Moco en las heces

Rate this post
El moco en las heces suele indicar una inflamación del intestino (colon inflamado). Puede producirse junto a:

El moco es una sustancia que puede ser:

  • Trasparente,
  • Blanca o blanquecina,
  • Amarilla o amarillenta.

A diferencia de las heces normales no presenta un color marrón.
La consistencia del moco el similar a la gelatina y está protegida por la membrana mucosa del intestino grueso.

Moco en las heces

El moco también lo producen otros órganos del cuerpo (por ejemplo los pulmones) y ayuda a atrapar las partículas extrañas que se inhalan.
En el intestino, el moco:

  • Protege las paredes internas,
  • Facilita el movimiento de las heces.

La presencia de moco en las heces no es motivo de preocupación, pero podría ser signo de una enfermedad.

El moco:

  • Lubrica las paredes internas de los órganos,
  • Facilita el paso de las heces.

Una pequeña cantidad de moco en las heces es normal.
Sin embargo, grandes cantidades de moco pueden indicar una enfermedad intestinal, cuando el moco va acompañado de:

En caso de moco inusual en las heces es necesario realizar un examen médico en profundidad para determinar la causa subyacente.

Algunos tipos de cáncer intestinal causan una producción de moco mayor a de lo normal; hallar moco en las heces no implica automáticamente que una persona padezca un tipo específico de cáncer, como el cáncer colorrectal.

¿Cuáles son las causas del moco en las heces?

Una cantidad inusual de moco en las heces puede tener su origen en varias afecciones, como por ejemplo:

El moco en las heces puede deberse a enfermedades del tracto digestivo, entre las que se encuentran: 

Infección intestinal
Una infección bacteriana gastrointestinal, puede ser:

  • Una  intoxicación alimentaria por Salmonella,
  • Una infección por Campylobacter,
  • Diarrea del viajero.

Generalmente, en estos casos el médico receta antibióticos y fermentos lácticos aunque el paciente sea un niño.

Disentería bacteriana
La disentería es una infección bacteriana que provoca la producción de moco.
De vez en cuando, una persona puede presentar:

  • Pus en las heces,
  • Heces de color rojo (sangre en las heces),
  • Dolor abdominal intenso,
  • Pérdida de peso involuntaria.

Se trata de síntomas graves de infección que puede ser mortal si no se trata inmediatamente.

La Gastroenteritis viral (infección del aparato gastrointestinal) puede provocar:

  • Náuseas,
  • Vómito,
  • Diarrea,
  • Fiebre,
  • Cólicos abdomnales.

Las Infecciones por parásitos intestinales como la Giardia Lambdia pueden provocar:

  • Diarrea,
  • Malabsorción,
  • Obstrucción intestinal (en los casos más graves).

Algunos tipos de gusanos en el intestino, por ejemplo las lombrices intestinales provocan prurito anal intenso, especialmente durante la noche.

 

Colitis ulcerosa
En la colitis ulcerosa, la membrana mucosa del intestino grueso (colon):

  • Se inflama,
  • Desarrolla pequeñas lesiones conocidas como úlceras.

Estas úlceras sangran y pueden producir:

  • Pus,
  • Moco.

El moco puede ser bastante voluminoso y sale junto con las heces.

Síndrome del intestino irritable (SII)
El síndrome del intestino irritable se caracteriza por un aumento de la producción de moco en el intestino que sale junto con las heces.
El moco puede formarse:

  • Especialmente en caso de SII acompañado de diarrea predominante,
  • Raramente, si el paciente sufre SII con estreñimiento predominante o en la forma alterna.

Enfermedad de Crohn
La expulsión de moco en las heces de los adultos es raro, pero posible en las personas que padecen enfermedad de Crohn.
Si se detecta moco filamentoso en las heces de una persona con enfermedad de Crohn también puede estar relacionado con el desarrollo de fisuras anales.

Absceso rectal
Un absceso rectal perianal produce varios síntomas, tales como:

También se puede observar un flujo parecido al pus que sale del orificio del absceso o al limpiarse después de evacuar.

Esto es distinto del moco filamentoso en las heces ya que, en realidad, el pus y otras sustancias líquidas se acumulan en un absceso a causa de una infección.

Cuando el absceso es crónico, puede formarse una fístula anal (orificio o canal de comunicación inusual entre el canal anal y la piel alrededor del ano).

Hemorroides externas
Si las hemorroides sobresalen del ano pueden formarse pérdidas de moco visibles en:

  • Las heces,
  • El papel higiénico.

Otras causas

Moco en las heces del bebé

Por lo general, el moco en las heces del bebé indica una infección; la más común es la gastroenteritis en la que el lactante también presenta diarrea.

¿Cuándo preocuparse? Causas graves o mortales del moco en las heces

En algunos casos, el moco en las heces puede deberse a una enfermedad grave o peligrosa que requiere una evaluación inmediata.

Entre estos casos se encuentran:

Obstrucción intestinal
Oclusión intestinal que provoca estreñimiento, graves calambres abdominales y vómitos, además de la evacuación de moco.
Una obstrucción intestinal puede deberse a una de las muchas enfermedades que provocan heces duras:

  1. Adherencias (tejido cicatricial),
  2. Hernia inguinal o abdominal,
  3. Cálculos biliares,
  4. Tumor,
  5. Tras comer un objeto no alimentario.

Por lo general, la obstrucción se trata en hospital y a veces se requiere una operación quirúrgica para extraer la materia fecal.

Invaginación intestinal
La invaginación intestinal es una enfermedad en la que una parte del intestino se pliega y un segmento del intestino penetra dentro de otro.
La invaginación intestinal es más común en los niños de hasta un año de edad.

Algunos de los síntomas de la invaginación intestinal son:

  • Cólicos abdominales,
  • Sangre y moco en las heces,
  • Vómito,
  • Hinchazón abdominal.

Si la invaginación intestinal no es tratada, puede provocar:

  • Aporte de sangre reducido hacia el intestino,
  • Necrosis del intestino,
  • Peritonitis,
  • Shock hipovolémico.

Vólvulo de colon (torsión de colon)
La intususcepción es el deslizamiento de una parte del intestino dentro de otra que puede reducir el suministro de sangre, provocar obstrucción y necrosis del tejido.

Otros síntomas pueden producirse junto con el moco en las heces

Los otros síntomas varían dependiendo de la enfermedad o el trastorno subyacente.
Los síntomas que afectan con frecuencia al aparato digestivo también pueden implicar otros órganos del cuerpo.

cáncer de colon, moco en las hecesEntre los síntomas del tracto digestivo que se pueden observar junto con el moco en las heces se encuentran:

  • Dolores en el bajo vientre o calambres abdominales, por ejemplo in caso de disentería, intestino irritable, diverculitis, endometriosis y obstrucción intestinal.
  • Abdomen hinchado o aire en el vientre, en caso de enfermedad celíaca o colon irritable.
  • Heces particularmente malolientes, especialmente en caso de infección.
  • Sangre en las heces (la sangre puede ser de color rojo, negro y alquitranado).
  • Cambios en el color y consistencia de las heces.
  • Heces blandas, sobre todo en caso de infección intestinal.
  • Incontinencia fecal (incapacidad para controlar las heces).
  • Meteorismo y flatulencia, por ejemplo en casi de colon irritable.
  • Dolor al evacuar, en caso de hemorroides o de fisuras anales.
  • Necesidad urgente de evacuar, puede estar causada por la enfermedad de Crohn y por colitis ulcerosa.

Otros síntomas que pueden observarse son:

Color de las heces
Además del moco, se puede observar un color anómalo de las heces; por ejemplo, si son anaranjadas pueden tener su origen en alimentos ricos en betacaroteno:

  • Zanahoria,
  • Boniato,
  • Albaricoque,
  • Calabaza,
  • Melón,
  • Mango.

Tratamiento para el moco en las heces

El tratamiento depende de la enfermedad que provoca la formación del moco; pueden requerirse:

  • Medicamentos,
  • Intervención quirúrgica,
  • Generalmente, una buena alimentación suele ser suficiente para curarse.

Se debe consultar a un médico antes de tomar fármacos durante la gestación y la lactancia.

Remedios naturales para el moco en las heces

Entre los remedios naturales para el moco en las heces se encuentran:

Semilla de psylliu
Las semillas de psylliu tienen propiedades:

  • Prebióticas: favorecen el re-equilibrio de la flora intestinal,
  • Antinflamatorias,
  • Laxantes, en caso de estreñimiento ya que ablandan las heces y aumentan la masa fecal. De esta manera estimulan la peristalsis,
  • Antidiarréicas, debido a que absorben los líquidos en el intestino.

Se recomiendan especialmente en caso de:

  • Colitis,
  • Síndrome del intestino irritable.

Se recomienda incorporar de 5 a 7 gramos de semillas de psyllium en la alimentación diaria.
Hay que beber por lo menos un vaso de agua depués de haber ingerido las semillas.
Reducir el estrés también puede ser beneficioso.

 

Dieta y alimentación para el moco en las heces

Una alimentación saludable y rica en fibras favorece el funcionamiento del sistema digestivo.

Se debe evitar consumir una cantidad excesiva de café, cafeína y té para reducir el moco en las heces ya que la cafeína puede provocar complicaciones y problemas digestivos.

¿Un cambio en la dieta puede ayudar a prevenir el moco en las heces?
Para evitar el moco en las heces y prevenir las recidivas se recomienda seguir hábitos alimenticios saludables.
Para mejorar la salud intestinal es necesario añadir alimentos ricos en fibra, tales como:

  • Frutas y verduras,
  • Salvado,
  • Alubias,
  • Frambuesas.

Se deben evitar los alimentos picantes y procesados.
De esta manera, se mejorará la salud digestiva general.

Ayuno
Ayunar por 2 o 3 días (si no existen contraindicaciones) es muy beneficioso, debido a que:

  1. El cuerpo se concentra en curar la infección o la inflamación ya que no debe gastar energías en la digestión de los alimentos.
  2. Favorece la cicatrización de heridas y úlceras.
  3. Tiene una función de desintoxicación gracias a que el hígado puede concentrarse en elaborar las toxinas del cuerpo ya que no debe metabolizar las sustancias nutritivas que vienen del intestino.
Moco en las heces ultima modifica: 2016-07-10T21:34:46+00:00 da Fisioterapia Rubiera