Apnea del sueño

La apnea de sueño es un trastorno frecuente de la respiración que puede provocar mucha molestia y afectar a todo el mundo: recién nacidos, niños, jóvenes, adultos y mayores.

Tipos de apnea del sueño

Se distinguen tres tipos de apnea del sueño:

  1. Síndrome de apneas obstructivas del sueño: este tipo es el más frecuente. Los músculos de la garganta se relajan y colapsan durante el sueño. El paciente sufre pausas frecuentes durante la respiración debido a la obstrucción física de las vías respiratorias.

pulmón, apnea

  1. Apnea central del sueño: este tipo de apnea se verifica cuando el cerebro no envía las señales a los nervios e impide al sistema respiratorio mantener abierta la garganta y, por consiguiente, la tráquea se bloquea. La consecuencia es una serie de pausas en la respiración durante el sueño.

  1. Apnea mixta: se trata de una mezcla entre la apnea obstructiva del sueño y central. Las causas son:

  • obstrucción física
  • control erróneo por parte del cerebro

 

 

Causas de apnea del sueño

Obesidad
El exceso de grasa en los pulmones obstaculiza el paso de aire y también puede ocasionar el colapso de las vías aéreas.

Reflujo ácido
Si los jugos gástricos entran el esófago pueden causar lesiones. Si el reflujo empeora, puede dañar el tejido de las cuerdas vocales.
Si el paciente sufre de reflujo gastroesofágico crónico, pueden formarse cicatrices en el interior de la garganta que bloquean las vías aéreas, ocasionando la apnea del sueño.

Asma
El asma puede obstruir las vías aéreas durante el sueño y, por consiguiente, ocasionar apnea del sueño.
Otras alergias pueden irritar la garganta durante el sueño. El resfriado y la nariz tapada pueden empeorar el trastorno.

Forma física
La obstrucción de las vías aéreas puede deberse a distintos factores, tales como:

1. Obstrucción nasal,
2. Forma de la mandíbula,
3. Cuello ancho,
4. Lengua larga,
5. Amígdalas hinchadas,
6. Tráquea estrecha.

Estilo de vida
El tabaquismo y el consumo de alcohol ocasionan el relajamiento de los músculos de la garganta que obstaculizan la respiración durante el sueño.
El reflujo gastroesofágico y el ardor en el estómago pueden provocar apnea del sueño.
El abuso de drogas y de estupefacientes puede ocasionar apnea central del sueño.

Signos de apnea del sueño

Las personas que padecen apnea del sueño roncan. Se trata de ronquidos muy ruidosos, sobre todo en caso de apnea obstructiva del sueño.

Entre otros síntomas se encuentran:

1. Resoplidos durante el sueño
2. Dificultades para respirar durante el sueño
3. Sensación de ahogo
4. Largas pausas en la respiración durante el sueño

Síntomas de apnea del sueño
La cantidad de oxígeno que llega al cerebro disminuye debido a las pausas en la respiración. Los síntomas de apnea del sueño son:

1. Incapacidad para concentrarse
2. Insomnio
3. Pérdida de memoria
4. Cansancio
5. Somnolencia durante el día
6. Dolor de cabeza
7. Siestas frecuentes
8. Irritabilidad
9. Mal humor
10. Hipertensión
11. Depresión
12. Taquicardia (cuando se vuelve a respirar)
13. Micción frecuente durante la noche
14. Cambios de personalidad
15. Ronquidos
16. Respiración por la boca
17. Sudoración de noche
18. Levantarse a menudo para orinar
19. Ansia
20. Pesadillas
21. Mayor riesgos de tumores
22. Boca seca por la mañana
23. Olvidos

La duración de la enfermedad depende del tratamiento, ya que la apnea del sueño no se cura por sí sola.

Apnea del sueño y trastorno por estrés postraumático (TEPT)

Se trata de un trastorno de ansiedad que puede desarrollarse en personas expuestas a sucesos traumáticos que involucran daños físicos o mentales. Cualquier evento traumático, que nos expone al dolor y al miedo de morir o de perder algo o a alguien muy querido de forma inminente, puede ser el desencadenante del TEPT.
Los estudios demuestran que las personas con trastorno por estrés postraumático (TEPT) suelen padecer apnea del sueño o respiración superficial durante la noche.
El estrés puede afectar al mecanismo de la respiración y estas irregularidades respiratorias pueden privar del sueño al individuo.
La relación entre los trastornos del sueño y el TEPT se atribuye principalmente a los flashbacks recurrentes y a las pesadillas.
De hecho, los episodios de respiración irregular debidos a apnea central del sueño pueden presentarse con mayor frecuencia si el paciente revive los eventos traumáticos durante la fase REM del sueño. Las pesadillas pueden ocasionar respiración acelerada y en ocasiones el paciente puede despertarse por falta de aliento.

Apnea del sueñoApnea del sueño en niños

Causas y síntomas

Las causas más frecuentes de apnea del sueño en niños son adenoides y amígdalas hinchadas que suelen obstruir las vías respiratorias durante el sueño.
Como los niños disponen de conductos respiratorios más finos que los adultos, basta una pequeña hinchazón para ocasionar esta enfermedad.

Los tumores de garganta también pueden provocar apnea del sueño. Sobre todo de noche, cuando el niño duerme, los músculos se relajan y el tumor obstruye las vías respiratorias.

La obesidad infantil y el exceso de grasa en el pecho provocan el estrechamiento de las vías aéreas que puede ocasionar apnea del sueño.

Algunos niños tienen el cerebro poco desarrollado, lo que puede afectar a la respiración de noche.

Síntomas de apnea del sueño en niños

El síntoma más frecuente es el ronquido.
El niño puede experimentar sueño inquieto y poco reconfortante.
Los trastornos del sueño y la enuresis nocturna (micción involuntaria) están relacionados. Un niño con apnea del sueño tiene más probabilidad de padecer este trastorno en relación con los demás. El niño puede acusar somnolencia durante el día. También se pueden verificar:

1. Cambios de comportamiento,
2. Falta de atención,
3. Irritación,
4. Agresividad.

¿Cuáles son los riesgos y los daños de la apnea del sueño?

1. La somnolencia durante el día puede aumentar el riesgo de accidentes de coche;
2. La apnea del sueño aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, tales como embolias (que pueden ocasionar ictus), tensión alta, infarto y fatiga del corazón;
3. Déficit de atención y de memoria debidos al menor aporte de oxígeno al cerebro;
4. Impotencia debida a la hipoxia (carencia de oxígeno) que afecta a las células que producen testosterona;
5. Entre los peligros de la apnea del sueño, las mujeres embarazadas presentan un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Diagnóstico de la apnea del sueño

El médico especialista de este trastorno es el neumólogo.

El neumólogo controla la historia clínica del paciente y pregunta a la pareja del paciente si éste ronca o experimenta pausas en la respiración. El examen más indicado es la polisomnografía que:

1. Registra las apneas del sueño;
2. Permite conocer el tipo de apnea (central, obstructiva, mixta);
3. Muestra los valores de saturación del oxígeno en la sangre;
4. Detecta arritmias.

¿Qué hacer? Tratamiento

Dispositivo bucal
El dispositivo bucal puede ser muy útil para resolver esta enfermedad o reducir los síntomas.
Se trata de un aparato dental de plástico que se introduce en la boca y que empuja gradualmente hacia adelante la mandíbula inferior y levanta el velo del paladar para mantener despejadas las vías respiratorias. También se utiliza para curar el ronquido.

1. Dispositivo bucal similar a una máscara de oxígeno

Este dispositivo se encuentra entre las mejores alternativas a dispositivos respiratorios que emplean presión positiva continua en las vías respiratorias (denominados CPAP, por sus siglas en inglés)

Se trata de un dispositivo eficaz, cómodo y conveniente. 
El dentista o el ortodontista pueden hacer un dispositivo bucal hecho a medida, aunque existen dispositivos bucales estándar. Se puede dormir en cualquier posición y se puede beber y hablar.

2. Dispositivos para el avance mandibular
Es un tratamiento muy eficaz para las enfermedades que provocan insomnio y ronquido.
El dispositivo ajusta la mandíbula inferior e impide que la lengua se mueva hacia la faringe.

Dispositivos mecánicos
Existen distintos tipos de aparatos mecánicos para la ventilación que ayudan a abrir las vías aéreas durante el sueño. El dispositivo más común es aquel que emplea presión positiva continua en las vías respiratorias, denominado CPAP por sus siglas en inglés.
Este dispositivo tiene una mascarilla que el paciente se coloca cuando está en la cama y debe tenerla toda la noche. Esta mascarilla aumenta la presión del aire en la nariz, impidiendo así el relajamiento y la obstrucción de las vías aéreas.

Además del CPAP, existen otros dispositivos cuyo objetivo es regular la presión del aire durante el sueño.
Algunas personas pueden experimentar dificultades para ponerse la mascarilla.

Fármacos: aunque los medicamentos no solucionan el problema, pueden reducir los síntomas provocados por apneas del sueño. Algunos fármacos pueden tener efectos secundarios graves. Para evitar la somnolencia durante el día el médico prescribe a menudo estimulantes como el modafinilo.

Operación quirúrgica del paladar: si la causa de la de apnea del sueño es el velo del paladar, el tratamiento más eficaz es la intervención quirúrgica. Se trata de una técnica muy poco invasiva y que prevé la ablación de una parte de la úvula y del velo paladar. Esta intervención es eficaz para reducir el ronquido y otros trastornos respiratorios.
Hoy en día, también se puede utilizar el láser para modelar la úvula y del velo del paladar (uvulopalatoplastia) y la operación se efectúa con anestesia local.

Operación quirúrgica de la mandíbula: a esta intervención se someten pacientes que tienen una forma peculiar de mandíbula que acentúa la obstrucción de las vías respiratorias. El cirujano corrige la posición y ajusta la mandíbula para resolver el problema.

Traqueotomía: durante esta intervención, el cirujano practica una pequeña incisión e introduce un pequeño tubo flexible en el cuello. La operación se efectúa con anestesia general (el paciente está dormido). El tubo sirve de auxilio a la respiración actuando de bypass de las vías aéreas tapadas.
Entre las complicaciones de la traqueotomía a largo plazo se encuentran trastornos del lenguaje e infecciones pulmonarias.

Remedios y terapias naturales

Aunque algunas terapias alternativas para la apnea del sueño puedan ser útiles para controlar la enfermedad, no existen todavía pruebas científicas que demuestren su eficacia.
En cuanto a la obesidad, se aconseja adelgazar adoptando un régimen adecuado y practicando una actividad física regular. Se aconseja evitar dulces y alimentos que puedan provocar alergias.
Los ejercicios de respiración pueden ser útiles, como por ejemplo el pranayama (una técnica de yoga).
Entre los remedios fitoterápicos, la verbena olorosa es eficaz en controlar la enfermedad en algunos pacientes. Las personas que han sufrido traumas emotivos pueden desarrollar esta enfermedad y la verbena olorosa tiene un efecto calmante que les ayuda a dormir.
El fortalecimiento de los músculos de la garganta puede evitar la obstrucción de las vías aéreas que provoca apnea del sueño. Entre los ejercicios posibles están las clases de canto o tocar un instrumento de viento.

Algunos remedios caseros útiles son:

1. Adelgazar
2. Dejar de fumar
3. Liberar y abrir las vías nasales antes de acostarse, por ejemplo mediante inhalaciones de vapor.
4. Dormir boca arriba (posición supina) puede favorecer el desplazamiento del velo del paladar y de la lengua hacia la parte posterior de la garganta.
5. Se debe dormir de lado.