Dieta para la gastritis

 

La gastritis puede manifestarse por varias razones, por ejemplo por el exceso de comidas abundantes, el consumo de alimentos poco cocinados, un consumo excesivo de alcohol, té o café, un empleo excesivo de aderezos y salsas, así como por estrés, ansiedad o el uso de ciertos medicamentos.

Una dieta ligera para la gastritis debe basarse en alimentos fáciles de digerir y que no provoquen el reflujo gastroesofágico.

Es mejor elegir alimentos ricos en fibras, tales como verduras, frutas, cereales y grano entero.
Se debe evitar el consumo de guindillas rojas y pimienta roja.
También se debe evitar el consumo de leche desnatada y de productos lácteos, pues son alimentos artificiales de difícil digestión y que suelen dar lugar a intolerancias.

En la dieta para la gastroenteritis, se deben limitar los aderezos. Asimismo, se debe reducir la ingesta de alimentos como ajo, cebolla, clavo y canela, pues aumentan el ardor de estómago.
El tratamiento para la gastritis depende de la causa del trastorno.
En ocasiones, la gastritis aguda es resultado del consumo de alcohol y de ciertos medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos.
Por tanto, al dejar de tomar bebidas alcohólicas y estos medicamentos se alivia el dolor.
La dieta para las personas que sufren gastritis o duodenitis incluye alimentos blandos y cocinados al vapor. El pan tostado y los cereales cocidos también son beneficiosos, mejor si son integrales y sin gluten: arroz, mijo y alforfón.
El consumo de sal se debe reducir, pues tiene un efecto irritante.

De acuerdo con las recomendaciones médicas para la dieta de la gastritis es posible seguir una alimentación con los siguientes alimentos: pollo, pavo, carne tierna, pescado, mantequilla de maní, tofu, requesón, huevos duros o revueltos, patatas, arroz de gachas y agua de coco. Sin embargo, estos alimentos no son naturales y, dado que el intestino humano está concebido para una alimentación vegana, todos los alimentos que contienen proteínas animales, especialmente transformados, pueden acarrear problemas de salud y favorecer la inflamación.

La dieta para la gastritis crónica debe comenzar con un ayuno durante dos o tres días en los que solo se pueden beber zumos de frutas.

Esto permite disminuir la inflamación y ayuda a eliminar el exceso de toxinas del cuerpo. Después se sigue una dieta que incluye solo fruta durante otros tres días.
Durante este período, se pueden comer frutas como uva, manzanas, piña, naranjas, melones, melocotones y pomelos.
A continuación, se puede seguir con una dieta bien equilibrada que incluya nueces, semillas, cereales, fruta y verdura.

Se recomienda comer despacio y en un ambiente relajante y agradable.

En la dieta se deben limitar los agentes fuertes que estimulan la mucosa gástrica, como por ejemplo comidas calientes, frías e indigestas.
La comida debe estar triturada, en forma de puré, cocida en agua o al vapor.
Los niños también deben modificar la dieta en caso de gastritis.
Un dietista o nutricionista puede ayudar a los pacientes que padecen otras afecciones, como por ejemplo colitis o colon irritable.

Dieta vegetariana, vegana y macrobiótica para la gastritis

Una alimentación sin carne, pescado y productos lácteos o con pequeñas cantidades de estos alimentos es una buena manera de mantenerse sanos y eliminar la causa de las enfermedades.
Desgraciadamente, la mayoría de la gente no consigue excluir completamente las proteínas animales (dieta vegetariana o vegana). En estos casos, los siguientes consejos pueden ayudar a reducir los síntomas de la gastritis.

Alimentos recomendados:

  • Sopas con las verduras permitidas, por ejemplo zanahorias, puré de verduras, zumo de patatas, sopa de leche bien hervida o puré de cereales (avena, sémola, arroz, etc.), pasta, puré de verduras, productos lácteos, sopas vegetales, bayas dulces mezcladas con sémola.
  • Cebada, maíz, legumbres, pasta integral.
  • Frutos secos: nueces, almendras, pistachos y cacahuetes.
  • Semillas de lino, calabaza, girasol y sésamo.

Alimentos a excluir:

  • Pan fresco y de centeno, galletas industriales y pasteles.
  • Caldo de carne y pescado, caldos vegetales intensos y con hongos.
  • Carnes grasas y fibrosas, pato, ganso, carnes en lata.
  • Pescado graso, salado, ahumados, comidas en lata.
  • Productos lácteos con alto nivel de acidez, queso salado y picante.
  • Huevos duros y fritos.
  • Platos con queso: tartas de queso, ñoquis y guisos. Queso rallado.
  • Chocolate y helado.
  • Fruta y bayas ácidas, verdes.
  • Pan de harina de trigo, galletas secas.
  • 1-2 veces por semana – tortas y bollos bien cocidos, tartas, manzanas al horno, puchero con carne blanca, pescado, huevos, mermelada, queso.
  • Sopas condimentadas con mantequilla, mezcla de huevo, leche y nata.
  • Carne magra y aves de corral sin tendones, piel de las aves. Carne de res hervida y al vapor, pavo, ternera, conejo, cortado y picado.
  • Jamón serrano y cocido en pequeñas cantidades.
  • Pescado magro sin piel, chuleta hervida en agua o al vapor.
  • Huevos – 1-2 piezas. Un día en forma de tortilla, otro pasado por agua o al vapor.
  • Refrescos, cerveza, café negro.
  • Repollo, nabos, rábanos, espinacas, cebolla, pepino, encurtidos, verduras en escabeche y marinadas, hongos, verduras enlatadas.
  • Comidas saladas y picantes.

Limitar:

  • Perejil, vainilla, canela.
  • Carne, pescado, hongos, salsas de tomate, rábano, mostaza y pimienta.
  • Se puede comer pizza sin tomate (blanca).

Directrices para la dieta de la gastritis

I. Dieta solo de fruta durante cinco días. Efectuar tres comidas al día de fruta fresca y jugosa en intervalos de cinco horas y emplear un enema de agua tibia durante este período.

II. Después de la dieta exclusiva de fruta fresca, pasar poco a poco a una dieta equilibrada siguiendo estos principios:

1. Recién levantados:
Comerse 25 pasas negras que han permanecido en remojo durante toda la noche en un recipiente de cobre.
2. Desayuno:
Fruta fresca y un vaso de leche, endulzado con miel.
3. Almuerzo:
Un plato de verduras frescas al vapor, dos o tres tortitas de trigo integral entero y un vaso de leche con mantequilla.
4 Media tarde:
Un vaso con zumo de zanahoria o agua de coco.
5. Cena:
Una gran fuente de ensalada de verduras frescas aderezada con zumo de limón y brotes de soja verde.
6. A media noche:
Un vaso de leche o una manzana.

B – Otros remedios

  1. No beber agua durante la comida, sino media hora antes y una hora después.
  2. Comer tranquilamente y sin prisa, evitar comer con el estómago lleno.
  3. No comer sin hambre.
  4. Practicar yoga para relajarse.

¿Durante cuánto tiempo se debe seguir la dieta?

No hay un plazo establecido, la dieta es un tratamiento natural excelente mientras duran los síntomas de la gastritis.

Ejemplos de menú, dieta para la gastritis aguda

Desayuno: 30-40 g de nueces, puré de leche de avena, té con leche.
Merienda: un plátano.
Almuerzo: sopa de zanahorias y patatas, arroz integral con verduras, puré de patatas al vapor, gelatina de fruta.
Merienda: un melocotón.
Cena: puré de pescado hervido con zanahorias y remolachas, té con leche.
Noche: 30 g de almendras.

Ejemplos de dieta para la gastritis crónica o nerviosa

Este tipo de alimentación es adecuado para todos los tipos de gastritis crónicas: erosiva, atrófica, granulomatosa, etc.

Ejemplo de menú diario, dieta 1

Desayuno:
Tortilla al vapor con 2 huevos
Puré de harina de avena
Té con leche

Merienda: Fruta de temporada a elegir

Almuerzo:
Sopa de zanahoria y patatas
Carne y salsa bechamel al vapor
Gelatina de fruta

Almuerzo 2:
Pescado hervido con puré de guisantes verdes

De noche: arroz integral cocido al vapor con verduras

Durante todo el día: 300 g de pan, 40 g de azúcar blanco, 30 g de aceite

Ejemplo de menú diario, dieta 2

Desayuno:
Limonada con una cucharadita de bicarbonato (si se tolera)
Alforfón desmenuzable
Té de jengibre

Merienda:
4 rajas de melón
30 g de almendras

Almuerzo:
Sopa vegetariana de patatas
Mijo con garbanzos, zanahorias hervidas
Mezcla de sémola hervida con azúcar

Merienda: salvado de trigo

Cena:
Pescado hervido o al horno con salsa de leche
Zanahorias – pastel de manzana
Té de jengibre

Durante todo el día: 3oo g de pan blanco, 40 g de azúcar, 30 g de mantequilla

Ejemplo de menú blando, primer día

Desayuno:
Pan blanco tostado con mantequilla y mermelada
Zumo de manzana
Infusión

Merienda:
Batido de fruta

Almuerzo:
Arroz integral
Zanahorias al vapor con mantequilla

Cena:
Dieta para la gastritisPollo al horno
Patatas al horno
Guisantes o lentejas
Macedonia de fruta con plátanos

Merienda:
Batido

Menú blando, segundo día

Desayuno:
Copos de avena con fruta
Rebanada de pan blanco con mantequilla
4-5 nueces
Infusión

Merienda:
Fruta de temporada

Almuerzo:
Pechuga de pollo asado
Puré de patatas
Melocotón en rodajas

Cena:
Salmón a la parrilla
Arroz blanco
Espárragos al vapor

Merienda:
Macedonia de fruta

Menú blando, tercer día

Desayuno:
Albaricoques o un plátano
Infusión
40 g de pistachos o almendras

Merienda:
Zumo de manzanas

Almuerzo:
Alforfón con verduras (guisantes o habichuelas)
Melocotón

Cena:
Sopa de verduras
Guisantes
Patatas al horno
Yogur

Merienda:
Plátano
Tentempiés a elegir entre los que se mencionan a continuación

Tentempiés

Dado que la clave del éxito de cualquier dieta es contar con una gran cantidad de opciones para elegir, la dieta blanda puede llegar a ser más agradable si se añaden algunos tentempiés.
Éstas son algunas opciones:

  • Manzanas al horno
  • Plátano y mantequilla de maní
  • Batido de apio y zanahoria
  • Cacahuetes
  • Galletas de jengibre

Remedios naturales para la gastritis

Existen varios remedios y alimentos dietéticos que pueden tomarse para controlar esta enfermedad.
Una persona con gastritis debe seguir una dieta equilibrada.
La dieta para la gastritis incluye un adecuado consumo de agua de coco.
El agua de coco proporciona al estómago las vitaminas y los minerales necesarios para una rápida curación.
Se recomienda evitar el consumo de cualquier comida o líquido que no sea agua de coco durante las primeras 24 horas tras un ataque de gastritis. Esta sustancia proporciona al estómago la posibilidad de curarse por sí solo y volver a la normalidad.
Otro remedio útil para la gastritis son las gachas de arroz, un tratamiento muy eficaz.
Se debe consumir por lo menos una taza de gachas de arroz, dos veces al día.
Otro remedio excelente para la gastritis y la úlcera gástrica es el zumo de patatas.
Tomar media taza de zumo de patatas dos veces al día, una hora antes de cada comida.
Cuando los síntomas graves desaparecen, se aconseja seguir una dieta basada en frutas durante algunos días.
Es esencial evitar el consumo de bebidas alcohólicas, dulces, requesón, tartas, agua con gas, yogur, pimienta, pepinillos, té y café. Asimismo, fumar es perjudicial.