Quemaduras – ¿qué hacer? Remedios

¿Cómo tratar las quemaduras?: primeros auxilios

Los remedios caseros son suficientes para tratar muchas quemaduras de segundo grado leves (no muy extensas) y para prevenir otros problemas.

En caso de quemaduras extensas y graves, hay que llamar a emergencias (112) de inmediato o ir a urgencias para evitar posibles complicaciones (infecciones y shock hipovolémico)


Enjuagar y enfriar la quemadura
Enjuagar la piel quemada con agua fría hasta que pase el dolor.
Por lo general, el agua alivia el dolor en 15-30 minutos.
El agua fría reduce la temperatura de la piel y evita que la quemadura empeore.

Limpiar la quemadura
Lavarse las manos antes de limpiar la quemadura. No tocar la lesión con las manos o con algo sucio, ya que las ampollas abiertas pueden infectarse fácilmente.

No reventar las ampollas
Limpiar la zona quemada con agua. La piel quemada podría levantarse al lavarla.
Pasar suavemente con un paño limpio o una gasa sobre la zona seca de la piel.

En caso de una quemadura limitada es posible aplicar una pomada antibiótica, como por ejemplo bacitracina o polimixina.
No aplicar productos en espray, aceite o mantequilla sobre las quemaduras, ya que esto atrapa el calor dentro de la quemadura.

Vendar la quemadura
Si la piel quemada o las ampollas no están abiertas, no es necesario vendarlas.
Si la zona afectada puede ensuciarse o irritarse con la ropa, es necesario cubrirla con un vendaje.
Si la piel quemada o las ampollas están abiertas también es necesario un vendaje.
Para prevenir la infección, aplicar un vendaje limpio cada vez que se moje o se ensucie (cambiar los vendajes).
Si el vendaje se ha pegado a la herida, sumergirlo en agua para eliminarlo con mayor fácilidad.
Cuando sea posible, emplear un apósito no adherente; por ejemplo, las gasas con ácido hialurónico no se pegan a la piel quemada.

Se recomienda acudir al médico para que revise el estado de las ampollas.


¿Cómo se realiza el vendaje?
Existen muchos productos de vendaje disponibles.

  • Aplicar la venda sin apretar mucho para que no ejerza presión sobre la piel quemada.
  • No atar el vendaje alrededor de la mano, del brazo o de la pierna, ya que puede provocar hinchazón.
  • Existen muchos medicamentos para las quemaduras sin receta médica.
  • Se recomienda seguir las instrucciones incluidas en el paquete.

Si la quemadura se encuentra en una pierna o un brazo, es importante mantener levantada la extremidad lesionada durante las primeras 24-48 horas para reducir la hinchazón.
También es importante mover la pierna o el brazo afectado con normalidad, ya que si permanece demasiado tiempo inmóvil puede provocar rigidez.

 

¿Qué podemos hacer para las quemaduras menores?

El paciente con quemaduras puede:

  • Introducir sus brazos, manos, dedos, piernas, pies o dedos de los pies en un recipiente con agua fresca pero no fría.
  • Aplicar compresas frías para las quemaduras en la cara o el cuerpo.
  • No usar el hielo, ya que puede dañar los tejidos.
  • Quitarse todas las joyas, los anillos o la ropa que pueda resultar ajustada al hincharse la piel.

 

Grado de las quemaduras y remediosTratamiento para las quemaduras

Fármacos
Dependiendo de la gravedad de la quemadura, el médico puede recetar:

  1. Líquidos por vía intravenosa. Los médicos inyectan fluidos a través de una vena (por vía intravenosa) para prevenir la deshidratación y la insuficiencia de los órganos.
  2. Analgésicos. Las quemaduras pueden ser muy dolorosas. En muchos casos, se hace necesaria la morfina, especialmente al cambiar el vendaje.
  3. Fármacos contra la ansiedad, pueden ser de utilidad.
  4. Cremas para las quemaduras. El médico puede prescribir varias cremas para:
    • Hidratar
    • Reducir el dolor
    • Prevenir las infecciones
    • Acelerar la curación
  5. Antibióticos. Si se desarrolla una infección, el médico puede recetar antibióticos por vía intravenosa o de uso tópico (por ejemplo, Celestoderm Gentamicina crema).
  6. Antitetánica. El médico puede recomendar la vacuna antitetánica en caso de lesión por quemadura.

 

Cirugía y procedimientos sanitarios para las quemaduras

En algunos casos graves, es posible que sea necesario uno o más de estos procedimientos:

  1. Respiración asistida. En caso de quemadura en la cara o en el cuello, la garganta puede hincharse.
    En este caso, el médico puede insertar un tubo en la tráquea para que el oxígeno llegue a los pulmones.
  2. Tubo de alimentación. Según la medicina convencional, el cuerpo requiere de una gran cantidad de energía para curarse de las quemaduras.
    Para conseguir una nutrición adecuada se puede insertar una sonda de alimentación a través de la nariz hasta el estómago.
    Sin embargo, según la medicina natural es mejor ayunar durante pocos días ya que el cuerpo debe concentrar su energía en la curación en lugar de en la digestión.
  3. Descompresión. Si la necrosis de una quemadura (escara) rodea completamente una extremidad, puede reducir y bloquear la circulación sanguínea.
    Una escara que rodea completamente el pecho puede provocar dificultad para respirar. La eliminación de la escara en algunas zonas puede aliviar la presión.
  4. Injertos de piel. Algunas partes de piel sana del cuerpo son necesarias para reemplazar el tejido cicatricial causado por las quemaduras profundas. La piel de un donante (cadáveres o cerdos) se puede utilizar como una solución temporal.
  5. Reconstrucción. Los cirujanos plásticos pueden mejorar el aspecto de las cicatrices por quemaduras y aumentar la flexibilidad de las articulaciones afectadas por las cicatrices.

Fisioterapia para las quemaduras

Si la zona quemada es muy extensa, y sobre todo si cubre las extremidades, puede ser necesaria la fisioterapia con ejercicios para estirar la piel y mantener la flexibilidad de las articulaciones.
Otros tipos de ejercicios pueden mejorar la coordinación y la fuerza muscular.

En caso de niños pequeños o recién nacidos con quemaduras, cuando la inflamación desaparece, los padres deben masajear la zona afectada para permitir una buena recuperación de la piel.
Para obtener mejores resultados, puede ser necesario masajear la zona por varios meses.

Aunque la piel permanezca alterada, el niño puede recuperar completamente el movimiento:

  • Sin dolor
  • Sin consecuencias futuras

 

¿Qué se puede hacer para las quemaduras menores?

El paciente con quemaduras puede:

  • Colocar brazos, manos, dedos, piernas, pies o dedos de los pies en una cubeta de agua fresca pero no fría.
  • Aplicar compresas frías para las quemaduras en la cara y en el cuerpo.
  • No colocar hielo, debido a que puede provocar daños en los tejidos.
  • Quitarse todo tipo de joyas, anillos o ropa que puedan ser demasiado apretados, en caso de que la piel se hinche.

 

Remedios naturales y caseros para el tratamiento de las quemaduras menores

En los días sucesivos a la quemadura, algunos remedios naturales pueden ser beneficiosos para su tratamiento, entre los cuales:

  1. La miel es un remedio natural que se utiliza para las quemaduras.
    Cubrir las lesiones con este alimento ha demostrado que reduce la formación de cicatrices.
    La miel cruda tiene propiedades antisépticas y cicatrizantes.
  2. Otro remedio casero eficaz para la curación y de fácil disponibilidad es el vinagre
    Mojar la zona quemada con un paño empapado en vinagre diluido.
    Aplicar esta compresa de vinagre tantas veces como sea necesario.
  3. Entre los remedios caseros, el gel de áloe vera es una buena opción para el tratamiento de las quemaduras leves.
    Aplicar directamente el gel de áloe vera sobre la quemadura. Esta sustancia tiene un efecto regenerador y sirve para enfriar la piel quemada.
    Dado que el ingrediente activo se degrada rápidamente, el jugo en el interior de la hoja es de mucha utilidad.
    El áloe vera fresca alivia rápidamente el dolor de las quemaduras leves.
  4. El árnica se puede aplicar sobre las quemaduras superficiales porque tiene un efecto antiinflamatorio.

 

Óxido de zinc para el tratamiento de las quemaduras

El óxido de zinc tópico se utiliza para el tratamiento de las irritaciones cutáneas como:

  • Dermatitis del pañal
  • Piel agrietada o reseca
  • Quemaduras menores como las quemaduras de horno o de cocina.

No utilizar el óxido de zinc en los siguientes casos:

Quemaduras graves
Las personas con quemaduras graves o heridas profundas no deben usar el óxido de zinc. Las quemaduras graves requieren una intervención médica inmediata.

Reacción alérgica
Las personas que tienen una reacción alérgica al óxido de zinc, deben solicitar atención médica inmediata. Las reacciones pueden ser:

  • Urticaria en la piel
  • Problemas respiratorios
  • Hinchazón de la cara

Advertencias y precauciones
Las personas alérgicas al zinc, a la lanolina o al aceite de hígado de bacalao no deben usar el óxido de zinc tópico.
Este medicamento no debería utilizarse para el tratamiento de las infecciones fúngicas o bacterianas.

 

¿Cuánto dura una quemadura?

El tiempo de recuperación y las cicatrices en la piel dependen del grado y de la extensión de la quemadura.

Quemaduras de primer grado

  • El tiempo de curación puede prolongarse de 3 a 10 días para una quemadura de primer grado.
  • La duración depende de la zona afectada.
  • La piel puede pelarse cuando se cura.

Quemadura de segundo grado (menor)

  • El tiempo de curación es de alrededor de 2 a 3 semanas.
  • No suelen dejar cicatrices.

Quemaduras de segundo grado (extensas)

  • El tiempo de curación puede tardar de 3 a 8 semanas.
  • Deja cicatrices visibles en la piel.

Quemaduras de tercer grado

Requiere un tiempo de curación bastante largo. La recuperación puede tardar varios meses.
El riesgo de infección es muy alto.
Las marcas que deja son:

  • Cicatrices por intervenciones quirúrgicas (injertos)
  • Cicatrices con tejido fibroso
  • Rigidez

Quemadura de cuarto grado
Una quemadura de cuarto grado no se cura por sí sola y requiere por lo menos una intervención quirúrgica o una sutura de la herida.

Se ha llevado a cabo un estudio realizado por Parrett BN, Pomahac B, Demling RH y Orgill DF en un centro especializado de grandes quemados: “Division of Plastic & Reconstructive Surgery, Birgham and Women’s Hospital, Harvard Medical School” en Boston, Massachussets.

El estudio se ha realizado en 21 pacientes que presentaban un promedio de alrededor del 24% de la superficie corporal quemada.
Para salvar las extremidades de los pacientes, ha sido necesario un promedio de 8 intervenciones quirúrgicas.
Cuatro pacientes (18%) han sido sometidos a la amputación de por lo menos uno de los miembros.
Los pacientes operados mediante la técnica de cierre de solapa (flap closure), en la que se trasplanta el tejido con los vasos sanguíneos incluidos, han requerido menos operaciones para salvar los miembros respecto a los pacientes operados mediante la técnica de injertos (graft).
El promedio del tiempo de recuperación en hospital ha sido de 76 días.