Molusco contagioso

El molusco contagioso (MC) es una infección viral de la piel que provoca lesiones cutáneas, piel seca y pápulas (protuberancias).

Causas del molusco contagioso

El molusco contagioso tiene su origen en un virus miembro de la familia de los Poxvirus.

Existen 4 tipos de virus MCV, que van de MCV-1 a MCV-4.

El MCV-2 es el que afecta a los adultos y el más raro.

El contagio puede producirse de diferentes maneras.
Se trata de una infección frecuente en los niños que se produce al lesionarse la piel. Generalmente, el molusco contagioso afecta a la cara, el cuello, las axilas, los brazos y las manos, aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, salvo en las palmas de las manos y la planta del pie.
En muy pocas ocasiones afecta a las mucosas como la boca, la lengua y la zona genital o púbica.
Esta enfermedad puede propagarse mediante el contacto con objetos infectados, juguetes, ropa y toallas.
El virus también se propaga a través de las relaciones sexuales.
Las lesiones en los genitales se pueden confundir con el herpes o las verrugas.
A diferencia de las heridas por herpes, estas lesiones son indoloras.
Las personas con un sistema inmunitario debilitado (debido a enfermedades como el SIDA) pueden tener una rápida propagación del virus.

 

Contagio

El contagio se produce por el uso compartido de toallas y esponjas de baño o por contacto directo.
La transmisión tiene lugar por contacto directo entre la piel/mucosas de dos personas o por contacto con objetos infectados.
La propagación secundaria de las lesiones puede ocurrir por autoinoculación: el virus se transmite a otras zonas de piel sana a través de una lesión, del afeitado o de la depilación.
Nadar en piscinas públicas es un factor de riesgo para la transmisión del molusco.

Signos y síntomas del molusco contagioso

El único signo del molusco contagioso es la aparición en la piel de pápulas de color carne, blancas o rosas.
Estas protuberancias tienen un núcleo central lleno de pus blanco similar a la cera.
En algunos casos, estas protuberancias pueden tener un aspecto brillante o perlado.
Al principio, el molusco contagioso tiene el aspecto de una mancha muy pequeña del tamaño de la cabeza de un alfiler.
Luego, la mancha crece durante varias semanas hasta convertirse en una pequeña bola del tamaño de un guisante o de la goma de borrar de un lápiz.

En la cima de cada molusco se forma un pequeño hoyuelo.
El MC puede manifestarse como una pequeña bola aislada, en grupo o en fila.
Puede desarrollarse prácticamente en cualquier parte de la piel.
En los niños aparece principalmente en el pecho, el estómago, los brazos (incluyendo las axilas), las piernas, la ingle, la zona genital, el ano (zona anal) y la cara.
En las mujeres embarazadas, la zona más afectada es la de los genitales.
Las protuberancias pueden ser tan numerosas como para cubrir los muslos, el área genital y abdominal.
En el caso de los adultos o adolescentes sexualmente activos, los abultamientos suelen encontrarse en la zona genital o en la cara interna del muslo, raramente aparecen alrededor de los ojos o de la boca.
La mayoría de las personas sufren entre 1 y 20 moluscos. Éstos suelen ser indoloros, pero a veces pueden provocar picor, enrojecimiento e hinchazón. Al arañar las pápulas, se provoca una lesión que puede originar dolor y empeorar la infección.

¿El molusco contagioso es grave y peligroso?

Esta enfermedad no es grave ni peligrosa, pero puede ser molesta.

¿Cómo reconocer el molusco contagioso?

El médico puede reconocer las manchas fácilmente, por lo que no es necesario llevar a cabo ningún examen. Los abultamientos no se deben confundir con las verrugas, ya que estas presentan una superficie áspera y no disponen de núcleo central.
Si el molusco contagioso se inflama, se puede confundir con un grano o un forúnculo.

El diagnóstico no deja lugar a dudas: se extirpa el material del núcleo central y se analiza bajo un microscopio.
En ocasiones, una lesión solitaria puede presentar un aspecto atípico, en cuyo caso puede requerirse una biopsia para el examen histológico.
Se extirpa la totalidad de la bola y se examina todo el material bajo un microscopio.

El diagnóstico diferencial debe excluir:
1. Condilomas
2. Verrugas (originadas por el virus del papiloma humano)
3. Liquen plano
4. Xantoma
5. Angioqueratoma
6. Foliculitis
7. Urticaria papular

¿Se puede tratar el molusco contagioso?

Por lo general, el molusco contagioso desaparece sin tratamiento entre 6 y 18 meses. Sin embargo, a veces puede prolongarse durante más tiempo. Las manchas suelen enrojecerse e inflamarse.
Antes de desaparecer pueden dejar pequeñas cicatrices.

¿Cómo tratar el molusco contagioso?

Los dermatólogos suelen recomendar un tratamiento para el molusco contagioso que ayuda a prevenir las siguientes complicaciones:

1. Propagación a otras partes del cuerpo.
2. Contagio de otras personas.
3. Crecimiento excesivo en personas con sistema inmunitario debilitado.

Puede que el tratamiento no sea aconsejable para los niños, debido a posibles efectos secundarios no deseados. Los abultamientos suelen desaparecer sin tratamiento.
Sin embargo, la mayoría de los adultos sí deberían recibir tratamiento médico. Las personas con un sistema inmunitario debilitado también deberían seguir el tratamiento, de lo contrario los abultamientos no desaparecerán.
Existen muchas opciones de tratamiento. El dermatólogo prescribe el más efectivo en función de varios factores:

• La edad,
• El estado de salud,
• La ubicación de las manchas,
• Otras consideraciones.

Los tratamientos ambulatorios que el dermatólogo puede llevar a cabo para tratar el molusco contagioso incluyen:

Criocirugía: el médico congela las protuberancias con nitrógeno líquido.
Curetaje: el dermatólogo utiliza un pequeño instrumento llamado cureta para eliminar las lesiones cutáneas.
Láser pulsado: el tratamiento con láser pulsado es una nueva solución para el tratamiento del molusco contagioso. Este tratamiento utiliza un potente rayo de luz para destruir las células que componen cada mancha. Como efecto secundario, el rayo de luz deja una cicatriz que desaparece al cabo de un par de semanas. La mayoría de las personas solo necesitan una o dos sesiones de láser pulsado.

¿Qué pomada utilizar?

Tratamiento tópico (aplicado directamente sobre la piel): el dermatólogo emplea varios ácidos y soluciones para tratar las pápulas. Estas sustancias destruyen las capas superiores de la piel.
El ácido tricloroacético se emplea a menudo para tratar a personas con un sistema inmunitario debilitado.
Cuando un paciente presenta muchas protuberancias o grandes crecimientos, el dermatólogo puede repetir el tratamiento cada 3-6 semanas hasta que desaparezcan todas las pápulas.
Estos procedimientos provocan algunas molestias.

Otros medicamentos recetados por el dermatólogo para el uso doméstico son:

Imiquimod. Crema que ayuda al sistema inmunitario a combatir el virus. Este medicamento es eficaz y también se puede utilizar para tratar las verrugas crónicas y algunas formas de carcinomas cutáneos.
Medicamentos retinoides o antivirales aplicados sobre la piel. Los pacientes emplean este medicamento para tratar las protuberancias siguiendo las indicaciones del médico.

Durante tratamiento del molusco contagioso es posible que aparezcan nuevas pápulas cuando desaparecen las “viejas”.

¿Se pueden reventar o apretar las erupciones cutáneas originadas por el molusco contagioso?

Una pápula originada por el molusco contagioso no se debe reventar o apretar, porque contiene virus.

Remedios caseros para el molusco contagioso

Mirto limón australiano
Éste es un buen remedio herbal contra el molusco contagioso. Se puede utilizar mezclándolo con aceite de oliva y aplicándolo sobre la piel una vez al día.

Aceite del árbol de té
El aceite del árbol de té es uno de los remedios caseros más utilizados y disponibles para tratar el molusco contagioso.
Este producto dispone de importantes propiedades, como la antibacteriana y la antiséptica, esenciales para tratar el molusco.
El ungüento es un potente astringente (reduce las secreciones), por lo que reduce el crecimiento de las lesiones. Se puede utilizar el aceite directamente sobre la zona infectada o verterlo en el agua del baño.

Vinagre de manzana
El vinagre de sidra de manzana es muy popular porque combate las bacterias de forma natural. Este líquido también se utiliza para tratar el molusco contagioso.
Se moja un copo de algodón en el vinagre de manzana y se aplica directamente sobre la protuberancia. A continuación, se venda la lesión. Se trata de un remedio útil para los niños, especialmente si se lleva a cabo antes de acostarse.

Ajo
Aplicar una pasta de ajo sobre la zona infectada y luego poner una venda. Retirar la venda antes de ducharse y lavar la zona con cuidado. También se pueden utilizar cápsulas de ajo.

Vitaminas
Entre los tratamientos naturales se encuentran varias combinaciones de vitaminas que representan un buen remedio casero.
Se puede mezclar el extracto de vitaminas con aceite de pescado y aplicar esta solución sobre la zona afectada una vez al día.
La esencia de vitaminas A y E puede ser útil en este caso.

Tintura de yodo
Otro remedio consiste en aplicar tintura de yodo 2 veces al día para favorecer el desprendimiento de la lesión.

Complicaciones del molusco contagioso

Aunque se trata de casos excepcionales, las infecciones bacterianas agravan el molusco contagioso.
Para reducir el riesgo de infección bacteriana o la propagación del molusco contagioso, es importante no apretar o irritar las pápulas.
No es necesario aplicar cremas o lociones especiales, solo seguir las prácticas de higiene habituales.

¿Qué pasa si no se trata el molusco contagioso?
El molusco contagioso es una infección de la piel delicada y autolimitante. Si no se trata puede durar varios meses, pero al final desaparece. La gravedad y la duración del tratamiento son subjetivas.

¿Cuánto dura? Pronóstico

Las lesiones provocadas por el molusco contagioso pueden durar desde unos meses hasta unos años.
Estas lesiones desaparecen por sí solas sin dejar cicatrices, a menos que se arañe excesivamente la zona afectada.
La desaparición completa de todas las lesiones tiene lugar a los 6-18 meses. El problema puede persistir en personas inmunodeprimidas.
Es posible que la enfermedad reaparezca.

Prevención

Las personas con molusco contagioso deberían evitar tener relaciones sexuales para no contagiar a su pareja.
El uso de preservativo no basta para evitar el contagio, ya que deja sin protección ciertas partes del cuerpo que pueden estar infectadas.