Enfermedad de Crohn

 

La enfermedad de Crohn es una afección crónica que provoca inflamación, hinchazón y dolor en una o varias partes del tracto digestivo.

La zona más afectada es la parte final del intestino delgado, también conocida como íleon.

Algunas personas con enfermedad de Crohn presentan períodos prolongados de remisión, a veces durante años, en los que no se manifiesta ningún síntoma.

No hay forma de prever el momento de la remisión o de retorno de los síntomas.

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son las enfermedades inflamatorias crónicas del intestino.

¿Cómo afecta la enfermedad de Crohn en el intestino?

En las fases iniciales, la enfermedad de Crohn provoca pequeñas úlceras (erosiones) poco profundas en la superficie interna del intestino.
Estas erosiones se denominan úlceras aftosas.
Con el tiempo, las erosiones se hacen más profundas y grandes, con el tiempo se convierten en verdaderas úlceras (más profundas que las erosiones) y provocan cicatrices y rigidez en el intestino. Con la progresión de la enfermedad, el intestino se vuelve cada vez más estrecho hasta que se produce una obstrucción.

Causas de la enfermedad de Crohn

La causa exacta de la enfermedad de Crohn aún se desconoce. Antiguamente, se creía que las causas eran la dieta y el estrés, pero a día de hoy los médicos saben que estos factores pueden empeorar la enfermedad, pero no desencadenarla.

Los factores que provocan la enfermedad de Crohn son:

Sistema inmunológico
Puede que un virus o una bacteria provoquen la enfermedad de Crohn. Cuando el sistema inmunológico trata de combatir un microrganismo invasor, una respuesta inmunológica anormal conduce al sistema inmunológico a atacar las células en el tracto gastrointestinal.

Factores hereditarios
La enfermedad de Crohn es más frecuente en las personas que tienen al menos un familiar con esta enfermedad, lo que indica que uno o más genes pueden hacer que las personas estén más predispuestas a contraer la enfermedad de Crohn. Sin embargo, la mayoría de las personas con esta enfermedad no dispone de predisposición genética a la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Crohn?

Al desarrollarse la enfermedad, la inflamación puede provocar uno o varios de los siguientes síntomas:

Diarrea
La diarrea es el síntoma más frecuente y puede variar de leve a grave. Las heces también pueden contener moco, pus o sangre.

Sensación de urgencia
La sensación de acudir al baño inmediatamente es frecuente, a pesar de que no exista una producción real de heces.

Dolor intestinal
El dolor se manifiesta aproximadamente en 7 de cada 10 casos.
La zona de dolor depende de la parte del intestino que se ve afectada.
La última parte del intestino delgado (íleo) es la zona más afectada.
La zona de dolor más frecuente es el lado inferior derecho del abdomen.
El desarrollo de la enfermedad de Crohn suele confundirse con apendicitis.
La gravedad del dolor puede variar de una persona a otra.
Además, un cambio repentino o un empeoramiento del dolor pueden indicar una complicación.

La pérdida de peso involuntaria es otro de los síntomas frecuentes.

Úlceras
Una úlcera es una zona de la mucosa del intestino que puede sangrar.
Es posible ver sangre en las heces.
Son frecuentes las úlceras en la boca y la cavidad oral.

Se produce una sensación general de malestar que incluye pérdida de apetito, fiebre y cansancio.

También se puede sufrir anemia, al perder mucha sangre.

Asimismo, se pueden formar fisuras anales, que son heridas en la piel del ano. Pueden aparecer alteraciones de la piel, pequeñas formaciones como verrugas alrededor del ano.

Los síntomas pueden variar y dependen de la parte o las partes del intestino se ven afectadas, como por ejemplo:

  • No puede haber diarrea si la enfermedad se limita al intestino delgado.
  • Un dolor prolongado en el abdomen sin otros síntomas puede deberse a una pequeña úlcera.
  • Por lo general, una fase aguda puede provocar un fuerte malestar.
  • Si se ve afectada una gran parte del intestino, la comida no se absorbe correctamente, lo que puede acarrear una deficiencia de vitaminas y otros nutrientes.

Otros síntomas
En algunas personas, incluso pueden verse afectadas otras partes del cuerpo, además del intestino, tales como:
inflamación y dolor en algunas articulaciones (artritis), erupciones cutáneas; inflamación ocular (uveítis), inflamación del hígado.
Estos trastornos pueden provocar varios síntomas.
Se desconoce por qué se producen estos problemas. El sistema inmunológico puede provocar la inflamación en el intestino.
Estos trastornos tienden a desaparecer cuando se alivian los síntomas intestinales, pero no siempre.
La enfermedad de Crohn no conlleva pérdida ni aumento de peso.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la enfermedad de Crohn?

Pueden producirse complicaciones, especialmente si las fases agudas son frecuentes o graves.
Esta lista indica la complicaciones que suelen necesitar un tratamiento quirúrgico:

Estenosis
La estenosis intestinal es el estrechamiento de una parte del intestino.
Esto se debe al tejido cicatrizal que se forma en la parte inflamada del intestino.
Un estrechamiento puede provocar dificultad en el paso de los alimentos digeridos, causando dolor y vómito.

Perforación
La perforación intestinal se produce por la formación de un pequeño orificio en las paredes del intestino. El contenido del intestino puede filtrarse y provocar una infección o un absceso en el interior del abdomen.
La perforación puede ser grave y peligrosa.

 

Enfermedad de CrohnFístula
La fístula es la consecuencia de una inflamación que provoca la formación de un canal que une dos partes del cuerpo separadas.
Por ejemplo, puede formarse una fístula entre una parte del intestino delgado y otra parte del colon.
Las fístulas pueden formarse incluso entre una parte del intestino y otros órganos como la vejiga o el útero.
El contenido del intestino puede filtrarse a estos órganos.
A veces, es posible que se produzca una fístula perianal que va desde el ano o el recto hasta la piel alrededor del ano.
También pueden desarrollarse fisuras anales o un absceso perianal.

Cáncer
Las personas con enfermedad de Crohn presentan mayor riesgo de padecer cáncer de colon respecto a la población general.

Otras complicaciones de la enfermedad de Crohn
Aproximadamente el 4% de los pacientes presenta un trastorno no relacionado con el intestino, como por ejemplo:

  • Eritema nodoso
  • Úlceras o llagas en la boca
  • Artropatía aguda, que afecta a las grandes articulaciones (como por ejemplo muñeca, cadera, rodillas).
  • Sacroileítis
  • Espondilitis anquilosante
  • Epiescleritis
  • Pioderma gangrenoso
  • Conjuntivitis
  • Iritis
  • Hígado graso
  • Colangitis esclerosante primaria
  • Cálculos renales
  • Osteoporosis. El aumento del riesgo de reducción de la densidad ósea se debe a la mala absorción de los alimentos que se produce en algunas personas con enfermedad de Crohn grave.
  • Retraso del crecimiento. En los niños con enfermedad de Crohn se ha detectado un retraso en el crecimiento debido a la mala absorción de nutrientes.

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la enfermedad de Crohn?Intestino, composición, anatomía, enfermedad de Crohn, vellosidades.

El médico pregunta por los síntomas y realiza un examen físico. Se puede realizar una radiografía y un
test de laboratorio para saber si se padece la enfermedad de Crohn.
Entre las pruebas para la enfermedad de Crohn se incluyen:

Radiografía con bario del intestino delgado o del colon.

Colonoscopia. En esta prueba, el médico emplea un tubo muy fino con luz para para explorar el interior del colon.

Biopsia. El médico toma una muestra de tejido y la envía al laboratorio para analizarla.
La biopsia sirve para saber si se padece enfermedad de Crohn u otras enfermedades, como el cáncer.

Análisis de las heces
Este test se realiza para detectar síntomas de infección en una muestra de heces.

Un análisis de sangre no permite diagnosticar la enfermedad de Crohn.

El diagnóstico diferencial debe excluir:

  1. Rectocolitis ulcerosa
  2. Síndrome del intestino irritable
  3. Enfermedad celíaca

¿Cuál es el tratamiento para la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad que puede llegar a ser severa y puede impactar la calidad de la vida, por lo que es importante aprender a manejarla correctamente.
Entre las opciones de tratamiento hay:
Medicamentos, cirugía y/o suplementos nutricionales. El objetivo del médico es controlar la inflamación, corregir los problemas nutricionales y aliviar los síntomas.

Medicamentos para la enfermedad de Crohn

Fármacos antiinflamatorios – el médico empezará probablemente con Mesalazina y Sulfasalazina, que ayudan a controlar la inflamación. Algunos médicos pueden recetar los 5-ASA (ácido 5-aminosalicílico), tales como Pentasa, si no toleran Sulfasalazina o si no encuentran ningún beneficio de éste.

Cortisona o esteroides – los corticosteroides son medicamentos que contienen cortisona. En las fases iniciales de la enfermedad de Crohn, los médicos suelen recetar Prednisona. Entre los efectos secundarios de los corticosteroides se encuentra un aumento del riesgo de infección.

Fármacos inmunosupresores
Estos fármacos reducen la respuesta inmunológica del paciente. El médico puede recetar Mercaptopurina o Azatioprina. Los fármacos inmunosupresores bloquean la respuesta inmunológica que debería provocar la inflamación. Las reacciones adversas son: náuseas, vómito y resistencia débil a las infecciones.

Fármacos biológicos (Infliximab y Adalimumab, anticuerpos monoclonales anti –TNF alfa)
Infliximab
Infliximab bloquea la reacción inflamatoria del organismo. Este medicamento está indicado para pacientes con síntomas moderados o graves que no han respondido al tratamiento mencionado anteriormente. También está indicado para el tratamiento de fístulas abiertas.

Antibióticos
Una fístula, estenosis o cirugía preventiva pueden dar lugar a la proliferación bacteriana. Los médicos generalmente tratan este trastorno mediante los siguientes antibióticos:
Ampicilina, Sulfacetamida, cefalosporina, Tetraciclina o Metronidazol.

Antidiarreicos (medicamentos contra la diarrea)
Cuando la inflamación se calma, la diarrea suele convertirse en un problema menor.
Sin embargo, a veces el paciente puede necesitar un medicamento para el dolor abdominal y la diarrea.
Los fármacos que se suelen prescribir son Loperamida y Salvacolina.

 

Cirugía, intestino, enfermedad de CrohnOperación para la enfermedad de Crohn
Si los cambios en la dieta, el estilo de vida y el tratamiento farmacológico no alivian los síntomas, el médico puede considerar la realización de una operación quirúrgica.

Durante la operación, el cirujano extirpa la parte dañada del tracto digestivo y luego vuelve a conectar las secciones sanas. Además, es posible realizar una cirugía para cerrar las fístulas y drenar un absceso. Un procedimiento frecuente para la enfermedad de Crohn es la cirugía plástica para ampliar las paredes intestinales, en la que se amplía un segmento de intestino que se ha hecho demasiado estrecho.
Generalmente, las ventajas de la cirugía para la enfermedad de Crohn son temporales.
A menudo, la enfermedad vuelve a presentarse, con frecuencia cerca del tejido reconectado o en otra parte del tracto digestivo. 

¿Fumar puede empeorar la enfermedad de Crohn?
Varios estudios han demostrado que las personas fumadoras que padecen la enfermedad de Crohn pueden presentar síntomas o complicaciones más graves.
Asimismo, también es más probable que las personas fumadoras con enfermedad de Crohn requieran una intervención quirúrgica.

¿El embarazo es seguro para las mujeres con enfermedad de Crohn?
Las mujeres con enfermedad de Crohn pueden quedarse embarazadas y tener un bebé. La mayoría de los niños nacidos de mujeres con enfermedad de Crohn no padecen la enfermedad de la madre.

Remedios naturales

Alimentación, dieta y nutrición
Ninguna dieta especial se ha demostrado eficaz para prevenir o tratar la enfermedad de Crohn, pero es importante evitar alimentos que parecen empeorar los síntomas, tales como la leche.
Las personas con enfermedad de Crohn suelen experimentar una falta de apetito que puede afectar a la alimentación.
Además, la enfermedad de Crohn se asocia a diarrea y mala absorción de las sustancias nutritivas necesarias.
Los alimentos no provocan la enfermedad de Crohn, pero algunos como los cereales, las especias, el alcohol y los productos lácteos pueden aumentar la diarrea y los calambres abdominales.

El limón puede ser útil, ya que es bueno para todo el tracto digestivo y las articulaciones; se aconseja tomar un vaso de zumo cada mañana.

La absorción de la vitamina B12 tiene lugar en el íleo, por lo que si esta parte del intestino está inflamada se necesita un suplemento.

Algunos pacientes señalan que la vitamina B12 elimina el dolor abdominal.

Prebióticos
Existen diferentes tipos de prebióticos (microorganismos vivos) con diferentes características.
No todos los prebióticos son eficaces; al contrario, algunos podrían ser perjudiciales en determinados casos.
Según el trastorno del paciente, el gastroenterólogo debe elegir los microorganismos más adecuados para cada caso.

¿Puede el estrés empeorar la enfermedad de Crohn?
No existen pruebas científicas que demuestren la influencia del estrés sobre la enfermedad de Crohn.
Sin embargo, las personas con enfermedad de Crohn a veces tienen un aumento de estrés porque viven con una enfermedad crónica.

Algunas personas con este trastorno experimentan un empeoramiento cuando viven una situación o un evento estresante.
Las personas que ven relación entre el nivel de estrés y el empeoramiento de los síntomas disponen de técnicas de relajación, tales como meditación, yoga, Reiki o Shiatsu que les ayudan a estar mejor.

Enfermedad de Crohn y cáncer de colon
Si la enfermedad de Crohn afecta al menos a la mitad de la superficie del intestino grueso (colon), aumenta ligeramente el riesgo de padecer cáncer.

¿Cuánto dura la enfermedad de Crohn? Esperanza de vida

El pronóstico es variable, pero es muy difícil curarse. Depende de las partes del intestino que se ven afectadas, la frecuencia y la gravedad de las exacerbaciones.

Perspectivas si la enfermedad de Crohn no se trata:

  • Aproximadamente 3 de cada 20 personas con enfermedad de Crohn sufren graves y/o frecuentes exacerbaciones.
  • Algunas personas solo presentan una o dos fases agudas a lo largo de sus vidas y no vuelven a experimentar ningún síntoma.
  • Muchos sufren recaídas de vez en cuando, pero pueden tener períodos prolongados sin síntomas.

A veces, la exacerbación puede ser grave y peligrosa; un número reducido de personas muere debido a una complicación, como por ejemplo la perforación intestinal.

Se ha demostrado que 8 de cada 10 personas con enfermedad de Crohn requieren, en algún momento en la vida, una cirugía por una complicación.
Aproximadamente la mitad de los pacientes con enfermedad de Crohn se somete a una operación quirúrgica durante los primeros diez años desde la aparición de la enfermedad.

El motivo más frecuente es la eliminación de la aparición de una estenosis.

Algunas personas requieren más operaciones a lo largo de su vida.
Los que padecen esta enfermedad suelen someterse a dos o cuatro operaciones en su vida.
Sin embargo, últimamente el número de intervenciones quirúrgicas se ha reducido, debido probablemente a la aplicación de tratamientos modernos y a la disponibilidad de nuevos medicamentos.