Calambres de estómago

Los calambres de estómago son contracciones involuntarias de los músculos que se experimentan en la parte izquierda del abdomen, justo debajo de las costillas.

Los calambres son muy diferentes del ardor de estómago, la indigestión y los dolores menstruales.
Descritas habitualmente como “fuertes”, “punzantes” e “intensas”, estas contracciones del tracto digestivo pueden deberse al estrés, a la comida y a los cambios del estilo de vida.

Los calambres se pueden producir en cualquier momento, incluso con el estómago vacío.

Causas de los calambres abdominales

Una combinación de factores puede provocar espasmos musculares dolorosos.
Muchas personas que sufren calambres de estómago desconocen el motivo (alimentación, cambios en el estilo de vida, episodios de estrés y otras situaciones).

Los principales factores de riesgo son:

Dieta – sensibilidad a un alimento en particular, alergia o intolerancia, como por ejemplo la enfermedad celíaca.
Algunos alimentos como los cereales, el pan integral y los repollos pueden provocar calambres de estómago.
Se puede llevar cotidianamente un diario de comidas, de esta forma es más sencillo identificar el alimento responsable.

Intolerancia a la lactosa – se trata de una intolerancia a productos lácteos como leche, quesos, nata u otros alimentos a base de leche.
Las personas con intolerancia a la lactosa no producen suficientes enzimas para digerir y descomponer la lactosa.
Los síntomas de la intolerancia dependen de la cantidad de productos lácteos consumidos y de la gravedad del trastorno.

Entre los síntomas se incluyen hinchazón, náuseas, diarrea y calambres estomacales.
Dado que muchas personas piensan que son intolerantes a la lactosa sin serlo, se debe acudir a un médico que realice un diagnóstico adecuado y explique cómo actuar. 

Cambios en el estilo de vida – un cambio en la rutina, por ejemplo durante las vacaciones, puede provocar un cambio en los hábitos intestinales.
Puede que no se sienta cómodo en el baño del avión o esté nervioso en un ambiente desconocido.
Además, un cambio en la dieta o la deshidratación asociada a un clima diferente puede afectar a los hábitos intestinales.

Ansiedad y estrés – el estrés puede provocar tensión mental o emotiva, confusión, nerviosismo y ocasionar síntomas como calambres en el estómago.
El estrés puede hacer que la mente sea más consciente de los problemas que se originan en el estómago y provocar la percepción de sensaciones desagradables.
Las personas nerviosas sufren a menudo trastornos estomacales.

Factores hormonales – las hormonas pueden afectar al estómago y las mujeres que están pasando por la menopausia pueden sufrir calambres abdominales intensos.
Algunas personas que experimentan calambres abdominales afirman que el trastorno suele agravarse durante la fase premenstrual.

Intoxicación alimentaria – entre los síntomas más comunes de intoxicación alimentaria se incluyen: vómito, diarrea y calambres en el estómago.
Es importante beber mucha agua para evitar la deshidratación, especialmente para los niños.
Si los síntomas persisten o empeoran, se debe acudir al médico. 

Infección viral – existen varios virus conocidos como norovirus que provocan gripe intestinal o gastroenteritis. Estos virus producen síntomas similares a la intoxicación alimentaria: vómito, calambres en el estómago y diarrea.
No existe un tratamiento específico para el norovirus, solo dejar que la enfermedad siga su curso.
Es importante beber mucha agua para evitar la deshidratación, especialmente para los niños.
Los niños deben seguir una alimentación normal.

Calambres provocados por gases en el estómago
Con frecuencia, los calambres estomacales suelen tener su origen en gases atrapados e hinchazón.
Esto es un problema muy común que puede ser molesto, pero es fácil de tratar – el farmacéutico puede recomendarle algunos productos, como buscapina o mebeverina, que se pueden adquirir sin receta médica para tratar el problema.

Cólicos repentinos de diarrea
Si los calambres estomacales han comenzado recientemente y también experimenta diarrea, la causa más probable es la gastroenteritis.
Esto significa que existe una infección viral o bacteriana en el estómago o el intestino.
Debería mejorar en unos días sin necesidad de tratamiento.
Una de las causas frecuentes de gastroenteritis es un norovirus.
Los calambres de estómago y la diarrea que provocan un fuerte malestar (por ejemplo con fiebre o escalofríos) pueden deberse a una infección más grave, como una intoxicación alimentaria.
También en este caso es mejor no llevar a cabo ningún tratamiento.
Si los calambres estomacales y la diarrea se prolongan más de unos pocos días, es posible que padezca una enfermedad crónica, como el síndrome del intestino irritable.

Calambres de estómago después de comer

Algunas enfermedades pueden provocar dolor y calambres después de comer, aproximadamente 30 minutos después, como por ejemplo:

  • La gastritis (inflamación de las paredes del estómago) provoca la ralentización en la digestión, después de las comidas, y los alimentos permanecen durante más tiempo en el estómago provocando una distensión del órgano.
  • La úlcera gástrica es un trastorno provocado por una lesión en las paredes del estómago que expone a otros tejidos al contacto con el ácido clorhídrico y puede provocar dolores intensos y calambres. La gastritis y la úlcera pueden ser resultado de fármacos antiinflamatorios como naproxeno e ibuprofeno.
  • Entre los trastornos que provocan calambres de estómago después de comer se encuentran las intolerancias y las intoxicaciones.

Calambres de estómago durante el embarazo

¿Es normal sentir dolor abdominal durante el embarazo?
Los dolores y calambres en el estómago son normales en una mujer embarazada.
Por lo general, no hay nada de qué preocuparse si todo lo demás está bien.

El feto provoca una fuerte presión en articulaciones, músculos y venas, lo que puede causar molestias alrededor del estómago.

Durante el embarazo, los tejidos duros y flexibles (ligamentos) que conectan los huesos se alargan para soportar el crecimiento del útero.
Al moverse, se puede experimentar un ligero dolor a uno o ambos lados del cuerpo.
Cuando el feto crece, el útero se inclina ligeramente hacia la derecha y los músculos del abdomen pueden sufrir un espasmo o contractura. Por esta razón, se pueden experimentar calambres dolorosos con mayor frecuencia en el lado derecho.

¿Cómo se pueden aliviar los calambres abdominales durante el embarazo?

Generalmente, el reposo alivia los calambres; las siguientes acciones también pueden ayudar:

  • Permanecer sentadas durante un tiempo
  • Tumbarse en el lado opuesto al dolor y poner los pies hacia arriba
  • Tomar un baño caliente
  • Aplicar una botella de agua caliente o un saco de grano caliente en las zonas dolorosas
  • Relajarse

A veces, las relaciones sexuales pueden provocar calambres y un leve dolor de espalda.
Estas relaciones pueden provocar movimientos ondulantes hasta la vagina y el útero y producir calambres.

Las relaciones sexuales durante el embarazo pueden llevar a identificar estas ondulaciones como calambres o contracciones, especialmente en el tercer trimestre. No hay que preocuparse pues no existe evidencia de que el orgasmo provoque el parto.

Se pueden aliviar los calambres si las relaciones sexuales se realizan de forma lenta y delicadas. Posteriormente, un masaje suave en la espalda puede ayudar.

Calambres de estómago debidos a trastornos no relacionados con la digestión

  1. Cálculos renales o insuficiencia renal
  2. Efectos secundarios de los medicamentos de quimioterapia
  3. Peritonitis
  4. Ingestión de productos químicos tóxicos
  5. Aneurisma de aorta
  6. Absceso abdominal (formación de pus causada por una infección)
  7. Insuficiencia cardíaca congestiva aguda
  8. Infecciones urinarias
  9. Exceso de actividad física

Entre otras causas de calambres de estómago se encuentran el parto y el cáncer de estómago.

 

Síntomas de los calambres de estómago

 

Calambres de estómagoLos calambres de estómago suelen deberse al estrés, a los cambios en el estilo de vida o al consumo de ciertos alimentos.
Las personas que sufren cólicos suelen describir una sensación similar a una puñalada.
Se producen por espasmos del tracto digestivo que provocan dolor y molestias.
Los calambres en el estómago también pueden ocurrir junto con otros síntomas.
Entre éstos se encuentran:

Si se experimenta una sensación de opresión en la boca del estómago se debe acudir al médico inmediatamente, porque entre las posibles causas se incluye el infarto de miocardio.

 

Tratamiento para los calambres de estómago

En caso de calambres de estómago, el tratamiento depende del diagnóstico.
En caso de calambres relacionados con el ciclo menstrual, el médico puede recomendar Ibuprofeno o Efferalgan.
Para la gastritis se toman medicamentos antiácidos.
Los calambres de estómago provocados por la inflamación de la vesícula biliar se tratan con medicamentos específicos.
En caso de intolerancia a ciertos alimentos, se debe evitar incluirlos en las comidas.

Remedios naturales y medicamentos

Buscapina

La buscapina en forma de comprimidos contiene un principio activo denominado escopolamina que tiene una acción antiespasmódica.
La buscapina relaja los músculos en el tracto digestivo, alivia el dolor y las molestias de los calambres de estómago.
Este principio activo proviene de sustancias naturales que se encuentran en las hojas de la planta Duboisia.

Alimentación y dieta para los calambres de estómago
Los calambres de estómago pueden deberse a varios alimentos, por ejemplo comida picante, alimentos cocinados con cierto tipo de aceites, mariscos, etc.
Algunas verduras, legumbres y frutas que contienen fructosa o sorbitol (por ejemplo, ciruelas y albaricoques) pueden provocar calambres en el estómago, aunque se trate de alimentos saludables.
La mejor manera de averiguar si padece una intolerancia a algunos alimentos es llevar un diario de alimentos durante un mes.
En el diario se debe apuntar todas las comidas y bebidas, tomando nota de los síntomas que se presentan más adelante.
Se puede llevar a cabo un cambio de dieta eliminando los alimentos perjudiciales para ver si desaparecen los calambres estomacales.

Ejercicio físico
El ejercicio físico regular es una buena manera de aliviar el estrés y puede ayudar a calmar el intestino.
No es necesario ir a un gimnasio caro o practicar un deporte demasiado duro, como una maratón.
Basta con dar un paseo cada día, nadar durante 30 minutos, tomar clases de yoga o pilates, para apreciar una diferencia significativa.
Los ejercicios también mejoran el estado de ánimo y ayudan a hacer frente al estrés, además proporcionan una serie de beneficios adicionales para la salud, entre los que se incluye la reducción de colesterol y el peso corporal.

Gestión de la relajación y del estrés
Aprender a manejar el estrés y dedicarle tiempo a la relajación también puede ser beneficioso para el intestino.
Se puede empezar con una clase de yoga, una tarea que une respiración profunda, meditación y ejercicios posturales, o bien recibir un masaje o tumbarse en el sofá con una música relajante.

Asimismo, un baño caliente puede aliviar la tensión muscular y ayudar a que el cuerpo se relaje.
Una persona estresada debe tratar de hacer frente a la fuente de ansiedad y solicitar ayuda si fuera necesario.
Si no se expresan los sentimientos se puede producir ansiedad y depresión.