Remedios para la piel grasa

 

La piel grasa (o hiperseborreica) es motivo de vergüenza para muchas personas ya que la piel se vuelve:

  • Grasosa
  • De mal aspecto
  • Gruesa
  • Con poros dilatados
  • Con puntos negro y granos

Este trastorno se debe a la hiperactividad de las glándulas sebáceas, que producen un exceso de sebo que se deposita en la superficie de la piel, dejándola:

  • Brillante
  • Grasa

Por lo general, la piel grasa se caracteriza por erupciones cutáneas antiestéticas, tales como:

 

Tipos de piel grasa

  1. Piel grasa aceitosa – ocurre cuando la producción de sebo es excesiva. Los poros se dilatan
  2. Dermatitis grasa seborreica – hay un exceso de producción de sebo y los poros se encuentran muy dilatados. Esta forma es más grave respecto a la piel grasa aceitosa
  3. Piel grasa asfíctica es un trastorno de la piel caracterizado por sebo demasiado denso que no consigue salir de los folículos y, por tanto, los obstruye.
    El folículo obstruido puede provocar un comedón, es decir un punto:

    • Negro (abierto)
    • Blanco (cerrado)

La piel que lo recubre se encuentra seca, deshidratada y agrietada, debido a que el sebo queda bloqueado en el folículo y no llega a la piel.

 

¿Cuáles son las causas de la piel grasa?

Herencia
La piel grasa puede ser hereditaria, ya que suele afectar a varios miembros de la misma familia.

Hormonas
Una de las causas principales de la piel grasa es la producción de hormonas.
El exceso de una hormona llamada dihidrotestosterona (DHT) provoca la hiperactividad de las glándulas sebáceas, que da lugar a la sobreproducción de sebo.

El desequilibrio hormonal:

  • Estimula las glándulas sebáceas
  • Provoca la producción excesiva de sebo

Las alteraciones en los niveles hormonales durante etapas como la adolescencia, el embarazo y la menopausia pueden desencadenar esta enfermedad de la piel.
Esto hace que los adolescentes sean más propensos a tener piel grasa con acné y puntos negros.
La epidermis grasa también puede aparecer por el uso de algunos cosméticos o fármacos, como por ejemplo:

Se trata de una enfermedad que puede afectar a ambos sexos.

En los hombres, la piel grasa se debe principalmente a los niveles variables de hormonas andrógenas.
El afeitado es otra de las causas de piel grasa en los hombres.
El afeitado reduce la capa aceitosa protectora de la piel, provocando una sensación de sequedad incluso en las personas de piel grasa.
Una barba muy gruesa es un factor de riesgo para la irritación de la piel.

Edad
La piel de los niños no es grasa, pero durante la adolescencia se produce un aumento del nivel de hormonas sexuales, que es una de las causas de la piel grasa.
Las hormonas sexuales, denominadas andrógenas, estimulan la producción de sebo de las glándulas sebáceas.
Los niveles de dihidrotestosterona también son importantes para el ciclo menstrual, que provoca piel grasa antes de la menstruación.
El desequilibrio hormonal durante el embarazo y la menopausia es otra de las causas de la piel grasa.

Dieta
El consumo de ciertos alimentos puede dar lugar a piel grasa y brillante. Por lo general, la comida basura es una de las causas más frecuentes de la piel seca, junto con una deficiencia de:

  • Vitamina B2
  • Vitamina B5

Factores medioambientales
El calor es uno de los factores de riesgo más frecuentes de piel grasa.
La piel grasa también es muy sensible y reacciona a los cambios climáticos.
Un clima cálido y húmedo, así como una sudoración constante, estimulan la secreción de las glándulas sebáceas y provocan la piel grasa.

Maquillaje
El uso constante de cosméticos puede dar lugar a piel grasa y aceitosa. En concreto, el maquillaje a base de petrolio y aceite empeoran la piel grasa.
Las cremas que contienen aceite y otros productos demasiado fuertes para el cuidado de la piel empeoran la condición de la piel grasa.
Además, algunos productos de limpieza muy agresivos pueden aumentar la actividad de las glándulas sebáceas, empeorando el problema.

 

¿Porqué la piel de la nariz es más grasa?

La piel de la nariz contiene glándulas sebáceas más grandes y activas con respecto a otras partes de la cara.
La nariz forma parte de la zona T.
Debemos imaginar una gran “T” en el centro de la cara, que se extiende :

  • De izquierda a derecha a través de la frente
  • Hacia abajo a través de la nariz y hasta la barbilla

El borde de la nariz es la zona en la que el sebo se acumula con mayor frecuencia.

 

¿Qué hacer para la piel grasa?

La piel grasa puede ser beneficiosa a largo plazo.
El envejecimiento de la piel grasa es más lento que el de otros tipos de piel.
El aceite que se deposita en la superficie de la piel:

  • Contribuye a mantener un nivel adecuado de humedad
  • Previene la formación de arrugas, que es uno de los primeros signos del envejecimiento

Las personas con este trastorno pueden tratar la piel grasa intentando eliminar la causa. Por ejemplo:

  • Si la causa es la alimentación, un cambio en los hábitos alimenticios puede proporcionar excelentes resultados
  • Si la piel grasa se debe al uso de algunos cosméticos o a la píldora anticonceptiva, se pueden evitar estos productos.
    Estos cosméticos provocan la constricción de la capa superior de la piel y la obstrucción de los poros.

 

Piel , grasa , hombreTratamientos para la piel grasa

La limpieza es muy importante. Se aconseja lavar el cuerpo con agua tibia y jabón y evitar productos fuertes que puedan provocar la descamación de la piel mediante la eliminación del sebo.
Se recomienda utilizar productos y cremas hidratantes sin aceite. La piel grasa no requiere crema hidratante; sin embargo, las personas mayores de 30 años pueden aplicarse con moderación una crema hidratante alrededor de:

  • Boca
  • Ojos
  • Cuello

Emplear un jabón sin aditivos artificiales (siliconas, petrolatos, parabenos y otros aceites de origen mineral).

 

Tratamiento para la piel grasa y maquillaje

Base de maquillaje especial
La base de maquillaje, a diferencia del rímel y de la sombra de ojos, cubre una zona más amplia de la piel, por lo que es necesario elegir el producto más adecuado para la piel grasa.
Se recomienda utilizar una base de maquillaje sin grasa, porque evita la formación de comedones.
La base en polvo es más adecuada, ya que tiene una duración más larga.
El maquillaje sobre la piel grasa se vuelve más oscuro durante el día.

El maquillaje mineral
El maquillaje mineral es ideal para la piel grasa o mixta.
Al elegir un maquillaje mineral para piel grasa, se recomienda optar por un producto con sericita, sílice, extractos frutales y botánicos.

Jabón y detergente para la limpieza de la cara y de las manos
Para la limpieza de la piel grasa, el jabón de marsella es un producto excelente, en concreto el que no contiene “sodium tallowate” o sebato de sodio, es decir productos derivados de la matanza de animales.
Se recomienda el uso de productos con “sodium olivate”, que contienen aceite de oliva.

El Jabón de Alepo puede proporcionar excelentes resultados para la piel grasa.
Lo ingredientes son:

  • Aceite de oliva
  • Aceite de laurel
  • Agua
  • Hidróxido de sodio

El jabón de azufre puede ser muy útil en caso de granos y piel grasa gracias a las propiedades antibacterianas, astringentes, antiinflamatorias y desintoxicantes de este mineral.
El azufre tiende a secar la piel, por lo que se recomienda aplicar una crema hidratante después de utilizarlo.

 

¿Cuántas veces es necesario lavarse la cara?

Es un error pensar que lavarse la cara varias veces al día es bueno para la piel grasa.
Esto no es cierto, ya que el lavado frecuente aumenta la producción de sebo.

Los expertos en belleza recomiendan a las personas con piel grasa que utilicen cosméticos y productos para la limpieza de la cara específicos para este tipo de piel.
Puede ser útil aplicar una crema antiséptica durante el día (antes del maquillaje) con peróxido de benzoilo (Benzac) como principio activo para reducir al mínimo las secreciones de las glándulas sebáceas.
En caso de piel escamosa, se puede utilizar un exfoliante delicado para la limpieza de la piel una vez a la semana o una vez cada dos semanas. Pero no se debe olvidar aplicar una pequeña cantidad de crema hidratante después de la exfoliación.

 

¿Qué tipo de crema es más adecuada para la piel grasa?

Una crema ligera y no grasa sirve para hidratar una piel grasa.
Los productos hidratantes deben ser a base de agua, por ejemplo:

  • Gel
  • Crema sin aceite

La piel debe absorber la crema rápidamente y la hidratación debe dejar la piel lisa y brillante.
Los dermatólogos suelen recomendar las cremas con ácido hialurónico.

No se deben emplear cremas hidratantes con:

  • Aceite mineral
  • Lanolina
  • Vaselina

Si se aplican estas sustancias sobre la piel grasa obstruyen los poros y provocan la formación de granos y acné.
Las cremas hidratantes para la piel grasa suelen contener alfahidroxiácidos (AHA), que son sustancias naturales y solubles en agua.
Los AHA, tales como el ácido láctico y ácido glicólico, no añaden aceite en la piel.
También se pueden añadir ciertos hidratantes no comedogénicos (que no provocan la aparición de comedones).
Algunos ejemplos de estas cremas hidratantes son:

  1. Crema hidratante Pure Zone de L’Oréal
  2. Gel hidratante de Clinique
  3. BB Cream de Garnier
  4. Crema-Gel de arcilla blanca sin aceite de Helan.

Cuidado: si se aplica una crema inadecuada por la noche, es probable que por la mañana la piel aparezca más grasa y aceitosa que antes.
La piel debe poder respirar en la noche.

Cremas hidratantes caseras para la piel grasa

El aceite de lavanda, de limón, de sándalo y el aceite del árbol de té, junto con el áloe vera son ingredientes muy eficaces para tratar la piel grasa.
Mejoran el brillo natural de la cara sin provocar sensación de piel grasa.

 

Consejos para la piel grasa:

  1. Mezclar 2 cucharadas de aceite de romero con 1 cucharada de aceite de lavanda.
    Añadir 2 cucharadas de vinagre en 2 vasos de agua. Formar una emulsión de agua, vinagre y aceite.
    Mantener en la nevera y aplicar sobre la cara después de la limpieza.
  1. Extraer la pulpa de áloe vera. Añadir 2 cucharadas de miel a una taza de pulpa de áloe vera.
    Mezclar con agua de rosas y añadir 2 cucharadas de aceite del árbol de té. Mantener en la nevera y masajear la piel regularmente con este remedio casero.

 

Remedios naturales para la piel grasaRemedios para la piel grasa

Los remedios naturales son especialmente útiles para las personas con piel grasa y muy sensible.
Existen varios remedios caseros para la piel grasa. A continuación se muestran algunos de ellos:

Mezclar la misma cantidad de zumo de manzana y zumo de limón.

  • Aplicar esta mezcla sobre la piel
  • Enjuagar después de 15-20 minutos con agua fría

Preparar una mascarilla casera de arcilla, recomendada para las personas con piel grasa.

  • Verter una cucharadita de arcilla verde en polvo en un recipiente y añadir una cucharadita de miel.
  • Mezclar bien hasta formar una pasta lisa para aplicar en la cara.
  • Enjuagar la máscara con agua fría después de 20 minutos.

La mascarilla de arcilla se puede utilizar dos veces a la semana para obtener buenos resultados.
Evitar la arcilla verde debido a que seca demasiado la piel.

El gel de áloe vera es eficaz en caso de piel grasa porque absorbe el aceite y evita la obstrucción de los poros.
Aplicar una pequeña cantidad de gel de áloe vera sobre la piel después del lavado.
Se debe utilizar un gel puro debido a que otros productos a la venta a base de gel de áloe vera también contienen sustancias que sofocan la piel:

  • Glicerina
  • Xantana

Se puede mezclar una cucharadilla de gel de áloe vera con la misma cantidad de yogur orgánico y fresas trituradas para formar una pasta.

  • Aplicar sobre toda la piel de la cara
  • Masajear suavemente la pasta sobre la piel
  • Dejar reposar durante 10 minutos antes de enjuagar con agua tibia

Los suplementos de áloe vera previenen la piel grasa, el acné y las cicatrices del acné.

El yogur es un remedio popular que se puede utilizar solo o junto con la tierra de batán para formar una pasta que se aplica sobre la piel.

La crema de papaya es un excelente remedio para la piel grasa. Aplicar sobre la piel y enjuagar después de 20 minutos.

Otra opción es utilizar tomate como remedio casero para la piel grasa.

  • Una cucharada de pasta de tomate
  • Colocar un poco sobre un disco de algodón
  • Aplicar sobre la cara
  • Enjuagar después de 10 minutos

La mayoría de los remedios naturales son eficaces y no tienen efectos secundarios.
También existen hierbas naturales útiles contra la piel grasa, como por ejemplo:

  1. Hamamelis (aplicar sobre la piel para absorber el exceso de aceite)
  2. Raíz de bardana
  3. Lavanda (aplicar el agua de lavanda sobre la piel con ayuda de compresas)
  4. Manzanilla, cola de caballo, avena y tomillo
  5. Hierba limón, raíz de regaliz y capullos de rosa también se utilizan en el tratamiento de la piel grasa

Se debe consultar al médico antes de utilizar las hierbas con objeto de evitar posibles efectos secundarios.

 

Dieta y alimentación para la piel grasa

Seguir una dieta equilibrada puede ser beneficioso para la salud en general.
Por lo tanto, se debe comer una gran cantidad de fruta fresca y verdura, especialmente verduras de hoja verde y alimentos ricos en vitaminas.
Se recomienda beber poca agua para reducir la sudoración

Reducir el consumo de:

  • Grasa
  • Aceite
  • Azúcar
  • Chocolate
  • Sal
  • Cócteles sin alcohol
  • Bebidas alcohólicas
  • Comida basura

Se aconseja consumir alimentos ricos en vitamina B2 y B5, tales como:

  • Alubias
  • Nueces
  • Levadura nutricional
  • Germen de trigo

Según el higienismo (un tipo de medicina natural), la función principal de la piel consiste en eliminar las toxinas del cuerpo.
En caso de piel grasa, los poros están llenos de sebo y de desechos de las células.

El tratamiento natural consiste en:

  • Evitar la acumulación de las toxinas a través de la dieta vegana con por lo menos el 50 % de los alimentos crudos
  • Evitar los suplementos alimentarios y las sustancias estimuladoras: té, café, chocolate y otras
  • Favorocer la eliminación de los deshechos producidos durante la digestion a través de la piel de todo el cuerpo . Hay que llevar ropa ancha al realizar ejercicio físico al aire libre para permitir que la piel respire.