Análisis de sangre para la tiroide, el hígado y los riñones

Los análisis de sangre pueden determinar la cantidad de:

  • Las hormonas tiroideas,
  • Las enzimas del hígado, bilirrubina y albúmina (una proteína producida por el hígado)
  • Los productos de desecho del riñón.

Estos valores son útiles para evaluar el funcionamiento de estos órganos.
No es necesario ayunar para los exámenes de la tiroides y riñones, además se pueden tomar agua y café.

Es necesario ayunar durante 8-12 horas para las pruebas del hígado (fosfatasa y bilirrubina).

Doctora, análisis, informe

 

Análisis de sangre para la tiroides

Se prescriben los exámenes para la tiroides si los pacientes tienen:

Valores normales

  • Hormona estimulante (TSH) de 0,3 a 5,6 μU/mL
  • Tiroxina T4 – de 4.5 a 12.5
  • Tiroxina libera FT4 – de 0,7 a 2.0
  • Triyodotironina total T3 – de 80 a 220
  • Triyodotironina FT3 – de 2.3 a 4.2

TSH o hormona estimulante
Si el TSH tiene un valor inferior al mínimo,

  • Y los niveles de T3 y T4 normales, el paciente sufre de hipertiroidismo leve o subclínico
  • Con los valores de T3 y T4 elevados, se puede tener una tiroides demasiado activa o hipertiroidismo.

Si el nivel de TSH es más alto de lo normal,

  • Y los niveles de T3 y T4 normales, el paciente tiene un hipotiroidismo leve o subclínico
  • Con los valores de T3 y T4 bajos, se puede sufrir de hipotiroidismo

En ambos casos, el médico puede recomendar el fármaco adecuado.

Anticuerpos antitiroides
Los anticuerpos anti-microsómicos también se denominan anti-peroxidasa (o Anti-TPO).
Este dato es elevado en las enfermedades autoinmunes de la tiroides tales como:

Los anticuerpos anti-tiroglobulina son elevados en algunos casos de:

  • Tiroiditis autoinmunes,
  • Otras enfermedades autoinmunes no tiroideas.

Es más probable que sea positivo en la tiroiditis de Hashimoto (60% de los pacientes) que con la enfermedad de Graves (30%).
Esta prueba se utiliza con frecuencia para los pacientes con cáncer de tiroides.

 

Análisis de sangre para el hígado

Se trata de pruebas que sirven para determinar si el paciente sufre de una enfermedad del hígado o de los conductos biliares, ya que tiene los siguientes síntomas:

  1. Ictericia,
  2. Vientre hinchado,
  3. Vómitos,
  4. Náuseas,
  5. Dolor de barriga,
  6. Dolor en la cadera derecha,
  7. Orina oscura,
  8. Malestar general,
  9. Cansancio,
  10. Picazón en la piel.

Exámenes de sangre

Transaminasas (ALT y AST)
Las transaminasas son enzimas implicados en algunas reacciones químicas en aminoácidos.
En caso de daños hepáticos, los análisis de sangre muestran un valor elevado:

Las transaminasas se dividen en:

  1. ALT o GPT (alanina aminotransferasa)

Valores normales: de 8 a 37 U/L para las mujeres y hasta 50U/L para los hombres.
Esta prueba analiza los niveles de la enzima del hígado ALT.
La alanina aminotransferasa es:

  • Más concentrada en el hígado,
  • En menor medida en el corazón y los músculos esqueléticos.

En caso de daño hepático, el hígado libera esta enzima en la sangre.
La ALT es la enzima más útil para saber si una persona tiene una enfermedad o problema de hígado, la AST es menos específica y podría tener un nivel normal.
Si es más alta puede indicar:

  • Nivel muy alto de ALT
    • Trastornos hepáticos, tales como hepatitis aguda,
    • Necrosis tumoral por cáncer de hígado o metástasis, causan un nivel de ALT muy elevado.
    • Hepatitis por exceso de alcohol,
  • Nivel bastante alto de ALT
  • Nivel ligeramente alto de ALT
    • En los niños, el crecimiento óseo rápido puede causar niveles ligeramente elevados de ALT.

Los valores pueden verse afectados por:

  • Algunas hierbas, por ejemplo la valeriana y la equinácea,
  • Una cirugía de corazón reciente.

  1. AST o GOT (aspartato aminotransferasa)

Valores normales:

  • De 10-34 U/L para las mujeres,
  • Hasta 45 U/l para los hombres.

Esta enzima se encuentra en el tejido cardíaco y hepático, entonces la AST alta indica problemas que pueden producirse en uno o ambos de estos órganos.

Los niveles altos de AST pueden ser causados por:

  • Daño hepático causado por hepatitis o cirrosis,
  • Infarto cardíaco,
  • Insuficiencia cardíaca,
  • Algunos medicamentos, como estatinas, antibióticos, quimioterapia, aspirina, narcóticos y barbitúricos,
  • Ejercicio físico excesivo o graves lesiones al músculo,
  • Dosis altas de vitamina A,
  • Daños renales o pulmonares,
  • Mononucleosis,
  • Ciertos tipos de cáncer.

El examen para la AST es más específico para determinar si la persona sufre de hepatitis alcohólica.

La GOT baja no es motivo de preocupación.

Fosfatasa alcalina (ALP)
Las fosfatasas son enzimas implicados en la eliminación de grupos fosfato, es decir, la desfosforilación.
Se trata de reacciones químicas que se desarrollan en el organismo.
Las fosfatasas se encuentran especialmente en las células de:

  • Hígado,
  • Huesos.

A nivel hepático se encuentran principalmente en los bordes de las células que forman los conductos biliares, es decir los canales que sirven para el transporte de la bilis desde el hígado al intestino.
La bilis es un líquido que ayuda a digerir las grasas.
En caso de obstrucción de los conductos hepáticos el aumento del valor es muy alto, hasta 10-20 veces mayor de lo normal.
A nivel de los huesos es producido por los osteoblastos, es decir células que producen el tejido óseo.

  • Las enfermedades óseas causan un ligero aumento de la fosfatasa,
  • Las enfermedades del hígado y la obstrucción de los conductos biliares causan un aumento muy elevado de los niveles de esta enzima.

Para saber si la causa de la fosfatasa es elevada es un problema del hígado, el médico verifica los valores de:

  • Bilirrubina,
  • Transaminasas (AST, ALT).

Valores normales: de 44 a 147 IU/L

Los valores son más altos:

  • En los niños porque los huesos están creciendo
  • En las mujeres embarazadas,
  • En caso de trastorno óseos, por ejemplo: osteomalacia, enfermedad de Paget, cáncer de hueso, etc.
  • Para las enfermedades de hígado: hepatitis colestásica, absceso, carcinoma hepático o metástasis,
  • En caso de cálculos biliares,
  • Si un cáncer obstruye los conductos hepáticos (por ejemplo la cabeza del páncreas)
  • En caso de infección por citomegalovirus o mononucleosis infectiva.

Cáncer, páncreas, cabeza

La fosfatasa alcalina baja generalmente no es significativa, puede producirse debido a:

Gamma-GT
La gama GT es una enzima que se utiliza para el transporte de aminoácidos a través de la membrana celular.
Se encuentra principalmente en las membranas de hígado, conductos biliares y riñones, pero los niveles de esta enzima en la sangre dependen principalmente de la salud:

  • Del hígado,
  • De los conductos biliares.

Una característica importante es la extrema sensibilidad de esta enzima, de hecho, los valores aumentan antes de la aparición de los síntomas de las enfermedades.

Valores normales

  • En los hombres por debajo de los 55 U/L,
  • En las mujeres por debajo de los 38 U/L.

Valores elevados de GAMMA-GT

Es muy más elevado en caso de obstrucción de los conductos biliares (intra o post-hepática).
Alcanza niveles de aproximadamente 5-30 veces el normal.
En caso de ictericia obstructiva, colangitis y colecistitis, la GAMMA GT:

  • Aumenta antes de la fosfatasa alcalina, AST y ALT,
  • El aumento persiste por más tiempo.

Los niveles altos de GAMMA-GT también pueden ser causados por :

  • Hepatitis, el aumento es menor, aproximadamente 2-5 veces de lo normal,
  • Neoplasias primarias o secundarias (metatásicas),
  • Cirrosis alcohólica,
  • Consumo de alcohol importante,
  • Toma de medicamentos como la fenitoína y el fenobarbital.

 

Interpretar los análisis de sangre para el hígado- combinaciones de datos

En caso de hígado sano, el nivel de GGT no es superior a los 45.
Si el valor de GGT es superior a 100, el médico comprueba los niveles de otras enzimas hepáticas para determin r el origen del problema.

Nota: en algunas personas en normal que los niveles de GGT son altas hasta 120, sin problemas de hígado.

En caso de GGT > 100

1. Si la ALT es normal y la ALP es normal

Causas posibles:

  • Alcohol,
  • Drogas como la heroína,
  • Diabetes,
  • Hígado graso,
  • Triglicéridos elevados,
  • Toma de medicamentos tales como: barbitúricos, benzodiacepinas, anticonvulsivantes, warfarina, antidepresivos tricíclicos, paracetamol, analgésicos o inmunosupresores.

2. Si la ALT es normal y la ALP es alta

Causas posibles:

  • El flujo de bilis es reducido u obstruido, por ejemplo en caso de:
    • Cálculos biliares,
    • Inflamación del hígado,
    • Cáncer que presiona en los conductos biliares.
  • Exceso de medicamentos o alcohol que puede ralentizar el flujo de la bilis,
  • Cirrosis hepática,
  • Una enfermedad hepática y también un problema de los huesos, ya que los valores de las enzimas de ALP también aumentan en los casos de enfermedades óseas.

3. Si la ALT es alta y la ALP es baja

Causas posibles:

  • Infección viral: Hepatitis A, B o C o mononucleosis,
  • Drogas,
  • Alcohol,
  • Hígado graso.

4. Si la ALT es alta y la ALP es alta

Esta situación se produce en caso de daño hepático y también una ralentización del flujo de la bilis, por ejemplo en caso de:

  • Hepatitis aguda causada por:
    • Infecciones virales,
    • Drogas,
    • Alcohol
  • Hepatitis crónica,
  • Un cáncer que obstruye el flujo de la bilis (por ejemplo de hígado o de páncreas),
  • Cirrosis hepática.

En caso de esteatita alcohólica el nivel de la enzima hepática AST es muy elevado.

Bilirrubina
Valores normales: 0,1 a 1,9 mg/dl
Se trata de un pigmento ( de color marrón-amarrillo) en la bilis, es decir un fluido digestivo producido por el hígado.
La bilirrubina se produce cuando la hemoglobina de los viejos glóbulos rojos se degrada.
La destrucción de las viejas células es un proceso fisiológico.
Después de circular en la sangre, bilirrubina viaja hacia el hígado.

En el hígado, la bilirrubina:

  • Es conjugada,
  • Mezclada con la bilis,
  • Expulsada a través de los conductos biliares.

Desde aquí llega a la vesícula biliar, que es un depósito temporal.
Con el tiempo, la bilis se libera en el intestino delgado para ayudar a digerir la grasa.

Hay dos tipos de bilirrubina:

  • La bilirrubina que no se ha unido al ácido glucurónico se denomina bilirrubina indirecta o no conjugada.
  • La bilirrubina que se ha unido al ácido glucurónico se denomina bilirrubina directa o conjugada.

La suma de estos dos tipos se llama bilirrubina total.
A veces el hígado no puede metabolizar este líquido a causa de:

  • Exceso de producción,
  • Obstrucción del tracto biliar,
  • Inflamación del hígado.

El exceso de bilirrubina no conjugada puede deberse a:

  • Ictericia neonatal,
  • Anemia hemolítica o perniciosa,
  • Consecuencia de transfusiones,
  • Cirrosis hepática,
  • Síndrome de Gilbert, un trastorno metabólico frecuente, causado por la deficiencia de la enzima que ataca a las moléculas de azúcar en la bilirrubina,
  • Actividad física muy pesada
  • Alimentación inadecuada.

Si la bilirrubina conjugada es más alta que la no conjugada (indirecta), las causas pueden ser:

  • Hepatitis viral,
  • Hepatitis alcohólica,
  • Reacción a los medicamentos,
  • Cálculos de los conductos biliares,
  • Lesiones de los conductos biliares
  • Tumor.

Los valores bajos no deben ser motivo de preocupación.

Albúmina
Se trata de la proteína principal de la sangre, es la más abundante.
La albúmina es producida por el hígado que tiene muchas funciones, entre ellas:

  • El transporte de sustancias,
  • el mantenimiento de la presión oncótica de la sangre.

Los valores elevados de albúmina pueden deberse a:

Los valores bajos de albúmina pueden ser causados por:

  • Hidratación rápida (hiperhidtratación),
  • Desnutrición,
  • Enfermedades del hígado (hepatitis viral, cirrosis hepática grave),
  • Enfermedades renales (síndromes nefróticas),
  • Quemaduras graves,
  • Embarazo,
  • Uso de anticonceptivos orales.

 

Análisis de sangre para el riñón

Las enfermedades renales no causan síntomas hasta la etapa avanzada.
Los análisis de sangre para los riñones se indican es caso de:

Las personas en riesgo de problemas renales son los que tienen:

Azotemia o azoemia
La azotemia (o azoemia) es el valor que indica la cantidad de azoto no proteico en la sangre.
Valores normales: de 10 a 20 mg/Dl
Esta es una medida de la funcionalidad:

  • Del riñón,
  • Del hígado,
  • Del corazón.

Valores elevados de azotemia

Entre las causas se encuentran:

Valores bajos
Un valor bajo de azotemia puede deberse a:

  • Una dieta muy pobre de proteínas,
  • Malnutriciones,
  • Graves daños al hígado,
  • Beber cantidades excesivas de líquido.

Creatinina

Valores normales:

  • 0,5 a 1,1 mg/dL para las mujeres;
  • 0,6-1,2 mg/dL para los hombres (los ancianos pueden tener niveles ligeramente inferiores)

En los bebés los valores son más altos, aproximadamente 0,2.

Los riñones eliminan este producto de desecho de los músculos, entonces la creatinina alta podría indicar un problema de funcionalidad del riñón.

Entre las enfermedades que pueden causar la creatinina alta se encuentran:

Entre las causas también se encuentran ciertos fármacos como: la quimioterapia, antibióticos, diuréticos, etc.

La creatinina baja puede ser causada por:

  • Embarazo,
  • Reducción o pérdida de masa muscular,
  • Infecciones,
  • Cirrosis hepática,
  • Tumores,
  • Insuficiencia cardíaca,
  • Dieta hipoproteica.

Relación Azotemia/Creatinina
Relación normal: de 10: 1 a 20:1 (los hombres y las personas mayores pueden tener valores un poco más altos).
Esta prueba indica se los riñones eliminan correctamente las sustancia de desecho.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.