Síntomas del hipotiroidismo

Rate this post
El hipotiroidismo es una enfermedad que impide a la glándula tiroides producir suficientes hormonas y que provoca diferentes síntomas en todo el cuerpo.
La tiroxina es una hormona segregada por la glándula tiroides en el cuello.
Se transporta por el cuerpo a través del flujo sanguíneo. Ayuda a mantener la funcionalidad del cuerpo (metabolismo) trabajando al ritmo correcto.
Muchas células y tejidos del cuerpo necesitan la tiroxina para seguir funcionando con normalidad.

El hipotiroidismo es el resultado de la incapacidad de la glándula tiroides para producir suficiente tiroxina.
Como consecuencia, se ralentizan muchas de las funciones del cuerpo.
El hipotiroidismo también puede producirse tras la extirpación quirúrgica o por una lesión de la glándula tiroides, ya que la parte restante de tiroides puede ser insuficiente para producir la tiroxina.
Por el contrario, las personas con hipertiroidismo producen demasiada tiroxina, lo que provoca el aumento de velocidad de muchas funciones corporales.

 

¿Cuáles son las hormonas tiroideas?

Las hormonas tiroideas las produce la glándula tiroides. Esta glándula se encuentra en la parte inferior del cuello, debajo de la nuez de Adán. Se sitúa delante de la tráquea y tiene una forma similar a una mariposa. Está formada por dos alas (lóbulos) conectadas por una parte central (istmo).
La glándula tiroides utiliza el yodo (disponible principalmente en alimentos como el pescado, el pan y la sal) para producir las hormonas tiroideas.
Las dos hormonas tiroideas más importantes son:

  • Tiroxina (T4),
  • Triyodotironina (T3).

Representan respectivamente el 99% y el 1% de las hormonas tiroideas presentes en la sangre.
Sin embargo, la hormona con la mayor actividad biológica es la T3.
La mayor parte de la hormona T4 se convierte en T3 cuando la tiroides las introduce en el flujo sanguíneo.

Los valores de referencia (normales) de las hormonas tiroideas son:

TSH – de 0,35 a 5,5 micU/ml
FT3 – de 2,0 a 4,5 pg/ml
FT4 – de 8,0 a 18,0 pg/ml

 

Regulación de la hormona tiroidea

La producción de las hormonas tiroideas depende de la hipófisis, una glándula ubicada en el cerebro. A su vez, la hipófisis está regulada por:

  • Otra glándula denominada hipotálamo,
  • La cantidad de hormonas tiroideas presentes en la sangre.

Cuando el nivel de estas hormonas desciende:

  1. la hipófisis libera una hormona (TSH) en el flujo sanguíneo para estimular la tiroides para que produzca las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3).
  2. El hipotálamo libera una hormona denominada hormona liberadora de tirotropina (TRH), que envía una señal a la hipófisis para que vierta la hormona estimulante de la tiroides (TSH) en el flujo sanguíneo.
  3. La TSH, a su vez, envía una señal a la tiroides para que produzca hormonas tiroideas. Si se produce una ruptura en uno de estos niveles, un defecto en la producción de hormonas de la tiroides puede conducir a una deficiencia de hormonas tiroideas (hipotiroidismo).

 

Hormonas T4 y T3

La glándula pituitaria controla la tasa de producción de la hormona tiroidea. Si la cantidad de hormonas tiroideas circulantes es insuficiente para permitir el funcionamiento normal del cuerpo, la liberación de TSH por la hipófisis aumenta con objeto de estimular la producción de hormonas tiroideas.
Por el contrario, cuando hay un exceso de hormonas tiroideas circulantes, la hipófisis trata de reducir la producción de hormonas tiroideas descendiendo los niveles de TSH.
Los pacientes con hipotiroidismo presentan un nivel bajo y persistente de hormonas tiroideas circulantes.

 

¿Cuáles son las causas del hipotiroidismo?

El hipotiroidismo tiene varias causas, entre ellas:

  • Tiroiditis de Hashimoto.
  • Tiroiditis o inflamación de la tiroides.
  • Hipotiroidismo congénito o hipotiroidismo de nacimiento.
  • Extirpación quirúrgica de una parte o de la totalidad de la tiroides.
  • Existe relación entre la enfermedad celíaca, la diabetes tipo 1 y las enfermedades tiroideas.
    Según algunos autores, los pacientes con enfermedad celíaca tienen el triple de probabilidades de padecer una enfermedad tiroidea.
    Muchas personas son celíacas y no lo saben; otros son sensibles al gluten, es decir experimentan síntomas leves al ingerir alimentos que contienen esta sustancia.
    Algunos médicos desaconsejan los alimentos con gluten a las personas con problemas de tiroides aunque no sean celíacos. El doctor D’Adamo, por ejemplo, ha creado una dieta en función del grupo sanguíneo.
  • Algunos medicamentos.

En raras ocasiones, el hipotiroidismo se debe a la escasez de yodo en la dieta o a una anomalía de la glándula pituitaria.

 

Causas del hipotiroidismo primario

1. Tiroiditis de Hashimoto
La tiroiditis de Hashimoto, también conocida como tiroiditis linfocítica crónica, es la causa más común de hipotiroidismo en Estados Unidos.
La tiroiditis de Hashimoto es una forma de inflamación crónica de la glándula tiroides. Se trata de una enfermedad autoinmune y es una de las causas del hipotiroidismo primario.
Normalmente, el sistema inmunitario protege el cuerpo de invasores extraños, tales como virus y bacterias, que pueden provocar una enfermedad. Sin embargo, en las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunitario ataca a las células y órganos del cuerpo.
En la tiroiditis de Hashimoto, el sistema inmune ataca a la tiroides, provocando su inflamación e interfiriendo en la capacidad para producir hormonas tiroideas.

2. Tiroiditis
La tiroiditis provoca la fuga de hormonas tiroideas almacenadas en la glándula tiroides. En un primer momento, la pérdida aumenta el nivel de hormonas en la sangre, dando lugar al hipotiroidismo que tiene una duración de 1-2 meses.
La mayoría de personas desarrolla hipotiroidismo antes de que la tiroides se cure por completo.

Varios tipos de tiroiditis pueden provocar hipertiroidismo seguido de hipotiroidismo:

  • Tiroiditis subaguda
    Esta enfermedad provoca una inflamación dolorosa y el agrandamiento de la tiroides. Los expertos no se ponen de acuerdo sobre las causas de tiroiditis subaguda, aunque se cree que puede estar relacionada con una infección viral o bacteriana. Esta enfermedad suele desaparecer por sí sola en unos pocos meses.
  • Tiroiditis posparto
    Este tipo de tiroiditis se desarrolla después de dar a luz.
  • Tiroiditis silente
    Este tipo de tiroiditis es “silenciosa” porque es indolora, como la tiroiditis posparto, aunque la tiroides puede agrandarse.
    Igual que la tiroiditis posparto, lo más probable es que la tiroiditis silente sea una enfermedad autoinmune. En ocasiones, da lugar a un hipotiroidismo permanente.

3. Hipotiroidismo congénito (de nacimiento)
Algunos niños nacen con una tiroides que no se ha desarrollado por completo o que no funciona correctamente.
Si el hipotiroidismo congénito no se trata puede llevar a retraso mental y retraso del crecimiento. Un tratamiento temprano puede prevenir estas complicaciones.

4. Extirpación quirúrgica de la glándula tiroides
Al extirpar una parte de la tiroides, la parte restante puede producir una cantidad normal de hormonas tiroideas. Sin embargo, algunas personas desarrollan hipotiroidismo después de la cirugía.
La extirpación completa de la glándula tiroides provoca hipotiroidismo de tipo adquirido.
Se puede eliminar quirúrgicamente una parte o la totalidad de la tiroides en el tratamiento de:

  1. Hipotiroidismo.
  2. Bocio grande, es decir un agrandamiento de la tiroides que puede provocar hinchazón en el cuello e interferir con la respiración y la deglución.
  3. Nódulos tiroideos, tumores no cancerosos denominados adenomas o nódulos tiroideos que pueden producir un exceso de hormonas tiroideas.
  4. Cáncer de tiroides.

 

Tratamiento con radioterapia para el hipotiroidismo

Síntomas del hipotiroidismo

El yodo radiactivo es un tratamiento común para el hipertiroidismo que se utiliza para destruir poco a poco las células de la tiroides. La mayoría de las personas que realizan el tratamiento con yodo radiactivo desarrollan hipotiroidismo. Las personas que padecen enfermedad de Hodgkin, otros linfomas y cáncer de cabeza o cuello siguen un tratamiento con radiaciones que pueden dañar la glándula tiroides.

Fármacos
Algunos medicamentos pueden interferir en la producción de hormonas tiroideas y provocar hipotiroidismo, como por ejemplo:

  • Amiodarona, un medicamento para el corazón.
  • Interferón alfa, un medicamento contra el cáncer.
  • Litio, un medicamento para el trastorno bipolar.
  • Interleukin-2, un medicamento para el cáncer de riñón.

Deficiencia grave de yodo
Se manifiesta en las zonas del mundo donde existe una deficiencia de yodo en la dieta, donde el 5-15% de la población puede padecer hipotiroidismo grave. Por ejemplo, se encuentra en algunas zonas de:

  • Zaire,
  • Ecuador,
  • India,
  • Chile,
  • Zonas montañosas remotas como los Andes y el Himalaya.

Al encontrarse en la sal de mesa y el pan, es difícil hallar personas con deficiencia de yodo en los países occidentales.

 

Causas del hipotiroidismo secundario

Disfunción hipotalámica o pituitaria
Si por alguna razón la glándula pituitaria o el hipotálamo son incapaces de comunicarse con la tiroides y proporcionar las instrucciones correctas para producir la cantidad adecuada de hormonas tiroideas, puede disminuir el nivel de hormonas circulantes de T4 y T3, aunque la tiroides no presente deficiencias.

  • Si esta falta de hormonas se debe a una disfunción de la hipófisis, se le conoce como “hipotiroidismo secundario”.
  • Si la enfermedad se debe a un trastorno del hipotálamo se trata de “hipotiroidismo terciario”.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para el hipotiroidismo?

Los factores de riesgo más comunes del hipotiroidismo incluyen:

  1. Sexo femenino y edad mayor de 50 años; sin embargo, cualquier persona puede desarrollar hipotiroidismo.
  2. Tratamiento con yodo radiactivo (u otros fármacos antitiroideos).
  3. Edad, las personas mayores de 60 años presentan un mayor riesgo de desarrollar hipotiroidismo.
  4. Familiar cercano con una enfermedad autoinmune.
  5. Exposición a las radiaciones.
  6. Tiroidectomía – extirpación quirúrgica parcial de la glándula tiroidea.

 

Síntomas del hipotiroidismo

Los signos y los síntomas del hipotiroidismo varían dependiendo de la gravedad del déficit hormonal.
En general, los problemas de salud se desarrollan lentamente, casi siempre a lo largo de varios años.
Al principio, puede que apenas se noten síntomas del hipotiroidismo como el cansancio y el aumento de peso, o bien se atribuyan a la edad.
Si el hipotiroidismo es subclínico significa que es leve y puede ser asintomático.
Con el tiempo, como el metabolismo sigue ralentizándose, pueden manifestarse signos y síntomas más evidentes.

Los signos y síntomas del hipotiroidismo moderado o grave incluyen:

 

Hipotiroidismo neonatal

Aunque el hipotiroidismo afecta con mayor frecuencia a las mujeres de mediana edad y ancianos, cualquier persona puede desarrollar la enfermedad, incluyendo niños pequeños y bebés.
Inicialmente, los niños que nacen sin glándula tiroides o con una glándula que no funciona correctamente, pueden manifestar pocos signos y síntomas. Cuando los bebés experimentan problemas de hipotiroidismo pueden tener:

  • Piel y esclera (la parte blanca) del ojo de color amarillo. Es un signo de ictericia.
    En la mayoría de los casos, esto ocurre cuando el hígado de un niño no consigue metabolizar la sustancia denominada bilirrubina, que se forma habitualmente cuando el cuerpo recicla los glóbulos rojos viejos o dañados.
  • Lengua grande que sobresale (lo que provoca asfixia frecuente).
  • Baja estatura, por el retraso en la maduración ósea.
  • Hernia umbilical.
  • Aspecto hinchado de la cara.

Con la progresión de la enfermedad, los niños son propensos a tener problemas de alimentación y puede que no consigan crecer y desarrollarse normalmente.
Los bebés pueden experimentar:

Si el hipotiroidismo infantil no se trata, incluso los casos leves pueden conducir a un grave retraso físico y mental.

 

Hipotiroidismo en niños y adolescentes

En general, los niños y adolescentes que desarrollan hipotiroidismo manifiestan los mismos signos y síntomas que los adultos, aunque también pueden experimentar:

  • Falta de crecimiento, cuyo resultado es una baja estatura.
  • Retraso en el desarrollo de los dientes permanentes.
  • Retraso de la pubertad.
  • Falta de desarrollo mental.

 

Riesgos y complicaciones del hipotiroidismo durante el embarazo

El hipotiroidismo durante el embarazo puede ocasionar algunas complicaciones, como por ejemplo:

Síntomas del hipotiroidismo ultima modifica: 2016-09-06T21:11:21+00:00 da Marina Marina