Escabiosis o sarna – contagio, síntomas y tratamiento

La escabiosis es una enfermedad de la piel muy contagiosa, cuyo origen se encuentra en el ácaro (parásito) Sarcoptes scabiei hominis que provoca mucho picor, manchas rojas y pápulas (ampollas).

¿Qué es la sarna noruega?

La sarna noruega o sarna costrosa es una forma grave de escabiosis que puede desarrollarse en algunas personas inmunocomprometidas (con un sistema inmunitario débil), ancianas, discapacitadas o debilitadas.

Las personas con sarna noruega presentan costras muy gruesas en la piel que contienen una gran cantidad de ácaros y huevos de la sarna.
Las personas que padecen sarna costrosa son muy contagiosas y pueden transmitir fácilmente la infección a otras personas, tanto por contacto directo de la piel como por la contaminación de elementos como prendas de vestir, ropa de cama y muebles.
Las personas con sarna costrosa no siempre manifiestan los signos y síntomas típicos de la escabiosis, tales como las erupciones cutáneas o el picor.
Estos pacientes deben recibir un tratamiento médico rápido y agresivo para curar la enfermedad y prevenir la epidemia de escabiosis.

escabiosis, piel, prurito, contacto, físico
© Valua Vitaly – Fotolia.com

¿Cuándo se manifiestan los síntomas de la escabiosis?

Si la persona nunca antes ha tenido escabiosis, los síntomas pueden aparecer entre cuatro y seis semanas después de haber contraído la infección.
Es importante recordar que una persona con escabiosis puede contagiar la enfermedad durante esta fase, aunque los síntomas todavía no hayan aparecido.
Los síntomas suelen manifestarse rápidamente en las personas que ya han padecido escabiosis, aproximadamente entre uno y cuatro días después de la exposición.

¿Cómo se contrae la escabiosis?

La forma de transmisión de la escabiosis es el contacto directo con la piel.

Los ácaros de la sarna son muy sensibles al ambiente en el que se encuentran y solamente pueden vivir entre 24 y 36 horas fuera del cuerpo que los acoge. La transmisión de los ácaros implica un estrecho contacto entre dos personas, un contacto piel con piel.
También se puede contraer la escabiosis a través de las sábanas con ácaros.
El contacto sexual es la forma de contagio más común entre los jóvenes sexualmente activos y muchos consideran que la escabiosis es una enfermedad de transmisión sexual.
Sin embargo, otras formas de contacto físico, como por ejemplo el abrazo de una madre a su hijo, pueden ser suficientes para transmitir los ácaros.
Con el tiempo, los amigos y familiares de la persona con escabiosis también pueden contraer esta enfermedad.
Las actividades escolares no suelen implicar un contacto físico prolongado, condición necesaria para la transmisión de los ácaros.

¿Un perro o un gato pueden contagiar la escabiosis?

Los perros y gatos están infectados con varios tipos de ácaros, pero no son los mismos que afectan a los humanos.
Los animales no son una fuente de difusión de la escabiosis humana.
La escabiosis de los perros se conoce como roña.
Cuando los ácaros de los perros o de los gatos se encuentran en la piel humana, no logran prosperar y simplemente provocan un leve picor que desaparece por sí solo.
Esta enfermedad es muy diferente de la escabiosis humana, que empeora si la persona no se somete al tratamiento.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la escabiosis?

La escabiosis puede afectar a cualquier ser humano que entre en contacto con los ácaros.
El único factor de riesgo conocido es el contacto directo con la piel de una persona infestada. El contacto generalmente se produce entre personas conocidas, mientras que la transmisión de los ácaros en la escuela es poco probable.

El contacto sexual y otros tipos de contacto estrecho (como por ejemplo un abrazo) son necesarios para la difusión de la escabiosis.
La enfermedad se desarrolla en grupos, por lo que puede provocar epidemias en una comunidad.

Síntomas de la escabiosis

Las personas con escabiosis suelen manifestar irritación y picor en la piel, síntomas que van empeorando hasta que los ácaros mueren.

Generalmente, el picor es el primer síntoma.
A menudo, esta condición se vuelve más evidente por la noche o después de bañarse y a veces se confunde con la sequedad de la piel.
En ocasiones, el picor puede llegar a ser muy intenso, especialmente en los niños pequeños y en las personas ancianas.
Con frecuencia, en la piel irritada aparecen llagas y erupciones cutáneas.
Estos síntomas son la consecuencia del túnel (o madriguera) que los ácaros escavan en las capas superficiales de la piel.
A veces se puede observar una pequeña burbuja, o incluso el ácaro como un pequeño punto negro, al final del túnel.
Si la persona se rasca la superficie de la piel puede ser difícil observar estos rastros.
Los síntomas de los recién nacidos pueden ser piel enrojecida e inflamada y a veces pueden aparecer pequeñas heridas similares a las burbujas.

Las zonas más afectadas por los síntomas son: 

  • Entre los dedos de las manos y en la superficie palmar de la muñeca
  • Superficie externa de los codos y bajo las axilas
  • Alrededor de la cintura
  • Ombligo
  • Nalgas
  • Alrededor de los pezones, en la línea del sujetador y a los lados del seno
  • Genitales

En los recién nacidos y niños pequeños, la irritación y el picor de la piel también pueden presentarse en:

  • El cuero cabelludo, el cuello y el rostro
  • En las palmas de las manos y en las plantas de los pies
  • El primer síntoma de los niños suele manifestarse en estas zonas

Otros problemas
Las llagas en la piel, llamadas lesiones cutáneas secundarias, pueden desarrollarse más adelante, durante el curso de la enfermedad.
Las alteraciones de la piel provocadas por la escabiosis pueden ser las siguientes:

  • Rasguños, a veces cubiertos por una costra. Los rasguños en las madrigueras de los ácaros pueden irritar y lesionar la piel
  • Zonas de piel enrojecidas, resecas, escamosas e irritadas
  • Sarna nodular, pequeñas zonas de piel en relieve de color marrón o rojizas (nódulos)

Los nódulos pueden desarrollarse en zonas cubiertas, como por ejemplo en las axilas, la ingle, los glúteos, el escroto y el pene.
Los nódulos provocan picor persistente que puede durar varias semanas o meses después de tratar y curar la escabiosis.
Los niños y ancianos presentan un riesgo más alto de desarrollar estas lesiones, porque puede que no se traten de inmediato. Los primeros síntomas en los niños y ancianos pueden confundirse con otra enfermedad.

Atención: el picor y las erupciones cutáneas por escabiosis tienen un origen alérgico (reacción) a los ácaros (a su saliva, a sus heces y a sus huevos).
Por lo general, los síntomas de la escabiosis tardan 2-6 semanas en aparecer tras haber contraído la infección.
El picor o rash cutáneo puede aparecer en cualquier parte de la piel, incluso en una zona alejada de donde se encuentran realmente los ácaros.
Esto implica que la persona puede ser contagiosa, incluso antes de saber dónde se encuentra la escabiosis.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la infestación de escabiosis?

escabiosis, infestación, ácaros, prurito, rascar
psdesign1-Fotolia.com

Generalmente, el diagnóstico de una infección por escabiosis se realiza en base al aspecto característico de la enfermedad y a la distribución de las erupciones cutáneas y la presencia de túneles en la piel.
En la medida de lo posible, el diagnóstico de escabiosis debe confirmarse identificando el ácaro, los huevos del ácaro o sus heces.
Esto puede llevarse a cabo sacando con cuidado un ácaro de la madriguera con la punta de una aguja o raspando un poco la piel para examinarla en el microscopio en busca de ácaros, huevos o heces. Es importante recordar que las personas pueden estar infestadas aunque no se detecten ácaros, huevos o heces.
Generalmente, en el cuerpo de una persona infestada puede haber entre 10 y 15 ácaros. En caso contrario, la persona se considera sana. Sin embargo, las personas que tienen sarna costrosa pueden estar infestadas con miles de ácaros, por lo que se deberían considerar altamente contagiosas.

Diagnóstico diferencial
En algunas ocasiones, la escabiosis se confunde con otras enfermedades. El ácaro de la sarna se relaciona con los piojos del cuerpo y el tratamiento para la piel suele ser el mismo.
La escabiosis también puede confundirse con las picaduras de una chinche.
A diferencia de los ácaros de la escabiosis, las chinches se pueden observar a simple vista y pueden vivir durante mucho tiempo sin necesidad de alimentarse.
Las pulgas penetrantes se nutren de sangre humana y, a diferencia de los ácaros de la escabiosis, se contagian mediante el contacto con la vegetación y solo tienen algunos días de vida.
Aunque no ocurre con frecuencia, la escabiosis también puede confundirse con las erupciones cutáneas y otras enfermedades de la piel, como por ejemplo:

¿Cuánto tiempo viven los ácaros de la sarna?

Los ácaros de la escabiosis pueden llegar a vivir en los humanos hasta 1-2 meses.
Por lo general, los ácaros de la escabiosis no logran sobrevivir fuera de las personas más de 48 o 72 horas. Los ácaros de la sarna mueren si se exponen durante 10 minutos a una temperatura de 50°C.

Directivas en el tratamiento y los medicamentos para la escabiosis

El tratamiento para la escabiosis implica la eliminación de los ácaros por medio de medicamentos. Existen varias cremas y lociones que, por lo general, se deben aplicar en todo el cuerpo, desde el cuello hacia abajo y dejar actuar durante lo menos durante ocho horas.
Si las erupciones cutáneas persisten, o si se encuentran otras madrigueras, se requiere un nuevo tratamiento.
La escabiosis se difunde fácilmente, por lo que el médico puede recomendar que todos los familiares que han estado en contacto con la persona infectada se realicen el tratamiento, aunque no presenten síntomas de escabiosis.

Por lo general, los medicamentos recetados por el médico para la escabiosis son los siguientes:

Permetrina (Perme-cure 5 % o Sarcop)
El médico puede recomendar la aplicación de esta crema, pues contiene sustancias químicas que eliminan los ácaros de la escabiosis y sus huevos.
Se debe aplicar la crema dos veces dejando pasar una semana entre una aplicación y otra.
Generalmente, la permetrina se considera un medicamento seguro para los niños y para los adultos de todas las edades, incluyendo a las mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Lindano
Este medicamento es también un tratamiento químico, está disponible en crema, champú y loción. No es seguro para los niños menores de 2 años, ni para las mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni para las personas con un sistema inmunitario debilitado.

Crotamitón (Eurax)
Este medicamento se aplica una vez al día durante dos o cinco días. El médico puede recomendarlo para los niños que padecen escabiosis.
Estos medicamentos matan a los ácaros rápidamente. Sin embargo, puede que el picor no desaparezca por completo y permanezca durante algunas semanas.

Varios estudios científicos han demostrado la eficacia de un aceite con un 10 % de azufre en forma de vaselina, que se aplica directamente sobre las zonas afectadas. Se trata de un medicamento que no requiere receta médica y que pueden utilizar las mujeres embarazadas y los recién nacidos.

A veces, los médicos recetan un medicamento por vía oral que se llama ivermectina (Cardotek) para las personas con un sistema inmunitario comprometido, que padecen escabiosis costrosa o que no responden al tratamiento con cremas o lociones.

¿Cuánto tiempo dura la escabiosis?

Se realizan dos tratamientos que duran un día entero. Debe pasar una semana entre un tratamiento y otro.
El picor puede persistir durante algún tiempo aunque el tratamiento haya eliminado todos los ácaros.
Es normal que el picor desaparezca al cabo de 2-3 semanas (en ocasiones, incluso seis semanas) tras la eliminación de los ácaros.
Además, cuando el tratamiento finaliza, en algunos casos permanecen algunos nódulos de color marrón o rojizos y pruriginosos (nódulos) de hasta 2 cm de diámetro.
Si estos nódulos no desaparecen, generalmente se encuentran en los genitales o en las axilas.
Estas ampollas son infecciosas, pero no significa que el ácaro permanezca todavía en la piel.
En algunos casos, estos nódulos aparecen por una reacción cutánea prolongada a la presencia del ácaro de la sarna.
En caso de grumos, éstos suelen desaparecer como mucho a los tres meses, en muy pocos casos pueden llegar a durar hasta un año.

¿Cuándo es contagiosa la escabiosis?

Mientras haya ácaros y huevos en la piel, la escabiosis se puede contagiar a otras personas.
Por seguridad, se recomienda esperar algunos días después de finalizar el tratamiento, pero si los síntomas persisten es mejor preguntarle al médico si considera necesario realizar otro examen de detección.

Remedios naturales contra la escabiosis

El picor puede persistir durante algún tiempo tras la aplicación de los medicamentos para eliminar los ácaros.
Algunos tratamientos naturales pueden ayudar a aliviar el picor, como por ejemplo sumergir la piel en agua fría o aplicar un paño frío y mojado sobre las zonas irritadas de la piel.

También se pueden aplicar lociones lenitivas. La loción de calamina está disponible sin receta médica y es muy eficaz para aliviar el dolor y el prurito de la piel irritada.

Tomar antihistamínicos.
El médico puede recomendarle al paciente que tome medicamentos antihistamínicos para aliviar los síntomas alérgicos provocados por la escabiosis.

Prevención y profilaxis para la escabiosis

El contagio se produce sobre todo mediante un apretón de manos.
El ácaro de la sarna puede sobrevivir hasta 2-3 días fuera de la piel humana, por lo que es muy fácil contagiar a una persona que duerme en la misma cama de la persona infectada o que comparte con ésta las toallas del baño.
Después de usarlas, se deben lavar con agua muy caliente (más de 60°C) las prendas de vestir, las sábanas y las toallas.
Para evitar el contagio en la familia se deben respetar al pie de la letra las normas de higiene en toda la casa y forrar el colchón con plástico antes de acostarse.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.