Condilomas o verrugas genitales

Rate this post
Los condilomas o verrugas genitales son una enfermedad de transmisión sexual que se manifiesta en la parte exterior de los genitales, en la zona anal, en la parte interna superior de la vagina, en el cuello del útero y en la uretra masculina (tubo que une la vejiga al exterior).

La lesión suele estar en relieve y ser de color rosado.
Los condilomas masculinos y femeninos son lesiones cutáneas de trasmisión sexual provocadas por el virus del papiloma humano (VPH).

Hoy en día, existen más de 100 tipos de VPH, algunos de los cuales pueden provocar cáncer, especialmente en el cuello del útero y en el ano.
Aproximadamente el 90 % de los condilomas acuminados está asociado a los tipos 6 y 11 de VPH, cuyo potencial neoplásico es más reducido.

Sin embargo, la infección por VPH es más común y no siempre provoca cáncer. El examen para la prevención de tumores ginecológicos o la prueba del frotis cervical permiten detectar las alteraciones del cuello del útero y todas las mujeres deberían someterse a estas pruebas de forma regular. No se sabe cuánto tiempo puede durar el VPH sin presentar síntomas, ni cuáles con los factores que provocan el desarrollo de la lesión. Por esta razón, se recomienda realizar controles médicos de manera regular.

condilomas, verrugas, genitales, pareja, amor

goodluz-Fotolia.com

Causas de los condilomas

Aunque las verrugas genitales se deben al virus del papiloma humano, muchas personas infectadas con el virus no desarrollan verrugas. Si las infecciones por VPH no se consideran una enfermedad de transmisión sexual (ETS), no cabe duda de que los condilomas sí se transmiten sexualmente.
El VPH es un papilomavirus que contiene ADN bicatenario. Se trata de la misma forma del virus del herpes simple. Al parecer, no se trata de una enfermedad que entra en la circulación sanguínea.

Algunos condilomas desaparecen por sí solos, al igual que algunas verrugas comunes del cuerpo, por lo que es evidente que el sistema inmunitario del paciente desempeña un papel importante.
Aproximadamente el 30 % de las mujeres con VPH en el cuello de útero, diagnosticado a través de la prueba de Papanicolaou, desarrollan displasia cervical.
Evidentemente, algunas formas de displasia y de cáncer de cuello de útero tienen sur origen en el VPH.

¿Cuál es la causa de las verrugas anales?

Las verrugas anales tienen su origen en el virus de papiloma humano, que suele transmitirse por contacto sexual, pero no necesariamente por mantener relaciones sexuales anales.
Existen varios tipos de virus del papiloma humano. Algunos provocan verrugas en las manos y en los pies, mientras que otros dan lugar a verrugas genitales y anales.
El mismo tipo de verrugas puede aparecer en el pene, el escroto, la vagina y los labios mayores.

¿Cuánto tiempo transcurre entre el contagio y la formación de las verrugas?
El tiempo que transcurre entre el momento de exposición al virus y la aparición de las verrugas (tiempo de incubación) puede ser de uno a seis meses, y en ocasiones puede ser aún mayor.
Durante este tiempo, el virus permanece en los tejidos, pero inactivo.

¿Cómo se forman las verrugas genitales?

La condilomatosis se transmite por vía sexual.
Asimismo, una mujer puede transmitirle los condilomas a su hijo en el momento del parto.
Los hombres y mujeres sexualmente activos entre 15 y 33 años de edad tienen mayor probabilidad de desarrollar verrugas genitales.

Los factores que se mencionan a continuación pueden aumentar el riego de desarrollar verrugas genitales:

  • Actividad sexual: no utilizar el preservativo y tener varias parejas sexuales aumenta el riesgo de contraer verrugas.
  • Problemas del sistema inmunitario: otras enfermedades de transmisión sexual, infecciones por VIH, tratamientos contra el cáncer o trasplante de órganos pueden debilitar el sistema inmunitario y, por lo tanto, aumentar el riesgo.
  • Tabaco: fumar provoca alteraciones en las células del cuerpo y puede aumentar las probabilidades de contraer una infección por VIH.

Signos y síntomas de los condilomas

Una infección por VPH suele provocar la formación de verrugas de varios tamaños. Generalmente, la formación de los condilomas en los hombres tiene lugar en el pene (glande) y en la zona anal.
En las mujeres, los síntomas más comunes aparecen en la vagina, la zona vulvar, la zona anal y el cuello de útero. Las lesiones también pueden aparecer en la boca, la lengua, los labios y la garganta. Tanto hombres como mujeres pueden contraen el virus y no manifestar ningún síntoma.
Generalmente, los condilomas no provocan dolor en el ano, en el pene, ni en la vagina, ni tampoco dolor durante las relaciones sexuales. Es una de las diferencias más importantes respecto a las hemorroides.

¿Cuáles son los síntomas de las verrugas anales?

Muchos de los pacientes con verrugas anales no presentan ningún síntoma.
Algunos pacientes pueden percibir pequeñas excrecencias en la zona anal. Otros padecen prurito, sangrado o humedad en el canal anal.

citología-papanicolau-testDiagnóstico de los condilomas genitales

Si se detecta una formación similar a una coliflor en los genitales hay que acudir al médico, quien puede decir si se trata de verrugas genitales o de otra cosa.
El médico puede ayudarse de un microscopio especial, llamado colposcopio, para examinar el cuello de útero de la mujer y observar de este modo si hay focos internos.
Al aplicar un poco de ácido acético (vinagre) sobre el cuello uterino o el pene, las lesiones por virus del papiloma se muestran de color blanquecino.
La colposcopia puede emplearse para detectar lesiones planas imposibles de observar a simple vista, pero solamente dos tercios de las zonas blancas que se detectan con el colposcopio tienen su origen en el VPH.
Las muestras de células tomadas al azar cuando se realiza una biopsia o una prueba del virus del papiloma pueden ser necesarias para confirmar el diagnóstico.
Un resultado anormal de la prueba de Papanicolaou también puede indicar una infección cervical por VPH.
Algunos tipos de VPH pueden provocar cáncer de cuello de útero, mientras que otros pueden provocar cáncer de vulva o de ano. Ante cualquier resultado anormal en la prueba de Papinicolaou, la paciente debe someterse a un control médico.

Diagnóstico diferencial

El médico debe descartar una enfermedad que presenta síntomas muy similares: el molusco contagioso.

Otras enfermedades de transmisión sexual

¿Cómo se curan los condilomas genitales?

Las verrugas genitales pequeñas pueden desaparecer sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, en algunos casos la cantidad y el tamaño de las verrugas puede aumentar.
El tratamiento puede ayudar a evitar la transmisión de las verrugas a otras personas y a prevenir el cáncer de cuello uterino en las mujeres.
El tratamiento permite aliviar los síntomas y recuperar la mejoría, e incluye:

Medicamentos:

  • Inmunomoduladores: estos medicamentos refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a curar las verrugas genitales.
  • Antiproliferativos: estos medicamentos ayudan a interrumpir el aumento del tamaño y la cantidad de verrugas genitales.
  • Antivirales: estos medicamentos ayudan a controlar y detener el crecimiento de virus como el VPH.

Otros tratamientos para los condilomas
Crioterapia: el nitrógeno líquido (gas) permite congelar y destruir las verrugas genitales. Este tratamiento también puede utilizarse en mujeres embarazadas.

Electrocauterización: se utiliza un dispositivo que tiene una sonda pequeña que destruye las verrugas genitales a través del calor.

Intervención quirúrgica: se utilizan bisturí, tijeras y otros instrumentos quirúrgicos para extirpar los condilomas internos. Una vez retiradas, las verrugas se trasladan a un laboratorio y son analizadas.

Láser: se utiliza para extirpar las verrugas genitales más grandes y gruesas.
El láser emplea calor para destruir los tejidos alrededor o cerca de las verrugas.
Este tratamiento ayuda a curar las zonas en las que se encuentran las verrugas sin dejar cicatrices.

Remedios naturales para los condilomas

Un remedio natural muy eficaz es la aplicación directamente sobre el condiloma de una pasta a base de agua y bicarbonato de sodio. La lesión cutánea desaparece al cabo de algunos días.

¿Cuál es el tratamiento para los condilomas anales?

Existen varios métodos para curar las verrugas anales dependiendo del lugar en el que se encuentren, de la cantidad y de las dimensiones de las verrugas.
Si las verrugas son pequeñas, pueden tratarse con podofilotoxina, una solución que se aplica directamente sobre las verrugas y provoca la descamación de la verruga.
Este procedimiento solo lleva unos minutos y no requiere hospitalización.
No es habitual que el médico le recete al paciente una pomada para su aplicación en casa.
Otro tipo de tratamiento es la cauterización.
Si en la zona hay varias verrugas, el médico puede optar por una intervención quirúrgica para retirarlas.
Para este procedimiento tampoco se requiere hospitalización.

¿Cuánto tiempo duran los condilomas? Pronóstico

 Las verrugas genitales externas pueden:

  1. Desaparecer por sí solas (hasta un tercio de las verrugas desaparecen como mucho en tres meses)
  2. Permanecer iguales
  3. Aumentar de tamaño

Si la infección es permanente puede persistir.
Las verrugas pueden volver a aparecer (recidiva), con o sin inmunosupresión, especialmente los condilomas.
Más del 90 % de las verrugas genitales tiene su origen en varios tipos de VPH que no provocan el desarrollo de un tumor maligno.

Condilomas o verrugas genitales ultima modifica: 2016-12-27T13:56:40+00:00 da Fisioterapia Rubiera