Puntos negros o comedones

 

Los puntos negros (o comedones abiertos) son pequeños granos o erupciones cutáneas que
aparecen en la piel por la obstrucción de los folículos pilosos.

Estas lesiones cutáneas se denominan puntos negros porque presentan una superficie oscura o negra.
Los comedones abiertos son un tipo de acné que aparece en la cara (especialmente en la nariz, las orejas y la frente), si bien también pueden aparecer en la espalda, el pecho, las piernas, la ingle, el cuello, los brazos y los hombros.

Los puntos negros que se encuentran en la espalda pueden ser enormes o gigantes.
Por lo general, los comedones se originan por la sobreproducción de sebo que se produce al alcanzar la pubertad.
Los picos en la producción de hormonas pueden provocar niveles elevados de dihidrotestosterona (DHT), una hormona que desencadena la hiperactividad de las glándulas sebáceas y la consecuente obstrucción de los poros.

 

Causas de los puntos negros

Higiene de la piel y puntos negros, un mito
Aunque muchas personas creen que pueden aparecer puntos negros si la piel no está limpia, sobre todo durante la pubertad o al comienzo del ciclo menstrual, los expertos y los médicos afirman que se trata de un falso mito.
Los lavados frecuentes no influyen en el acné y pueden empeorar los síntomas de la piel.
En ocasiones, los puntos negros pueden aparecer por un uso excesivo de cremas hidratantes, protectores solares, maquillaje o base de maquillaje, que irritan la piel y provocan enrojecimiento e hinchazón.

Alimentación
La comida no provoca acné.
Algunos estudios han tratado de encontrar una relación entre ciertos productos lácteos y el acné, pero no existe evidencia científica.

Estrés
El estrés no afecta directamente a la formación de puntos negros.
Sin embargo, el estrés y la ansiedad pueden inducir a las personas a rascarse los puntos negros y el acné, irritando así la piel.

¿Cuáles son los síntomas de los puntos negros en la cara y la espalda?

Los puntos negros son fáciles de detectar en la piel, debido a su color oscuro.
Tienen un ligero relieve, pero no son dolorosos al no estar inflamados como los granos.

¿Es correcto apretar los puntos negros?

Sí, apretar los puntos negros es una forma de eliminarlos de inmediato y cuando el poro vuelva a llenarse será más suave y fácil de tratar.
Sin embargo, no se deben apretar todos los puntos negros.
Algunos son demasiado pequeños y están parcialmente cubiertos, por lo que apretarlos puede dañar la piel circundante.
Solo se deben apretar los poros más abiertos y oscuros.

¿Cómo se eliminan los puntos negros?

Primero, se debe limpiar la piel con un jabón suave.
El vapor ayuda a abrir los poros y a suavizar la obstrucción.
Se puede tomar una ducha caliente o colocar un paño caliente sobre la zona durante unos minutos.

Con los dos dedos índice, se empuja suavemente hacia dentro y se aprieta acercando los dedos.
Si el comedón está listo para salir, este proceso se desarrolla muy fácilmente.
También se puede apretar rápidamente y luego limpiar la zona con un pañuelo.
Atención: si no sale fácilmente, no se debe forzar.
Si se insiste demasiado se pueden causar daños en la piel.
Tras apretar el punto negro, se debe limpiar la zona con agua y jabón.

¿Cómo apretar los puntos negros de la nariz?

El caso de la nariz es diferente, ya que se trata de una zona difícil. En caso de problemas con los puntos negros en la nariz, se debe:

  1. Emplear el dedo pulgar de una mano como apoyo en el lado opuesto de la nariz;
  2. Colocar el dedo índice de la misma mano a un lado del punto negro;
  3. Utilizar el otro dedo para apretar empujando hacia abajo contra el pulgar.

Un extractor de puntos negros suele ser la forma más sencilla para eliminarlos de la nariz.

¿Cuál es el tratamiento para los puntos negros?

Medicamentos sin receta médica
Muchos medicamentos para el acné se encuentran disponibles en la farmacia sin receta médica, en forma de crema, gel y parches que se aplican directamente sobre la piel.
Estos medicamentos contienen ingredientes tales como resorcinol, ácido salicílico yperóxido de benzoilo (Benzac ®).
Los parches más utilizados son los de Nivea y Essence.
Antes de aplicar los parches se debe mojar la piel; al cabo de diez minutos, se tira con fuerza y los puntos negros deberían desaparecer.
Estos medicamentos destruyen las bacterias, secan el aceite en exceso y contribuyen a la eliminación de las células muertas.

Debe evitarse la aplicación de cola sobre la piel, ya que puede provocar irritación (por ejemplo vinavil).

Medicamentos con receta médica
Si los medicamentos sin receta médica no contribuyen a mejorar el acné, el médico puede recetar fármacos más fuertes.
Los medicamentos que contienen vitamina A, como por ejemplo tretinoína, tazaroteno (Zorac ®) y adapaleno (Differine ®) previenen la aparición de puntos negros y favorecen la exfoliación de la piel.
Estos fármacos se aplican directamente sobre la piel.
El médico también puede recetar otro tipo de fármacos tópicos que contienen peróxido de benzoilo y antibiótico, particularmente útiles en caso de granos o acné quística, además de puntos negros.

Evitar ciertos productos
Algunos productos para la piel pueden obstruir los folículos pilosos y favorecer la formación de puntos negros, como por ejemplo el bálsamo de labios o el brillo de labios que se aplica en el contorno de los labios.
Basta con evitar estos productos para resolver el problema.

Eliminación manual
Los dermatólogos son médicos especializados en el cuidado de la piel, que utilizan una herramienta especial denominada extractor de puntos negros.
El extractor es un anillo redondo.
En primer lugar, se practica una pequeña incisión en el punto negro y luego el médico ejerce presión con el extractor para eliminar el material interno.

Microdermoabrasión
Durante la microdermoabrasión, los médicos utilizan un instrumento especial que contiene una superficie áspera para alisar las capas superiores de la piel.
El pulido de la piel elimina las sustancias que provocan los puntos negros.

Puntos negros o comedones

Peeling químico
El peeling químico elimina los comedones y las células muertas de la piel que provocan los puntos negros.
Durante el tratamiento se aplica una solución química agresiva en la piel.
Con el tiempo, las capas superiores de la piel se levantan, devolviendo a la superficie una piel más lisa.
El peeling suave se encuentra disponible sin receta médica, mientras que los más fuertes son realizados por un dermatólogo.

Láser y destellos de luz
El tratamiento con láser y los destellos de luz utilizan pequeños rayos de luz para reducir la producción de sebo y eliminar las bacterias.
Ambas terapias llegan a las capas profundas de la piel para tratar el acné y los puntos negros sin dañar las capas superiores de la piel.

6 remedios naturales para los comedones

1) Azufre
La secreción excesiva de sebo, la obstrucción de los poros y el crecimiento de las bacterias provocan el acné.
El azufre combate las dos últimas causas gracias a sus propiedades antibacterianas y queratolíticas (impide la formación de adherencias en la piel).
La propiedad queratolítica exfolia la capa superficial de la piel y evita que las células muertas obstruyan los poros provocando trastornos como la foliculitis o los quistes sebáceos, lo que favorece el crecimiento de nuevas células de la piel.
El azufre es un tratamiento eficaz para los puntos negros, los granos y las inflamaciones. Se recomienda llevar a cabo un tratamiento localizado para no secar la piel.
El azufre actúa sobre la superficie, por lo que no es eficaz para las infecciones profundas.
¿Cómo aplicar el azufre?
Existen varios productos a base de azufre, tales como jabones, cremas y máscaras.

2) Aplicar una compresa de miel
Este tipo de miel es diferente de la miel para lavarse la cara, ya que no hay que mojarse la cara antes de la aplicación.
La miel debe ser muy pegajosa para poder eliminar los puntos negros.
Verter una pequeña cantidad de miel en los dedos y acariciar las zonas de la cara en las que haya puntos negros.
La miel se pega al material contenido en los poros.
Al retirar la miel de la cara, se eliminan los residuos sólidos de los poros.
La miel es un producto antibacteriano y antioxidante; las posibles sustancias que se queden en los poros no se oxidan después del tratamiento, por lo que no se vuelven negras.
Se debe repetir este procedimiento durante al menos 3 minutos y luego enjuagar la cara con agua.

3) Utilizar claras de huevo para eliminar la suciedad
Éste es uno de mis remedios preferidos para eliminar los puntos negros, en el que también confían cientos de personas.
Primero hay que limpiar la cara, luego se aplica la clara de huevo sobre la cara con ayuda de un cepillo o con los dedos.
Se empieza aplicando una capa fina y se deja secar durante un minuto.
A continuación, se aplica una segunda capa y se deja secar por completo.
Esperamos unos 15 minutos para que se seque la mascarilla.
Se debe tener una sensación de piel tirante, pero es algo positivo.
Posteriormente, con ayuda de una toalla caliente y húmeda, se retira con cuidado la clara de huevo de la cara.
El resultado es una cara muy lisa y suave.

4) Preparar una mascarilla de arcilla para absorber el sebo
Aunque es posible, no es necesario emplear un aceite esencial para la mascarilla de arcilla.
Todo lo que se necesita es agua y arcilla (y eventualmente vinagre de manzana o aceite de árbol de té).
¿Qué tipo de arcilla se debe emplear? Existen varios tipos a precios bajos: bentonita, verde y tierra de Fuller.
Los principios fundamentales son: añadir una cucharada de arcilla a 1 cucharada de vinagre de manzana o agua y mezclar hasta formar una pasta sin grumos.
Primero, se debe limpiar la cara y luego aplicar la pasta en las zonas donde haya puntos negros. Se deja secar durante 15-20 minutos.
Por último, se debe limpiar suavemente la cara con una toalla caliente y húmeda.

5) Agua y bicarbonato
También se puede preparar una mascarilla con agua y bicarbonato para exfoliar la piel.
Se ponen 4 cucharadas de bicarbonato en una taza de agua.
La cantidad de agua y bicarbonato debería ser la misma.
Se mezcla hasta formar una pasta y se aplica sobre la cara.
Se deja en la cara durante 15 minutos y luego se enjuaga.
Antes de aplicar el agua y el bicarbonato se puede aplicar un poco de pasta de dientes para limpiar bien la zona.

6) Para los puntos negros recurrentes, utilizar un cepillo limpio
Éste es el remedio casero más extremo.
Se debe utilizar un cepillo exclusivo para el tratamiento de los comedones y no emplear nunca el cepillo de dientes.
Después del tratamiento de cada punto negro, empapar el cepillo en un vaso de agua oxigenada para mantenerlo limpio.

¿Cómo llevar a cabo la limpieza de los comedones? Verter una pequeña cantidad de limón sobre el cepillo junto con una o dos gotas de aceite para pieles grasas, como el de jojoba, de tamanu o de neem.
Con ayuda del cepillo, raspar suavemente las zonas con puntos negros.
A continuación, enjuagar con agua y volver a aplicar con aceite y limón.
Realizar movimientos circulares.
No se debe repetir el tratamiento más de una vez a la semana ni raspar alrededor de los ojos o sobre heridas abiertas.