Remedios contra las flemas o mucosidad

Rate this post

Las flemas (o expectoración) son una mezcla de moco solidificado que puede acumularse en la garganta y en los pulmones.

El moco es una secreción viscosa producida por las mucosas.
La tos productiva es muy importante para mantener un buen estado de salud.
A pesar de ser un mecanismo del cuerpo para expeler las sustancias ajenas, la tos puede ser el síntoma de un problema de salud.


Remedios contra las flemas o mucosidad

 

Causas de flemas en la garganta de adultos y niños

Las flemas en la garganta pueden ser síntoma de distintas enfermedades, como por ejemplo enfermedades agudas y crónicas de las vías respiratorias.

Alergias
Las alergias alimenticias y ambientales pueden provocar moco o flemas en la garganta. Las reacciones alérgicas se deben a cuerpos ajenos o sustancias irritantes como polvo, humos o polen. Los alimentos que provocan, con mayor frecuencia, alergias en los niños son la leche y sus derivados.
Cada vez que los tejidos de la garganta entran en contacto con estos alérgenos, aceleran la producción de moco para expulsar estas sustancias.

Infecciones
Las infecciones virales (o bacterianas) como el resfriado, la gripe o la sinusitis pueden dar lugar a la producción de moco o flemas que se acumulan en la garganta. 

Bronquitis
La bronquitis se clasifica en dos tipos: bronquitis aguda o crónica.
La bronquitis aguda tiene su origen en una infección respiratoria o en el frío.
Los síntomas de la bronquitis aguda son fiebre, dolor de pecho y tos seca que se vuelve a final productiva con flemas claras, amarillas o verdes.
La bronquitis crónica es una irritación constante o una inflamación en los bronquios cuyo origen se encuentra principalmente en el tabaquismo.
La tos crónica y la falta de aliento son los síntomas más comunes de la bronquitis crónica. 

Secreción postnasal
El moco en la garganta puede ser un síntoma de secreción postnasal, sobre todo por la mañana.
Las causas son sinusitis, trastornos en la deglución, alergia o rinitis. 

Laringitis
La laringitis es una inflamación de la laringe o de las cuerdas vocales.
Acciones como gritar, chillar o cantar pueden forzar las cuerdas vocales y provocar la inflamación, así como aumentar la producción de flemas. 

Tabaquismo
Fumar puede irritar el revestimiento mucoso de las vías respiratorias y provocar una producción excesiva de moco y flemas en la nariz y la garganta.
Además, el tabaco es la causa más común de la broncopatía crónica obstructiva (BPCO), que incluye el enfisema y la bronquitis crónica.

Neumonía
La neumonía es una infección de los alvéolos pulmonares que tiene su origen en bacterias, virus o hongos.
Los demás síntomas son fiebre, escalofríos, dolor torácico, falta de aliento, dolor de cabeza, cansancio, dolores musculares, náuseas y vómito.
Algunas personas presentan un mayor riesgo de desarrollar una forma grave de neumonía, como por ejemplo:

  1. Niños pequeños
  2. Personas mayores
  3. Personas con un sistema inmunitario débil (por ejemplo, por culpa del SIDA) 

Otras causas
Las flemas en la garganta también pueden deberse a otras enfermedades como:

  • Amigdalitis
  • Faringitis
  • Reflujo gastroesofágico
  • Tuberculosis

Tos crónica con flemas

Por lo general, la tos crónica con flemas se debe a una infección de las vías respiratorias.

Causa de flemas crónicas y persistentes
La tos constante con flemas por la mañana tiene su origen en la acumulación del moco en los pulmones por la noche. La tos crónica con flemas en los niños, así como en los adultos, puede deberse a una alergia al polvo, productos químicos, humos, etc.
El tabaquismo es una de las principales causas de la tos crónica con flemas. Cuando una persona deja de fumar, el cuerpo reacciona e intenta expeler el alquitrán y las toxinas acumuladas, por lo que es habitual que la persona tenga tos con flemas verdes.
El moco en los pulmones puede deberse a bronquitis aguda, asma, sinusitis, infecciones pulmonares y tos ferina.

 

Color de las flemas

  • Flemas claras: el color original de las flemas es blanco. El moco claro o amarillo aparece en las fases iniciales de la enfermedad en caso de enfermedad leve. El moco claro puede indicar una infección.
  • Flemas amarillas: es posible que las flemas cambien de consistencia y color en función del estadio de la enfermedad. El moco amarillo aparece en caso de infección bacteriana del tracto respiratorio inferior, sinusitis, resfriado o gripe. Las células inflamatorias producen un moco denso y amarillo. Además, la expulsión del moco se vuelve dolorosa y molesta, sobre todo si es denso. La bronquitis crónica, la secreción postnasal y el reflujo gastroesofágico son algunas de las enfermedades que provocan la expulsión de expectoración amarilla.
  • Bronquitis, inflamación , bronquiosFlemas verdes: pueden deberse a una infección bacteriana (por ejemplo, tuberculosis) o a la secreción postnasal.
  • Flemas con sangre: la sangre puede aparecer en la expectoración si se fuma mucho. Además, la tos con flemas y sangre indica una congestión grave de las vías respiratorias, o bien lesiones en los senos y en las cavidades nasales. La presencia de sangre en la expectoración puede ser un signo de tuberculosis o de tumor de pulmón. A veces, la bronquitis también es responsable de la producción de flemas con manchas de sangre.

 

Tratamiento para disolver las flemas

No se debe descuidar la secreción postnasal.
Se debe conocer el origen de la tos productiva con el fin de excluir enfermedades graves.
Para diagnosticar esta enfermedad, el médico prescribe una radiografía torácica, el análisis de la expectoración y un análisis de sangre.

Para la congestión torácica y la tos se prescriben antibióticos.
Los descongestionantes nasales se pueden emplear para destapar los senos nasales.
Los antihistamínicos orales pueden ser eficaces para el tratamiento de la enfermedad.
Sin embargo, es importante evitar los medicamentos antitusivos (que calman la tos), pues solo sirven en caso de tos seca y no para la tos productiva.

 

Remedios naturales contra las flemas en la garganta

Beber muchos líquidos: un óptimo remedio consiste en beber mucho para disolver y expulsar las flemas que congestionan los pulmones. Beber agua caliente con miel y limón o infusiones alivia la garganta y ayuda a luchar contra de las infecciones.sauna, baño turco, , vapores.

Baños de vapor: la mejor manera para expulsar las flemas de la garganta es inhalar vapor. Este tratamiento funciona mejor si se añaden varias gotas de aceite de eucalipto.

Naranja y vino: una bebida o un coctel con naranja y vino es un remedio eficaz contra las flemas. Para prepararlo, se deben dejar las rodajas de naranja en el vino durante una noche. Después, calentar la bebida hasta que la naranja se ablande. Comerse las rodajas de naranja para reducir el dolor de garganta y eliminar las flemas. La naranja también contiene vitamina C que estimula el sistema inmunitario.

Mezcla de raíz de regaliz
Mezclar el regaliz con pimienta negra, azúcar y jengibre seco. Tomarse esta mezcla por lo menos tres veces al día para reducir las flemas y vencer la infección.

Jengibre: el jengibre ayuda a prevenir la formación de moco y flemas en la garganta. Preparar una masa mezclando  jengibre, canela y clavo con agua. Añadir miel. Comerse esta masa tres veces al día para aliviar los síntomas del resfriado y reducir la formación de moco.

Para curar las flemas con mayor rapidez, dejar de fumar y de comer comida frita.

Beber una infusión de menta piperita y tomillo puede ser eficaz. La comida picante puede ayudar a descongestionar y fluidificar el moco.

Hacer gárgaras con agua salada: sirve para desplazar el moco a la parte superior de la garganta y luchar contra la infección.
Hervir 3 tazas de agua y añadir 4 cucharadas de sal. Cuando la solución esté caliente, hacer gárgaras 3-4 veces al día. Este remedio casero puede efectuarse durante el embarazo.

Ajo: el ajo es uno de los mejores remedios caseros pues contiene propiedades antibióticas y antimicóticas y actúa como expectorante natural. Aplastar 2-3 dientes de ajo y comer cada día hasta su restablecimiento.

 

Remedios contra las flemas blancas en niños y recién nacidos

bálsamo de tigreBálsamo de tigre: este ungüento es uno de los remedios rápidos para curar resfriado, dolor de garganta y tos.
Se puede poner directamente en el pecho y esperar hasta que la piel lo absorba.
El bálsamo de tigre no se puede emplear en niños menores de 2 años.

Mirra: añadir ¼ de cucharadita de mirra en agua caliente, hacer gárgaras con esta solución y luego beber. La mirra ayuda a expeler el moco y reduce la infección. Repetir 3-4 veces al día.

Jarabe contra la tos: se puede comprar un jarabe que actúe como expectorante contra la tos. Se debe comprar el producto correcto, porque algunos jarabes no son adecuados para niños.
Un producto muy bueno es el jarabe de caracol que se puede administrar a niños y lactantes.

Té de regaliz: el regaliz es un expectorante natural. El té de regaliz se prepara con menta y miel. Beber este té dos veces al día.

Remedios contra las flemas o mucosidad ultima modifica: 2016-08-03T23:05:15+00:00 da Fisioterapia Rubiera