Picor en las piernas

Existen muchas causas para el picor en las piernas.
El sudor se encuentra entre las causas principales de la aparición de zonas pruriginosas en las piernas.
El sudor que se queda en la piel y las células muertas que no se eliminan durante un período prolongado son el refugio ideal para los microbios.                                                                                                                                                                         Además, el sudor excesivo y persistente altera la barrera natural protectora de la piel y puede favorecer también otras enfermedades de la piel como la micosis.

Causas del picor en las piernas sin erupciones cutáneas

Piel seca

La piel seca puede producirse por factores ambientales, como:

  • Baños frecuentes con jabón agresivo,
  • Sudor,
  • Calor en los ambientes interiores cuando afuera hace frío,
  • Deshidratación,
  • Predisposición genética,
  • Ciertas enfermedades como el hipotiroidismo,
  • Enfermedades autoinmunes sistémicas, como el síndrome de Sjögren,
  • Reducción de los aceites naturales producidos por la piel debido a la edad (xerosis senil),
  • Malnutrición.

Una ducha caliente y el jabón pueden provocar sequedad de la piel y erupciones cutáneas pruriginosas en las piernas.
Es aconsejable aplicar una crema hidratante para reducir la sequedad de la piel.

La ingesta de fármacos
Los fármacos que liberan histamina pueden provocar picor, por ejemplo los opiáceos y la cloroquina.

Trastornos hepáticos
Las enfermedades hepáticas pueden provocar picor, especialmente la cirrosis del hígado, provoca picor en:

  • las piernas,
  • la espalda,
  • la barriga,
  • los glúteos

En este caso, es más probable que se sienta picor por la tarde o por la noche:

  • después de una comida abundante
  • tras consumir bebidas alcohólicas.

La causa es la acumulación de sales biliares bajo la piel.

Mala circulación sanguínea
La insuficiencia venosa de las extremidades inferiores puede provocar:

Las venas varicosas no suelen causar síntomas.                                                                                                                                         A veces causan picor y piel seca.
Los cardenales en las piernas pueden engendran un poco de picor, sobre todo los primeros días.

Enfermedades del sistema nervioso
Los trastornos nerviosos, son algunas de las enfermedades que pueden provocar picor. Tales como:

Otras enfermedades que causan picor

El picor también puede tener su origen en

  •  enfermedades de la piel, como la dermatitis
  • el diabetes mellitus
  • enfermedades de la sangre
  • causas psicológicas.

Picor en las piernas durante el embarazo

Debido a la mala circulación, en ocasiones las mujeres pueden sentir picor en las piernas durante el embarazo.
Un paseo diario favorece una mejor circulación de la sangre.
Otras causas de picor en las piernas durante el embarazo son:

  1. Trastornos psiquiátricos (depresión, trastornos de ansiedad)
  2. Penfigoide gestacional (o herpes gestacional)
  3. Colestasis intrahepática del embarazo
  4. Erupción polimorfa del embarazo

 

Picor en las piernas después de la depilación o del afeitado

El picor después de la depilación (cera, cuchilla, etc.) es frecuente tanto en hombres como en mujeres.                                     Si después de el rasurado se usa un gel de afeitar o para después del afeitado con alto contenido en alcohol puede provocar sequedad en la piel y reacciones alérgicas graves. Por lo tanto, se deben elegir productos con bajo o nulo contenido en alcohol.
Se pueden utilizar aceites naturales para mantener la piel sana.
En caso de depilación con cera, normalmente se siente picor cuando el pelo vuelve a crecer, por lo general a los 2-3 días siguientes.

 

Causas de las erupciones cutáneas pruriginosas en las piernas

Eczema numular discoide
El eczema discoide es un tipo de eczema que afecta sobre todo a los adultos.
Puede manifestarse en cualquier parte del cuerpo, pero en la mayoría de los casos se produce en las piernas.
Se caracteriza por la formación de placas muy pruriginosas que pueden provocar dolor.
Las placas pueden ser de forma ovalada con bordes bien definidos.
El eczema discoide aumenta el riesgo de infección bacteriana.

Eczema varicoso
También se conoce como eczema gravitacional. Las personas que sufren esta enfermedad perciben que la sangre venosa no se transporta de forma eficiente hacia la parte superior de las piernas. Esta congestión de la sangre venosa provoca:

  • picor,
  • piel seca y escamada
  • lesiones,
  • úlceras

Puede provocar también la formación de llagas en las piernas, especialmente en los tobillos.

Prúrigo nodular
El prúrigo nodular es un trastorno de la piel caracterizado por la formación de costras duras y en relieve en la piel. Estas costras:

  • tienen un diámetro de entre 1 y 3 cm
  • provocan un picor intenso.

El prúrigo puede acarrear un picor constante, sobre todo por la noche en la cama y al rozar la zona con la ropa o las manos.
A veces, el picor solo se reduce tras arañar la zona fuertemente hasta el punto de provocar sangrado y dolor.

Psoriasis
La psoriasis se considera una enfermedad autoinmune mediada por células T o linfocitos T.
Está caracterizada por la formación de placas simétricas, inflamadas y escamosas que provocan picor y ardor. Las zonas más afectadas por la psoriasis son:

  • los codos
  • las rodillas

Esta enfermedad es más frecuente en las personas de piel clara y es muy poco frecuente en las de piel oscura.
Se trata de una enfermedad crónica cuyo tratamiento solo sirve para reducir los síntomas.

Sarna
Se trata de una enfermedad contagiosa provocada por ácaros que se introducen en la piel.
La sarna da lugar:

La intensidad del picor por la noche es mayor que por la mañana.
Aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, las zonas más afectadas son las que se encuentran:

  • entre los dedos de los pies (interdigitales),
  • las rodillas
  • los codos.

Pie de atleta
El pie de atleta (también conocido como tinea pedis) es una enfermedad infecciosa que afecta sobre todo a los pies.
Tiene su origen en hongos que pertenecen al género Trichophyton.
Los síntomas son:

  • piel roja, con descamación
  • picor
  • dolor.

También puede producirse una inflamación y la formación de ampollas.
La infección puede extenderse a otras partes del cuerpo.

Celulitis infectiva
Esta enfermedad es una infección bacteriana del tejido conector bajo cutáneo que puede producirse a causa de:

  • de la microflora de la piel
  • de las bacterias penetradas del exterior.

Esta infección provoca inflamación de las capas de la piel, erupciones cutáneas dolorosas y pruriginosas en la piel.
La cara y las partes inferiores de las piernas son las zonas más afectadas.
Las personas más predispuestas a la celulitis son aquellas con:

  • un sistema inmunitario debilitado o comprometido
  • heridas, ampollas, cortes
  • piel agrietada

Infecciones / infestaciones por insectos
Cuando un parásito nos pica en la piel (por ejemplo la picadura de un mosquito) la zona alrededor de la picadura comienza a picar.
Si la hembra del mosquito Anopheles pica a un ser humano, el Plasmodium se transfiere al cuerpo humano. En este caso, no se limita a una simple picadura de mosquito ya que también puede provocar malaria.

Queratosis pilaris
La queratosis pilaris (también conocida como piel de gallina) se manifiesta como pequeños granos del color de la piel que provocan el engrosamiento de los folículos pilotos en:

  • los muslos
  • los brazos
  • u otras partes del cuerpo.

Es hereditaria y puede provoca picor.

Foliculitis
Es la infección del folículo piloso que origina bultos rojos en las extremidades inferiores.
Generalmente se da en personas que:

  • Se depilan frecuentemente las piernas
  • Comparten pantalones y otras prendas de vestir.

Para curar la infección los médicos prescriben antibióticos.
La foliculitis es bastante estacional y se produce sobre todo en verano o al final del verano.
Es más frecuente en climas cálidos y húmedos porque las bacterias encuentran un ambiente favorable para reproducirse.

Picor en las piernasDermatitis atópica
La dermatitis atópica es el tipo más común de eczema.
Se manifiesta con:

  • manchas rojas,
  • picor intenso,
  • descamación,
  • inflamación
  • pérdida de la capa superior de la piel.

En caso de dermatitis atópica crónica, también se produce liquenificación.
Se describe como el engrosamiento de la piel y la acentuación de las líneas de la piel.
La dermatitis atópica afecta principalmente a los niños y provoca la formación de ampollas pruriginosas en tobillos y pies.

Dermatitis de contacto
La dermatitis de contacto es una enfermedad cutánea originada por el contacto entre la piel y ciertas sustancias irritantes.
Estas sustancias se encuentran fuera del sistema inmunitario del cuerpo.
Entre éstas se encuentra:

  • la hiedra venenosa
  • algunas sustancias químicas presentes en pomadas y cremas para la piel.

La dermatitis de contacto se identifica gracias a la formación de vesículas en el punto donde se ha producido el contacto con la sustancia irritante.

Reacción alérgica
Existen millones de personas alérgicas a ciertas sustancias.
Los fármacos son las sustancias que, con mayor frecuencia, pueden provocar lesiones cutáneas indeseadas en las piernas.
Además de los fármacos, algunos productos inadecuados para la piel pueden provocar picor.
Antes de utilizar productos para el rejuvenecimiento de la piel, se debe leer la etiqueta para comprobar los ingredientes que contienen.
No se pueden utilizar lociones para la piel que contengan sustancias químicas agresivas. Las personas sensibles a las erupciones cutáneas deberían elegir cuidadosamente el jabón más adecuado para su tipo de piel.

Ropa ajustada
El uso de ropa muy ajustada o de calcetines que no dejen espacio para que la piel respire puede desencadenar una erupción cutánea en las piernas.
En la fabricación del tejido se emplean varios aditivos químicos. Cuando la piel entra en contacto con la ropa, se pueden producir:

  • erupciones cutáneas
  • picor en piernas y brazos.

Rascado excesivo
El rascado excesivo con uñas largas y afiladas es otro de los factores que pueden provocar el eczema y picor.
Una persona puede rascarse suavemente para eliminar la irritación provocada por un ligero picor.
Sin embargo, la piel sensible puede reaccionar de forma negativa a los arañazos. La capa superior de la piel puede dañarse y agravar el picor, lo que obliga la persona a rascarse aún más.
Este ciclo de rascado continuo y picor intenso puede provocar una reacción cutánea.

Urticaria colinérgica
La urticaria colinérgica (o sarpullido) es una erupción cutánea que aparece en los muslos después de correr, caminar o después de una larga ducha caliente.
Los síntomas son:

Hay que evitar rascarse, dejar de correr cuando hace mucho calor y ducharse con agua tibia.

 

Remedios naturales para las ampollas que pican en las piernas

  • Los tratamientos naturales para las ampollas rojas que provocan picor empiezan por una buena higiene personal, con objeto de prevenir complicaciones tales como la propagación de infecciones y de enfermedades contagiosas.
  • Es esencial que la zona afectada se mantenga limpia y seca.
  • Hay que elegir geles delicados y apropiados para la propia piel, evitar geles agresivos porque peden secar la piel y empeorar el picor

Los siguientes remedios pueden aliviar el picor y el dolor asociado (si existe).

Exfoliación de la piel tres veces por semana

  • Aplicar una pomada para exfoliar la piel y dejar que actúe durante unos 10-15 minutos. A continuación, frotar suavemente con agua abundante.
  • Aplicar una rodaja de pepino sobre la zona de la piel afectada dos veces al día. Enjuagar con agua fría al cabo de unos 15-20 minutos.
  • Sumergir las piernas en una bañera llena de agua, verter 2-3 cucharadas de harina de avena o almidón de maíz para obtener el mismo resultado.
  • Aplicar un exfoliante a base de ácido láctico sobre la zona afectada para mantener la piel hidratada y enjuagar cuando pasen 15-20 minutos.
    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.