la bañera con harina de avena fina (Aveeno u otros).
  6. Usar ropa de algodón liso y evitar la de lana para evitar una ulterior irritación.
  7. Elegir jabones suaves sin colorantes o perfumes. Enjuagar completamente el jabón del cuerpo. Después del lavado, aplicar una crema hidratante para proteger la piel.
  8. Las lámparas pueden ser útiles en caso de dermatitis de contacto, pero hay que tener cuidado porque pueden provocar problemas de salud.

 

Dieta y alimentación

El níquel es un alérgeno que raramente provoca dermatitis de contacto. Se trata de un oligoelemento presente en alimentos como las lentejas, las nueces y la avena.
No existen pruebas suficientes de que las personas alérgicas al níquel puedan mejorar si siguen una dieta con bajo contenido de níquel.
Es necesario consultar con un dermatólogo antes de modificar la dieta.

 

¿Cuánto tiempo dura la dermatitis de contacto? Pronóstico

Por lo general, la dermatitis de contacto tiene una duración de 2 o 3 semanas, tras las cuales la erupción cutánea suele desaparecer.
Sin embargo, puede reaparecer si no es posible evitar la sustancia o material que la provocaron.
Si el trastorno tiene su origen en una exposición profesional, podría requerirse un cambio de trabajo o estilo de vida.