Pitiriasis rosada de Gibert

 

La pitiriasis rosada (o pytiriasis rosea) de Gibert es una erupción cutánea que empieza generalmente como una gran mácula (mancha) circular u oval con bordes en relieve en el pecho, el abdomen o la espalda.

La mácula de la pitiriasis rosada puede tener un tamaño de hasta 10 centímetros.
Por lo general, la mancha se convierte en lesiones cutáneas más pequeñas que se originan desde el centro del cuerpo y se extienden adquiriendo una forma similar a ramas de pino caídas.

Tipos de pitiriasis rosada

  1. Pitiriasis rosada gigante: afecta a la boca, las uñas, los genitales y el cuero cabelludo, pero tiene las características de la enfermedad clásica.
  2. Pitiriasis circinada y marginada de Vidal: se caracteriza por manchas rojas más grandes, distantes entre sí y menos numerosas. Este tipo de pitiriasis puede durar varios meses.
  3. Pitiriasis rosada vesicular: se observa con mayor frecuencia en jóvenes negros.
  4. Pitiriasis rosada urticariana: se manifiesta junto a la urticaria.

 

¿Cuáles son las causas de la pitiriasis rosada de Gibert?

Los médicos desconocen las causas de la pitiriasis rosada. Algunos creen que es infecciosa y que tiene origen en un virus, pero todavía no se ha demostrado científicamente esta teoría.
Aunque la pitiriasis rosada puede afectar a las personas de cualquier raza y edad, es más probable que aparezca en personas de entre 10 y 35 años y en mujeres embarazadas.
Suele ser más frecuente en primavera y otoño.

 

Síntomas de la pitiriasis rosada

Los síntomas de la pitiriasis rosada suelen pasar por tres fases distintas. Sin embargo, existe una forma atípica de la enfermedad en la que no se presenta la primera o la segunda etapa, que se describen a continuación.

Síntomas iniciales
Algunas personas con pitiriasis rosada presentan los síntomas iniciales entre un par de días y una semana antes del comienzo de la erupción cutánea.
Entre éstos se encuentran:

  1. Fiebre iguao o superior a 38°C
  2. Indigestión y/o dolor de estómago
  3. Pérdida de apetito
  4. Dolor de cabeza
  5. Dolores articulares
  6. Dolor de garganta
  7. Sensación de malestar general.

Por lo general, estos síntomas desaparecen con el tiempo y la enfermedad pasa a la etapa secundaria de erupción cutánea.

La placa heráldica
Normalmente, la siguiente etapa de la enfermedad es la aparición de una mancha roja y ovalada de piel escamosa, que crece durante unos días.
Esta erupción cutánea se denomina placa heráldica.
Tiene un tamaño variable de 2 a 10 cm.
La mancha aparece generalmente en el tronco (abdomen, pecho y espalda) o en el cuello.
En raras ocasiones, la mácula de la pitiriasis rosada de Gibert aparece en la cara, el cuero cabelludo o la zona genital.

Erupción cutánea secundaria
Generalmente, se produce una erupción cutánea secundaria a los pocos días de la aparición de la mancha inicial que puede continuar extendiéndose durante las dos-seis semanas siguientes.
La erupción cutánea consta de pequeñas manchas en relieve que suelen tener un tamaño de entre 0,5 y 1,5 cm.
La mayoría de las personas desarrollan más manchas en el tronco, el cuello, los brazos y la parte superior de los muslos.
Generalmente la cara no se ve afectada.
En las personas de piel clara, las pápulas son de color rosado-rojizo.
En las personas de piel oscura, la erupción cutánea puede ser de color gris, marrón o negro.
Por lo general, las pápulas forman una figura simétrica similar a un árbol de Navidad en la parte superior de la espalda y una “V” en el pecho.
La erupción secundaria no es dolorosa, pero puede provocar picor en la piel.
El picor puede ser leve o grave.
Suele agravarse en caso de sudoración excesiva o por el uso de ropa muy apretada.
En la mayoría de los casos, el tiempo de curación de la placa heráldica y de la erupción secundaria es de aproximadamente doce semanas, aunque algunos síntomas pueden persistir hasta seis meses.
Cuando la erupción cutánea desaparece, es posible observar zonas oscuras o claras en la piel, que deberían volver a la normalidad a los pocos meses.
La pitiriasis rosada no deja marcas en la piel.

 

La pitiriasis rosada es una infección viral

La causa de la enfermedad es una infección viral.
El virus ha sido identificado recientemente en la familia del herpesvirus.
Los niños y jóvenes son más propensos a padecer esta enfermedad por razones desconocidas.
La pitiriasis rosada no parece ser muy contagiosa, pero si un miembro de la familia padece esta enfermedad, se aconseja que los demás miembros cuiden su higiene personal para estar más tranquilos.

 

¿Cómo se diagnostica la Pitiriasis rosada de Gibert?

El médico diagnostica la pitiriasis rosada observando la erupción cutánea.
El diagnóstico puede ser difícil si solamente se puede ver la placa heráldica, porque en esta etapa la enfermedad puede confundirse con la tiña o el eczema.
En el diagnóstico diferencial el médico también debe descartar:

  • Psoriasis y parapsoriasis
  • Sífilis secundaria
  • Dermatitis seborreica
  • Urticaria
  • Reacción alérgica

Después de la aparición de la erupción cutánea, el diagnóstico es simple.
La biopsia de la piel solo se realiza en caso de pitiriasis rosada persistente, es decir si ésta no desaparece.
Si se observan ganglios linfáticos inflamados, éstos no dependen de la pitiriasis.

 

Tratamiento para la pitiriasis rosada de Gibert

Dado que, en la mayoría de los casos, la pitiriasis rosada desaparece por sí sola entre dos y doce semanas después de su aparición, no se requiere tratamiento si no provoca un picor muy intenso.
Existen tres tratamientos principales:

  • Emolientes – cremas específicas para hidratar la piel.
  • Corticoides tópicos – cremas o pomadas que contienen cortisona.
  • Antihistamínicos – tipo de medicamento muy utilizado para tratar los síntomas de alergia, por ejemplo el picor.

Si estos tratamientos no son eficaces, el paciente puede consultar a un dermatólogo (médico especialista en el tratamiento de enfermedades de la piel), quien puede recomendar el tratamiento de fototerapia con rayos ultravioleta UVB.

Los emolientes son cremas, pomadas y lociones específicas para hidratar la piel y aliviar el picor.
Se pueden utilizar las propiedades emolientes cuando existe picor.
La crema se aplica suavemente en la dirección del crecimiento del pelo, evitando frotar la piel con fuerza.
Algunos emolientes están diseñados para actuar como sustituto del jabón y se recomiendan con frecuencia, ya que el jabón clásico puede irritar la erupción cutánea.
Estos tipos de emolientes se encuentran disponibles sin receta médica.

Corticoides tópicos
Si los productos emolientes no logran reducir el picor, se aconseja consultar a un médico.
Puede requerirse un tratamiento adicional con corticoides tópicos.
La pomada o crema de cortisona que se aplica directamente sobre la piel puede ser de dos tipos:

  1. Crema de hidrocortisona
  2. Betametasona

El objetivo principal de la cortisona para uso tópico es reducir la inflamación (enrojecimiento de la piel) y aliviar el picor.
Normalmente se aconseja aplicar la crema o pomada de cortisona una o dos veces al día sobre las zonas afectadas de la piel.
Los efectos secundarios de la cortisona son raros si se siguen las indicaciones del médico.
Algunas personas pueden experimentar una sensación de ardor o de picor en la piel durante la primera aplicación.
Este efecto secundario es temporal y suele desaparecer una vez que el cuerpo se acostumbra al fármaco.

 

Pitiriasis rosada de Gibert

Antihistamínicos
En caso de dificultad para dormir, el médico puede recetar un antihistamínico sedante, como por ejemplo hidroxina o clorfenamina.
Los antihistamínicos sedantes son medicamentos indicados para el tratamiento de alergias como por ejemplo la rinitis alérgica, pero en muchos pacientes provocan somnolencia como efecto secundario.
Esto puede ser un efecto útil en algunos casos, ya que la somnolencia ayuda a dormir mejor.
Generalmente, se toma este medicamento justo antes de acostarse.
Muchas personas siguen en estado somnoliento al despertarse a la mañana siguiente, en cuyo caso se recomienda evitar conducir.

 

Tratamiento para la pitiriasis rosada con rayos ultravioleta UVB

Si lo síntomas no responden a los tratamientos mencionados anteriormente, el médico puede recomendar la fototerapia con rayos ultravioleta UVB.
Este tratamiento consiste en la exposición controlada de la piel a los rayos ultravioleta durante unos segundos o minutos a intervalos regulares bajo la guía de un especialista.
No es lo mismo que una cama de rayos UV.
Sin embargo, existen dudas sobre la eficacia del tratamiento con rayos UVB para la pitiriasis rosada.
Aunque algunos estudios demuestran que puede aliviar el picor, otros han observado que solo ayuda a mejorar la apariencia de la erupción cutánea durante las primeras semanas de enfermedad.
Algunas personas creen que exponer la piel a la luz solar natural durante períodos cortos puede ser útil.
Se debe tener cuidado y no exponerse al sol durante mucho tiempo, ya que una exposición prolongada puede dañar la piel y aumentar el riesgo de desarrollar melanoma.

 

Otros tratamientos y fármacos para la pitiriasis rosada de Gibert

Se han propuesto otros tratamientos diferentes para la pitiriasis rosada, pero todavía existen dudas acerca de su eficacia. Entre ellos se encuentran:

  • Aciclovir, que es un fármaco antiviral creado para tratar las infecciones por herpes.
  • Eritromicina, que es un tipo de antibiótico que se utiliza para tratar las infecciones bacterianas.
  • Corticoides orales (comprimidos).

Se debe tener en cuenta que existen pocas evidencias científicas sobre la eficacia y seguridad de estos fármacos para la pitiriasis rosada.

 

Remedios naturales para la pitiriasis rosada

Los siguientes pasos pueden ayudar al alivio de las molestias provocadas por la pitiriasis rosada:

  1. Lavarse con agua tibia.
  2. Tomar un baño con harina de avena o bicarbonato de sodio.
    La harina de avena se encuentra disponible en farmacias.
  3. Aplicar una loción de calamina sobre la erupción cutánea.
  4. Aplicar gel de áloe vera sobre las manchas.
  5. Aplicar una pasta o crema de óxido de zinc para reducir el tamaño de las manchas y el picor.
  6. Seguir una dieta saludable evitando alimentos fritos, carnes rojas, productos lácteos y café.

¿Cuánto tarda en desaparecer la pitiriasis rosada? ¿Puede reaparecer?

La erupción cutánea no es contagiosa.
Por lo general, al desaparecer la pitiriasis rosada no deja marcas blancas ni de otro tipo.
Las recurrencias son raras – una persona con esta enfermedad solo tiene el 2% de posibilidades de que la enfermedad reaparezca.