Dolor en la piel

 

El dolor en la piel (o alodinia) suele ser síntoma de una quemadura en la piel, pero también puede tener un origen neuropático. Provoca una sensación punzante como de alfileres y agujas (hormigueo o adormecimiento).

La hipersensibilidad de la piel a diferentes tipos de estímulos puede ser un signo de otras enfermedades, por ejemplo malnutrición, problemas nerviosos o una infección viral.

Causas del dolor en la piel

Existen muchas causas posibles de dolor en la piel, que la hace hipersensible al tacto. Éstas pueden ir desde una simple quemadura hasta una enfermedad grave.

Posibles causas:
Exposición prolongada al sol – esto provoca una quemadura de primer o segundo grado que causa dolor al tocar la piel.
Las zonas más afectadas son la frente, la cara, los hombros, el abdomen y los brazos; sin embargo, las personas que practican ciertos deportes pueden tener quemaduras solares en otras áreas: por ejemplo, los surfistas tienen quemaduras en la espalda, el cuello y la parte posterior de las piernas.

Neuropatía – puede tener origen en una lesión o compresión de los nervios que provoca la hipersensibilidad de la piel.
El origen de la neuropatía puede ser la diabetes, la deficiencia de vitamina B o un trauma.

Migraña – la personas que padecen migraña pueden sentir dolor en la piel incluso al peinarse el pelo o ponerse un collar.

Herpes zóster – una infección precedente por varicela puede dar lugar a una complicación tardía conocida como herpes zóster o culebrilla.
Se trata de una enfermedad en la que las erupciones cutáneas o ampollas aparecen solo en una parte del cuerpo y la piel se vuelve más sensible al tacto, como si estuviera quemada.
Las zonas más afectadas son las piernas, la espalda, los costados, la zona intercostal y el pecho.

Fibromialgia – es un síndrome caracterizado por dolor crónico en el cuerpo, cansancio, trastornos del sueño y alodinia.

Enfermedades desmielinizantes – se trata de enfermedades que afectan al sistema nervioso, donde la vaina de mielina (externa) que cubre las células nerviosas está lesionada, lo que provoca varios síntomas, como la hipersensibilidad o el dolor en la piel.
Según una investigación reciente de la Temple University de Filadelfia, las lesiones anormales de la piel que provocan picor y dolor pueden indicar un cáncer de la piel (por ejemplo un melanoma).

Defensa táctil – se trata de una enfermedad neurológica que afecta a los neurotransmisores y sus funciones.
Provoca la recepción y el envío de señales inadecuadas a los nervios sensoriales del cerebro, resultando en la hipersensibilidad de la piel al tacto. A veces, este dolor puede ser muy molesto y causar problemas a la persona que lo padece. Incluso un leve roce o una presión mínima pueden provocar dolor cutáneo.

Deficiencia de vitaminas – algunas vitaminas como la tiamina, la piridina, la biotina y la riboflavina son esenciales para mantener una piel sana. La deficiencia de estas vitaminas puede causar hipersensibilidad cutánea y provocar una sensación de hormigueo o, a veces, de tener alfileres bajo la piel.

Neuropatía periférica – esta enfermedad ataca al sistema nervioso afectando a los nervios que llevan la sangre y el oxígeno a los órganos internos del cuerpo humano. Cuando las células sanguíneas en la piel carecen de sangre, se rompen provocando dolor y una sensación de tener alfileres en la piel. A veces, la piel puede volverse hipersensible a causa del hormigueo y del picor.

Otras causas

  • Celulitis
    La celulitis es una infección bacteriana que causa piel enrojecida, entumecida, hinchada y caliente.
  • Eczema infantil
    El eczema en los niños y bebés es una forma común de erupción cutánea que causa enrojecimiento, bultos, hinchazón, picor, etc.
  • Queratosis solar (o queratosis actínica)
    La queratosis solar es una lesión escamosa o similar a una costra que aparece en la piel debido a la exposición prolongada y excesiva al sol.
  • Retención de agua
    La retención de agua es la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo que causa hinchazón.
  • Cardenal o contusión
    Un cardenal o una contusión causan la alteración del color de la piel, hinchazón y dolor.
  • Hematoma
    El hematoma es la acumulación de sangre en el tejido provocada por la ruptura de un vaso sanguíneo. Suele producirse después de un accidente.
    El paciente tiene una sensación de contusión.
  • Coágulo de sangre en las piernas
    La trombosis venosa profunda en las piernas puede llegar a ser muy peligrosa; los síntomas incluyen hinchazón, enrojecimiento y dolor en la pierna.
  • Enfermedad renal crónica
    La enfermedad renal crónica puede causar hipertensión, cansancio y debilidad.
  • Eritema migratorio (Borreliosis de Lyme)
    El eritema migratorio es una erupción en forma de ojo de buey y es uno de los síntomas de la enfermedad de Lyme.
  • Absceso (también llamado forúnculo)
    Un absceso de la piel es una protuberancia dolorosa, hinchada, roja y caliente que se puede romper y de la que sale el pus.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
    La insuficiencia cardíaca congestiva puede causar dificultad para respirar, cansancio, arritmia (latido cardíaco irregular), etc.
  • Quiste pilonidal
    El quiste pilonidal se forma debajo de la piel en la zona del coxis y normalmente contiene residuos de piel y pelo.
  • Esporotricosis
    La esporotricosis es una infección fúngica que puede provocar protuberancias indoloras en los dedos, la mano y el brazo.
  • Pitiriasis rosada (de Gilbert)
    La pitiriasis rosada es una erupción cutánea que causa manchas ovaladas de color rosa, rojizo o violáceo en el pecho, la barriga, los brazos y las piernas.
  • Sarampión
    El sarampión es una infección viral altamente contagiosa que provoca fiebre, tos, erupciones cutáneas, dolor de garganta, etc.
  • Síndrome de shock tóxico (SST)
    El síndrome de shock tóxico es una infección bacteriana grave que provoca fiebre, presión arterial baja, erupciones cutáneas, etc.

 

Dolor en la piel de la cabeza

  • Tricodinia
    La tricodinia es un trastorno que provoca dolor en el cuero cabelludo, escozor, hormigueo, picor y a veces pérdida de cabello.
  • Pelo recogido
    Cuando se recoge el pelo detrás de la cabeza, se puede experimentar dolor en el cuero cabelludo; se recomienda reducir la tensión antes de poner el coletero.
  • Foliculitis
    La foliculitis es una infección de uno o más folículos pilosos que puede causar manchas rojas y entumecidas o ampollas en la piel.
  • Tiña (del cuero cabelludo o de la cara)
    La tiña es una infección fúngica que causa picor y llagas en forma de anillo en la piel de la cabeza.
  • Piojos
    Los piojos son pequeños insectos que infestan el cabello y el cuero cabelludo provocando una sensación de picor.

 

Dolor en la piel de los órganos genitales masculinos

  • Orquitis
    La orquitis es la inflamación de uno o ambos testículos. Por lo general, tiene su origen en una infección viral o bacteriana.
    Entre los síntomas se incluyen el dolor en la piel del escroto, escalofríos, dolor de barriga, fiebre, sangre en la orina e hinchazón de testículo.
  • Fimosis
    La fimosis, o estrechez del prepucio, es un trastorno que impide la retracción del glande y genera dolor durante las relaciones sexuales.

 

Dolor en la piel provocado por picaduras o alergias de contacto

  • Mordedura de insecto
    La mordedura de insecto suele provocar enrojecimiento, hinchazón, dolor, picor y ampollas.
  • Picadura de insecto
    Las picaduras de insectos pueden causar enrojecimiento, hinchazón y picor.
  • Mordedura de la araña de rincón (o araña violinista)
    La mordedura de la araña de rincón causa una herida, dolor, enrojecimiento, náuseas, dolores musculares y fiebre.
  • Hiedra, roble y zumaque venenosos
    La toxina de la hiedra, del roble y del zumaque venenosos provoca una reacción alérgica con picor, habones (protuberancias duras y rojas similares a las picaduras de mosquitos, consecuencia común de la urticaria) y ampollas.
  • Enfermedad de Lyme
    La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que se propaga mediante la picadura de garrapata; los síntomas incluyen erupciones cutáneas, fiebre, escalofríos, etc.
  • Dermatitis alérgica de contacto
    La dermatitis de contacto es una erupción cutánea que provoca picor, dolor, entumecimiento, hinchazón y ampollas.

 

Embarazo
Durante los últimos meses del embarazo el vientre se expande mucho y la piel alrededor del ombligo está muy estirada, por lo que puede resultar molesta.

Quemadura (con fuentes de calor o fuego)
La quemadura causada por el calor se llama quemadura térmica y puede provocar dolor, hinchazón, alteraciones de la piel, ampollas, etc.
Una quemadura química puede provocar síntomas tales como:

 

Tratamiento y remedios naturales para el dolor en la piel

El tratamiento para este tipo de dolor depende de la causa.
Una vez determinadas las causas del dolor, los médicos pueden recomendar un tratamiento adecuado.
Los fármacos y medicamentos que suelen utilizarse para reducir el dolor son:

  • Tramadol
  • Lidocaína
  • Mexiletina
  • Adenosina
  • Venlafaxina
  • Alfentanilo

Los fármacos antiinflamatorios, tales como el naproxeno, también pueden ser útiles para prevenir el dolor del sistema nervioso central y tratar la alodinia.
Incluso los analgésicos locales, como las cremas que contienen capsaicina, pueden aliviar el dolor.
En caso de quemadura se recomienda utilizar una crema para después del sol.
En caso de hematomas existen dos opciones: esperar o tratarlos mediante tecarterapia, la cura más rápida si no se tienen contraindicaciones.

Alergias e intolerancias

La intolerancia de la piel puede causar varias reacciones, tales como lesiones, inflamaciones, protuberancias, habones, pústulas, manchas rojas e inflamadas.
También puede provocar dolor, adormecimiento y una sensación de ardor en la piel.

 

Dolor en la pielCausas de alergias o intolerancias

La reacción alérgica puede tener su origen en muchos factores.
Entre los más conocidos e importantes se encuentran:

  1. Medio ambiente,
  2. Alimentación,
  3. Raza,
  4. Edad,
  5. Sexo,
  6. Predisposición genética.

La lista de los posibles alérgenos y de las causas es extensa.
Éstas son algunas de las causas:

  • Exposición prolongada a la luz solar
  • Exposición prolongada al calor
  • Exposición prolongada al frío y a los vientos fríos
  • Alta humedad
  • Ambiente muy seco
  • Calefacción seca en casa durante el invierno
  • Sal y brisa marinas
  • Exposición a radiaciones y radioterapia
  • Polvo, ácaros del polvo y pelo de animales domésticos
  • Sustancias químicas presentes en los cosméticos
  • Sustancias químicas añadidas en los alimentos y los conservantes
  • Ciertos alimentos (en general, la alergia se produce después de comer)
  • Flores y polen
  • Fármacos y formulaciones
  • Quimioterapia
  • Productos químicos presentes en tintes y pinturas
  • Formalina y formaldehído presentes en productos de uso diario
  • Pesticidas
  • Antibióticos
  • Fungicidas
  • Plástico, polímeros, resinas, adhesivos, laca y goma
  • Contacto con metales como oro, plata, níquel, cobre, etc
  • Álcalis o ácidos presentes en productos de uso diario.

 

Manifestaciones cutáneas

La manifestación más frecuente es el eczema o la dermatitis, que pueden provocar lesiones cutáneas con sensación de picor, piel seca y agrietada, escamosa, dura, húmeda e inflamada.
La fotodermatitis crónica (dermatitis actínica crónica o fotoeczema) es una enfermedad en la que la piel reacciona a la luz solar o a la luz artificial y se inflama.

La dermatitis de contacto es una enfermedad cutánea alérgica que causa una erupción cutánea limitada y lesiones cuando la piel entra en contacto con sustancias alérgicas (alérgenos). La capa de la piel más afectada es la superficial (epidermis). la dermatitis de contacto provoca una sensación de picor y una inflamación que puede durar varios días, incluso después de la eliminación del agente irritante.

La dermatitis seborreica (o eczema seborreico) es una enfermedad de la piel provocada por factores desconocidos. Se reconoce por la hipersensibilidad, la erupción cutánea y las manchas rojas con picor y afecta sobre todo al cuero cabelludo y al pecho.
La erupción puede tener su origen en jabones, detergentes, hormonas y factores genéticos y ambientales; otras posibles causas son el hongo Malassezia Furfur, la ingesta excesiva de vitamina A en los niños y la escasez de vitaminas B, entre ellas la biotina, piridoxina y riboflavina.
La dermatitis atópica es una inflamación crónica, persistente y no contagiosa, que provoca una sensación de picor. Aunque se desconoce la causa concreta, los alimentos, las sustancias químicas y el medio ambiente son algunos de los factores que provocan la erupción o empeoran la enfermedad.
Las zonas más afectadas son el lado interior del codo y la rodilla.