Tiña corporal o herpes circinado – tratamiento y remedios caseros

La tiña corporal o corporis (o herpes circinado) es una infección superficial provocada por algunos hongos denominados dermatofitos.

Esta micosis se caracteriza por lesiones cutáneas redondas de color rosa o rojo.

Puede afectar a cualquier zona de la piel excepto a:

  • Cuero cabelludo
  • Ingle
  • Palmas de las manos
  • Plantas de los pies

Específicamente, la tinea corporis se refiere a las infecciones que afectan a:

  • Tronco
  • Piernas
  • Brazos

La dermatofitosis puede presentar diferentes características clínicas dependiendo de la localización anatómica y de los microorganismos implicados.

 

¿Cómo se manifiesta la tiña del cuerpo?

La tiña del cuerpo puede ser:

  • Aguda (aparición repentina y propagación rápida)
  • Crónica (extensión lenta de una erupción cutánea leve y ligeramente inflamada)

La tiña corporal aguda se manifiesta a través de manchas:

  • Rojas
  • Inflamadas
  • Con picor

También puede provocar la formación de pústulas.
La mancha roja, tiene los bordes escamosos y es de forma redonda u ovalada.
Con frecuencia, la piel del interior de la placa está sana.
A veces aparece una mancha en forma de anillo dentro de un anillo ya existente.
Suele tener su origen en la infección por un hongo que afecta a los animales (zoonosis) como el Microsporum canis.

La tiña corporal crónica tiende a aparecer en los pliegues del cuerpo (difusión de la tinea cruris).
Si la enfermedad se propaga, es más difícil de tratar y es probable que reaparezca.
Probablemente, esto se debe a:

  • Disminución de la resistencia natural de la piel a los hongos
  • Presencia del hongo en el ambiente

 

 

Signos y síntomas de la tiña corporal

Los síntomas, el historial clínico y los viajes internacionales recientes son datos relevantes para el diagnóstico de la tiña corporal.
Los pacientes infectados pueden presentar síntomas variables:

  • Algunos pueden ser asintomático
  • Una mancha anular que provoca picor es característica de una infección asintomática
  • A veces los pacientes pueden experimentar una sensación de ardor en la piel
  • Entre los síntomas también se encuentra la caída del cabello
  • Las personas inmunocomprometidas pueden contraer infecciones de la piel como la tiña con mayor facilidad

Algunas variantes clínicas se describen mediante síntomas diferentes.

  1. El granuloma de Majocchi, generalmente provocado por T. Rubrum, es una infección fúngica que afecta a los folículos pilosos y la piel circundante y aparece junto a una reacción granulomatosa.
    Esta enfermedad está caracterizada por:

    • Placa con bordes irregulares
    • Enrojecimiento de la piel
    • Pápulas y pústulas
      Generalmente, el granuloma de Majocchi aparece en las piernas de las mujeres.
      Los factores de riesgo son:
    • Afeitarse
    • Corticoides tópicos
    • Inmunosupresores
  2. La tinea corporis gladiatorum es una infección del dermatofito transmitida por el contacto de piel, muy común en los luchadores.
  3. La tinea imbricada es una forma de tiña corporal que se manifiesta principalmente en el Sudeste Asiático, América Central y América del Sur. Tiene su origen en el hongo Trichophyton concentricum. El signo más evidente es la formación de lesiones circulares y en relieve.
  4. La tiña incógnita es una variante de la tiña del cuerpo que se manifiesta de una manera diferente debido al tratamiento con corticoides (medicamentos a base de cortisona). A diferencia de la tiña corporis, la tiña incógnita se manifiesta mediante:
    • Bordes en relieve bajo
    • Pústulas
    • Mayor extensión
    • Mayor irritación
  5. La tiña negra es una dermatomicosis superficial poco común provocada por el hongo Phaeoannellomyces werneckii. Se manifiesta a través de máculas hiperpigmentadas y suele afectar a las palmas de las manos.
  6. La pitiriasis amiantácea es una enfermedad en la cual se produce una descamación excesiva del cuero cabelludo. Las escamas gruesas de color plateado o amarillento rodean los folículos pilosos y aglutinan mechones de cabellos. Las escamas pueden parecer amianto, de ahí el término amiantácea.
  7. La tiña facial es una enfermedad que provoca manchas en la cara, las pestañas y las cejas.

 

Signos de la tiña corporal

La tiña corporal puede manifestarse de diferentes maneras.
Generalmente, la lesión se presenta como una placa eritematosa y escamosa que puede empeorar y crecer rápidamente.
Tras la resolución central, la lesión puede asumir una forma anular.
Como resultado de la inflamación, en el borde de la lesión pueden aparecer:

  • Escamas
  • Costras
  • Pápulas
  • Vesículas
  • Ampollas

Raramente, la tiña corporal puede provocar máculas purpúricas (similares a las de la púrpura).
En el año 2017 se han registrado únicamente 3 casos de tinea corporis purpúrica provocados por la autoinoculación de Trichophyton violaceum.
Las infecciones por dermatofitos zoofílicos o geofílicos pueden provocar una respuesta inflamatoria más intensa que aquella provocada por microbios antropofílicos.

 

Causas de la tiña corporal

Los hongos son gérmenes que pueden vivir por ejemplo en el tejido muerto de:

  • Cabello
  • Uñas
  • Capas externas de la piel

La tiña corporal:

  • Tiene su origen en hongos similares al moho denominados dermatofitos
  • Es frecuente en los niños, pero puede aparecer en personas de cualquier edad

La tiña corporal puede originarse por el contacto con

  • Objetos contaminados
    • Ropa
    • Peine
    • Superficie de la piscina
    • Plato y azulejos de la ducha
  • Animales  domésticos (por lo general los gatos son portadores)
  • Seres humanos infectados

La causa puede ser una exposición:

  • Profesional (por ejemplo en una granja, zoo, laboratorio veterinario, etc)
  • Ambiental (como por ejemplo la jardinería, el contacto con animales)
  • Ocio (por ejemplo deportes de contacto, instalaciones o equipamientos deportivos)

Los hongos crecen en ambientes cálidos y húmedos.
Es más probable contraer una infección por tiña si:

  • La piel se mantiene húmeda durante mucho tiempo (por ejemplo en caso de sudoración)
  • La piel es delgada y presenta lesiones cutáneas producidas por arañazos
  • El entorno es caliente y húmedo
  • Permanece en contacto directo con otras personas (por ejemplo al practicar deportes tales como la lucha libre)

La tiña corporal puede propagarse fácilmente.

 

tinea corporis, mancha, roja, anular.¿Cómo se diagnostica la tiña?

  • Si el médico sospecha que el paciente tiene tiña, examina la piel y lleva a cabo pruebas para descartar otras enfermedades de la piel no provocadas por hongos.
  • Por lo general, basta con realizar un examen de la piel para diagnosticar la tiña.
  • El médico puede raspar la zona de piel afectada y examinar las escamas bajo un microscopio para detectar hongos.
  • Se puede enviar una muestra al laboratorio para confirmar el diagnóstico.
    El laboratorio puede realizar un cultivo para comprobar si el hongo crece.

Diagnóstico diferencial

Enfermedades no fúngicas similares a la tiña corporal:

 

Tratamiento y remedios caseros para la tiña

El médico recomienda:

  • Mantener la piel limpia y seca
  • Utilizar cremas para tratar las infecciones fúngicas:
    • Miconazol
    • Clotrimazol (Canesten)
    • Ketoconazol

Algunas de estas cremas se encuentran a la venta sin receta médica, o bien el médico puede recetarlas.

Para utilizar estos medicamentos se debe:

  1. Lavar y secar la zona afectada
  2. Aplicar la pomada desde el exterior de la erupción cutánea hacia el centro. Asegurarse de lavar y secar las manos después de la aplicación
  3. Utilizar la crema dos veces al día durante 7-10 días
  4. Vendar la zona afectada por tiña

En raras ocasiones, se puede requerir un medicamento oral si la infección es muy grave.
Un niño con tiña puede volver a la escuela una vez que comienza el tratamiento.

 

Remedios naturales para la tiña corporal

Existen varios remedios naturales para el tratamiento de la tiña, como por ejemplo:

  1. Aceite del árbol de té
    • Aplicar unas pocas gotas de aceite del árbol de té en las lesiones con la ayuda de un ovillo de algodón
    • Aplicar varias veces al día
  2. Gel de áloe vera
    • Aplicar el gel de áloe vera en la piel para aliviar el picor
    • Aplicar varias veces al día
  3. Ajo
    • Cortar en dos pedazos un diente de ajo
    • Frotar una de las mitades sobre la piel
    • Repetir varias veces al día