Quemadura solar | en la cara | con ampollas | tratamiento

La quemadura solar es un trastorno que provoca eritema y edema en la piel por la exposición excesiva de la piel a la luz solar, en concreto a los rayos ultravioleta (UV).

La quemadura solar puede producirse también como consecuencia de la exposición a otras fuentes de luz UV, como las lámparas bronceadoras.
A nivel celular, la quemadura solar provoca alteraciones microscópicas en la piel.


Entre los efectos a largo plazo de las quemaduras solares frecuentes se encuentra:

  • Formación de arrugas
  • Aumento del riesgo de cáncer de piel, en concreto de melanoma (el tipo más peligroso de cáncer de piel)

Cuando estamos de vacaciones, debemos proteger la cara y el cuero cabelludo de los bebés y de los adultos con poco cabello, ya que es muy fácil que se produzca una:

La cabeza es la parte del cuerpo más expuesta a los rayos solares y la menos protegida, por lo que ùede producirse una quemadura incluso durante un simple paseo.
La piel alrededor de la nariz es más delicada y se puede pelar muy fácilmente, por lo que se recomienda aplicar protección solar aunque no estemos en la playa.
Durante el embarazo es más fácil sufrir una quemadura en la barriga, incluso si la persona se ha aplicado protección solar, debido a que a piel es más delicada.

Los labios pueden quemarse como el resto de la piel, ya que tienen la piel muy fina y contienen poca melanina.
Otra diferencia con respecto a la piel es la falta de glándulas sebáceas que hidratan la piel, por lo que los labios tienen más probabilidades de secarse y agrietarse.

Después de pasar unos días en la playa pueden aparecer manchas blancas en la piel.
Esta decoloración de la piel puede deberse a:

  • Pérdida normal de pigmentación después del bronceado
  • Hongo llamado Malassezia furfur, que da lugar a una infección conocida como Pitiriasis Versicolor. Durante la exposición solar, el hongo inhibe la producción de pigmento de la piel y puede provocar descamación de la piel.

 

Quemadura solar con ampollas

  • Si aparecen ampollas, la quemadura es bastante grave.
  • No retirar la capa superficial de la piel, pues esta capa de piel reduce el dolor y reduce el riesgo de infección debido a que impide que el aire entre en contacto con las terminaciones nerviosas sensibles.
  • No pichar las ampollas. Las ampollas son un mecanismo de automedicación de la piel. Estas crean un entorno protegido dentro del cual puede crecer la piel nueva.

 

Signos y síntomas de las quemaduras solares

Los primeros signos de una quemadura solar pueden durar algunas horas.
El efecto final en la piel puede tardar por al menos 24 horas en aparecer.
Entre los síntomas de una quemadura solar se encuentran:

  1. Piel enrojecida, dolorida y caliente
  2. Ampollas que aparecen tras unas horas o días
  3. Fiebre
  4. Escalofríos
  5. Náuseas
  6. Erupciones cutáneas
  7. Picor en la piel
  8. Hinchazón de la cara o de las zonas afectadas (es un síntoma de la inflamación)
  9. Quemadura solar en las piernas (frecuente en los surfistas), que puede provocar:
    • Cojera
    • Dificultad para doblar la rodilla
  10. Descamación de la piel en las zonas quemadas varios días después de la quemadura

Cuando la piel empieza a enrojecerse y a provocar dolor, el daño está hecho.
El dolor se agrava entre 6 y 48 horas después de la exposición al sol.
En caso de quemaduras graves, pueden aparecer ampollas o pompas pequeñas en la piel.

Cuidado con los medicamentos
Algunos medicamentos:

  • Aumentan la irritación solar
  • Provocan una dermatitis similar a una quemadura

Las erupciones cutáneas pueden estar causadas por:

Siempre se debe consultar al médico acerca de los posibles efectos secundarios de los medicamentos ingeridos.

 

Tratamiento para las quemaduras solares

El tratamiento para las quemaduras solares tiene como objetivo:

  1. Reducir la inflamación y el enrojecimiento de la piel
  2. Aliviar el dolor

Medicamentos
Para aliviar el dolor de las quemaduras solares, el médico puede recetar:

Aliviar con hidrocortisona: Calmar las irritaciones y las inflamaciones con una loción tópica, aceite o spray que contenga un 1% de hidrocortisona, por ejemplo el Cortaid Lanacort.

A continuación, se presentan algunos remedios caseros:

Agua
Lo primero que hay que hacer es enfriar la piel con agua fresca durante 20 minutos. El agua no debe estar demasiado fría debido a que esto puede dañar la piel.
Aplicar una compresa fría sobre la zona afectada puede ayudar a enfriar la piel.
Estos remedios caseros son útiles tanto en el caso de quemadura solar, como de quemadura con agua hirviendo.

Hidratación
Beber muchos líquidos en caso de deshidratación.
Se debería evitar el consumo de alcohol, ya que aumenta la deshidratación.

Evitar la exposición al sol
Es necesario acudir a un médico si se produce uno de los siguientes signos de quemadura solar:

  1. Fiebre igual o superior a 39ºC
  2. Escalofríos
  3. Dolor intenso
  4. Ampollas por quemaduras solares que cubren al menos el 20% del cuerpo
  5. Signos de deshidratación:

 

¿Qué se puede aplicar sobre una quemadura solar? Remedios naturales

Estos remedios proporcionan alivio, pero no reducen el tiempo de recuperación.

Lo más importante es reposar a la sombra, la inflamación y el enrojecimiento son mecanismos de defensa del cuerpo que de esta manera intenta reparar el daño en la piel.

Aloe vera
El jugo o gel de la planta de áloe vera ayudan a reducir el dolor y el enrojecimiento de la quemadura leve.
El aloe vera provoca la constricción de los vasos sanguíneos.
Solo hay que:

  • Cortar las hojas grandes de la planta de áloe
  • Aplicar el gel directamente sobre la quemadura
  • Repetir el procedimiento 5-6 veces al día durante varios días

Si no disponemos de una planta de áloe vera en casa, se puede comprar una botella de gel de áloe vera en la farmacia, enfriarla en la nevera y aplicar el gel sobre la piel.

Aplicar los siguientes alimentos sobre una quemadura solar leve.
Algunos ingredientes de cocina pueden ayudar en caso de quemaduras solares. Pueden realizarse compresas frías que ayudan a aliviar la quemadura en la piel.

Harina de avena
Liar la harina de avena seca en una gasa o una tela.
Sumergirla en una tina de agua fría, retirar la tela y aplicar la harina de avena sobre la piel.
Aplicar cada 2-4 horas.

Leche sin grasa. Mezclar una taza de leche sin grasa con 4 tazas de agua y luego añadir cubitos de hielo.
Aplicar sobre la zona quemada durante 15-20 minutos; enjuagar y repetir cada 2-4 horas.

Almidón de maíz. Añadir la cantidad suficiente de agua como para formar una pasta de almidón de maíz. Aplicar directamente sobre la piel quemada.

Lechuga. Hervir en agua las hojas de lechuga.
Escurrir y dejar que enfríen durante varias horas en la nevera. Sumergir varias bolas de algodón en el líquido y aplicar con suavidad sobre la piel irritada.

Yogur. Aplicar el yogur sobre todas las zonas afectadas por la quemadura solar. Enjuagar con agua fría y luego acariciar suavemente la piel seca.

Bolsitas de té. Si nos quemamos los párpados, podemos utilizar bolsitas de té empapadas en agua fría para reducir la inflamación y aliviar el dolor.
El té contiene ácido tánico, que alivia el dolor de las quemaduras solares.

 

Quemadura solarCrema para la quemadura solar leve

Las compresas son eficaces y proporcionan un alivio temporal, pero pueden secar la piel si no se aplica un producto hidratante inmediatamente después.
Puede aplicarse una crema o loción (por ejemplo, la crema hidratante Eucerin).

  • Consejo: mantener la crema hidratante en la nevera para un mejor efecto calmante.
  • Aplicar aceite de menta piperita sobre la piel quemada hasta que las ampollas desaparezcan.
    Verter una infusión de menta piperita en una bañera con agua tibia para refrescar la quemadura.
  • Aplicar con un ovillo de algodón vinagre de manzana puro o diluido para aliviar la quemadura solar.
  • El aceite de oliva es otro remedio eficaz que estimula la curación, aunque no se debe aplicar inmediatamente después de la quemadura para evitar un empeoramiento.
  • Disolver la sal de Epsom o el bicarbonato de sodio en agua y aplicar un paño limpio o un paño de tela sobre la piel afectada.
  • También se puede empapar la quemadura con una infusión fría de manzanilla o caléndula.

Patatas

Efecto anti-quemadura. Los compuestos ricos en almidón de patata ayudan a reducir el dolor de las quemaduras solares.
Tratamiento para las quemaduras solares:

  • Tomar una patata cruda
  • Cortarla en rodajas
  • Frotar un trozo sobre los puntos más dolorosos quemados por el sol

Para un tratamiento más intensivo:

  • Rallar una patata cruda fría
  • Aplicarla sobre la piel

 

Alimentación y dieta para la quemadura solar

Consumir alimentos adecuados ayuda a curar las quemaduras solares.

  • Beber agua es una buena idea para reducir los efectos de la deshidratación provocada por la quemadura.
  • El agua contenida en la fruta también ayuda.
    Por ejemplo, una rodaja de sandía contiene más de una taza de agua y es una excelente fuente de licopeno, un agente anticáncer.
  • Una dieta equilibrada y ligera ayuda a adquirir nutrientes que sirven para regenerar la piel.

 

Quemaduras solares en los niños: lo que no se debe hacer

Es importante no aplicar aceite sobre una quemadura que acaba de producirse, ya que puede empeorarla.
Si el niño llevaba ropa en el momento en que se produjo la quemadura solar y la ropa se ha pegado a la piel, ésta debe retirarse.

 

Quemadura ,sol , chica

¿Cuánto tarda en desaparecer una quemadura solar? Pronóstico

El tiempo de curación de la quemadura solar depende de:

  • Duración de la exposición solar
  • Grado de la quemadura
  • Tipo de piel del paciente

Una quemadura solar leve solo dura un par de días y se puede salir de casa con ropa que cubra bien el cuerpo.
Las quemaduras más graves (con ampollas), que se producen con mayor facilidad en zonas tropicales, pueden tardar hasta 10 días en desaparecer.

 

Prevención de las quemaduras solares

A continuación se muestran algunos consejos para mantener la piel protegida cuando estamos fuera.
Los rayos del sol son más fuertes entre las 10 y las 4 de la tarde.
Si no podemos quedarnos en casa durante estas horas, por lo menos debemos permanecer en la sombra.
Cuando estamos al aire libre debemos usar ropa que proteja del sol, como por ejemplo:

  1. Una gorra con visera que proteja la cara, la cabeza, el cuello y las orejas
  2. Una camisa y pantalones de lino largos
  3. Gafas de sol anti UV para proteger los ojos

Se debe utilizar siempre un protector solar. Cubrir las zonas expuestas de la piel con crema solar con un grado de protección alto.

Utilizar un protector solar que proteja tanto de los rayos UVA como de los UVB.
El protector solar debe tener un factor de protección solar de por lo menos 30.
Seguir estos consejos para la aplicación del protector solar:

  1. Aplicar el protector solar 30 minutos antes de salir
  2. Usar el protector solar incluso en días nublados, ya que los rayos UV penetran a través de las nubes
  3. Volver a aplicar el protector solar cada dos horas – o más a menudo si sudamos mucho o nadamos