Ovarios poliquísticos

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad endocrina muy común en las mujeres en edad fértil.
Puede provocar ciclos menstruales irregulares e infertilidad.
El SOP también puede alterar el aspecto físico. Si no es tratado, en el futuro podría provocar graves problemas de salud, como diabetes y enfermedades cardíacas.
En la mayoría de las mujeres con SOP se generan quistes pequeños en los ovarios.


Es importante mencionar que la mayoría de las mujeres que padecen de esta enfermedad presentan varios quistes pequeños en los ovarios.

Sin embargo, existen muchos motivos por los cuales se presentan estos quistes, incluso si la mujer es virgen.
Para confirmar el diagnóstico del síndrome de ovario poliquístico son más relevantes los síntomas que la presencia de los quistes.
El síndrome de ovario poliquístico afecta del 5 al 10 % de las mujeres y es la causa más común de infertilidad en estas.

Los síntomas del síndrome de ovario poliquístico pueden empezar en la adolescencia bajo la forma de ciclo menstrual irregular, pero una mujer puede padecer de esta enfermedad y no saberlo hasta que se presentan los síntomas y/o la infertilidad.

 

¿Cómo actúan las hormonas en el ciclo menstrual?

Los hombres y las mujeres producen hormonas sexuales, pero en cantidades diferentes. En las mujeres, los ovarios producen estrógenos, progesterona y también andrógenos. Estas hormonas regulan el ciclo menstrual de la mujer y la ovulación, es decir, cuando se libera un óvulo.
Aunque a veces los andrógenos son considerados “hormonas masculinas”, todas las mujeres las producen.

En las jóvenes, el síndrome de ovario poliquístico, la cantidad de andrógenos producidos por los ovarios es más alta de lo normal y esto puede afectar el desarrollo y la liberación del óvulo. Algunas veces, en lugar de que los óvulos maduren, se desarrollan los quistes, que son sacos pequeños llenos de líquido.

Los quistes, al contrario de los óvulos que se liberan durante la ovulación, se desarrollan en los ovarios y pueden crecer. Dado que las mujeres con el síndrome de ovario poliquístico no pueden ovular o liberar el óvulo cada mes, es común que tengan un ciclo menstrual irregular o que lo salten.

 

¿Cuáles son las causas del síndrome de ovario poliquístico?

No se conoce la causa del síndrome de ovario poliquístico. La mayoría de los expertos cree que varios factores, como los factores genéticos, tienen un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad.
Un problema importante relacionado con el síndrome de ovario poliquístico es el desequilibrio hormonal.

En las mujeres con síndrome de ovario poliquístico, los ovarios producen más andrógenos de lo normal.
Los andrógenos son hormonas masculinas que también pueden ser producidas por las mujeres.
Un nivel muy alto de estas hormonas puede afectar el desarrollo y la liberación de los óvulos durante la ovulación.

Los científicos creen que la insulina puede estar relacionada con el síndrome de ovario poliquístico.

La insulina es una hormona que permite que el azúcar penetre en las células para generar la energía necesaria para el funcionamiento del cuerpo.
Muchas mujeres con el síndrome de ovario poliquístico tienen demasiada insulina en el cuerpo.
Al parecer, la insulina en exceso puede provocar un incremento de la producción de andrógenos.

Un nivel muy elevado de andrógenos puede causar:

  • Acné,
  • Crecimiento excesivo de vellos,
  • Aumento de peso

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de ovario poliquístico?

Los síntomas del síndrome de ovario poliquístico pueden variar de mujer a mujer.
Los posibles síntomas son:

Infertilidad, es decir, la imposibilidad de llevar a cabo un embarazo por la falta de ovulación.
El síndrome de ovario poliquístico es la causa más común de infertilidad femenina (la mujer no puede quedarse embarazada) y de aborto espontáneo.

Las posibles alteraciones del ciclo menstrual son:

  • Interrupción de la menstruación (amenorrea)
  • Alteración del ritmo normal del ciclo (oligomenorrea) y atrasos menstruales,
  • Dolores menstruales,
  • Hirsutismo, aumento de vello, sobre todo en rostro, pecho, abdomen, espalda, pulgar o en los dedos de los pies,
  • Quistes en los ovarios,
  • Acné o piel grasa,
  • Aumento de peso u obesidad, generalmente la grasa se acumula alrededor de la cintura,
  • Calvicie o alopecia (clareo del cabello),
  • Manchas oscuras o negras en cuello, brazos, senos o muslos,
  • Dolor en los ovarios (dolor en la parte baja del abdomen),
  • Apnea del sueño, cuando se deja de respirar por periodos de tiempo breves mientras se duerme.

 

Exámenes y diagnóstico del ovario poliquístico

 

ovario, poliquístico, ovulación, desarrollo, interrumpido, folículo, ovocito, cuerpo lúteo, cuerpo albicans
Ovario poliquístico

No existe un examen específico para diagnosticar definitivamente el síndrome del ovario poliquístico. El diagnóstico se realiza por exclusión.
El médico tiene en consideración todos los signos y síntomas y luego excluye otras posibles afecciones.

Si se presentan dos de los siguientes tres criterios es posible diagnosticar la enfermedad:

  • Ovario poliquístico (12 folículos periféricos o más o aumento del volumen del ovario, si supera los 10 cm³)
  • Ovulación reducida o falta de ovulación
  • Síntomas clínicos o bioclínicos de hiperandrogenismo.


Durante este proceso, el médico tiene en cuenta varios factores:

  • Historia clínica
    El médico debe examinar los cambios en el ciclo menstrual, cambios de peso y otros síntomas.
  • Examen físico
    Durante el examen físico, el médico mide la estatura, el peso y la presión sanguínea.
  • Examen pélvico
    Durante el examen pélvico, el médico realiza una inspección manual y visual de los órganos reproductores en busca de rastros de masas o de otras anomalías.
  • Exámenes de sangre
    Se debe analizar la sangre para medir los niveles de algunas hormonas y así poder descartar posibles causas de anomalías menstruales o de andrógenos en exceso que hacen pensar en el síndrome del ovario poliquístico.
    Pueden realizarse algunos exámenes de sangre adicionales como el del colesterol, en ayunas, el de los niveles de triglicéridos, el de la glucemia y la prueba de tolerancia a la glucosa.
  • Ecografía pélvica
    Una ecografía pélvica muestra la apariencia de los ovarios y el espesor de la capa que recubre el útero. Durante este examen, el médico introduce en la vagina un instrumento con una sonda (transductor), el procedimiento se conoce como ecografía transvaginal.

 

Complicaciones del ovario poliquístico

El síndrome del ovario poliquístico es una enfermedad grave, en algunos casos puede ser peligrosa por sus posibles complicaciones.

Oligomenorrea (ciclo menstrual insólito) o amenorrea (ausencia de ciclo menstrual) son muy conocidos porque, si no son tratados, causan una predisposición a la hiperplasia del endometrio y al carcinoma del endometrio.
Por regla general, debe seguirse una terapia a base de progestágenos para inducir la hemorragia por suspensión de hormonas cada 3 o 4 meses, como mínimo.


Los factores de riesgo cardiovascular aumentan, por ejemplo la obesidad, el hiperandrogenismo, la hiperlipidemia y la hiperinsulinemia.
Por esta razón a las mujeres que padecen del síndrome del ovario poliquístico se les recomienda controlar su peso, pues tienen un riesgo más alto de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Las mujeres que padecen de síndrome del ovario poliquístico, tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2, especialmente si:

  • Tienen obesidad,
  • Existe diabetes familiar tipo 2 en la historia familiar,
  • Tienen más de 40 años, por esto deberían realizarse varios exámenes.

Las mujeres que padecen del síndrome del ovario poliquístico pueden sentir cansancio o somnolencia diurna y pueden roncar mientras duermen, estos síntomas pueden estar causados por la apnea del sueño.

 

Complicaciones del ovario poliquístico durante el embarazo

En las mujeres con síndrome del ovario poliquístico, existe un riesgo elevado de desarrollar diabetes gestional que puede llegar a ser el doble respecto al riesgo normal.
Las mujeres que padecen de esta enfermedad antes del embarazo, deben realizarse exámenes para detectar la diabetes gestional antes de la semana 20 de gestación, si se detectan anomalías deben acudir a un especialista.
Las mujeres con el síndrome del ovario poliquístico también presentan un mayor riesgo de nacimientos prematuros y de preeclampsia.

 

El tratamiento  del ovario poliquístico

El síndrome del ovario poliquístico no se puede curar, pero se pueden reducir los síntomas.
Los tratamientos pueden variar dependiendo si se presenta un solo síntoma o más de uno. Algunas de las opciones de tratamiento son:

  • Perder peso y tener una alimentación saludable,
  • Un tratamiento hormonal, como algunos tipos de píldoras anticonceptivas o medicamentos anti andrógenos que interrumpen los efectos de las hormonas masculinas en el cuerpo.
  • Un medicamento llamado metformina para mejorar la sensibilidad del cuerpo a la insulina.
  • Un medicamento para la fertilidad llamado clomifeno, en algunos casos se puede llegar a un tratamiento más complejo como la fecundación in vitro.
  • Una crema llamada eflornitina para interrumpir el crecimiento del vello en exceso (hirsutismo).
  • Intervención quirúrgica para el tratamiento de los ovarios conocida como perforación ovárica laparoscópica.

 

Remedios naturales para el síndrome del ovario poliquístico

En las mujeres que tienen sobrepeso, los síntomas y los riesgos de complicaciones a largo plazo causados por el síndrome del ovario poliquístico, pueden disminuir considerablemente si se pierde el peso en exceso.
Perder peso reduce la cantidad de insulina que el cuerpo debe producir.
Esto, a su vez, reduce el nivel de testosterona y mejora la posibilidad de ovulación.
Los problemas menstruales y la fertilidad mejoran junto con una disminución significativa del vello en exceso.

Para perder peso puede seguirse una dieta adecuada y realizar de 45 a 60 minutos de ejercicio aeróbico todos los días.
Puede que el médico remita la paciente a un dietista que sabe qué dieta recomendarle.
Una pérdida de peso de solo un 5 % implica una mejoría significativa del síndrome del ovario poliquístico.

Entre los remedios naturales están:

  • La acupuntura que favorece la fertilidad femenina.
  • El sauzgatillo que actúa sobre la hipófisis y puede incrementar la producción de la hormona LH (luteinizante) y puede disminuir el riesgo de FSH (hormona folículo estimulante) en la sangre.

 

Suplementos de vitamina B y ácido fólico
Algunos estudios científicos demuestran que el suplemento llamado mioinositol, que se deriva de la vitamina B, junto con el ácido fólico reducen los síntomas ya que:

  • Favorecen la actividad de la insulina (hormona que lleva el glucosio hacia las células y por lo tanto reduce la glucemia)
  • Regulariza los valores de las hormonas andrógenas en la sangre.

 

Tratamiento hormonal para el ovario poliquístico

Algunos medicamentos hormonales antiandrógenos bloquean los efectos “masculinos” de las hormonas (por ejemplo la testosterona) que pueden causar síntomas de síndrome del ovario poliquístico (en especial el exceso de vellos en el rostro y la pérdida del cabello).

Algunos de estos medicamentos son:

  • Acetato de ciproterona
  • Espironolactona
  • Flutamida
  • Finasterida

El tratamiento hormonal también puede resolver los problemas del ciclo menstrual irregular o ausente.
La píldora anticonceptiva puede ser recomendada para inducir el ciclo menstrual regular. Esto también reduce el riesgo a largo plazo de desarrollar cáncer de la capa que recubre el útero (cáncer del endometrio), si no hay ciclo menstrual.

Las gonadotropinas (hormonas producidas por el cuerpo que estimulan los ovarios) son recomendadas para las mujeres con síndrome del ovario poliquístico en quienes el clomifeno (veáse a continuación) no ha surgido efecto.
Sin embargo, las gonadotropinas pueden sobreestimular el ovario causando un embarazo múltiple.
Una alternaiva a este tratamiento es la intervención quirúrgica (véase abajo).

Clomifeno
Si quiere concebir, pero no hay ovulación, se pueden estimular los ovarios con un medicamento para la fertilidad llamado clomifeno.
El clomifeno corrige el desequilibrio hormonal aumentando así las probabilidades de ovulación y, por lo tanto, mejorando la fertilidad.

Medicamentos para la diabetes
Un medicamento para la diabetes llamado metformina puede incrementar la ovulación de las mujeres que padecen de síndrome del ovario poliquístico, junto con otros tratamientos.
Además, puede reducir los riesgos para la salud causados por la resistencia a la insulina y por los niveles anormales de las hormonas masculinas. Puede tomarse junto con el clomifeno.
Sin embargo, la metformina no es un medicamento para perder peso.

Eflornitina
La eflornitina es una crema que interrumpe la acción de una enzima que se encuentra en los folículos de los cabellos y que es necesaria para el crecimiento del cabello.
La crema retarda el crecimiento del vello facial indeseado, por esto se puede utilizar junto con un producto para la eliminación del vello.
Se percibe una mejoría a partir de cuatro u ocho semanas tras el tratamiento.

 

Intervención quirúrgica para el ovario poliquístico

Una opción de tratamiento puede ser una cirugía menor llamada perforación ovárica laparoscópica.
Se realiza con anestesia general. El médico realiza un corte pequeño en el abdomen e introduce en el abdomen un instrumento quirúrgico bastante largo llamado laparoscopio.
Después, los ovarios son tratados quirúrgicamente por medio de calor o de un láser.
El objetivo de la operación es destruir el tejido que produce los andrógenos (hormonas masculinas).
La perforación ovárica laparoscópica reduce los valores hormonales de testosterona y de la hormona luteinizante e incrementa los niveles de las hormonas folículoestimulantes. La operación corrige el desequilibrio hormonal y por lo tanto restaura la función normal de los ovarios.

Otros medicamentos
Las personas con sobrepeso pueden tomar un medicamento para perder peso, como por ejemplo orlistat, pero deben tener cuidado con las posibles contraindicaciones y efectos secundarios.
Si el nivel de colesterol en la sangre es alto, el médico puede prescribir un medicamento para disminuir el colesterol (estatinas) como la simvastatina. No es común que se prescriba este medicamento si la mujer desea tener hijos.
El médico también puede sugerir un tratamiento para el acné.