Tratamientos para el vitíligo

 

El vitíligo es una enfermedad de la piel caracterizada por la despigmentación en forma de máculas durante mucho tiempo.

Aunque la mayoría de la gente piensa que la leucodermia y el vitíligo son la misma enfermedad, no es así.

La leucodermia es una enfermedad que da lugar tanto a la despigmentación de la piel como al desarrollo de manchas marrones.

El vitíligo, al contrario, solo provoca la despigmentación de la piel, formando manchas blancas.
Las zonas más afectadas son las manos, los pies, la cara, los órganos genitales, las rodillas y los antebrazos.

 

¿Cuándo aparece?

El vitíligo se origina durante la infancia, normalmente se manifiesta en niños y adolescentes y suele ser bilateral.
Esta enfermedad puede aparecer de forma muy rápida y alternar fases de empeoramiento con fases de estabilización.
El vitíligo es una enfermedad pediátrica que puede durar toda la vida.
El color de la piel humana se debe a la presencia de melanina, que es un pigmento producido por células llamadas melanocitos.
Cuando estas células no son capaces de producir melanina o están destruidas, se producen manchas blancas (despigmentación) en la zona de la piel afectada.
Estas manchas blancas pueden ser pequeñas o grandes dependiendo de la gravedad de la enfermedad.
El bronceado es un proceso vinculado a la melanina presente en las células.
Las personas que padecen vitíligo comprobarán que, al exponerse al sol, las manchas claras de la piel permanecen inalteradas o casi, mientras que el resto del cuerpo se vuelve más oscuro.

 

Causas del vitíligo

Las causas del vitíligo no segmentario (autoinmune) y segmentario (sustancias neuroquímicas) pueden variar ligeramente.

Enfermedades autoinmunes
El vitíligo no segmentario es el tipo más común y se cree que tiene un origen autoinmune.
Esto significa que el sistema inmunitario (sistema de defensa natural del cuerpo) no funciona correctamente.
En lugar de atacar las células extrañas, como los virus, el sistema inmunitario produce anticuerpos (proteínas que combaten las infecciones) que atacan las células sanas del cuerpo y del tejido.
En el caso del vitíligo no segmentario, el sistema inmunitario produce anticuerpos que destruyen los melanocitos (las células que producen melanina).
El vitíligo puede ocurrir junto con otras enfermedades autoinmunes de la tiroides, como el hipertiroidismo o el hipotiroidismo.

Sustancias neuroquímicas
El vitíligo segmentario es el tipo menos frecuente de vitíligo y tiene su origen en ciertas sustancias químicas liberadas por las terminaciones nerviosas en la piel.
Estas sustancias químicas son tóxicas para los melanocitos.

Aumento del riesgo
El riesgo de desarrollar vitíligo no segmentario puede aumentar en funcón de:

  • Herencia genética: cerca del 20% de las personas con vitíligo tienen a otro miembro de la familia afectado.
    Antecedentes familiares de otras enfermedades autoinmunes: por ejemplo, un padre con anemia perniciosa (una enfermedad autoinmune que afecta al estómago).
  • Otra enfermedad autoinmune.
  • Melanoma (un tipo de cáncer de la piel) o linfoma cutáneo de células T (un tipo de cáncer del sistema linfático).
  • Ciertas alteraciones en los genes relacionados con el vitíligo no segmentario.

El vitíligo no es contagioso y tampoco es una enfermedad grave.

 

¿Cómo enfrentarse a los aspectos emocionales y psicológicos del vitíligo?

Aunque el vitíligo no suele ser peligroso, los efectos emocionales y psicológicos pueden ser graves.
Las manchas blancas del vitíligo pueden afectar a la autoestima, así como al bienestar emocional y psicológico.
Las personas con vitíligo pueden desarrollar estrés emocional, sobre todo si la enfermedad afecta a las zonas visibles del cuerpo (como la cara, las manos, los brazos o los pies) o los genitales.
El vitíligo generalizado podría tener consecuencias devastadoras para los adolescentes, que suelen estar especialmente preocupados por su apariencia física.
Algunas personas con vitíligo sienten embarazo, vergüenza, depresión o preocupación por la reacción de los demás.

 

Síntomas del vitíligo

El signo principal del vitíligo es la pérdida de pigmento, que produce manchas de color crema (despigmentación) en la piel.
Otros signos menos comunes incluyen:

  • Encanecimiento prematuro del pelo (el pelo se vuelve blanco o gris de forma prematura).
  • Pérdida de color en los tejidos que recubren el interior de la boca (mucosas).
  • Pérdida o alteración del color de la capa interna del ojo (retina).
  • Algunos pacientes experimentan picor en las zonas más claras.

Aunque cualquier parte del cuerpo puede verse afectada por el vitíligo, generalmente la despigmentación se desarrolla antes en las zonas de la piel expuestas al sol, como las manos, los pies, los brazos, la cara y los labios.
Los órganos genitales (los testículos) y la zona anal también pueden verse afectados.
Si bien puede comenzar a cualquier edad, el vitíligo suele aparecer por primera vez entre los 10 y los 30 años.
Generalmente, el vitíligo se manifiesta en uno de los tres tipos siguientes:

  • Bilateral o generalizado. Este subtipo es el más frecuente. La pérdida de pigmento se extiende por varias partes del cuerpo, normalmente de manera simétrica.
  • Segmentario. La pérdida de color en la piel se produce solo en un lado del cuerpo. Este tipo ocurre en edad temprana, avanza durante un año o dos y luego se interrumpe.
  • Focal. La despigmentación se limita a una o pocas zonas del cuerpo.

Es difícil predecir el curso natural del vitíligo.
A veces la formación de manchas se interrumpe sin tratamiento.
En muchos casos, la pérdida de pigmento se extiende hasta afectar a la mayoría de la superficie cutánea.

 

Diagnóstico diferencial
El médico debe descartar:

  1. Eczema o dermatitis atópica
  2. Pitiriasis alba
  3. Pitiriasis liquenoide
  4. Hipopigmentación postinflamatoria o postinfecciosa
  5. Liquen escleroso
  6. Morfea
  7. Micosis
  8. Liquen estriado

 

Tratamiento para el vitíligo

Entre las opciones de tratamiento se encuentran:

Tratamientos para el vitíligoCremas con corticosteroides
La aplicación de algunos ungüentos a la zona de la piel afectada puede ayudar en el tratamiento del vitíligo siempre que no sea demasiado tarde.
El tratamiento tópico es eficaz cuando la enfermedad se encuentra en la fase inicial de desarrollo.
Cuando las manchas blancas empiezan a formarse, la aplicación de cremas o pomadas con cortisona, como el calcipotriol (por ejemplo Daivobet Pomada) puede ayudar a eliminar las manchas y restaurar el color natural de la piel.
Tras 3-4 meses de tratamiento, se produce una disminución considerable en la aparición de las manchas blancas.
Ésta es la mejor cura para el vitíligo en la fase inicial.

Fototerapia con rayos ultravioleta PUVA
El tratamiento PUVA consiste en la re-pigmentación y sirve para eliminar las manchas blancas.
Este tratamiento utiliza los rayos ultravioleta A asociados a psoralenos.
Se le prescribe al paciente un fármaco llamado psoraleno.
Se aplica una fina capa de psoraleno en la zona afectada de la piel y se deja actuar durante 30 minutos.
A continuación esta zona se expone a los rayos ultravioleta A.
El psoraleno aumenta la sensibilidad de la piel a la luz ultravioleta.
La piel afectada por el vitíligo reacciona bastante bien al ser irradiada por rayos ultravioleta A.
Al ser muy sensible a los rayos UVA, éstos penetran profundamente en la piel para corregir el problema.
Si se irradia la piel con rayos UVA, la zona cutánea afectada se vuelve rosa y por último retoma su color natural.
Por lo general, se necesitan 2-3 ciclos para restaurar el aspecto natural de la piel.
El tratamiento PUVA solo es útil si la proporción de piel afectada por el vitíligo es inferior al 20%.

Psoraleno oral y rayos ultravioleta A
Si más del 20% del cuerpo se encuentra afectado por manchas blancas, el tratamiento para el vitíligo cambia ligeramente.
En estos casos se recomienda al paciente que tome psoraleno en píldoras o cápsulas antes de la exposición a los rayos UVA.

Fototerapia de banda estrecha
La fototerapia con UVB de banda estrecha, es decir con una longitud de onda de 311 nm (nanómetros), es uno de los tratamientos más adecuados en caso de vitíligo. En este caso no se deben ingerir fármacos sensibilizantes antes del tratamiento.

Tratamiento de despigmentaciónvitíligo, pie, manchas blancas
Cuando la piel pierde su color natural y se vuelve clara, este proceso se conoce como despigmentación. Si hay signos de vitíligo en el 50% del cuerpo, no se utiliza el tratamiento PUVA.
En este caso, se trata la piel normal (se despigmenta) para que su color coincida con el de la piel afectada por el vitíligo.
El medicamento que se utiliza para aclarar la piel se conoce como monobenzona. Se aplica dos veces al día sobre la zona no afectada de la piel para aclararla.
Este tratamiento se interrumpe cuando las zonas normales de la piel se parecen a las afectadas por el vitíligo.

Entre las novedades se encuentra el láser excímer, que estimula el crecimiento y la multiplicación de los melanocitos (células de la epidermis que contienen melanina).

El último descubrimiento es una vacuna compuesta por una proteína (HSP70i) que actúa sobre el ADN celular. Este fármaco ha sido probado con éxito en ratones, ya que ha sido posible recuperar aproximadamente el 75% de la pigmentación del pelo.
Actualmente, estamos a la espera de los resultados de la experimentación humana.

 

Nutrición y dieta

Una persona con vitíligo debería evitar la carne y el pescado.
El médico recomienda al paciente el consumo de verduras, tales como espinacas, brócoli, coles, coles de Bruselas y zanahorias.
Además se debería evitar el consumo de especias y de comida basura, que pueden provocar irritación.
Es aconsejable que los enfermos con vitíligo consuman fruta, como mangos, melocotones, manzanas y dátiles.
Asimismo, para el tratamiento del vitíligo es importante beber mucha agua.
Los trastornos intestinales pueden favorecer las inflamaciones y los trastornos de la piel, por lo que, según los preceptos de la naturopatía, es importante seguir una dieta saludable que incluya antioxidantes, tales como las vitaminas A, C, E, el selenio, la cúrcuma y el zinc.

 

Tratamientos y remedios naturales

El uso de la hierba de San Juan puede ayudar a minimizar la aparición de manchas blancas en caso de vitíligo leve.
Para ello, frotar la tintura alcohólica de la hierba de San Juan.
También se puede frotar el jugo fresco de otra hierba conocida como lenteja de agua (Lemna minor) sobre las manchas blancas 4-5 veces al día para reducir la aparición.

 

Precauciones

Además de las opciones de tratamiento mencionadas, es necesario tomar algunas precauciones para acelerar la curación.
La exposición al sol para una persona con vitíligo puede ser peligrosa.
Los rayos UV nocivos oscurecen la piel y las manchas blancas se hacen más prominentes y visibles.
La aplicación de un protector solar (SPF superior a 30) antes de exponerse al sol protege contra los efectos nocivos de los rayos UV.
Evitar a toda cosa las quemaduras solares.

 

¿Cuál es el curso normal del vitíligo y que pasa si no se cura?

Menos de un tercio de los pacientes ve cómo las manchas del vitíligo detienen su progresión y permanecen sin cambios durante toda la vida.
Aproximadamente el 30% de los pacientes experimenta una pigmentación espontánea, especialmente en las zonas expuestas al sol; normalmente esto no llega a cubrir toda la zona afectada por la pérdida de color.

En la mayoría de los pacientes, el vitíligo empieza rápidamente y luego progresa lentamente con la pérdida de color localizada en ciertas partes del cuerpo.
En otros pacientes, el vitíligo avanza inexorablemente si no se trata y puede llegar a generalizarse. En este caso, la piel es completamente blanca y presenta algunas zonas de piel negra o marrón.
El vitíligo segmentario que se limita a la zona en la que pasa una rama del nervio cutáneo (llamado dermatoma), tras alcanzar un cierto tamaño permanece estacionario sin que se produzca un ulterior blanqueamiento de la piel en otras zonas del cuerpo.